El mito de nuestro tiempo

OVNI y sociedad

EL MITO DE NUESTRO TIEMPO[1]

Por Mario Méndez Acosta

El avista miento de objetos voladores no identificados (OVNIS) no es algo nuevo en la historia, lo único que ha variado ha sido la descripción detallada de los mismos por parte de los testigos y la interpretación más aceptada sobre la naturaleza del fenómeno observado.

Casi toda mitología antigua incluye algún caso de visitación celestial a bordo de un vehículo volador, por lo general adornado con impresionantes efectos visuales y de sonido. Carros de fuego, barcos solares o animales volátiles abundan en las antiguas leyendas.

Durante la Edad Media el principal objeto volador no identificado lo constituían los brujas y brujos que, a bordo de escobas o de asnos aéreos, concurrían sin falla a la luz de la Luna a sus horrorosos aquelarres.

Durante el siglo XVIII no eran raros los avistamientos de majestuosos bajeles voladores o de extrañas esferas flotantes. Jerónimo Feijoó, monje benedictino español extrañamente racionalista para su época, dedicó gran parte de sus escritos a refutar todo tipo de supercherías, llegando a describir correctamente el comportamiento de las llamadas centellas, rayos esféricos flotantes que tanto pavor ocasionaban entre el vulgo.

A finales del siglo pasado abundaron los reportes de extraños objetos voladores muy similares en su descripción a los aerostatos y primitivos dirigibles.

Sin embargo, no fue sino a partir del año 1947 cuando se multiplicaron por todo el mundo los avistamientos de objetos aéreos de características en verdad extraordinarias, muchos de ellos luminosos y capaces, en general, de desarrollar inauditas velocidades y de llevar a cabo maniobras imposibles para cualquier vehículo aéreo construido por manos humanas.

Al no existir ya en nuestro tiempo zonas inexploradas en el planeta, o una creencia generalizada en los fenómenos sobrenaturales, la explicación que se impuso al fenómeno OVNI se centró más bien en el supuesto origen extraterrestre del mismo.

HIPOTESIS EXTRATERRESTRE

De acuerdo con esta interpretación, nuestro planeta es visitado año con año por miles de naves interestelares que se dedican a observar nuestras ciudades, a mutilar ganado o a ponerse en contacto solamente con algunos cuantos elegidos en algún camino o comarca alejados.

No obstante el enorme número de supuestas visitas que se ha acumulado a lo largo de estos 37 años, los tripulantes de los OVNI, inexplicablemente, no han considerado necesario hacerse conocer abiertamente a la generalidad de los habitantes de la Tierra.

La cantidad de evidencias y testimonios sobre la existencia de los OVNI es ya realmente impresionante por su volumen -aunque no tanto como la evidencia acumulada a lo largo de siglos sobre la existencia de duendes, brujas, trasgos y demonios-; sin embargo, la misma no ha logrado convencer ni siquiera a un solo’ científico del espacio de importancia en todo el mundo sobre la verosimilitud de la explicación extraterrestre o de otras por el estilo.

¿A qué puede deberse lo anterior? La razón de esto quizá se deba a dos motivos principales: En primer lugar, casi sin excepción, en los casos en los que ha podido hacerse una investigación severa de cada avistamiento, éste ha tenido lo que los expertos llaman una explicación prosaica, es decir, atribuible totalmente a causas de origen terrestre. Una proporción que llega al 91% de todos los reportes de OVNI tiene una explicación prosaica, según confiesan los mismos grupos de creyentes en el fenómeno. En segundo lugar, el otro factor que resta credibilidad a la interpretación extraterrestre ha sido el enorme número de fraudes que se han comprobado en los reportes más publicitados.

Desde la pieza de maquinaria de lavandería que presentó Adamski como el primer OVNI en ser filmado hasta el reciente desenmascaramiento realizado por la revista científica Discover (del grupo Time-Life) de un grupo de pilotos de avioneta que al volar por las noches en formación en sus aparatos iluminados con faros de colores simulaban la aparición de un enorme OVNI de gran movilidad, el fraude ha sido el compañero inseparable de la historia de los principales y más espectaculares avistamientos.

En México se presentó en una ocasión en una sala cinematográfica una película del llamado OVNI de las Pléyades, presentándolo como un fenómeno genuino, meses después de que agrupaciones pro-OVNI como el APRO (Aerial Phenomena Research Organízation) , a cargo del investigador L. James Lorenzen, aceptaron que todo .se trataba de un engaño perpetrado por el suizo Eduard Meier, a quien se le descubrieron muchos modelos de metal y plástico del dichoso OVNI con los cuales había realizado su trucada filmación. A esto hay que agregar el hecho de que las Pléyades constituyen un grupo de estrellas de muy reciente formación, incapaces aún de tener planetas habitables.

LOS MEDIOS

¿Por qué entonces sigue siendo tan extendida la creencia en la realidad del origen extraterrestre de los OVNI? La respuesta a esta pregunta la podemos hallar en el comportamiento de los medios masivos de información.

