Bertrand Russell, un pacifista muy especial

BERTRAND RUSSELL, UN PACIFISTA MUY ESPECIAL[1]

Por Mauricio-José Schwarz

Bertrand RussellMuchas cosas hacen singular la personalidad de Bertrand Russell, como lógico y matemático, estudioso de la semántica, escéptico, educador, moralista e incluso político (pocos nobles como él lo era, por derecho propio, miembros de la cámara de los lores, se han postulado candidatos a la cámara de los comunes… y han ganado). Pero quizá la imagen que nos llama más la atención de este genial filósofo es, ya de edad, sentado en la calle, protestando contra la guerra. Un conde de Russell y vizconde de Amberley encarcelado por oponerse a la guerra.

CUANDO LA PAZ ERA OTRA COSA

En realidad, en el pasado la guerra no era sino una calamidad más de las muchas que se ensañaban sobre los habitantes de un planeta un tanto ingenuo. Cierto, en ella la gente moría, y los amos podían cambiar por otros más perversos. Pero en términos generales se le podía considerar simple condimento de la vida.

La paz, por su parte, significaba la cesación de las hostilidades o, más exactamente, el periodo transcurrido entre dos guerras. No se pensaba, hasta este siglo, en la guerra como algo evitable. Es más, la guerra era el método de lograr la paz con el vecino, ya en Mesoamérica o en Persia. Los incas pacificaron su dominio por medio de la guerra, como los romanos, cuya paz romana nunca alcanzó gran popularidad. Y en ese tenor se advertía: Si vis pacem, para bellum (si deseas la paz, prepara la guerra) y se desgranaban frases interesantes, que llenan libros enteros, sobre los ires y venires de la guerra.

Pero nuestro siglo vio con horror cómo la guerra empezaba a desbordar a los guerreros. El estallido tecnológico despojó para siempre a la guerra del falso manto de atractivo con que generales y gobernantes trataron de cubrir sus horrores. Bombas, ametralladoras, aviones que traen la muerte del cielo, fueron la herencia de la Primera Guerra Mundial. De ahí que alguien acuñara entonces la consigna de que esta confrontación era “la guerra para acabar con todas las guerras”.

Pero simultáneamente empezaron a aparecer quienes, como los niños del cuento del nuevo traje del emperador, vieron a la guerra y gritaron que era aterradora, que no había valkirias subiendo a los guerreros al Valhala, ni bellos adjetivos para la muerte.

Uno de ellos fue Bertrand Russell. Durante la Primera Guerra, dice: “Habría sido objetor de conciencia, si no hubiera estado por encima de la edad fijada para el reclutamiento”. Vale recordar que en 1914 Russell ya tenía 42 años y uno antes había publicado su obra cumbre en las matemáticas: Principia mathematica. Russell criticó acremente la entrada de Inglaterra en el conflicto y los años le dieron la razón. El militarismo, lejos de marchitarse, floreció en Europa; la democracia no avanzó. Criticó también los tratados de Versalles, advirtiendo que el castigo rígido no controlaría a Alemania, sino haría surgir el deseo de venganza. Por su activismo sufrió persecución y, en 1918, cárcel.

LA GUERRA JUSTIFICADA

Por desgracia para el mundo, la clara visión de Russell no falló y pronto vino otra confrontación, que entrañaba el peligro más grave conocido por la humanidad: el nazismo. “Nunca he sido un pacifista absoluto, ni he sido absoluto en ningún otro rubro…” afirmaba. Llegado el terror nazi, Russell apoyó sin reserva a los aliados y el esfuerzo inglés. Igualmente, años después, apoyaría la justa guerra de defensa vietnamita mientras criticaba la agresión primero francesa y luego estadunidense.

Sus opiniones, su entrega absoluta a la razón y su liberalismo, llamaron la atención de los inquietos jóvenes de los años sesenta. ¿Quién era ese sujeto inglés, de eterna pipa, que hablaba un lenguaje comprensible? No parecía real, su filosofía se refería a problemas inmediatos, había mediado entre Kruschev y Kennedy durante la crisis de los misiles en Cuba y, además había tenido el descaro de formar, en 1966, un Tribunal Internacional para juzgar al gobierno estadunidense por crímenes de guerra en Vietnam. Estaba con los jóvenes en 1968, a los 96 años de edad. Un hombre criado en la más pura tradición victoriana se ganó el apoyo juvenil.

Pero todas sus luchas palidecían ante su preocupación por la guerra final. La guerra que no traería justicia, ni sentaría las bases de un mundo nuevo. La guerra de la destrucción.

“LUCHO CONTRA LA GUERRA NUCLEAR…”

 

“La humanidad se enfrenta con una alternativa que no ha surgido nunca, antes de ahora, en la historia: o se renuncia a la guerra o se va al aniquilamiento de la raza humana”, establecía Russell en un discurso, leído en ausencia en el Congreso Mundial de la Paz de Helsinki. En efecto, el estallido de la bomba atómica en Hiroshima provocó por primera vez el surgimiento de verdaderos pacifistas. No sólo personas que se oponían a las desagradables consecuencias de las guerras, sino que percibían que de desatarse una tercera guerra mundial, ya no habría otra. No era cuestión, no es cuestión ya, de mera ética, de estética o de ideología, sino de simple y llana supervivencia. Russell fue el líder entre ellos y su pacifismo, así, se mostró radicalmente distinto al de Gandhi, y en general al de todos sus predecesores.

