El día después de Roswell (96)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (96)

En el Zanesville Signal de Ohio, del 6 de julio, apareció una fotografía de los pilotos de United Airlines, E. J. Smith y Ralph Stevens, el pie de foto dice:

imageEl Capitán E. J. Smith, piloto de United Air Lines, describe los discos que vio durante el vuelo de Boise, Idaho a Portland, Oregón. El Copiloto Ralph Stevens, a la izquierda, le dice a un periodista a través del teléfono que “los vieron”. Ambos se habían burlado antes.

Ese mismo día el Milwaukee Sentinel, de Wisconsin, publicaba una foto del nuevo avión de la Marina, el V-173, que algunos pensaban era el que estaba generando los avistamientos de platos voladores. El pie de foto dice:

imageOficiales de la Marina en Washington admitieron que el V-173 (arriba) un avión sin alas llamado “Flying Pancake”, es lo más cercano que responde a la descripción de los discos voladores. Pero, añaden, este tipo de avión nunca ha salido de Bridgeport, Connecticut.

La edición del 6 de julio de 1947 de The Oregonian, como ya hemos visto, continuaba con su ráfaga de artículos sobre platos voladores. Otros de ese mismo día incluyen el siguiente[1]:

STARR REVELA DATOS SOBRE PLATILLOS

 

Columbus, O., 6 de julio (AP) – Luis E. Starr, comandante en jefe nacional de los Veteranos de Guerras en el Extranjero (VFW), dijo al campamento de VFW en Ohio, el sábado, que esperaba información de Washington sobre “la flota de platillos voladores”.

 

Indicó la información ayudaría a explicar los discos, que habrían sido vistos en varias partes del país.

 

Starr agregó, que un telegrama que contenía la información, debía llegar aquí a las 3 P.M. (EST), pero no llegó. Él prometió leer el contenido en la convención.

 

El comandante de los VFW cuyo hogar es Portland, Or., no indicó la fuente de la información prevista.

 

Después de hacer el anuncio, señaló:

 

“Muy poco se le está diciendo a la gente de este país”.

Otro artículo de The Oregonian dice.

SE LE DICE AL PÚBLICO QUE LOS DISCOS SON INOFENSIVOS

 

Sacramento, California, 5 de julio (AP) -. El oficial de relaciones públicas del cercano McClellan Field advirtió el sábado contra una preocupación excesiva acerca de los misteriosos discos voladores reportados en cielos de los Estados Unidos.

 

“Mucha gente está sumamente preocupada por las cosas”, dijo el mayor Duncan Arnam, “pero no hay nada para emocionarse. Si hubiera algo sobre ellos, el ejército me hubiera notificado”.

 

El funcionario sugirió que los discos pueden ser parte de un experimento de entrenamiento del ejército y agregó que “también podría ser una buena propaganda”.

 

El Mayor Arnam dijo que sus comentarios eran opiniones personales.

 

Dijo que el radar en el Mather Field – la zona de depósito del material aéreo para el Norte de California – no había registrado ningún rastro de un disco reportado por excursionistas en el río Sacramento.

Uno más a la cuenta de The Oregonian[2]:

PLATILLOS VOLADORES POR TODAS PARTES; NUEVOS CUENTOS CONVIERTEN A ESCÉPTICOS

 

El Gran Misterio de los discos voladores: evoca las teorías de los científicos y astrónomos, predicadores y pilotos

 

Las opiniones sobre la naturaleza de los “qué es esto” aéreos que han venido atrayendo la atención de la nación hacia el cielo llegó el sábado de estas personas profesionales de Oregón:

 

El Dr. A. A. Knowlton, profesor de física de la universidad Reed:

 

EJSmith2“En vista de la persistencia de estos informes, no podemos descartar la cuestión ‘disco volador’ como simplemente otro ejemplo de histeria colectiva. Probablemente el 95 por ciento de los informes provienen de víctimas de ilusiones ópticas, pero no se puede descartar las declaraciones de pilotos de líneas aéreas veteranos, como el Capitán Smith. (el capitán E. J. Smith fue el piloto de United Air Lines que reportó avistar los discos en la noche del viernes al Oeste de Boise.) Hay una gran posibilidad de que los visitantes voladores sean el resultado de experimentos secretos con misiles guiados, ya sea por nuestros propios gobiernos o extranjeros. Hace unos meses, hubo muchos informes de misteriosos cohetes que volaban sobre Suecia. Las historias sobre estos nunca fueron confirmadas o explicadas oficialmente”.