Un OVNI siempre es una buena y gran noticia… El descubrimiento de un fraude, la simulación o la simple explicación racional de un falso OVNI, por el contrario, nunca podrá ser una noticia atractiva.

La gente desea creer en la magia por sobre todas las cosas y jamás es bienvenido un balde de agua fría sobre aquello más querido. Por ejemplo, aunque existe gran cantidad de libros críticos sobre el fenómeno OVNI, éstos pertenecen a editoriales menores y casi seguramente nunca serán traducidos al español. Investigadores como Philip Klass, autor de Los Ovnis explicados y Los Ovnis, el Público Engañado; astrónomos como James Oberg, autor de Los Ovnis, un enfoque amigable aunque escéptico: el escritor científico Robert Sheaffer, autor de El Veredicto de los Ovnis; Menzel y Taves, autores de El Enigma de los Ovnis y muchos otros más, han presentado en sus obras explicaciones aún a los casos más seguros de observaciones de naves supuestamente extraterrestres; de contactos del primero, segundo y tercer tipo y hasta de secuestros cósmicos de algunos mitómanos. No obstante, esta información escéptica nunca llega al gran público.

La creencia en los OVNI se convierte en algunos países casi en una religión y muchos vivales manifiestan tener contactos cotidianos con los amigables extraterrestres.

Mientras los verdaderos científicos pasan trabajos enormes tratando sin éxito de detectar señales radiales inteligentes del cosmos, un ejército de fanáticos y charlatanes hace un gigantesco negocio con la credulidad de un público sujeto a uno de los mayores lavados cerebrales que se recuerdan en la historia.


[1] Publicado originalmente en Revista de Revistas, No. 3906, México, 7 de diciembre de 1984. Pág. 28.

El día después de Roswell (95)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (95)

En su edición del 6 de julio The Oregonian publicó un largo artículo, con un resumen de los principales avistamientos ocurridos el día anterior en diversas partes de los Estados Unidos[1]:

LLEGAN INFORMES DE TODA LA NACIÓN CONTANDO DEL AVISTAMIENTO DE DISCOS MISTERIOSOS

 

El sábado llegaron informes de los inexplicables “discos voladores” de todos los puntos del continente. Aquí están los despachos habituales.

 

Filadelfia, 5 de julio (AP) – Un fenómeno astral se estaba investigando el sábado para determinar si Filadelfia había visto los misteriosos “discos voladores” en el cielo.

 

El Dr. M. K. Leisy, un joven interno en el hospital de Pennsylvania para las enfermedades mentales, y otras personas en la zona Oeste de la ciudad dijeron haber visto naves extrañas en el cielo la noche del viernes.

 

Era algo redondo con un halo luminoso sobre él, declaró el Dr. Leisy. No era brillante en sí, sino de color oscuro y parecía ser propulsado por alas girando.

 

Contrariamente a los informes anteriores de otras partes del país sobre la alta velocidad de los discos voladores, el Dr. Leisy dijo que el objeto que vio se iba moviendo a aproximadamente la velocidad del viento, por debajo de las nubes. Con el tiempo, desapareció en las nubes, agregó.

 

Akron, O., 5 de julio (AP) – Los “platillos voladores” hicieron su aparición aquí la noche del viernes.

 

El Dr. Forrest Shaver dijo que el disco plateado que vio “parecía un globo con una luz interior”.

 

Harry E. Hoertz lo describió como “una luz con un dispositivo de propulsión”. Ambos hombres dijeron que habían visto los “platillos” a las 8:30 P. M. mientras conducían cerca de Akron.

 

Springfield, Illinois, 5 de julio (INS) – Un grupo de automovilistas informó el sábado que habían vislumbrado los misteriosos “platillos volantes” que habían desconcertado a oficiales y meteorólogos del ejército.

 

Uno de ellos, Claude Price, superintendente de concesiones en la feria del estado de Illinois, dijo que el grupo detuvo el coche en un camino a dos millas al Oeste de Decatur y observó los discos disparándose a través del cielo.

 

Los Ángeles, 5 de julio (AP) – El piloto Dan J. Whelan y un compañero de vuelo, Duncan Underhill, informaron que estaban “tontamente asustados” cuando vieron lo que creyeron era un “platillo vivo” a unas 25 millas al Sur de aquí el viernes.

 

“El platillo estaba por encima de nosotros, viajando a lo que estimamos eran 450 a 500 millas por hora”, dijo Whelan. “Estaba a 7,000 pies, a unos 2,000 pies por encima de mí. No daba vueltas, pero se veía exactamente como un plato (un disco utilizado en prácticas de tiro).

 

“Registramos su dirección – Norte a Noroeste – y diríamos que era de 40 a 50 pies de diámetro”.

 

Augusta, ME, 5 de julio (AP) -. La oficina de la Administración Aeronáutica Civil dijo que había recibido un informe de que una docena de los discos celestes misteriosos habían sido vistos en esta ciudad.

