El día después de Roswell (97)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (97)

Como informamos en la entrega anterior The New York World Telegram del 6 de julio de 1947 publicó un artículo de David Dietz en el que enlistaba algunas posibles explicaciones para el fenómeno de los platos voladores[1]. Dietz se inclinaba por una “imaginación sobreexcitada” o por “una arma de guerra secreta”:

NYWT6-7-1947cNO MIRES, PERO PUEDE SER MARTE

 

Los platillos voladores parecen ser casi cualquier taza de té.

 

Por David Dietz

 

Editor de Ciencia de Scripps-Howard

 

Cleveland, Ohio, Julio 5 – Se pueden avanzar cinco posibles explicaciones para los misteriosos Platillos Voladores que ahora cientos de personas, en 38 estados, afirman haber visto. Estas son:

 

1. Algún fenómeno de la naturaleza en nuestra propia atmósfera.

 

2. Eventos astronómicos de algún tipo.

 

3. Vuelos de reconocimiento de habitantes de otro planeta.

 

4. Imaginación sobreexcitada.

 

5. Una nueva arma de guerra secreta.

 

Mientras es completamente posible que la número cuatro pueda probar ser la explicación correcta. Por el momento yo me inclino a creer que es la No. 5. Pero déjenos examinar todas las cinco conjeturas.

 

Bajo la No. 1 tenemos todo tipo de posibilidades, incluyendo el vuelo de pájaros, efectos raros en las nubes, reflejos de la luz solar en las nubes y descargas eléctricas naturales que recuerdan las luces del norte o auroras. El Fuego de San Elmo o descargas eléctricas estáticas, etc.

 

La principal objeción de todas estas explicaciones es que los Platillos Voladores deben haber sido observados desde hace generaciones si esta teoría es la correcta. La gente ha estado viendo pájaros, nubes, luces del norte

Se ha perdido esta parte del artículo en la que explica la hipótesis No. 2 sobre los eventos astronómicos y comienza a ocuparse de la explicación No. 3, o los vuelos de reconocimiento de habitantes de otro planeta. Tal vez Dietz fue el primero en apuntar la hipótesis extraterrestre como el origen de los platos voladores.

el hecho es que hemos estado hablando desde hace bastante tiempo de enviar cohetes a la Luna, o incluso a Venus o Marte. Ya hemos tenido éxito en rebotar señales de radar en la Luna.

 

Tal vez el planeta Venus o Marte estén habitados y sus habitantes justo nos están golpeando a la idea de conducir vuelos de reconocimiento por naves espaciales de algún tipo.

 

La descripción de discos raros, ondulantes, destellantes, moviéndose a gran velocidad a grandes alturas, encaja mejor en tal explicación. Pero déjenme asegurarles que los científicos desechan la idea como fantástica. Después de todo, Orson Welles inició un pánico con su pequeña broma sobre una invasión de Marte. No estoy tratando de repetir su actuación.

 

Una explicación menos terrible, pero tal vez igualmente fantástica, es que los discos destellantes son justamente señales de luz de un planeta distante. Fue sugerido hace muchos años que podemos enviar señales de luz a Marte con espejos lo suficientemente grandes.

 

Llegamos ahora a la explicación No. 4, que como he dicho, es probablemente la correcta. Si lo es, es un comentario triste sobre el estado de nerviosismo que se ha desarrollado ahora en el mundo como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, el fracaso para llegar a un arreglo internacional, preocupaciones sobre la bomba atómica, etc.

 

En conexión con lo que la gente piensa que ve, vale la pena remarcar que los científicos han aprendido por experiencia a desconfiar de los testigos inexpertos.

 

De vez en cuando un meteoro brillante destella a través del cielo, y la gente a todo lo largo de su trayectoria insiste en que lo vieron golpear el suelo justo a una milla o más allá. Si el meteoro cruza los Estados Unidos de Sur a Norte los amigos en Columbus, Ohio, insistirían que lo vieron caer a la tierra. Así mismo lo haría la gente en Cleveland. Pero el mismo meteoro será observado en Canadá, todavía dirigiéndose hacia el Norte.