 

Globos meteorológicos brillando

 

El Coronel Eckley S. Ellison, jefe de la oficina meteorológica de Portland:

 

“Los globos de helio desinflados, sin color, enviados a alto por los meteorólogos para las observaciones del viento o para llevar pequeños transmisores, que envían información sobre las condiciones del aire en las capas superiores, con frecuencia reflejan los rayos del sol y brillan como las estrellas u objetos metálicos cuando llegan a una gran altura. Si alguien quisiera jugar una broma sobre el país, podía amarrar algunos de estos globos juntos, lo que respondería a la descripción de los objetos vistos por algunos observadores. Los globos, sin embargo, no pueden llegar a la gran velocidad atribuida a los ‘platillos’, porque incluso por encima de la estratosfera, las corrientes de viento rara vez superan los 100 kilómetros por hora[3].

 

Josephine Smythe, astrólogo practicante, 3703 S. E. Woodstock boulevard:

 

“Mi deducción, sobre la base de una carta especial que acabo de terminar, es que los experimentos del gobierno, ya sea por el ejército o la marina, son responsables de los objetos que se ven en el cielo. Hay un lugar determinado en el horóscopo que rige los experimentos científicos. En este lugar está el planeta científico, Urano. Sucede que ahora Urano está en conjunción con el planeta Venus, que gobierna a la gente. Puesto que ahora está en Géminis, el signo del zodíaco científico, me inclino a pensar que experimentos secretos son la respuesta”.

 

Posible Histeria de Masas

 

El Dr. Frederick A. Courts, profesor asistente de psicología, Reed College:

 

“Puede haber alguna explicación psicológica de masas a esta erupción repentina de informes de ‘platillo volador’. Cuando la gente espera ver algo, con frecuencia lo hacen. Además, algunas de estas visiones pueden ser ejemplos de imágenes posteriores negativas, que son comunes en los seres humanos después de la estimulación del ojo. Si nos fijamos en una luz brillante durante un tiempo, frecuentemente nos encontramos con una imagen de un color complementario cuando miramos a otro lugar. Al ver por demasiado tiempo un objeto brillante, negro, una persona podría ver, o pensar que ve, un objeto blanco en el cielo. Todo esto podría ser el resultado de una semi-histeria general debida al nerviosismo del público por las denuncias de la guerra atómica y proyectiles guiados”.

 

JHughPruettEl Dr. J. Hugh Pruett, astrónomo de Eugene conocido a nivel nacional:

 

“No sé qué diablos puedan ser estos misteriosos objetos. Una cosa es segura; no son meteoritos Si así fuera, alguien ya habría encontrado huellas en el suelo”.

 

Pastor busca en la ciencia

 

El Dr. Raymond Walker, pastor, iglesia First Congregational:

 

“En el pasado, cualquier manifestación inexplicable, como una lluvia de meteoros o los eclipses, se apoderaba de las mentes supersticiosas como un presagio de la fatalidad. Las personas inteligentes de la iglesia de hoy se dan cuenta que hay una respuesta racional, física para esas cosas. Una explicación científica seguramente llegará pronto”.

 

El Reverendo Jessie Falmer, ministro jubilado de la Asamblea de Dios:

 

“Estas señales y portentos en el cielo pueden significar que la venida del Señor está cerca. La Biblia dice que la segunda venida será precedida por guerras, grandes desastres y exhibiciones celestiales. La forma en que se está teniendo problemas con Rusia, sin duda se ve como si la guerra fuera inminente”.