 

La CAA, dijo el Dr. Kelly, director de programación en la emisora de radio WRDO aquí, informó que vio unos 12 objetos que se consideran discos.

 

Kelly dijo que los objetos se desplazaban hacia el Norte “muy rápido”.

 

Rogers, ARK. 5 de julio (AP) – J. P. Crumpler, un vendedor de bienes raíces de Rogers, dijo el sábado que vio a uno de los “platillos voladores” el lunes por la noche durante una tormenta de viento. Estaba viendo la aproximación de una nube de tormenta desde el porche de su casa cuando el disco apareció del Noroeste y desapareció rápidamente en el Suroeste, dijo.

 

San José, CAL, 5 de julio (AP) -. El sargento Charles R. Sigala de las Fuerzas Aéreas del Ejército, dijo que él y otros tres vieron un disco plateado, volando sobre su casa, cerca de Mountain View, el sábado a las 11 A. M.

 

Sigala, quien está de licencia de Hamilton Field, dijo que el objeto era claramente visible para él, su esposa, su suegra, y un vecino. Circundó alrededor de la montaña a unos 5,000 pies, cayó varias veces y luego se dirigió hacia el mar, dijo.

 

Estimó que el objeto era tan grande como un automóvil.

 

Summerside, Canadá, 5 de julio (AP) – Los agricultores de esta región de la Isla Príncipe Eduardo afirman haber visto más de los misteriosos misiles en forma de disco reportados volando por los cielos del Norte a principios de esta semana.

 

James Harris, agricultor en Sherbrooke, una milla al Norte de aquí, y su peón, Herman Linkletter, dijeron que vieron a uno de los objetos la última noche viajando desde el Noroeste hacia el Sureste.

 

Más o menos al mismo tiempo en Brenton Clark de Agustine Cove, cerca de 18 millas de Sherbrooke, dijo que vio un objeto brillante en dirección Norte a Sur, a media altura.

 

Nueva Orleans, 05 de julio (SIN) – El misterio “disco volador” se extendió a lo profundo del Sur el sábado.

 

La señorita Lillian Lawless de Nueva Orleans dijo que vio un objeto como platillo de “plata pura” a toda velocidad sobre el lago Pontchartrain en Nueva Orleans. El disco, dijo, estaba volando en dirección Noreste, “a una velocidad terrible”.

 

Augusta, Georgia, 5 de julio (INS) – Un médico de Augusta dijo que estaba seguro que el sábado vio a los “platillos volantes”.

 

El Dr. Colden R. Battey afirma que vio a los discos peculiares hace seis semanas en el medio del día, mientras pescaba en la sonda de St. Helena cerca de Beaufort, Carolina del Sur. Esto fue cuatro semanas antes de los primeros informes publicados de los discos.

 

Él dijo que cuando vio a los cuatro discos a las 11 A. M., viajaban a una altitud de más de 20,000 pies y a una velocidad alta.

 

Los describió como plateados.

 

Port Huron, Michigan, 5 de julio (INS) – Se registraron más de los misteriosos “platillos voladores” que han sido avistados en varios estados en todo el país, el sábado en Port Huron, Michigan

 

La señora John R. Warner, un ama de casa de 34 años de edad, le dijo a Service International News que ella y varios vecinos fueron testigos de los objetos en movimiento rápido que cruzaron por el cielo anoche.

 

Walter, Oklahoma, 5 de julio (AP) – Dos “platillos voladores” que “volaban en el aire – que se pasaban unos a otros y que iban y venían”, fueron informados el sábado por C. E. Holman, jardinero de Walter, de 67 años de edad.

 

Holman dijo que vio los discos aproximadamente a las 10 P. M. la noche del 25 de junio, y que después de verlos “volando alrededor el uno del otro” durante unos 30 minutos, se fue a la cama.

 

“Pensé en despertar a algunos de mis vecinos, pero decidí que si eso significaba el fin del mundo, serían felices de estar dormidos cuando se acabe el mundo”, dijo.

 

Los Ángeles, 5 de julio (INS) – Leo Bentz, alguna vez un constructor famoso de coches de carreras de automóviles, produjo una posible nueva teoría el sábado sobre el enigma de los “platillos volantes”.

 

Bentz, ahora un concesionario de automóviles en los suburbios de Whitter, habló de una demostración confidencial de un modelo como de platillo volador en el parque Griffith de Los Ángeles en 1928.

 

Él dijo que el nombre del inventor era George De Bay, natural de Francia.

 

Citó al inventor como diciendo:

 

“Es como un plato – un platillo oblongo – o plato de carne”.

 

Seattle, 05 de julio (SIN) – Otro disco volador fue visto en Seattle, se reportó el sábado por una mujer y su hijo de cuatro años de edad.

 

La señora Florence Frye, una bibliotecaria del Seattle Post-Intelligencer, dijo que su hijo, Carl, vio por primera vez el objeto y se lo señaló a ella. Ella lo describió como:

 

“Brillante – tan brillante, de hecho, que me dolían los ojos verlo y tuve que parpadear y voltearme”.