Curiosamente, dada la mentalidad usualmente torcida que nos rige, Russell basaba todas sus esperanzas en los valores esenciales del hombre. “El futuro del hombre está en juego, y si llega a ser suficiente el número de los que se den cuenta, ese futuro estará asegurado. Quienes hayan de sacar al mundo de sus dificultades necesitarán coraje, esperanza y amor. ¿Lograrán prevalecer? No lo sé. Pero más allá de toda razón, estoy firme y plenamente convencido de que lo lograrán”, afirma en 1957.

Y pasa la estafeta: “Yo desearía morir en pleno trabajo, sabiendo que otros continuarán lo que yo ya no puedo hacer, y contento al pensar que se hizo lo que fue posible hacer”, dice en su ensayo “Cómo envejecer”.

A los 98 años, el 2 de febrero de 1970, Russell murió en pleno trabajo. Hizo más que la mayoría de la gente, pero dejó un mundo aún en peligro.

Eso… y la esperanza.


[1] Publicado originalmente en Revista de Revistas No. 3944, México, 30 de agosto de 1985. Pág. 25.

El día después de Roswell (108)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (108)

Fueron varios los periódicos que informaron del interés de las Fuerzas Aéreas por captar en película los misteriosos platillos voladores. Entre ellos tenemos este informe del Amarillo Daily News, de Texas, del 7 de julio[1]:

Army Primes Planes for Saucer Chase - Amarillo Daily News 7-7-1947AVIONES DEL EJÉRCITO PREPARADOS PARA PERSECUCIÓN DE “PLATILLO”

 

San Francisco, 6 de Julio (UP) – Las Fuerzas Aéreas del Ejército alertaron hoy jets y aviones cazas convencionales en la Costa del pacífico con la esperanza de perseguir y explicar el misterio de los “platillos voladores” que en 12 días ha desafiado a todo el país.

 

El General Carl Spaatz, comandante de las Fuerzas Aéreas, estaba en el Pacífico Noroeste, en donde se reportaron ver la mayoría de los objetos extraños.

 

Un vocero de las Fuerzas Aéreas de Washington dijo que él no había ido ahí a investigar, sino simplemente a dar una plática en Seattle y para una inspección aérea hoy en Tacoma.

 

Un jet caza P-80 en Muroc Army Air Field en California y seis cazas regulares rápidos en Portland, Oregón, están listos para despegar en el instante en que se notifique de cualquier avistamiento de platillos voladores en esas zonas. Algunos de los aviones llevaban equipo fotográfico.

 

Louis E. Starr, comandante en jefe de los Veterans of Foreing Wars, dijo ayer a los periodistas en Columbus, Ohio, que él entendía que el General Spaatz tenía “un grupo afuera en este momento” intentando identificar los discos.

 

Una actitud cautelosa marcó los comentarios tanto de oficiales como de científicos, pero el Capitán Tom Brown del personal de relaciones públicas de las Fuerzas Aéreas, en Washington, reconoció que las Fuerzas Aéreas habían decidido que “había algo en esto” y han estado revisándolo por diez días.

 

“Y seguimos sin tener ni la más remota idea de lo que puedan ser los discos”, añadió.

 

Avistados por primera vez el 25 de junio tomados en general con sorna y burla, los objetos han sido informados todos los días desde entonces por observadores en 33 estados. La mayoría de los objetos fueron reportados vistos el 4 de julio. Unos pocos fueron informados ayer.

 

Observadores competentes tales como pilotos de líneas aéreas dijeron que ellos han visto los discos o platillos totalmente inexplicables, más grandes que un avión y volando en “formación suelta” a gran velocidad.

 

David Lilienthal, director de la Comisión de Energía Atómica, dijo que ellos no tienen nada que ver con experimentos atómicos, y los oficiales del Ejército y la Marina también dieron declaraciones positivas.

 

El Capitán Brown dijo que las Fuerzas Aéreas no están haciendo una investigación formal. Sin embargo, el interés oficial no es casual.

 

“No creemos que nadie en este país, o fuera de este país, haya desarrollado un misil guiado que pueda ir a 1,200 millas por hora como algunos informes han indicado”, dijo el hombre de relaciones públicas de las Fuerzas Aéreas.

 

Una historia de un periódico de Los Ángeles citando a un científico no identificado del Instituto de Tecnología de California, quien dijo que el fenómeno puede tener algo que ver con experimentos en la “transmutación de la energía atómica”, causó una breve sensación la tarde de ayer. El Instituto rápidamente negó el informe. El Dr. Harold Urey, científico atómico en la Universidad de Chicago, lo llamó “un galimatías”. Él dijo que los elementos se pueden “transmutar” pero no la energía.

 

Los informes generalmente concuerdan en que los objetos voladores eran redondos u ovales. Estiman su rango de velocidad en 300 a 1,200 millas por hora. Fueron descritos como volando con un movimiento ondulatorio, a alturas de 10,000 pies y menores. Algunos los describen como brillantes o luminosos.