Una última nota en The Oregonian dice[4]:

AHORA SE SUGIEREN SEÑALES DE MARTE

 

Detroit. 5 de julio (INS) – Un meteorólogo de Detroit teorizó el sábado que los discos voladores misteriosos pueden ser señales de Marte.

 

“No es demasiado inverosímil”, insistió. “Durante mucho tiempo se ha especulado sobre la vida en Marte, ¿por qué no habría de ser lo más lógico para Marte intentar ponerse en contacto con la Tierra como la Tierra tratar de ponerse en contacto con Marte?”

 

Y agregó: “Admito que es una teoría inusual, pero ¿tienen una mejor?”

FugoEl Pampa Daily News, de Texas publicó un artículo en donde comparaba los globos Fugo, japoneses, con los platillos voladores[5]. El redactor señalaba que durante la Segunda Guerra Mundial todos los medios de comunicación estadounidenses mantuvieron una autocensura sobre la existencia de estos globos, a fin de evitar que quienes los habían enviado, los japoneses, tuvieran retroalimentación que pudiera ayudarles a refinar su tecnología. En cambio los platos voladores tuvieron una extraordinaria cobertura en la prensa. Esto, como vemos, destruye de raíz el mito del cover-up, tan caro para los ufólogos. No existe ninguna censura, los platos voladores han tenido la mayor cobertura que cualquier otro mito hubiera soñado tener. (Para el tema de los globos Fugo ver el excelente artículo de Kentaro Mori en Marcianitos verdes, listado en las referencias)

LOS DICOS VOLADORES CONSIGUEN MEJOR PUBLICIDAD QUE LOS GLOBOS JAPONESES

 

Estos discos voladores están recibiendo mucha más atención que los globos japoneses que llegaron en 1945.

 

Los globos llegaron a nuestras costas y, o bien explotados o fueron capturados y enviados a Washington. Ni una palabra de ellos llegó a ningún periódico durante meses. Los discos, por otra parte, al parecer, todos han aterrizado en las primeras páginas.

 

Por razones de seguridad, los globos se mantuvieron en secreto. No fue sino hasta el 22 de mayo de 1945, meses después de haber comenzado a derivar sobre este país, que la Oficina de Censura permitió que alguna palabra de su existencia pudiera ser publicada o difundida. Mientras tanto, se habló mucho acerca de ellos en los servicios de inteligencia e incluso se dieron charlas educativas en grupos antes de almuerzo sobre la seguridad con ellos. Los periódicos se preocuparon por este tipo de cosas. La teoría parecía ser que todo hombre, mujer y niño en el país sabía de los globos, el enemigo no pudo obtener información a menos que la historia se publicara en un periódico.

 

Los globos consistían en una bolsa de cinco capas de papel de seda, de unos 35 pies de diámetro. Ellos fueron inflados con gas hidrógeno inflamable. Un fenómeno natural les llevó a través del Pacífico. A una gran altitud, entre 25,000 y 35,000 pies o más, un corriente de aire constante fluye hacia el Este a través del Pacífico. Es una corriente rápida, alcanzando un máximo de 100 millas por hora. Trajo los globos a nuestras costas en alrededor de 120 horas.

 

Llevaban bolsas de arena, bombas incendiarias y una carga única altamente explosiva. Una caja de control estaba conectada con un altímetro. Cuando un globo era puesto en libertad, se elevaba a unos 35,000 pies y era arrastrado por la corriente. La fuga de gas lo hacía descender lentamente y cuando descendía a 25,000 pies, a punto de abandonar la corriente, la caja de control dejaba caer una bolsa de lastre. El globo se elevaba de nuevo, luego descendía hasta que caía otra bolsa, etc.

 

Cuando todo el lastre se había ido, el globo teóricamente había llegado a los EE.UU. continentales. A continuación, la caja de control comenzaba a dejar caer bombas incendiarias, con la idea de iniciar incendios forestales. Cuando la última bomba incendiaria fue lanzada, el cuadro de control de la carga explotaba, destruyendo el globo. Todos los globos capturados, por lo tanto, eran defectuosos.

