¿Combustión humana espontánea en Oklahoma?

Hombre de Oklahoma muere en incendio, no se excluye la Combustión Espontánea como causa

18 de febrero 2013

Tami Beyersdoerfer, NewsOn6.com

CombustionOklahoma1Foto de la casa del difunto, de KFSM CBS-afiliado en Fort Smith.

Condado de Sequoyah, Oklahoma –

El sheriff en un condado del este de Oklahoma, dijo que su oficina está investigando lo que podría ser un caso de combustión espontánea.

El Sequoyah County Sheriff Ron Lockhart dijo a News On 6 que los diputados fueron llamados a una casa en Bawcom Road, entre Sallisaw y Muldrow, alrededor de las 10:50 a.m., del lunes. Un vecino dijo haber visto humo saliendo de una casa.

Lockhart dijo que encontró los restos carbonizados casi por completo de un hombre en la cocina, pero que no había ningún otro daño hecho a la casa.

Danny VanzandtEl hombre ha sido identificado como Danny Vanzandt, de 65 años de edad, según CBS affiliate in Fort Smith, KFSM.

El Sheriff Lockhart pasó cerca de 20 años como investigador de incendios provocados en el Fort Smith, Arkansas Police Department, antes de retirarse a postularse para Sheriff en el Condado de Sequoyah. Lockhart dijo que nunca había visto nada igual. Dijo que no parecía que se haya utilizado ningún acelerador y sólo el piso de abajo del cuerpo Vanzandt fue dañado.

Lockhart dijo que sus restos han sido enviados a la oficina del Médico Forense en Tulsa para su análisis.

Lockhart dijo que Vanzandt era un alcohólico y fumador. Pero KFSM informa que Lockhart dijo que el cuerpo de Vanzandt fue quemado en una forma que era incompatible con un fuego iniciado por accidente, como dejar caer un cigarrillo encendido.

El alguacil dijo que la investigación todavía está en curso, pero que él no está descartando la combustión espontánea como la causa del incendio.

http://www.newson6.com/story/21236194/sequoyah-county-sheriffs-office-investigating

Sheriff: Hombre que murió en el incendio puede haber sido por combustión espontánea

19 de febrero 2013

Sallisaw, Oklahoma (CBS Houston / AP) – Las autoridades del condado de Sequoyah dicen que un hombre que murió en un incendio en su casa puede haber sido por combustión espontánea.

Danny Vanzandt, de 66 años, murió en el incendio del lunes.

CombustiónOklahoma2El Sequoyah County Sheriff Ron Lockhart dice que varios vecinos entraron a la casa cuando vieron humo y asumieron que la basura se había incendiado. Entonces se dieron cuenta de que una persona se estaba quemando.

Lockhart dijo que los restos estaban en la cocina y no había ningún otro tipo de daños en el hogar. El sheriff dice que no hay causa aparente del fuego.

“Este es un caso que nunca he visto antes”, dijo Lockhart a KFSM-TV.

Las autoridades dijeron que el hombre tenía antecedentes de consumo excesivo de alcohol y tabaquismo.

La causa del incendio no se ha determinado y Lockhart dice que la combustión espontánea no ha sido descartada.

“Creo que sólo hay unos 200 casos en todo el mundo, y yo no estoy diciendo que esto ocurriera. Sólo estoy diciendo que no lo hemos descartado”, dijo Lockhart a KFSM.

El cuerpo fue enviado a la oficina del examinador médico estatal en Tulsa para una autopsia.

http://houston.cbslocal.com/2013/02/19/sheriff-man-who-died-in-fire-may-have-spontaneously-combusted/

¿Qué pasó con el Smithsonian Channel?

¿Qué pasó con el Smithsonian Channel? (Video)

Por TomRose

21 de febrero de 2013

El nombre de Smithsonian es sinónimo de exploración rigurosa, científica y lógica. El museo que lleva su nombre es una de las atracciones turísticas más populares de Washington, DC. Su revista mensual religiosamente recogida por sus suscriptores (y leída de principio a fin) y el nombre mismo evoca la respetabilidad.

Entonces, ¿qué pasa con el Smithsonian Channel?

Una vista previa de un programa de la explosión de Tunguska en Rusia en 1908 es prácticamente indistinguible de una promoción para la próxima entrega de “Ancient Aliens” The History Channel con ese tío raro con el peinado extraño que dice: “Yo no estoy diciendo que sean Aliens. Pero son Aliens”.

En el vídeo de 2 minutos, el canal postula que el evento de Tunguska puede ser explicado por teorías tan salvajes como un experimento de Tesla que fue terriblemente mal, un Agujero Negro taladrando la Tierra e incluso extraterrestres estrellando un ovni en ruta para recoger a algúnos turistas haciendo picnic en el planeta.

WTF???

¿Cuándo el Smithsonian se convirtió en el National Enquirer?

La cosa es que la vista previa son los 2 minutos más entretenidos e intrigantes mostrados en el canal desde que, bueno… desde siempre.

Voy a sintonizarlo. Y tal vez voy, finalmente, a conseguir una suscripción a la revista…

Aquí está el vídeo:

youtu.be/oqaSVL7b70w

http://www.bubblews.com/news/246340-what-happened-to-the-smithsonian-channel-video

¿Minero infectado por “forma de vida extraterrestre”?

Minero de Yukon afirma infección por una “forma de vida extraterrestre”

13 de febrero 2013

DanielSaboImagen: Daniel Sabo. (Crédito: Ian Stewart / Yukon News)

Un minero de metales preciosos en el territorio de Yukon, en Canadá, afirma que fue infectado por una forma de vida extraterrestre.