 

Nova Hart, mecánico de St. Louis quien fue entrenado durante su servicio en la guerra para observar todo tipo de aparatos aéreos, dijo que él vio uno de los objetos extraños cerca de Pattonville ayer. Estaba volando a una altura de 300 pies, dijo. Él lo describió como circular, con marcos acanalados y de color gris plateado. Hart dijo que parecía tener un motor con una hélice unida en el centro y que se mantuvo girando como lo hace un aeroplano en un giro lento.

 

Los primeros informes publicados del fenómeno ocurrieron el 25 de junio, Kenneth Arnold, piloto y hombre de negocios de Boise, Idaho, dijo haber visto nueve de los discos volando en formación a 1,200 millas por hora sobre Cascade Mountains en Washington.

 

El relato de Arnold fue tomado a la ligera. Se ofrecieron varias explicaciones – “reflejos”, “visión persistente”, “ceguera de nieve”.

 

Poco después otros individuos – en Nuevo México, Missouri, California y otros estados – informaron que ellos también habían visto los objetos voladores.

 

Entonces el día de la Independencia 200 personas en un grupo y 60 en otro los vieron en Idaho. Otros cientos en Oregón. Washington y otros estados del Oeste informaron haberlos visto.

 

El 4 de julio también trajo los primeros informes de los discos voladores al Este del Mississippi. Desde entonces han sido informados vistos en secciones ampliamente separadas del país –en 33 estados en total.

 

C. E. Holman, de Walter, Oklahoma, aseguró ayer que él también había visto los platillos voladores el 25 de junio. Él los vio “volando en círculos y alrededor el uno del otro” por más o menos 30 minutos, dijo. Entonces él se fue a la cama.

 

“Pensé en despertar a algunos de mis vecinos pero decidí que si eso significaba el fin del mundo ellos estarían más felices durmiendo cuando el mundo terminara”, dijo Holman.

 

OBSERVADORES DEL CIELO EN AMARILLO Y PAMPA INFORMAN HABER VISTO DISCOS VOLADORES

 

Algunos tipos ven manchas delante de sus ojos. Otros ven platillos plateados volando a lo largo a grandes tazas de velocidad.

 

Dos hombres, en diferentes partes de Amarillo, informaron ver los que ellos identifican como platillos volando a través del aire ayer por la tarde.

 

George Mouerner, empleado de International Harvester Co., quien está viviendo en el Hotel Herring, estaba parado enfrente del hotel alrededor de las 4:30 observando un aeroplano cuando vio dos discos brillantes acelerando a través del aire. Estaban viajando a una alta velocidad y en dirección Sureste. Un hombre parado al lado del Sr. Mouerner también vio los discos.

 

“Parecían ser de un color aluminio pálido”, dijo el Sr. Mouerner.

 

Al mismo tiempo, Bill Louden del 1014 Fillmore, quien estaba trabajando en Tiny Fogle´s 1305 Polk, informó que él vio tres de los discos misteriosos yendo al Sureste a una gran velocidad. Él dijo que “eran redondos y brillantes”.

 

Temprano por la tarde del sábado C. D. Hoover Jr., del 1400 Jackson, y C. P. Hutchings, del 1309-B Madison, informaron ver objetos similares flotando a través del aire.

 

Un informe fue recibido de Pampa ayer diciendo que alrededor de 50 objetos redondos y opacos pasaron sobre la ciudad dirigiéndose al Suroeste justo antes que oscureciera el sábado.

imageEl mismo periódico publicaba una ampliación de la foto de Frank Ryman con el siguiente pie de foto:

NEA Photo

 

El guardiamarina costero Frank Ryman informó que él fotografió los misteriosos “discos voladores” cerca de Seattle, Washington, y dijo que él piensa que es la mancha blanca (flecha) cerca del centro de su fotografía. Esta foto se ha ampliado cerca de 20 veces a partir de la fotografía original de Ryman.

Otro periódico de la misma ciudad de Amarillo, Texas, el Amarillo Globe, había publicado un dibujo del “Ala volante” XB-35, el 2 de julio de ese año. Esto es interesante porque se ajusta a la descripción de Kenneth Arnold sobre la forma de los objetos observados por él y es muy similar a sus primeros dibujos[2].

AmarilloGlobe2-7-47¿Es esta una pista sobre el misterio?

 

Envergadura, 172 ft.

 

PESO: Vacío, 89,000 libras; carga útil, 73,000 libras; más de 120,000 libras de sobrecarga, dando un peso total de carga de 209,000 libras. Comparado con las 230,000 libras de carga total del B-29, el bombardero más grande del Ejército.

 

POTENCIA: Cuatro impulsores tipo Prarr & Whitney Major Wasps, proporcionan más de 12,000 caballos para hacer girar ocho hélices Hamilton Standard de 15 pies.

 

CONTROLES: Funciones de elevadores convencionales, el timón y los alerones se mueven por “elevans” en el borde de salida de las alas.

 

Área alar: 4,000 pies cuadrados. 37 ½ pies. 9 pies, cuatro pulgadas.