 

Aviones estadounidenses interceptaron y derribaron algunos de los globos y un sheriff derribó uno con un disparo de rifle. Un campesino capturó uno que aterrizó en su campo y lo ató a un poste de la cerca. Un globo aterrizó en Erath County, fue trasladado a Dallas y enviado a Washington.

 

Los periódicos y las radios mantuvieron impaciente silencio sobre todo esto. Las conferencias públicas educativas continuaron.

 

Por fin llegó el boletín del 22 de mayo para su publicación y difusión. Decía: “Globos japoneses de largo alcance han realizado ataques esporádicos en la parte occidental de América del Norte durante los últimos meses, el Ejército y la Armada informó hoy”.

 

El boletín fue acompañado por una advertencia a los editores de que no sería más que una tregua pequeña en la censura. Estados o localidades donde cayeron globos no podía ser nombrados, el número de globos, más allá del término “algunos” o “varios” podría ser utilizado. Los tiempos de llegada o descubrimiento fueron prohibidos. Nada podría ser publicado o difundido sobre incidentes específicos.

 

Los periódicos y las radios, por supuesto acataron la solicitud de censura. Los paquetes flotantes procedentes de Japón llegaron se notaron, pero apenas fueron noticia.

 

Pero los platillos volantes – les va muy bien en comparación. ¡Cuán dulcemente utilizan la publicidad!

 

A los globos nunca les había ido tan bien.

Pero no en todas partes de los Estados Unidos habían aparecido los platos voladores. Uno de esos sitios que no había tenido la fortuna de contar con su propio avistamiento de discos era la ciudad de Reno, en Nevada. Como todo el resto de los americanos, los habitantes de Reno querían unirse a la moda de los platillos voladores, pero no habían tenido suerte, por lo que estaban muy disgustados. Así lo informaba el Nevada State Journal[6]:

PANDILLA DE ESPECTADORES DE RENO DISGUSTADA – NO HAY DISCOS AQUÍ

 

Pandilla de mirones alertas de Reno, que infaliblemente puede detectar una grieta en una tubería de desagüe en un agujero de 20 pies de profundidad o ver un mosquito que se pose en la barandilla superior del Hotel Mapes, están muy disgustados hoy.

 

Ellos han estado observando el cielo durante la semana pasada con sus ojos de diez potencias, y hasta la fecha ninguno de ellos ha visto algo que se parezca a uno de esos discos o platos, que al parecer están zumbando alrededor de la nación.

 

rjpage1“Mira”, dijo uno de ellos desde el punto de observación en el borde Suroeste del puente Virginia St., “mis ojos están inyectados de sangre por todo el esfuerzo, tratando de ver una de esas cosas”.

 

A juzgar por todos los informes que no se han vertido en la oficina del Journal, los artilugios misteriosos que se han visto revoloteando alrededor de otras partes del cielo occidental no han invadido Reno en absoluto.

 

No es cierto que sean un anuncio del Club de Harold.

 

“Tal vez tienen miedo a venir alrededor de donde están los caballos”, sonó otro de la pandilla del puente Virginia St. “¿Por qué tienen que tener el rodeo en un momento como este?”

 

“Podríamos poner fin a esta incertidumbre sobre qué son esas cosas”, dijo otro: “si pudiéramos echar un vistazo rápido a uno. No ha habido ningún problema o misterio que nos haya parado durante mucho tiempo”.

 

Sea lo que sean los discos, más les vale aparecer alrededor de Reno muy pronto. A partir del lunes, la banda de mirones se estará moviendo hacia atrás de Lincoln Alley para mantenerse al día sobre lo que está pasando en el gran agujero donde la compañía eléctrica está laboriosamente cambiando las tuberías de alcantarillado de aquí para allá.

 

Después de todo, uno no puede seguir mirando al cielo azul todo el día.

El Logansport Press, de Indiana, hizo una pequeña encuesta con esta pregunta[7]:

¿QUÉ PIENSA QUE SON LOS PLATILLOS VOLANTES QUE HAN SIDO VISTOS EN TODOS LOS EE.UU?

