El día después de Roswell (107)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (107)

MeadeLayneEn otra entrada de esta serie comentamos que el tema de los platos voladores atrajo de inmediato a toda una caterva de mentirosos, fabuladores y falsificadores. Entre ellos no podían faltar los espiritistas y médiums. Aquí hay un ejemplo de los anteriores, publicado en el Oxnard Press-Courier[1], de California. Se trata de la opinión de N. Meade Layne, editor de The Journal of Borderland Research, publicación del Borderland Sciences Research Associates Foundation Inc. Meade Layne decía que los platos voladores eran “cuerpos etéricos de otro mundo”.

“CUERPOS ETÉRICOS”

 

San Diego (UP) – Mead Layne, editor de una revista de ocultismo, ha asegurado hoy que los “platillos voladores” que se ven en todo el país son cuerpos etéricos de otro mundo.

 

Layne, quien en noviembre pasado reportó haber tenido contacto con una “nave espacial”, que fue vista en San Diego, dijo que había recibido un mensaje de las personas a bordo de los “platillos” a través de un trans-control o médium.

 

“Es posible que los objetos pasen de un nivel etérico a un nivel denso de la materia y entonces parecerán materializarse. A continuación, vuelvan a una condición etérica”, dijo Layne.

 

“Estos visitantes no son seres humanos ex-carnados, sino que son seres humanos que viven en su propio mundo”, explicó Layne. “Ellos vienen con buenas intenciones. Tienen alguna idea de experimentar con la vida en la tierra. Eso viene a vivir en el mundo por un tiempo”.

En el mismo número del Oxnard Press-Courier se publicó un comentario de los funcionarios de la Marina[2]:

COMENTARIO DE LA MARINA

 

Washington (UP) – Funcionarios del US Naval Observatory concluyeron hoy extraoficialmente que los misteriosos “platillos voladores” no eran, por lo menos, fenómenos astronómicos.

 

Un funcionario dijo que la decisión no oficial del observatorio se basa en las descripciones de los extraños objetos voladores ya que ninguno de los astrónomos los había visto.

 

Por otra parte, tanto el Ejército como la Marina se confesaron incapaces de dar una explicación sobre los objetos denunciados. El Ejército inició una investigación el jueves.

 

milwsentinelflyingflap7-6-47Aunque hubo algunos informes de platillos que podrían haber sido un nuevo tipo de avión de la Marina, “The Flying Pancake”, la Armada dijo que sólo tenía uno de esos aviones y ese estaba en Hartford, Connecticut

 

El Ejército se negó a decir si estaba contactando a las personas que dijeron haber visto los objetos voladores. No quiso revelar la línea de su investigación.

Finalmente, el Oxnard Press-Courier publicó un editorial bastante escéptico[3], en el que comparaba a los platos voladores con los avistamientos de monstruos marinos. Mencionaba que el pueblo estadounidense estaba ávido de nuevas sensaciones por lo que “es presa fácil de cualquier tipo de engaño” (en realidad esta característica se le puede aplicar a cualquier ser humano). El autor del editorial habla de la influencia de la ciencia ficción y de las historietas que han generado “una imaginación alborotada”. También hace una advertencia para “cuando el irresponsable, el malicioso, el fanático se apodere de los discos”, pues dice, “pueden seguir los problemas”; y justo eso fue lo que ocurrió con el tema de los platos voladores.

EDITORIAL: LOS PLATILLOS VOLANTES

 

Los platillos volantes han llegado en el momento preciso. El pueblo estadounidense, que ama entrañablemente una sensación, y es presa fácil para casi cualquier tipo de engaño, ahora puede mirar por las ventanas y si busca lo suficiente, puede ver todo tipo de extrañas formas revoloteando en el aire.

 

Pueden ser discos, proyectiles misteriosos que están siendo probados para la próxima guerra por nuestros líderes militares, o enviados a través de nuestra tierra en andanadas tentativas por algún enemigo putativo.