 

Las ranuras anti parada están cerradas a grandes velocidades, se abren automáticamente si la velocidad baja demasiado.

 

ALAS: transportan todo – tripulación, pasajeros, motores, carga y combustible. Como el bombardero transporta nueve hombres de la tripulación el espacio en la cabina es suficiente para otros seis.

El pie de foto dice:

NEA Photo

 

Una foto-carta del bombardero alguna vez supe secreto del Ejército, el “Ala volante”, muestra características sobresalientes del diseño y construcción del avión poco ortodoxo. Note los datos de capacidad del bombardero en comparación con el B-29.

El Gazette & Bulletin de Lycoming County, Pennsylvania[3], informaba a sus lectores de los intentos de las Fuerzas Aéreas del Ejército por captar uno de los platos voladores con las cámaras que fueron colocadas en sus aviones.

Flying Saucers To Be Tracked Planes - Cameras (A)“PLATILLOS VOLADORES” SERÁN RASTREADOS POR AVIONES, CAMARAS

 

San Francisco (AP) – Las Fuerzas Aéreas del Ejército alertaron a jets y aviones caza convencionales en la Costa del pacífico ayer con la esperanza de perseguir y explicar el misterio de los “discos voladores” que en 12 días ha desafiado a todo el país.

 

Cinco P-51 de la Oregon National Guard cruzaron sobre las Cascade Mountains de Washington –zona en donde fueron vistos por primera vez los extraños objetos. Un sexto circundó sobre Portland, en constante contacto por radio con los otros cinco. Todos llevaban equipo fotográfico.

 

El Coronel G. R. Dodson, al mando, describió su vuelo como “patrulla de rutina” pero dijo que han sido instruidos para buscar los discos voladores.

 

En Muroc Army Air Field en California, un P-80 jet caza permanecía listo para despegar en el momento en que se diera la noticia de que cualquier platillo volador fuera avistado en esa zona.

 

Una actitud cautelosa marcó los comentarios tanto de oficiales como de científicos, pero el Capitán Tom Brown del personal de relaciones públicas de las Fuerzas Aéreas, en Washington, reconoció que las Fuerzas Aéreas habían decidido que “hay algo en esto” y (ilegible) días.

 

“Y aún no tenemos ni la más remota idea de lo que puedan ser los discos”, añadió.

 

Muchos informes recibidos

 

Avistados por primera vez el 25 de junio y saludados generalmente con risas burlonas, los objetos han sido informados todos los días desde entonces por observadores en 33 estados. La mayoría de los objetos fueron informados vistos el 4 de julio. Unos pocos fueron informados el sábado y ayer.

 

Observadores competentes tales como pilotos de aviones dicen que ellos han visto discos o platillos totalmente inexplicables, más grandes que un avión y volando en “formación suelta” a gran velocidad.

 

David Lilienthal, director de la Comisión de Energía Atómica,

 

(Continúa en la Página 3, Columna 1)

 

Flying Saucers To Be Tracked Planes - Cameras (B)“Platillos voladores” serán rastreados por aviones, cámaras

 

(Viene de la primera página)

 

dijo que ellos no tienen nada que ver con experimentos atómicos y los oficiales del Ejército y la Marina también dieron declaraciones positivas.

 

El Capitán Brown dijo que las Fuerzas Aéreas no estaban haciendo una investigación formal. Sin embargo el interés oficial no es casual.

 

No creemos que nadie en este país o fuera de este país haya desarrollado un misil guiado que pueda ir a 1,200 millas por hora, como lo han indicado algunos informes, dijo el hombre de relaciones públicas de las Fuerzas Aéreas.

 

“Galimatías”

 

Una historia de un periódico de Los Ángeles citando a un científico no identificado del Instituto de Tecnología de California diciendo que el fenómeno podría tener algo que ver con experimentos en la transmutación de la energía atómica, causó una breve sensación al sábado pasado. El instituto rápidamente negó el reporte. El Dr. Harold Urey, científico atómico en la Universidad de Chicago llamó a esto “galimatías”. Él dijo que los elementos se pueden transmutar pero no la energía.

 

Los informes concuerdan generalmente en que los objetos voladores eran redondos u ovalados. Los estimados de su velocidad van de alrededor de 300 millas a 1,200 millas por hora. Fueron descritos como volando en movimiento ondulatorio a alturas de 10,000 pies y menores. Algunos los describieron como incandescentes o luminosos.

El mismo periódico informaba sobre el avistamiento de una mujer de Towanda[4]. En esta ocasión los objetos tenían un diámetro de 15 a 20 centímetros, demasiado pequeños aún para los “marcianitos verdes”. ¿Qué fue lo que observó la señora Smith?

MUJER DE TOWANDA INFORMA “PLATILLOS” DE 6 A 8 PULGADAS

 

Towanda (AP) – La primera en informar una vista cercana de un “platillo volador” la Sra. (ilegible) Smith, de Towanda, dijo ayer que ella vio dos de ellos a no más de pocos pies de su casa.

