Los ateos también tienen voz

ESCRUTINIO

Los ateos también tienen voz[1]

Juan José Morales

Aunque usualmente se maneja la idea de que México es un país católico, no puede perderse de vista que si bien la mayoría de los mexicanos declaran serlo «”así sea sólo de nombre, sin que cumplan los preceptos de su religión»”, hay también un importante número que no profesan religión alguna e incluso se declaran abiertamente ateos.

Cada vez hay más de ellos. Y por primera vez se realizará, el viernes y sábado venideros, 7 y 8 de diciembre, un congreso de ateísmo. La sede será la Escuela Nacional de Antropología e Historia, en la ciudad de México, y su propósito general «”dicen los organizadores»” es «abrir un espacio para compartir conocimientos y experiencias sobre el ateísmo como una opción más del pensamiento humano basado en la ciencia, el escepticismo y los derechos humanos a través de una postura ética y tolerante».

Y ya en el terreno de los objetivos específicos, el Primer Congreso Mexicano de Ateísmo pretende difundir las ideas científicas y escépticas que promuevan una mejor calidad de vida para las personas de nuestro país, defender el Estado laico, promover las investigaciones que desarrollan los escépticos ateos a nivel nacional e internacional y denunciar a las religiones que promueven prácticas intolerantes violatorias de los derechos humanos.

clip_image002Lo que los ateos piden es muy simple y racional: ser aceptados como una opción de la libertad de pensamiento, tener el derecho de expresar sus pensamientos sin temor a represalias de ningún tipo, y ser parte de una sociedad verdaderamente plural que respete a todas las creencias.

Igualmente, el congreso busca, por así decir, el reconocimiento y la aceptación de los ateos y no creyentes en general por parte de la sociedad, pues actualmente a menudo se tiene hacia ellos una actitud discriminatoria, de rechazo y desconfianza. Ello se debe a que, taimadamente, el alto clero y los grandes medios de comunicación han infundido en la población la idea de que un ateo es un individuo carente de moral, honestidad y honradez, capaz de cometer cualquier delito debido a que no lo refrena el temor a Dios. Dicho sea de paso, quienes fomentan esas ideas ocultan el hecho de que la gran mayoría «”por no decir la totalidad»” de los narcotraficantes, secuestradores, asaltantes y sicarios, son fervorosos creyentes y no pocos de ellos han hecho cuantiosas donaciones para construir seminarios y templos.

Pero no abundaremos en esto. Lo que por ahora quiero destacar es el lema del congreso, «Razón y ciencia para transformar al mundo».

Lo que el congreso busca no es combatir religión o creencia alguna ni «”mucho menos»” imponer a nadie determinadas creencias o posturas antirreligiosas, sino todo lo contrario: lograr que se garanticen plenas libertades de conciencia, de religión y de expresión, y combatir la intolerancia y el fanatismo «”provengan de donde provengan»”, para lo cual es indispensable «garantizar la permanencia del Estado laico, entendido éste como el respeto a la libertad de conciencia de todos los mexicanos, independientemente de su credo religioso o la ausencia de éste».

Lo anterior es particularmente importante en la actualidad, dada la embestida que el alto clero católico ha emprendido «”con apoyo del PRI y el PAN»” para imponer normas religiosas en las leyes y la educación, y para coartar la libertad sexual y el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

Otro aspecto del Primer Congreso Mexicano de Ateísmo que aplaudo calurosamente, es su postura contra la charlatanería y las seudociencias. Una de las consideraciones que se hacen en la convocatoria para justificar el evento, es «que se observa la promoción constante de seudociencias y medicinas alternativas ante la incapacidad del gobierno de garantizar a los ciudadanos una atención médica de calidad».

Todo indica que el Primer Congreso Mexicano de Ateísmo tendrá gran éxito. Semanas antes de su inicio ya el cupo estaba lleno y había que inscribirse en lista de espera para poder participar en él.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 4 de diciembre de 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.