 

Viva Anderson, abogada de Portland informó que ella y una amiga, Betty MacManneman, también abogada, vieron un grupo de objetos desde el frente de su casa en los apartamentos de Melcrest Court, 711 S.E. 11th Ave.

 

“Se veían como balones de fútbol a medio inflar y parecían estar facetados en la parte superior como diamantes burdamente cortados”, dijo la señorita Anderson. Dijo que el principal grupo de objetos brillaban como papel de aluminio, pero que uno que cayó mucho más bajo que el resto parecía ser “ligeramente marrón”.

 

Estados en los que los discos se han reportado: Oregón, Washington, California, Idaho, Arizona, Nuevo México, Texas, Montana, Wyoming, Colorado, Missouri, Nebraska, Michigan, Indiana, Louisiana, Kentucky, Georgia, Carolina del Sur, Pensilvania, Nueva Jersey , Ohio, Illinois, Arkansas, Tennessee, Maine, Florida, Utah, Maryland, Iowa, Kansas y el Distrito de Columbia.

Ese mismo periódico publicó más artículos sobre platos voladores en su edición del 6 de julio (ver nuestra entrega número 94). Uno de ellos informaba de la decisión del Coronel Al Dutton de tener un escuadrón de aviones listos para interceptar los discos. Esos aviones estaban acondicionados con cámaras fotográficas fijas y de película[2]:

PUESTOS DE GUARDIA “VIGILAN DISCOS”; AVIONES ALERTADOS CON CÁMARAS

 

Colocando CamarasEnAvionesP-51Aviones de combate P-51 del escuadrón 123d de la Guardia Nacional de Oregón, equipados con cámaras y cámaras telescópicas, en lo sucesivo estarán en estado de alerta para correr y fotografiar los misteriosos “discos voladores” reportados en los cielos del Noroeste, según ha anunciado el sábado el Coronel Al Dutton, oficial al mando.

 

Un vuelo de seis aviones estará listo para despegar con un preaviso de un instante, cada tarde de la semana, en el día y por la noche, dijo. En fines de semana la escuadra mantendrá un estado de alerta desde el amanecer hasta el anochecer.

 

El coronel Dutton pidió a las personas que avistaran los objetos que notificaran a The Oregonian o al cuartel del escuadrón de modo que se pudiera trazar la ubicación y dirección de vuelo de los “discos”.

Otro artículo de The Oregonian fue redactado por el Capitán E. J. Smith, a solicitud de International News Service[3]:

“FRANCAMENTE, ESTOY DESCONCERTADO”, DICE PILOTO DE AVIÓN DE PASAJEROS DESPUES DE OBSERVAR OBJETOS EXTRAÑOS TRASLADÁNDOSE EN EL AIRE

 

Por Capitán E. J. Smith

 

Escrito expresamente para el Servicio de Noticias Internacionales

 

EJSmith1Cómo aparecieron los “discos voladores” en el aire es descrito por el capitán E. J. Smith, piloto de United Airlines, que tuvo una vista aérea el viernes por la noche, mientras estaba en la pierna Noroeste de Salt Lake City volando de Seattle.

Seattle, 05 de julio (SIN) – yo no creía las historias sobre discos voladores cuando escuché por primera vez acerca de ellos. Ahora no sé qué creer.

 

Íbamos en un vuelo regular de Salt Lake City a Seattle, a sólo ocho minutos de Boise cuando mi co-piloto, el primer oficial Ralph Stevens, que estaba volando en ese momento, parpadeó nuestras luces de aterrizaje.

 

Le pregunté qué estaba haciendo y él respondió: “Hay un avión que se acerca a nuestra proa”.

 

Sin embargo, unos segundos más tarde ambos decidimos que el objeto no era un avión, era un disco volador.

 

Aparecen cuatro más

 

Al principio vimos sólo uno de ellos, pero pronto aparecieron cuatro más a la izquierda de nuestro avión, en dirección Noroeste.

 

No podía decir cuál era su forma exacta, excepto para notar que definitivamente eran más grandes que nuestro avión (un DC-30), bastante planos, lisos en la parte inferior y ásperos en la parte superior.

 

Sólo para comprobar, llamé a nuestra azafata, Marty Morrow, a la cabina de pilotos, y simplemente le pregunté: “¿Ves algo en el cielo que nos rodea?”

 

RalphStevens1Inmediatamente señaló a los discos y dijo: “Sí, ¿qué es eso?”

 

Eso es lo que quería saber, así que contacté con nuestra estación de radio en tierra en el cercano Ontario, Or., les di nuestra dirección y altitud estimada y les pregunté si podían verlos. No pudieron.

 

Poco tiempo después, los discos desaparecieron durante unos minutos y luego volvieron a aparecer de nuevo. Esta vez estuvieron en nuestra vista durante 15 minutos.

 

Ninguno de nuestros ocho pasajeros vieron los discos porque estaban fuera de nuestra proa, y no pensamos dar vuelta el avión, tan intenso era nuestro interés.