 

La energía de estos aparentemente se había gastado, al parecer, por el exceso de velocidad y en lugar de ir a través del cielo estaban “flotando” a unos 20 pies sobre el terreno, dijo la Sra. Smith. Se balanceaban, iban juntos, se separaban, y en alrededor de dos minutos se dispararon hacia el cielo y desaparecieron. Ella los describe como “platillos de luz intensa” y dijo que ella no cree que hubiera un objeto sólido ahí. La Sra. Smith dijo que los “platillos” parecían tener de seis a ocho pulgadas de diámetro.

Otro periódico que informaba sobre los esfuerzos de las Fuerzas Aéreas del Ejército por fotografiar platos voladores fue el Richmond Times-Dispatch que publicaba el siguiente informe[5]:

Woman Reports Seeing Flying Dics Land as Aircraft Maintain Lookout - Richmond Times-Dispatch 7-7-1947MUJER INFORMA VER DISCOS VOLADORES ATERRIZAR MIENTRAS LOS AVIONES MANTIENEN OBSERVACIÓN

 

San Francisco, 6 de julio (AP) – Los misteriosos “platillos voladores” fueron reportados vistos de nuevo hoy en varias partes del país y, en Spokane, Washington, una mujer declaró que 10 personas vieron ocho de los objetos en forma de disco aterrizar cerca de St. Maries, Idaho, el 3 de julio.

 

El fenómeno ha sido informado por cientos de personas en al menos 33 estados desde el 25 de junio. Las descripciones varían, pero generalmente los informantes concuerdan que los objetos que vuelan a través de los cielos son discos en forma de platillo.

 

Aún no ha habido explicaciones tendientes a dar a los objetos un toque de realidad terrena.

 

La señora Walter Johnson dijo en Spokane que los objetos vistos cerca de St. Maries aparecieron a la vista a gran velocidad, yendo en dirección Norte, repentinamente desaceleraron y entonces “revolotearon como hojas en el terreno”.

 

Dijo que ella y sus acompañantes no los pudieron encontrar después, ni ninguna señal de que hubieran hecho algo al bosque en donde parecieron caer. Ella dijo que “eran del tamaño de una casa de cinco habitaciones” y parecían tinas de lavado más que discos. Los platillos parecían ser auto luminosos debido a su extrema brillantez, añadió.

 

Un oficial de la Oregon National Guard dijo que hoy patrullas aéreas no tuvieron éxito en avistar ninguno de los objetos pero que cualquier informe plausible sería revisado rápidamente por avión de aquí en adelante.

 

Los discos fueron informados hoy que habían sido vistos en Chicago, sobre el Lago Michigan, en el Sureste de Ontario, en Wisconsin y Minnesota, y en Maryland.

 

Una mujer de Hagerstown, Md., dijo que ella vio cinco viajando en formación hacia el Este a una “velocidad tremenda”. Dijo que “rugían con un sonido como de un tren lejano. Eran planos, como platillos, con algo en su extremo trasero. Eran del tamaño de aviones pero definitivamente no eran aviones”.

 

En Portland, el Coronel G. R. Dodson, de la Oregon Air Guard, dijo que una patrulla saldría mañana en la mañana para investigar la zona de St. Maries donde la señora Johnson dijo que ocho discos fueron vistos caer en el bosque.

 

La Guardia Costera en Seattle dijo en respuesta a las preguntas que no había nada que indicara que los objetos pudieran venir de barcos extranjeros cercanos a la costa.

 

Barcos meteorológicos de la Guardia Costera, anclados en Seattle en viernes, dijeron que ellos no han visto ningún disco en el mar, y la Sands Point Naval Air Station dijo que su radar tampoco ha captado ninguno.

 

La Marina en Seattle dijo que no ha alertado ninguna patrulla aérea, el oficial de la Civil Aeronautics Authority dijo que no se había ordenado ninguna precaución de seguridad especial para las líneas aéreas.

 

Un oficial de relaciones públicas de las Fuerzas Aéreas del Ejército, en Washington, dijo que las AAF no estaban haciendo ninguna investigación formal pero él dijo que estaban revisando los informes de discos voladores, “y aún no tenemos ni la más remota idea de lo que puedan ser”.

 

La Comisión de Energía Atómica, el Ejército y la Marina, todos han negado los misteriosos objetos.

 

Cinco P-51 de la Oregon Na-

 

Continua en la Página 6, Columna 4

 

Woman Reports Seeing Flying Dics Land as Aircraft Maintain Lookout - Richmond Times-Dispatch (-cont) 7-7-1947aDiscos voladores son informados vistos aterrizar

 

Viene de la primera página

 

tional Guard, cruzaron sobre las Cascade Mountains de Washington –zona en donde fueron vistos por primera vez los extraños objetos. Un sexto circundó sobre Portland, en constante contacto por radio con los otros cinco. Todos llevaban equipo fotográfico.

 

El Coronel G. R. Dodson, al mando, describió su vuelo como “patrulla de rutina” pero dijo que han sido instruidos para buscar los discos voladores.

 

En Manhattan Beach, California, A. W. McKelvey llevó un avión caza Mustang sobre Van Nuys. Por dos horas cruzó a 35,000 pies.

 

“No pude ver nada”, dijo cuando aterrizó.