 

Los tipos que piensan que vieron los Platillos Voladores estiman que viajaban a una altura de 10,000 pies con una velocidad de 1,200 millas por hora. Pídale a una persona promedio que estime la altura de una nube. Lo más probable es que no tenga la más ligera idea de su altura.

 

Finalmente llegamos a la posibilidad de un arma secreta de guerra, explicación No. 5, que por el momento parece ser bastante razonable.

 

David Lilenthal, director de la Atomic Energy Commission ha emitido una negación categórica de que haya cualquier conexión entre los Platillos Voladores y las actividades de la Atomic Energy Commission. Pero no he visto declaraciones igualmente positivas en ese sentido de los oficiales de alto rango del Ejército y la Armada.

 

(Nota del editor – El día de hoy el Ejército y la Marina han negado positivamente cualquier conexión con los “Platillos Voladores”.)

 

No fue hasta hace unas semanas, cuando Gran Bretaña dio el título de caballero a un profesor de Nueva Zelanda, que supimos de una investigación secreta Anglo-Americana durante la Segunda Guerra Mundial. Entonces supimos que representaba un arma que se dijo era comparable a la bomba atómica en eficiencia mortífera.

 

Supimos que este profesor había trabajado previamente en el campo de la radiación eléctrica así que es fácil (ilegible) saltar a la conclusión que él había perfeccionado algún tipo de rayo eléctrico.

 

En el pasado toda esa plática sobre “rayos de la muerte” resultó ser fantástica.

 

 

Sin embargo, los radares más grandes y poderosos, desarrollados durante la guerra, liberan tanta energía de su antena que pudiera no ser seguro estar directamente frente al aparato. Pero usted podría estar seguro a una distancia, debido a que las ondas de radio se dispersan con la distancia como el agua que sale de la boquilla de una manguera.

 

No es tan difícil de imaginar que de alguna manera pudimos haber encontrado la forma de enfocar y reconcentrar tales radiaciones eléctricas. Tal energía concentrada, puede causar una reacción eléctrica que puede resultar en una descarga brillante, destellante que puede confundirse con un objeto en movimiento.

 

Puedo decir que nueve décimas partes de los reportes de Platillos Voladores en los últimos pocos días, si no es que todos ellos, son figuraciones de la imaginación de alguien. Pero no estoy seguro de que los primeros reportes en junio 25 fueran reales.

En The New York Times del 6 de julio apareció un artículo, en buena medida escéptico, del periodista Murray Schumach, que decía[2]:

TNYT6-7-1947a - copia“DISCOS” VUELAN SOBRE NUEVA YORK, AHORA SE VEN EN TODOS COLORES

 

Los “platillos voladores” continúan adhiriendo pensamientos y eludiendo los telescopios más poderosos en Estados Unidos, ayer continuaron destellando en número y variedad en aumento ante los ojos de aficionados en las azoteas y carreteras.

 

Nueva York y otros estados del Este, hasta ahora ajenos a los extraños bólidos en el cielo, repentinamente encontraron que no eran inmunes, según los últimos informes que han hostigado a policías y astrónomos. La Associated Press dijo que treinta y nueve estados, más el Distrito de Columbia y una parte de Canadá estaban siendo anfitriones de los discos celestiales.

 

A pesar del humoroso escepticismo de los científicos y expertos militares, la última parvada de rumores mostró una imaginación creciente. Por ejemplo, ya no sólo había discos de color blanco. En algunos casos ellos eran en tecnicolor, con el tono naranja predominando.