 

Era imposible calcular su velocidad o si se movían. Todo lo que sé es que cuando lo hicieron, desaparecieron, desaparecieron de repente.

 

En todo el tiempo en que Ralph y yo estuvimos volando durante la guerra, y en mis 14 años con United Airlines, nunca he visto nada igual.

 

Salgo el sábado por la noche en un vuelo a Chicago y puedes apostar tu vida que voy a mantener mis ojos abiertos.

 

Hasta ayer por la noche, todos nosotros habíamos descontado el 90 por ciento de los informes que habíamos leído en los periódicos o escuchado en la radio, pero ahora.

 

Francamente, estoy desconcertado.

El redactor del Boston Globe comparó los discos voladores con las historias de serpientes marinas. No estaba muy alejado de la verdad[4]:

“PLATILLOS” CELESTES VISTOS VOLANDO SOBRE ROXBURY Y AUGUSTA, ME

 

Para no ser menos que el Oeste o el Sur y un poco resentidos de la competencia a su tradición de la serpiente de mar, Nueva Inglaterra comenzó a ver platillos volantes ayer.

 

Dan Kelly, director de programación de la estación de WRDO en Augusta, Maine., Dijo a la Asociación Aeronáutica Civil que vio una docena de los discos zumbando hacia el Norte de la ciudad a las 1:15 p.m.

 

Dijo que los objetos voladores eran del tamaño de monedas de diez centavos y se movían “muy rápido” en una “línea muy recta”, como un collar de perlas. En el momento en que telefoneó a los funcionarios de la C.A.A., los discos habían desaparecido.

 

Y aquí mismo, en Roxbuy, la Sra. Edward P. Williams, de 70 Dale st., dijo haber visto un solo disco en forma de platillo cruzar el cielo sobre Washington Park, Roxbury, la noche del pasado martes.

 

La señora Williams dijo que al principio parecía una bola de nieve, pero un momento después, “parecía más brillante y tomó la forma de un plato pequeño”.

 

Ella dijo que estaba viajando hacia el Norte, al parecer iba “muy rápido” y que era “de color muy blanco – como el metal fundido – pero no brillaba como un incendio”.

 

“Nunca he visto nada igual en mi vida”, añadió la señora Williams.

 

En Waterbury, Connecticut, tres residentes de secciones ampliamente dispersas informaron a un periódico que habían visto “discos voladores” cerca de la ciudad. Dijeron que los discos eran de un azul plateado, moviéndose a gran velocidad, siguieron una órbita definida y reaparecían cada 15 a 20 segundos.

 

Los platillos volantes fueron reportados en todo el país, pero los científicos del gobierno y oficiales militares dijeron que querían verlos primero antes de aventurar lo que podrían ser.

De Del Río, Texas, proviene el siguiente reporte publicado por el Del Rio News Herald el 6 de julio[5]:

DelRioNewsHerald6Julio1947PLATILLO VOLADOR BRILLANTE VISTO POR VARIOS EN DEL RIO LA NOCHE DEL VIERNES

 

Otro platillo volador brillante fue visto en Del Rio el viernes por la noche, poco después de las 9, por familias en diferentes partes de la ciudad.

 

El teniente coronel Robert P. Ingrahm y su señora, del 208 East Seventh Street, dijeron a sus amigos que vieron el objeto que se movía a través del cielo del Sur hacia el Norte a las 9 o 9:15 p.m. del viernes.

 

Un grupo familiar entre ellos el Sr. J. W. Grimes y su Sra., y sus invitados, el Sr. Ralph Witzel y su Sra., y el Sr. H. C. Witzel y su Sra., de Wilkinsburg, Pensilvania, en 513 Avenue East Garfield, vieron el objeto brillante a la misma hora.

 

Informaron que se movía de Sur a Norte, y cuando estuvo en algún lugar sobre la pista de carreras en el Parque de Del Río, inició un movimiento de inmersión.

 

Ralph Witzel, que fue un instructor de B-26 en Laughlin Field durante la guerra, al principio creía que era un avión con luz y buscó las luces rojas y verdes en las alas. Llamó la atención de los demás al objeto de movimiento rápido y lo vieron cruzar el cielo.

 

La semana pasada una mujer de la localidad informó que había visto a uno de los discos en enero, pero a la luz del día.

El Lubbock Avalanche-Journal, también de Texas, informó que varios estudiantes de la Universidad Texas Tech vieron platos voladores mientras jugaban futbol[6]:

AFIRMA VERLOS EN LA CIUDAD

 

Un informe de que seis “discos voladores” se habían observado acelerar sobre Lubbock la tarde del sábado fue recibido por el Avalanche-Journal anoche. Cuatro estudiantes de la Universidad Texas Tech que jugaban béisbol en el campus, en la parte trasera de los dormitorios de los chicos, dijeron que un vuelo de cuatro de los discos brillantes fue visto poco antes de las 8 con dos más siguiéndolos de cerca. Los discos se describieron como “bastante pequeños, apareciendo aproximadamente del tamaño de un plato en el cielo” y viajando muy rápido. Sin embargo, no se recibieron informes.