 

El General Carl Spaatz, comandante de las Fuerzas Aéreas del Ejército, estaba en el Pacífico Noroeste. Él negó conocer nada sobre los discos voladores – o planes para usar aviones de las AAF para buscarlos.

 

“He estado fuera de contacto con las cosas por cuatro o cinco días”, dijo.

 

Entonces se fue a Medford, Oregon, en un viaje de pesca.

 

Louis E. Starr, comandante en jefe nacional de los Veterans of Foreing Wars, dijo a los periodistas en Columbus, Ohio, ayer, que él entendía que el General Spaatz tenía un “grupo afuera en este momento” buscando los discos.

 

En Muroc Army Air Field en California, un P-80 jet caza permanecía listo para despegar en el momento en que se diera la noticia de que cualquier platillo volador fuera avistado en esa zona.

 

En Birmingham, Alabama, las líneas telefónicas del Birmingham Age-Herald fueron inundadas anoche por cientos de residentes quienes atestiguaron haber visto discos voladores.

 

La mayoría de las llamadas al Age-Herald llegaron en un intervalo de una hora y fueron de residentes en varias secciones del pueblo. Las descripciones de las misteriosas luces giratorias eran más o menos consistentes.

 

Robert B. Crossland, editor telegráfico del Age-Herald estaba entre los que llamaron. Crossland dijo que él y un grupo estaban parados enfrente de su apartamento cuando aparecieron los objetos giratorios. Él dijo que le parecieron como botes salvavidas de la Marina y que se estaban moviendo en formación.

 

Un informe de un “platillo” visto sobre el Distrito de Columbia llegó anoche de Hazer Kennedy, ex cadete volador de las AAF. Él dijo que lo vio alrededor de las 8:40 P. M. (EDT) a través de una ventana de su casa, pensando al principio que era un reflejo en el vidrio, y subiendo la ventana para tener una vista sin obstrucciones.

 

Él describió el objeto como volando alrededor de 1,200 a 1,500 pies a “más de 1,000 millas por hora”. Dijo que tenía un tono naranja. Contó que después de un corto tiempo simplemente “desapareció”.

 

Historias relacionadas a la histeria

 

El Dr. Winfred Overholser, psiquiatra de fama nacional, comparó los informes con las historias de la serpiente de mar y dijo que llevan algunos de los rasgos característicos de “histeria nacional”.

 

Pero el Dr. Harry A. Steckel, psiquiatra asesor de la Veterans Administration, desechó el elemento de “histeria de masas” en conexión con los informes de “platillos voladores”.

 

Steckel, profesor emérito de psiquiatría en el Syracuse University College of Medicine, añadió que los discos posiblemente eran el resultado de “experimentos de agencias desconocidas del gobierno”.

 

Una actitud cautelosa marcó los comentarios tanto de oficiales como de científicos, pero el Capitán Tom Brown del personal de relaciones públicas de las Fuerzas Aéreas, en Washington, reconoció que las Fuerzas Aéreas habían decidido que “hay algo en esto” y ha sido revisado por 10 días.

 

“Y aún no tenemos ni la más remota idea de lo que puedan ser (los discos)”, añadió.

 

Avistados por primera vez el 25 de junio y saludados generalmente con risas burlonas, los objetos han sido informados todos los días desde entonces por observadores en 33 estados. La mayoría de los objetos fueron informados vistos el 4 de julio. Unos pocos fueron informados el sábado y ayer.

 

Observadores competentes tales como pilotos de aviones dicen que ellos han visto discos o platillos totalmente inexplicables, más grandes que un avión y volando en “formación suelta” a gran velocidad.

 

El Capitán Brown dijo que las Fuerzas Aéreas no estaban haciendo una investigación formal. Sin embargo el interés oficial no es casual.

SyracuseHeraldJournal7-7-47Al lado vemos una fotografía del Syracuse Herald Journal del 7 de julio de 1947, en donde aparece un técnico colocando una de las cámaras fotográficas en los aviones P-51 que se habían alistado para la caza de los platos voladores.

Pero la aparente apatía y desapego del General Spaatz no coincide con un informe periodístico que indica que los propios servicios de inteligencia del Pentágono, el G-2, estaban interesados en estos informes sobre platos voladores y que los habían estudiado desde hacía un año. Pero eso lo veremos en la próxima entrega.

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Anonimo, “Flying Saucers” To Be Tracked By Planes, Cameras, Gazette & Bulletin, Lycoming Co., 7 July 1947.

Anonimo, Army Primes Planes For “Saucer” Chase, Amarillo Daily News, Texas, 7 July 1947.

Anonimo, Towanda Woman Reports “Saucers” 6 to 8 Inches, Gazette & Bulletin, Lycoming Co., 7 July 1947.

Anonimo, Woman Reports Seeing Flying Discs Land As Aircraft Maintain Lookout, Richmond Times-Dispatch, 7 July 1947.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Blakeslee W. Howard, Disc Recorder Unwinds Himself, Detroit News, Chicago, Monday, July 7, 1947.