 

Australia prueba la idea

 

Justo para mostrar lo simple que era ver los “platillos voladores” jugar al escondite entre las estrellas, un profesor de fisiología en Sidney, Australia, probó un experimento. Él sugirió a 450 estudiantes en la Universidad de Sidney, que, en el interés de la ciencia, que vieran fijamente a un punto en el cielo alrededor de una milla de distancia.

 

En diez minutos veintidós estudiantes regresaron con hallazgos. Ellos incluso dibujaron imágenes para probar que habían visto “discos voladores”. El profesor, asintió sabiamente y comentó:

 

“Justo como lo pensé. Todo fue debido al efecto de los corpúsculos rojos de la sangre pasando frente a la retina. Esto está bien reconocido y cualquiera puede dibujar sus propias conclusiones”.

 

Pero tan pronto como la noticia de este experimento –que, incidentalmente, fue apoyado por otras autoridades acreditadas en el asunto- se hizo pública, cuando llegó lo que parecía ser el conocimiento de primera mano de la existencia de los “platillos voladores”.

 

En este caso, un piloto dio una descripción detallada del objeto que había aplastado en una colisión con

 

Continúa en la página 46, Columna 1

 

TNYT6-7-1947d - copiaViene de la página 1

 

su avión sobre Bozeman, Mont. Él lo describió como “un aeroplano en forma de concha, gris perla, con un domo de plexiglás en la parte superior”.

 

El jefe del piloto dijo un poco más tarde:

 

“Tres o cuatro de nosotros estábamos sentados alrededor del hangar platicando, y simplemente lo inventamos. Alguien debió haberlo escuchado, y divulgó la noticia. He estado ocupado con el teléfono desde que salió que no he sido capaz de hacer ningún vuelo en todo el día. Estoy asombrado de que alguien lo haya creído”.

 

Luego hubo otra explicación de un hombre del Sur. Él dijo que liberó cientos de globos como un “truco” publicitario para explotar sus productos –juguetes.

 

En Frankfort en el Main, Alemania, donde, de acuerdo con The United Press, nadie ha notado todavía los “platillos voladores”, un doctor del Ejército de los Estados Unidos dio el nombre científico para el espectáculo –muscae volitantes[3]. Esta es una forma elegante de decir ilusiones ópticas.

 

Hubo otros pocos casos en donde los discos voladores pudieron ser sujetos de un estudio objetivo. En Chicago, donde el objeto hizo bastante ruido al rebotar en un patio trasero, resultó ser una sierra circular y el dueño de la casa rápidamente canceló su llamada al Federal Bureau of Investigation.

 

Una indicación –y tal vez una buena razón- para no ver apariciones nocturnas vino de un policía de Elizabeth, N. J. Al principio él se sintió bastante bien con su vigilancia. Eso fue la noche del sábado, cuando se convirtió en la primera persona en Nueva Jersey en ver un “platillo volador”. Pero ayer él tenía un punto de vista diferente:

 

“Sé que vi dos objetos en el aire”, dijo, “pero no sé lo que eran. Y este ribete está siendo difícil de tomar”.

 

En un acalorado debate por afirmar quién ha sido el primero en observar “platillos voladores” sobre el Estado de Nueva York se encuentran un matrimonio de Rochester y un hombre de Glens Falls. El matrimonio de Rochester notó sólo un ordinario disco blanco. Pero el residente de Glens Falls vio lo que parecía un faro, emitiendo fuego rojo enfrente y un fuego azul en su retaguardia. Este, indudablemente fue el platillo volador más elegante hasta la fecha.

 

Finalmente, las Fuerza Aéreas del Ejército enviaron humo y admitieron su completa ignorancia. Sólo para jugar seguro, la declaración de las Fuerzas Aéreas dice que una investigación está en camino. Esto dio al Departamento de Guerra la oportunidad de decir que estaba dejando todo el asunto en el regazo de las Fuerzas Aéreas.