Una de las zonas en de donde llegaron más informes de platos voladores fue de Idaho. El 4 de julio, durante la celebración del día de la Independencia, y en los días subsecuentes, varios habitantes de Twin Falls informarían haber observado platillos. El Twin Falls Times News informó sobre estos avistamientos[7]:

RESIDENTES DEL ÁREA SE UNIERON A MUCHOS QUE HAN VISTO “DISCOS”

 

Un gran número de discos voladores fueron reportados vistos el sábado así como en el día de la Independencia y varias semanas antes por muchos residentes de Magic Valley. Dentro de un período de 20 minutos por lo menos 35 de los objetos voladores no identificados fueron vistos por cerca de 60 personas que estaban de picnic en el Twin Falls Park, el viernes. Se informó que un disco volador fue visto la noche del viernes por una familia de Twin Falls, dos más por un residente de Twin Falls el sábado por la tarde, y otros dos el 25 y el 26 de junio por residentes en Buhl.

 

El mayor número de los dispositivos misteriosos informado en cualquier lugar del país se vio la tarde del viernes por un grupo de excursionistas en Twin Falls Park.

 

Venían en tres vuelos con unos 10 minutos de diferencia, 35 discos voladores, y posiblemente más, fueron vistos por cerca de 60 personas que habían estado expectantes explorando el cielo después de que la noticia de la llegada del primer vuelo se había extendido a través de los jardines de picnic.

 

El primer vuelo de siete discos voladores fue visto a las 2:50 p.m. por un grupo de campistas entre ellos el Sr. W. Montooth y su Sra., la Sra. Ray Bush, la Sra. M. J. Wigle, el Sr. J. H. Grinsted y su señora, todos de Twin Falls, y sus invitados de Goose Creek, Texas, la Sra. H. H. Mitchell y el Sr. A. E. Mitchell y su Sra. Los discos voladores fueron vistos por todos menos dos de ellos.

 

Bromeando acerca de “discos”

 

La Sra. Grinsted dijo que el grupo había estado bromeando acerca de los discos voladores poco antes de que vieran a la señora Bush mirando hacia el cielo.

 

“Edith”, dijo ella, “¿Qué estás mirando? – ¿algunos de los platillos voladores?”

 

“Ahí están”, dijo la señora Bush, señalando al cielo.

 

Describiendo el primer vuelo, la señora Grinsted dijo que cuatro discos voladores estaban en una “V” con otros dos a un lado y la séptima a la zaga.

 

“Del tipo redondo”

 

Mitchell dijo que los discos eran “del tipo redondo” e iban en dirección Oeste a gran velocidad y gran altitud. No dejaron rastro de vapor, relató, y él no podía oír su ruido, si es que había, a causa de los muchos petardos que estallaban en los alrededores.

 

“El siguiente grupo era una especie de revoltijo”, dijo la señora Grinsted al explicar cómo el segundo grupo de nueve o diez discos se arremolinaban en una espiral que ascendía rápidamente. Fueron vistos aproximadamente a las 3 p.m.

 

El segundo vuelo se presentó en el lugar donde fue visto el primer vuelo, de acuerdo con Mitchell. Relató que ganaron altura muy rápidamente, volando, subiendo casi fuera de la vista antes de partir a gran velocidad en dirección Oeste.

 

20 personas vieron el vuelo

 

Más de 20 personas vieron el segundo vuelo, y cuando la noticia se extendió rápidamente entre los excursionistas, casi 60 personas estaban vigilantes a la espera cuando el tercer y más grande vuelo fue visto por primera vez por Mitchell directamente sobre la cabeza a las 3:10 p.m.

 

“Yo conté 18 claramente”, dijo, “antes de que subieran tan alto que sólo dos o tres podrían verse”. El tercer vuelo también se arremolinó como un círculo y se subió antes de dirigirse al Oeste. “Y cuando comenzaron a salir, realmente se movían”, dijo el tejano.

 

La Sra. Grinsted dijo que algunas personas que presenciaron el tercer vuelo contaron hasta 24 discos voladores. Su velocidad hacía difícil el conteo.

 

Dos vistos el sábado

 

Aproximadamente a las $:40 p.m. del sábado, dos discos voladores fueron vistos por Bus Cowham, operador del Bowladrome. Cowham dijo que estaba conduciendo su coche hacia el Este en Elizabeth bulevar, sin pensar en los discos voladores cuando algo atrajo su mirada hacia el Norte.

 

“Al principio”, relató: “Yo pensé que era un papalote que algunos chicos estaban volando”. Después de mirar más de cerca Cowham dijo que pensó que eran recipientes planos brillantes elevados al Oeste a través del cielo. Los describió como plateados y dijo que no parecían tener más de seis u ocho pulgadas de ancho.