Blakeslee W. Howard, Disks Explained By Sight Laws, The New York Times, New York, 6 July 1947.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dietz David, Don’t Look, but It May Be Mars, The New York World Telegram, New York, 6 July 1947.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-97/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-98/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-99/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-100/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-101/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-102/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-103/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-104/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-105/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-106/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-107/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Kennedy T. R. Jr., “Flying Saucers” Mystify Experts; May Be Prank of Nature, They Say, The New York Times, New York, 6 July 1947.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Shalett Sidney, What You Can Believe About Flying Saucers, Saturday Evening Post, April 30 y May 7, 1949.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Schumach Murray, “Disks” Soar Over New York, Now Seen Aloft in All Colors, The New York Times, New York, 6 July 1947. Pags. 1 and 46.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Anonimo, Army Primes Planes For “Saucer” Chase, Amarillo Daily News, Texas, 7 July 1947.

[2] La similitud fue señalada por el tal Noguez en una serie de artículos escritos para la revista DUDA. Lo Increíble es la verdad, del cual sólo se publicó la primera parte (Ruiz Noguez Luis, “Los archivos de Arnold”, DUDA, No. 1103, México, 19 de agosto de 1992). En esta serie retomaremos esos artículos.

[3] Anonimo, “Flying Saucers” To Be Tracked By Planes, Cameras, Gazette & Bulletin, Lycoming Co., 7 July 1947.

[4] Anonimo, Towanda Woman Reports “Saucers” 6 to 8 Inches, Gazette & Bulletin, Lycoming Co., 7 July 1947.

[5] Anonimo, Woman Reports Seeing Flying Discs Land As Aircraft Maintain Lookout, Richmond Times-Dispatch, 7 July 1947.

Bárbara Fox y la disforia de género

ESCRUTINIO

Bárbara Fox y la disforia de género[1]

Juan José Morales

Lo más probable es que usted no sepa quién es Bárbara Fox. Ni tampoco Ámbar Gay, o Ámbar Berenice Gaynor Manzur, o tampoco le diga nada el nombre de Andrea Elizabeth de los mismos apellidos, ni mucho menos el de Leonardo Gaynor Manzur. Pero en todos los casos se trata de la misma persona. Nació como este último, adoptó los dos primeros como nombres artísticos, y finalmente —tras intervenciones quirúrgicas y trámites legales— terminó siendo Andrea Elizabeth.

clip_image001De esta en apariencia enrevesada historia se habla en un libro de largo y grandilocuente título: Bárbara Fox: por toda la eternidad. Autobiografía de la primera mujer transexual en Yucatán, recientemente salido de las prensas de la editorial yucateca Compañía Editorial de la Península y cuya portada vemos a la derecha.

No es una obra con mayores méritos literarios o de otro tipo. Incluso pueden criticársele errores de redacción. Pero hoy nos ocupamos de él porque aborda —si bien de manera muy limitada, como una historia personal y sin profundizar en el tema— el fenómeno de la transexualidad, también llamado disforia de género o Síndrome de Benjamín, en honor del médico alemán Harry Benjamín, quien por primera vez propuso la terapia hormonal para atender a los transexuales.

Aquí, antes de seguir adelante, conviene precisar que la transexualidad es distinta de la homosexualidad o la bisexualidad. Tampoco debe confundirse al transexual con el travesti, que es aquella persona a quien gusta utilizar la vestimenta del sexo opuesto —principalmente hombres que se visten y maquillan como mujeres— pero no rechazan su cuerpo ni sienten la necesidad de modificarlo.

Un transexual —continuemos precisándolo— no es simplemente un homosexual o una lesbiana. Mucho menos un travesti o un bisexual. Es una persona que por su físico y sus órganos genitales pertenece a un sexo, pero su mentalidad corresponde al sexo opuesto. Así, un transexual femenino es un hombre que se siente, piensa y actúa como mujer aunque posea pene y testículos y carezca de senos. A la inversa, un transexual masculino es una mujer que se siente hombre y tiene mentalidad de tal, aunque posea vagina, clítoris, ovarios y senos y carezca de pene y testículos. O, para decirlo en términos ya usuales: el transexual es una mente de mujer aprisionada en un cuerpo de hombre, o viceversa.

Ser transexual no es una perversión, una desviación, un capricho, una moda, una tendencia cultural ni —mucho menos— cuestión de simple preferencia sexual. Es una realidad física y mental, por lo demás muy dura y difícil de sobrellevar en una sociedad donde, pese a las leyes, persisten los prejuicios, el machismo, la discriminación y las normas religiosas.

La transexualidad no es muy común. Estudios recientes indican que alrededor de una de cada 30 mil personas nacidas con genitales masculinos y una de cada 100 mil nacidas con genitales femeninos, son transexuales, sin que se sepa aún por qué tal situación es más frecuente entre hombres que entre mujeres.

Como es de suponer, para un transexual la vida resulta en extremo difícil. Como ha escrito alguien, “el verdadero problema del transexual, hoy, no es que esté atrapado en un cuerpo equivocado. El verdadero problema del transexual, hoy, es que está atrapado en una mentalidad social equivocada”.