 

Tal vez profético de cualquier investigación fue el resultado de una búsqueda cerca de St. Maries, Idaho, donde, de acuerdo con The Associated Press, cerca de una docena de “platillos voladores” fueron vistos estrellándose. Los pilotos que circundaron el área dijeron que la vista era adorable. Las partidas en el terreno dijeron que ellos estaban cansados. Nadie encontró nada digno de qué hablar.

 

Un científico sugirió la biblioteca como una clave, refiriéndose particularmente a la sección de “Alicia en el país de las maravillas”, en la que el Sombrerero Loco canta la siguiente canción:

 

“Brilla, brilla pequeño murciélago

 

“Me pregunto ¿qué hará?

 

“Por encima del mundo vuelas

 

“Como una bandeja de teteras en el cielo”

 

A lo que Alicia respondió

 

“Bueno, he escuchado algo como eso”.

En ese mismo número de The New York Times se publicó un artículo de T. R. Kennedy Jr., que decía[4]:

TNYT6-7-1947g“PLATILLOS VOLADORES” DESCONCIERTAN A LOS EXPERTOS; PUEDEN SER BROMAS DE LA NATURALEZA, DICEN

 

Por T. R. Kennedy Jr.

 

Ayer los científicos estaban perdidos por una explicación para los así llamados “platillos voladores” informados volando a gran velocidad a través del cielo por observadores a través del país, a menos que fueran esos que al principio (se ha perdido esta parte del artículo) fenómeno extraño (se ha perdido esta parte del artículo)

 

fiesta del Cuatro de Julio sólo sirvió para acrecentar el misterio. Multitudes de vacaciones y más pilotos se unieron para decir que habían visto objetos brillantes, en forma como de panqué, y todos viajando a grandes velocidades. Los informes vienen de puntos de la Costa del pacífico a Nueva Escocia y de Canadá al Golfo. (Se ha perdido esta parte del artículo)

Finalmente en esa misma edición de The New York Times encontramos otro artículo sobre platos voladores. Esta vez corre a cargo del periodista Howard W. Blakeslee quien escribe[5]:

DisksExplainedBySightLawsDISCOS EXPLICADOS POR LEYES DE LA VISTA

 

Nueva York, 6 de julio – (AP) – Algunas leyes de la vista humana explican mucho de lo que se ha descrito sobre los platillos voladores vistos en casi todas partes de los Estados Unidos.

 

A cualquier distancia que se encuentre cerca del límite de la visión de una persona, todos los objetos parecen redondos o casi. Esta ley de la vista abarca tanto a las cosas pequeñas vistas de cerca como a las grandes a la distancia.

 

Independientemente de la forma, los objetos cerca del límite de resolución se ven redondos. Si la cosa está silueteada contra un cielo brillante, como algunos de los platillos voladores que se han reportado, entonces es más probable que revelen su forma verdadera.

 

NO TIENEN ESTRUCTURA

 

Si la cosa se ve por la luz que refleja, como en la mayoría de los casos reportados, es casi seguro que será redonda y si los reflejos son luz del sol, entonces los tamaños reportados son los que cabría esperar de reflejos de luz a la distancia.

 

El hecho sobresaliente sobre casi todos los platillos es que no tenían estructura – que simplemente parecían redondos y planos. Esa descripción se ajusta exactamente con los trucos que nos juegan los ojos. Estos trucos varían con las variaciones del clima y la iluminación.

 

Este escritor ha visto platillos voladores en Long Island, cerca de su casa, no sólo este año, sino en años anteriores. Eran redondos, brillantes, y en rápido movimiento.

 

NO ES UN MISTERIO

 

Pero eran ningún misterio porque eran la luz reflejada por los cuerpos de los aviones que pronto se identificaron, al cambiar de rumbo y acercarse lo suficiente como para ser vistos claramente.

 

La semana pasada, este escritor también vio una forma ovalada voladora que por un momento se veía exactamente como la fotografía del objeto ovalado tomada por Frank Ryman al norte de Seattle, Washington, el óvalo de Long Island se acercó y se convirtió en un avión.