 

“Viajando rápidamente”

 

No fue posible estimar su velocidad, altitud o distancia, Cowham dijo que estaban viajando “bastante rápido”, volaban debajo de una nube, se perdieron de vista en menos de un minuto y se veían de una décima parte del tamaño de cómo se vería la luna. Se bajó de su auto para ver mejor y me dijo que no dejaban rastro de vapor y que no podía oírlos.

 

“Se veían como la tapa de un bote de lata rozando, excepto que viajaban en línea recta”, explicó.

 

Disco brillante, solitario

 

Un disco solitario y particularmente brillante se informó visto a las 7:50 p.m. del viernes por el Sr. Wesley Ulrich y su Sra., desde su residencia en la avenida Filer West. Dijeron que era tan brillante como el reflejo de la luz solar en aluminio pulido, pero perdió gran parte de su brillo cuando al parecer se vio envuelto en una nube de humo.

 

El disco solitario estaba volando muy alto, dijeron, y no hizo ningún ruido. Lo describieron como de forma redonda.

 

“Más grande que una estrella”

 

En relación al tamaño del disco volador a la de los objetos celestes, los Ulrichs dijeron que el disco parecía mucho más grande que una estrella, y era cerca de un tercio del diámetro aparente de la Luna.

 

Se informó de un disco por día vistos por la señora Brooks Stover, Buhl, y su nieto, el 26 de y 25 de junio, respectivamente. Vieron a un disco alrededor de las 10:30 p.m., que al principio ella creía que era un reflejo hasta que empezó a vibrar verticalmente y perder su forma con la adición de una serpentina.

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Blakeslee W. Howard, Disc Recorder Unwinds Himself, Detroit News, Chicago, Monday, July 7, 1947.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Shalett Sidney, What You Can Believe About Flying Saucers, Saturday Evening Post, April 30 y May 7, 1949.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Anonimo, Reports Come in From All Over Nation Telling of Sighting Mysterious Discs, The Oregonian, Oregon, 6 July 1947.

[2] Anonimo, Guard Posts “Disc Watch”; Airplanes Alerted With Gun Cameras, The Oregonian, Oregon, 6 July 1947.

[3] Anonimo, “Frankly, I’m Baffled”, Says Airliner Pilot After Observing Queer Airborne Objects, The Oregonian, Oregon, 6 July 1947.

[4] Anonimo, Celestial “Saucers” Seen Soaring Over Roxbury and Augusta, Me, Boston Globe, Massachusetts, 6 July 1947.

[5] Anonimo, Shining Flying Saucer Seen Over Del Rio Friday Night By Several, Del Rio News-Herald, Texas, 6 July 1947.

[6] Anonimo, Claimed Seen In City, Lubbock Avalanche-Journal, Texas, 6 July 1947.

[7] Anonimo, Area Residents Join Many Seeing “Discs”, Twin Falls Times News, Idaho, 6 July 1947.

Ovni se estrella en Chetumal

El OVNI que volvió loco a chetumaleños

Lunes, 24 Diciembre 2012

OvniChetumal1Un papalote de plástico verde olivo con cinco pequeñitas lámparas led, logró lo que ningún candidato ha logrado hasta ahora.

 

 

Por Rosy Covarrubias

La muchedumbre corriendo en la obscuridad, entre la maleza de la cancha, que esta atrás del CECATI, fue todo un espectáculo, todos querían llegar primero a la nave que acababa de aterrizar. Entre la gente corrían al parejo tres policías quienes hicieron valer su autoridad y evitaron que la gente se apoderara del OVNI.

No sé si felicitar o recriminar a los autores, como quiera nos hicieron pasar un buen rato y rompieron con la rutina de la ciudad.

Fueron casi cuatro horas de incertidumbre, asombro y diversión al ver un objeto brillante con cinco luces, balanceándose como a 250 metros del suelo. La gente empezó a llegar. La avenida 4 de Marzo se vio abarrotada de vehículos y gente que sin importar el frío especulaban sobre el objeto brillante.

OvniChetumal2Ante la fecha especial que auguraba toda serie de catástrofes y la invasión de extraterrestres, este avistamiento tomaba sentido.

Pero poco nos duró el gusto cuando la policía empezó a buscar y auxiliados por una enorme linterna pudieron ubicar el hilo que sostenía a la “nave invasora”. Así, siguiendo el hilo del asunto lograron llegar a una cancha enmontada y sin luz, justo atrás del CECATI. Quienes estábamos cerca de la policía, al ver la movilización, no dudamos en seguirlos y fue así como de pronto los vehículos en tropel, llegaban y se estacionaban a media calle, dejando motores encendidos o puertas abiertas, todos corrieron -corrimos- hacia el monte para tratar de llegar antes de que el monstro aterrizara, pero los polis (tres), fueron más veloces y se apoderaron del artefacto antes que cualquier terrícola pudiera tocarlo. Ahí acabó todo.