 

Sra. A. J. Turner, Route 1, Logansport – Ya que nuestro gobierno no parece saber nada de ellos, deben ser rusos o enemigos en potencia. Son las cosas más aterradoras desde la bomba atómica.

 

A. L. Harringman, agricultor de Cutler – me da miedo.

 

J. D. Stinkle, Route 1, Flora – Creo que nuestro gobierno sabe lo que son, pero mantiene la información en secreto, al igual que la bomba atómica. Todos sabemos que se está produciendo, pero eso es todo lo que sabemos. Lo mismo aquí, si no sabes lo que son, podríamos estar más emocionados acerca de ellos.

 

Mary Cassidy, ama de casa, Route C, Perú – Podrían ser cualquier cosa. Tal vez son máquinas que llevan a hombres de Marte. En los tiempos que corren, cualquier cosa es posible. Creo que podemos esperar las obras ahora.

 

John Randolph, trabajador de una fábrica, en Monticello – Sean lo que sean, estoy seguro de que los jefes del gobierno de Estados Unidos tienen toda la información a la mano. Son probablemente los nuevos instrumentos de vuelo propulsados a chorro perfeccionados por nuestro gobierno, que está tratando de mantener los experimentos encubiertos y evitar que la información llegue a Rusia. Mientras nadie sepa lo que son, los rusos tampoco.

The New York World Telegram informaba que [8]

NewYorkWorlTelegram6-7-1947LOS PLATILLOS VOLADORES NO SON DE ELLOS, ASEGURAN EL EJÉRCITO Y LA MARINA

 

El aire siguió estando lleno de platillos voladores hoy.

 

Incluso cuando fuentes del gobierno estaban negando que tuvieran algo que ver con el fenómeno reportado, los informes de nuevas apariciones de los discos vienen de costa a costa y tan al Sur como la Ciudad de México.

 

Las Fuerzas Aéreas del Ejército dijeron que el asunto fue investigado y el estudio preliminar revela que los discos voladores no eran armas secretas de alguna potencia extranjera, un nuevo tipo de arma cohete o naves espaciales.

 

La Marina coincide

 

“Tal fenómeno no puede ser explicado por ningún experimento que esté siendo conducido por la AAF”, dice el informe oficial. “Las declaraciones de testigos están siendo correlacionadas en un esfuerzo para identificar los objetos reportados”.

 

El Contralmirante Paul F. Lee, director de Naval Research Laboratory dijo:

 

NYWT6-7-1947a“Coincidimos con el anuncio del Ejército”.

 

Sin embargo, un experto en misiles guiados del laboratorio naval dejo que él había visto uno de los platillos.

 

El Dr. C. J. Zohn dijo que él y dos compañeros científicos lo vieron el 29 de junio cerca de White Sands, N. M., pero que cuando él informó el hallazgo al Ejército, dijo, no obtuvo nada más que sonrisas maliciosas.

 

No detectado por radar

 

“Notamos un destello en el cielo”, dijo. “Miramos hacia arriba y vimos un disco plateado girando. Vimos las cosa por cerca de 60 segundos y luego simplemente

 

(Continúa en la página dos)

 

NYWT6-7-1947b(Viene de la página uno)

 

Desapareció.

 

No se fue detrás de una cordillera de montañas. En un momento era claramente visible y luego ya no estaba ahí”.

 

Una verificación con la AAF a través de la nación desechó que en ninguna sola instancia un platillo volador haya sido captado por el radar del Ejército.

 

Los discos, ya reportados sobre la mayoría de los 48 estados y Canadá fueron informados sobre la Ciudad de México. Varias personas telefonearon al Ministro de la Defensa Nacional Mexicana para informar los discos voladores en una dirección Oeste. Un portavoz del ministerio dijo que él no les creía.

 

Este irradiaba luz azul

 

Uno de los últimos informes fue de Lillington, N. C., donde dos estudiantes, Albert Dugan y Charles Cross, dijeron que vieron una luz brillante en el cielo alrededor de 10 millas de Raleigh, a las 11:53 p. m. de ayer. El Sr. Dugan dijo que al principio ellos pensaban que era una estrella, pero cuando comenzó a moverse ellos observaron.