El minero, Daniel Sabo, descubrió un meteorito en 1986. The National Post explica que, en la siguiente década, Sabo almacenó el meteorito en una variedad de ubicaciones: En un cajón, en una repisa, e incluso en una bolsa con cordón Crown Royal. Llevó el meteorito a la casa de sus padres en Arizona con planes para venderlo. Pero esos planes fueron sofocadas por no haber obtenido el permiso, según lo requerido por la exportación de la Propiedad Cultural Canadiense y la Ley de Importación, para exportar legalmente el meteorito de Canadá.

Sabo cree que el clima árido y cálido de Arizona, indujo un cambio en el meteorito porque comenzó a crecer una “corteza verde” a lo largo de la costura natural de la roca. Incapaz de vender legalmente el meteorito, Sabo decidió regresar a Canadá. The National Post explica que “Mientras conducía a casa con él, a veces lo balanceaba en las curvas con su codo, desarrollando una erupción terrible arriba y hacia abajo del brazo. Creía que había sido infectado por alguna forma de vida extraterrestre, y tenía mucho miedo”.

image(Crédito: Geological Survey of Canada)

De regreso a Canadá, Sabo le dio el meteorito a los geólogos del Servicio Geológico de Canadá (GSC) para realizar pruebas en 1999 -una decisión de la que pronto se arrepintió. Por alguna razón, Sabo pidió la devolución del meteorito. Y afirma que volvió a la GSC y que no solo faltaba la pieza que contenía la corteza verde, sino que el meteorito todo era una réplica del que él había dado al SGC. El National Post informa que esto dio lugar a “una épica batalla judicial que incluyó dramáticas afirmaciones acerca de un geólogo tortuoso, vida extraterrestre, conspiración del gobierno y el mercado negro de las rocas espaciales”.

Un juez de primera instancia encontró que el GSC no cambió el meteorito de Sabo con una réplica, ya que la corteza verde era de origen terrestre. Estos resultados ya han sido confirmados por el Tribunal de Apelación de Yukon. El SGC ha sido condenado a pagar 1,000 dólares a Sabo “por fallar en devolver un pedazo del meteorito que cortó para las pruebas”. Pero Sabo no se rinde. Según los informes, planea apelar a la Corte Suprema de Canadá.

http://www.openminds.tv/yukon-miner-claims-infection-by-an-extraterrestrial-life-form-914/

Una mascota y cuatro cadáveres

IMPACTO AMBIENTAL

Una mascota y cuatro cadáveres[1]

Juan José Morales

Comprar un loro parlanchín o un simpático periquillo de llamativo plumaje verde, rojo y amarillo para dar un toque de color a la sala, puede parecer un acto enteramente inofensivo. Pero con ello se fomenta el comercio ilegal de especies silvestres y se contribuye a poner en grave peligro de desaparición a muchas especies de aves.

En efecto, la mayoría de la gente ignora que de las 22 especies de loros, pericos, papagayos, cotorras y guacamayas —o psitácidos para usar el nombre científico que engloba a los animales de este tipo— nativas de México, todas, excepto una, se encuentran en riesgo: 11 en peligro de extinción, seis amenazadas y cuatro bajo protección especial. Por ello su captura y venta están prohibidas.

Dos son las causas principales por las que se ha llegado a esa situación: la destrucción o la alteración del hábitat de tales aves, y el tráfico ilegal de ejemplares. Y respecto a esto último, puede aplicarse muy bien el viejo dicho de que “tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata”. Es decir, en última instancia tan culpables son quienes los atrapan y venden ilegalmente como quienes los compran, pues con ello fomentan esa actividad, que diezma las poblaciones silvestres.

clip_image001Uno de los carteles que difunde la agrupación conservacionista Pericos México para concientizar al público sobre las consecuencias de comprar loros, pericos, cotorras y demás psitácidos y la necesidad de denunciar a quienes los capturan y venden, pues tal actividad es ilegal.

El problema estriba en la gran mortalidad ocasionada por las condiciones en que se les atrapa, almacena y transporta. Según estudios de la Semarnat y diversas instituciones, cada año se capturan en México más de 78 mil pericos, loros, cotorras y demás psitácidos. Pero de ellos más de 60 mil mueren antes de llegar a un consumidor. O, para decirlo en otros términos: por cada uno que se convierte en mascota, cuatro se convierten en cadáveres.

Aquello es una verdadera carnicería, y si las cosas continúan así, en plazo relativamente corto podría desaparecer la mitad de las especies mexicanas de psitácidos.

Pero no se puede dejar la solución del problema exclusivamente en manos de las autoridades, pues con los limitados recursos de que disponen están casi maniatadas. La Profepa y la Semarnat, por ejemplo, tienen sólo un puñado de inspectores para combatir la captura y venta de aves en todo el país —sin contar las otras responsabilidades que se les asignan—, y las corporaciones policiacas usualmente desconocen las leyes sobre tráfico de animales y no consideran que los vendedores de loros estén cometiendo un delito, así que rara vez los detienen y consignan.

Sólo con la participación ciudadana se puede poner freno a esta situación. Como señala la organización Pericos México, si se crea conciencia entre la gente y ésta se abstiene de comprar loros, cotorras y demás animales semejantes, el tráfico cesará por falta de demanda.

Y, dicho sea de paso, tampoco hay que comprar psitácidos traídos de otros países. Como señalábamos en esta misma columna en marzo pasado a propósito del caso de la llamada cotorra argentina o perico monje, la introducción de especies exóticas puede afectar severamente a la fauna nativa y ocasionar serias alteraciones ambientales.

De modo que, ya lo sabe: si no quiere que se acaben los loros, no los compre, pues de hacerlo estará contribuyendo a su extinción.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Viernes 15 de febrero de 2013.