Un papalote de plástico verde olivo, como de dos metros de largo por 1.20 de ancho, con cinco pequeñitas lámparas led, logró lo que ningún candidato ha logrado hasta ahora, hacer salir de sus casas a la muchedumbre, correr a campo traviesa a obscuras, librando el monte, todo para comprobar que el ingenio y la creatividad pueden más que mil discursos.

Gracias al equipo de Nueva Visión del Caribe, a José Ynés Peraza, a Pablo Fabián Guadarrama y al Dr. Javier Lara, por ser partícipes, de lo que creí el primer avistamiento real de mi vida. Soñar no cuesta nada.

http://www.michetumal.mx/index.php?option=com_k2&view=item&id=957:el-ovni-que-volvi%C3%B3-loco-a-chetumale%C3%B1os&Itemid=123

El TDA, trastorno escolar de moda

ESCRUTINIO

El TDA, trastorno escolar de moda[1]

Juan José Morales

Casi podría decirse que el llamado Trastorno por Déficit de Atención o TDA se ha puesto de moda en las escuelas. Tranquilamente, muchos maestros —sobre todo en escuelas privadas— etiquetan con él a los alumnos inquietos y particularmente activos, y recomiendan a los padres que los lleven al sicólogo o —con total irresponsabilidad— les sugieren darles tranquilizantes para solucionar “el problema”.

clip_image002En muchos países, el TDA se ha convertido en un productivo filón que explotan los autores de libros para maestros y padres de familia, sobre cómo identificar y manejar a niños que lo padecen, y sicólogos que ofrecen diagnosticarlo y tratarlo.

Pero cada vez hay más opiniones en el sentido de que no existe una especie de epidemia de TDA que haya convertido a muchos niños en seres hiperactivos, incapaces de mantenerse quietos en el aula y de aprender como cualquier chico normal. Más bien lo que parece es que la educación tradicional —memorizante, que obliga al alumno a pasar muchas horas sentado y en actitud pasiva— ya no corresponde a las condiciones de la vida moderna, en las que los niños reciben una gran cantidad y diversidad de estímulos que los inducen a una constante actividad.

En efecto, el niño actual pasa sus horas de estudio en un aula copiando, escuchando al maestro, memorizando nombres, fechas o fórmulas, aprendiendo reglas gramaticales y, en general, prácticamente en las mismas condiciones que sus bisabuelos y tatarabuelos o los alumnos de principios del siglo XIX. Pero eso contrasta violentamente con su vida fuera del aula, que se caracteriza por tensión constante, ritmo acelerado, un hogar de padres ausentes, una televisión repleta de imágenes de acción, y juegos electrónicos que exigen reacciones rápidas y precisas.

En tales circunstancias, cabe preguntarse si puede esperarse que los niños de hoy se comporten en el aula como sus padres o sus abuelos, que tuvieron una vida familiar y social muy diferente y crecieron en un ambiente tecnológico igualmente distinto.

La Dra. Isabel Orjales, especialista española en TDA, opina al respecto que “antes de pensar en que el problema está en los niños… debemos pensar si tiene sentido que estén tantas horas sentados, que hagan largas copias sin sentido. Si es necesario que memoricen todos los tiempos verbales antes de aprender a expresarse adecuadamente. Si tienen sentido los deberes obligatorios que aumentan la jornada laboral de los niños más allá de las 8 horas, que sean iguales para todos (así tengas buenas notas, domines la materia o seas un alumno de altas capacidades) y proporcionalmente más extensos si hay un puente o unas vacaciones… Si para tener una buena ortografía el método más adecuado es el de memorizar largas listas de reglas ortográficas.”

Como señala la Dra. Orjales, el verdadero Trastorno por Déficit de Atención “se define como un problema del neurodesarollo que se detecta porque el niño no responde como lo harían los niños de su misma edad y educación. En ese sentido, si la población general de niños fuera hoy más inquieta, impulsiva y dispersa”, para diagnosticar que uno de ellos padece TDA, “tendría que superar con creces esa tendencia general”.

El problema, sin embargo, es que no existen estudios suficientes para saber cuál es lo que podría llamarse “comportamiento normal” en los niños actuales. No sabemos hasta qué grado ha influido en la conducta y la actitud de los infantes y adolescentes de hoy esa tremenda sobrestimulación a que se ven sometidos desde todas partes, lo mismo anuncios televisivos, noticiarios de televisión, películas cinematográficas, programas “de acción”, incluidos los dibujos animados, publicidad callejera, juegos electrónicos, exceso de actividades extraescolares, música, fiestas, etc. Incluso habrá que tomar en cuenta la alimentación que reciben, pues no debe pasarse por alto que muchos productos contienen sustancias que pueden influir sobre el sistema nervioso.

Es necesario, pues, realizar investigaciones científicas para realmente saber qué es un niño “normal” en estos días, antes de andar colgando etiquetas de TDA o de hiperactividad a aquellos que no se comportan como desean sus maestros o sus padres.

Comentarios: kixpachoch@yahoo.com.mx


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Miércoles 19 de diciembre de 2012.