 

“Paramos el coche y la observamos”, dijo. “Se movía en una órbita circular y parecía tener forma elíptica con luz azul irradiando de él, principalmente alrededor de las orillas”. Él añadió que ellos lo vieron por alrededor de tres minutos cuando desapareció.

 

En Sidney, Australia, un profesor de psicología dijo a 458 estudiantes que observaran al cielo e informaran si veían algún platillo volador. En unos 10 minutos, 22 estudiantes informaron haber visto discos.

 

“Lo que vieron”, dijo el profesor, “eran corpúsculos rojos moviéndose delante de la retina de sus ojos. Usted puede hacer sus propias conclusiones acerca de los informes de ultramar”.

 

Informado sobre Jersey

 

En Elizabeth, N. J., el patrullero Frederick Schlauch, informó que él había visto dos de los platillos voladores en formación alrededor de 10,000 pies.

 

En Los Ángeles, R. Dweitt Miller, autor de “Forgotten Mysteries” y que ha pasado 11 años reuniendo historias de casos autentificados sobre acontecimientos inexplicables dijo que había cientos de informes fidedignos durante los pasados 150 años de cosas extrañas vistas en los cielos.

 

Él añadió que había al menos 150 casos en donde se dijo que los objetos tenían forma de discos.

El artículo publica una fotografía de Albert Weaver (de la que nos ocuparemos más adelante). El pie de foto decía:

Disco, cayendo, antes de que los marcianos comiencen a saltar fuera! Este es uno de los discos voladores que Albert Weaver de Pontiac, Mich., dijo que fotografió ayer por la tarde. Él dijo que iban a 100 millas por hora alrededor de 150 pies y tenían dos pies de ancho. ¡Si tan sólo hubiera tenido una red para cazar mariposas!

También tenía un epígrafe que decía:

Un artículo de David Dietz, escritor de ciencia de Scripps-Howard, en la página de editoriales, enlista cinco posibles explicaciones para los platillos voladores.

Ese artículo de Dietz y sus explicaciones las veremos en la siguiente entrega.

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Blakeslee W. Howard, Disc Recorder Unwinds Himself, Detroit News, Chicago, Monday, July 7, 1947.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Mori Kentaro, De fugos a Ufos, 2 de junio 2007, en http://marcianitosverdes.haaan.com/2007/06/de-fugos-a-ufos/

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Shalett Sidney, What You Can Believe About Flying Saucers, Saturday Evening Post, April 30 y May 7, 1949.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Anonimo, Starr to Reveal Data on Saucers, The Oregonian, Oregon, 6 July 1947.

[2] Anonimo, Flying Saucers Everywhere; New Tales Convert Skeptics, The Oregonian, Oregon, 6 July 1947.

[3] Eso no es cierto. Ellison no consideraba las Corrientes en Chorro que pueden tener velocidades muy superiores. De hecho estas corrientes fueron aprovechadas por los japoneses para enviar sus globos Fugo hasta el territorio continental de los Estados Unidos. Sobre estos mismos globos el artículo en el Pampa Daily News, de Texas (ver más abajo) explicaba que los platos voladores habían llamado más la atención que esos globos.

[4] Anonimo, Mars Signals Now Suggested, The Oregonian, Oregon, 6 July 1947.

[5] Anonimo, Flying Discs Getting Better Publicity Than Jap Balloons, Pampa Daily News, Texas, 6 July 1947.

[6] Anonimo, Reno’s Gang of Kibitzers Disgusted — No Discs Here, Nevada State Journal, Nevada, 6 July 1947.

[7] Anonimo, What Do You Think The Flying Saucers Are, That Have Been Sighted All Over The U.S.?, Logansport Press, Indiana, 6 July 1947.

[8] Anonimo, Saucers Aren’t Theirs, Army and Navy Sure, The New York World Telegram, New York, 6 July 1947.

Post Comment