 

Aviones a gran distancia tienden a verse redondos cuando la luz se refleja en sus lados. Muchas descripciones de los movimientos de los platillos volantes encajan con las maniobras de los aviones comunes, solos o en grupos.

 

También encajan con cómo se ven las aves, volando a una distancia considerable. Sin embargo, la ilusión de las aves no es muy común. Algunas de las maniobras informadas, que hacen que los platillos entren y salgan de la vista se asemejan a lo que se ve al ver aviones a la distancia.

 

VELOCIDAD MISTERIOSA

 

No hay una explicación para velocidades de 1000 o más millas por hora que se han informado. Los meteoros, a pesar de que ir mucho más rápido que eso, no lo explican porque los platillos en su mayoría aparecen durante el día y no hay suficientes meteoros en el día.

 

Se han sugerido los cristales de hielo que forman pequeñas nubes redondas, pero éstos no encajan en la mayoría de los casos porque los cristales de hielo se forman a altitudes que son más altas que la mayoría de los platillos informados.

 

No hay nada publicado en la ciencia o estudios atómicos que de la más mínima pista sobre los platillos volantes a menos que los objetos sean aeronaves.

 

Un científico de hoy, dijo que al menos una gran cantidad de platillos se explican por la fuerza de sugestión que hace que una persona se diga a sí mismo:

 

“Vaya, yo también lo vi”.

De aquel 6 de julio se cuenta con un telegrama de la Western Union en el que podemos leer lo siguiente:

xffbi7-6wutelegrama1WESTERN

UNION

 

.QA 92 1947 Julio 6 PM 6 5

 

Q.CNA392 PD=DARLINGTON SOCAR 6 630P

 

DEPT DE JUSTICIA EU=

 

WASHDC=

 

(Firma ilegible)

 

ALERDEDOR DE 12 DE LOS ASÍ LLAMADOS DISCOS VOLADORES PASARON SOBRE DARLINTON SC APROXIMADAMENTE A LAS 5:30 PM DE HOY. INDIQUE SI DESEA DETALLES=

 

XXXXX

 

 

Estampado

FED. BU. OF INV.

DEPARTAMENTO DE JUSTICIA

JUL 7 1947

DIVISIÓN DE REGISTROS

FED. BU. OF INV.

 

REGISTRADO

EX58

37 JUL 16 1947

 

FOR GUARD ADV HAVE MSG DLVD 8

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Blakeslee W. Howard, Disc Recorder Unwinds Himself, Detroit News, Chicago, Monday, July 7, 1947.

Blakeslee W. Howard, Disks Explained By Sight Laws, The New York Times, New York, 6 July 1947.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dietz David, Don’t Look, but It May Be Mars, The New York World Telegram, New York, 6 July 1947.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Kennedy T. R. Jr., “Flying Saucers” Mystify Experts; May Be Prank of Nature, They Say, The New York Times, New York, 6 July 1947.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Shalett Sidney, What You Can Believe About Flying Saucers, Saturday Evening Post, April 30 y May 7, 1949.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Schumach Murray, “Disks” Soar Over New York, Now Seen Aloft in All Colors, The New York Times, New York, 6 July 1947. Pags. 1 and 46.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Dietz David, Don’t Look, but It May Be Mars, The New York World Telegram, New York, 6 July 1947.

[2] Schumach Murray, “Disks” Soar Over New York, Now Seen Aloft in All Colors, The New York Times, New York, 6 July 1947. Pags. 1 and 46.

[3] Ver nuestro artículo:

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90.

También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32.

La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

[4] Kennedy T. R. Jr., “Flying Saucers” Mystify Experts; May Be Prank of Nature, They Say, The New York Times, New York, 6 July 1947.

[5] Blakeslee W. Howard, Disks Explained By Sight Laws, The New York Times, New York, 6 July 1947.

Post Comment