Por fortuna, ahora ya no se persigue, encarcela ni envía al patíbulo a los transexuales —ni siquiera a los homosexuales, aunque todavía ello ocurre en países musulmanes— pero sí son objeto de rechazo, hostilidad y discriminación encubierta. Y de ello habla precisamente este libro. De la vida de un transexual en la sociedad mexicana, y particularmente en una sociedad conservadora y tradicionalista —en el peor sentido del término— como es la yucateca. En él se relata cómo desde la infancia el entonces varón, al manifestar su femineidad, fue objeto de segregación, burlas, severos castigos, abuso sexual y violaciones, y cómo tuvo que desenvolverse —sin ser nada de eso— en un ambiente de homosexuales y prostitutos, y cómo debió canalizar sus inquietudes artísticas por el camino del travestismo, hasta que finalmente se sometió a la operación de cambio de sexo ý pudo transformarse físicamente en mujer.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 19 de marzo de 2013

Revelation: La primera simulación de entretenimiento ovni

Revelation: La primera simulación de entretenimiento ovni

25/03/2013

(Esta nota de prensa sin editar es cortesía de Gamasutra y su asociación con el juego notable relacionado con el recurso GamesPress.)

Para publicación inmediata – Condado de York, PA – Revelation es un sueño de 20 años que se convertirá en realidad sólo con la ayuda a través de Kickstarter y UFO Studios; http://www.UFOStudios.net/Revelation. Desde los albores de los videojuegos ha habido miles de juegos sobre seres humanos que luchan con los invasores extraterrestres, que tienen épicas batallas espaciales y con la humanidad superando cualquier amenaza extraterrestre, aún no ha habido ninguno como Revelation. En esta forma única de juego de simulación de vuelo e infiltración de caza stealth usted es el extraterrestre controlando vehículos espaciales extraterrestres y la tecnología que hace que las armas humanas parezcan juguetes insignificantes. Por otra parte, los seres humanos tienen un montón de juguetes para vomitar en tu contra. No sólo eso, sino que van a absorber tu tecnología alienígena para adaptarla y mejorarla cada vez que fallan. Si eso no fuera suficiente, usted no es el único extraterrestre en la Tierra. Su rival, incrustado profundamente bajo tierra, ha dado el paso a subsumir a la humanidad al hacerse cargo de su mayor fuente de poder, sus líderes.

YouTube trailer: http://www.youtube.com/watch?v=23LXD6GkpLw

Eb del Juego: http://www.UFOStudios.net/Revelation

Canal de YouTube: http://www.youtube.com/ufostudiosinc

Acerca de Revelation:

Revelation es un juego de simulación de vuelo ovni y stealth en el que tú piloteas la nave extraterrestre como a un extraterrestre de la raza Gris. Te confrontan las fuerzas humanas de todo el mundo y reptiles alienígenas enterrados en profundas bases militares subterráneas. En el camino Encuentros Cercanos del Tercer Tipo utilizan representaciones realistas de los extraterrestres, Revelation se basa en informes de abducciones alienígenas reales y cómo interactúan con los gobiernos militares y políticos. La cuarentena en la protección de la humanidad de la invasión de especies extraterrestres ha sido levantada el 21 de diciembre de 2012 y le toca a usted determinar cómo, cuándo, y si va a salvar a la raza humana… incluso si esto significa la destrucción de la Tierra.

Características:

Simulación ovni donde pilotas una variedad de naves extraterrestres

¡Usted es el extraterrestre! Un extraterrestre de la raza gris interaccionando con humanos civiles y militares.

Física de vuelo utilizando métodos de comportamiento electro gravitacional y electrostático

Basado en la moderna mitología popular de los ovnis y extraterrestres

Tecnología alienígena única. Todo desde los implantes y la biotecnología a las armas y naves espaciales

Juego evolutivo que juega en cómo los seres humanos adaptan su tecnología alienígena y la usan contra usted

Nuevo subgénero de simulación de vuelo utilizando tácticas aéreas mucho más versátiles e intensas peleas de perros

Juego basado con precisión quirúrgica en un vehículo stealth

Acerca de UFO Studios:

UFO Studios fue fundada en 2009, por el veterano Don Goddard. Don ha trabajado en varias de las compañías de videojuegos más reconocidas en el mundo, incluyendo SEGA, Rockstar, MicroProse, Midway and Interplay y en mega-franquicias como Sonic the Hedgehog, F-15 Strike Eagle, Gunship, Troy Aikman Football and Transworld Surf. UFO Studios utiliza una gran cantidad de artesanos de talento superior con experiencia en casi todos los desarrolladores de juego en la industria para crear tecnología innovadora y original y juegos para el entretenimiento, la educación y los negocios.

UFO Studios nació de la necesidad de hacer juegos con mayor calidad y un mayor impacto de larga duración a través de la interactividad creativa y original. Don Goddard, CEO/CTO, es un innovador técnico excepcional y diseñador que ha trabajado en juegos profesionalmente durante más de 20 años, y es un experto en la materia de lo UFO Studios UFO, Inc. desarrolla IP original y contenido interactivo para PC y Mac, Web, iOS y Android, y puede proporcionar más información o preguntas en http://www.UFOStudios.net

http://www.gamasutra.com/view/pressreleases/189187/Revelation_The_worldrsquos_first_UFO_entertainmentsimulation.php