 

Pueden ser cuerpos astrales, o visitantes de planetas extraños, quienes están saliendo directamente de las páginas de las historietas para estudiar la gente extraña en la tierra – y pueden soportar numerosos estudios. Los aviones pueden perseguirlos inútilmente a través de los cielos, los astrónomos escudriñar en sus telescopios sin resultado en un esfuerzo por capturarlos. El fracaso de la ciencia, o cualquier otra autoridad responsable de conocer algo sobre ellos no impedirá que los discos se avisten por decenas, siempre que los hombres y las mujeres puedan dejar que funcione su imaginación alborotada.

 

Si se lleva a cabo en el espíritu de la buena diversión, no ocasionarán ningún perjuicio. Pero cuando el irresponsable, el malicioso, el fanático se apodere de los discos, entonces pueden seguir los problemas. La mejor esperanza es que en algún momento pronto, muy pronto, otra cosa que pueda suceder al volátil pueblo estadounidense otro bocado para pensar y hablar. A continuación, los discos van a desaparecer en el limbo de las cosas olvidadas, siguiendo el camino de la lluvia de ranas y peces, de las que se solía escuchar, o los monstruos marinos que aún se reportan ocasionalmente en los lagos.

Otra editorial publicada aquel 7 de julio, la del Lewiston Daily Sun[4], coincidía en el título con la del Oxnard Press-Courier, “Los platillos volantes”, pero hasta ahí llegaban las similitudes porque al contrario de esta la del Sun era bastante crédula. También mencionaba la relación entre los platos voladores y los monstruos como el del Loch Ness (señalada a modo de burla por un periódico británico). Pero el autor de la editorial del Sun afirmaba que los monstruos lacustres sí existían.

EDITORIAL: LOS PLATILLOS VOLANTES

 

La declaración de un periódico británico de que los discos voladores vistos en muchos puntos de este país son “la respuesta de los Estados Unidos para el monstruo de Loch Ness” podría llevar a suponer un considerable grado de escepticismo por parte de nuestros amigos del otro lado del charco.

 

Pero como la mayoría de la gente sabe, ahí HAY una criatura como el monstruo del Lago Ness. El enorme reptil-animal no sólo ha sido fotografiado, sino ha sido claramente percibido por los monjes benedictinos de mente sobria de la famosa Abadía de Fort Augustus en la orilla del lago escocés. Sin duda que hay suficientes pruebas.

 

Ahora, los discos voladores se han visto en Augusta, capital de nuestro Estado, lo cual nos satisface que ahí haya algo fenomenal rozando en todos los cielos de arriba. Cuando se informó por primera vez sólo en secciones occidentales del condado, era natural burlarse para la gente de Maine de mente literal, y decir que las “visiones” por beber agua o algo de naturaleza similar afectaba la vista de la gente en el Oeste.

 

Pero el hecho de que los discos han sido vistos sobre Augusta pone una cara diferente en el asunto, y ya no hay ninguna duda de que los misteriosos platillos realmente existen.

 

Por supuesto, docenas de teorías se ofrecen para explicar todo el asunto. Sin embargo, en nuestra opinión, no son meteoros, no son cristales de hielo, y no son proyectiles enviados aquí por Marte para asustarnos hasta la histeria. El misterio se reduce a dos posibilidades.

 

(A) Son armas experimentales enviadas aquí por una potencia extranjera, con la que estamos en el mejor de los términos, que vamos a describir como R _ _ _ a.

 

(B) También son armas experimentales desarrolladas por nuestros propios servicios de defensa, que se están probando en secreto. Naturalmente, ni el Ejército ni las Fuerzas Aéreas admiten que saben qué significa todo esto – sí que saben.

 

Ahora, si la teoría B es correcta, no hay nada de qué preocuparse. Pero en caso de que la teoría A sea la más adecuada, le sugerimos al Congreso que tenga suficiente dinero apropiado para una investigación. Y ya que la evidencia de primera mano es lo mejor de todo, sugerimos además que después que el Congreso levante la sesión, un número bastante grande de legisladores de la Cámara y el Senado sean enviados a la atmósfera a través de los EE.UU., en dirigibles no rígidos, para conseguir toda la información posible sobre los platillos volantes. Por eso significa que el misterio se resolvería rápidamente, ahorrando así la ciudadanía de una epidemia de ojos tensos y cuellos lisiados.

 

Y si algún congresista alerta pudiera capturar uno de los objetos, ¿qué mejor garantía de reelección del año próximo por un electorado agradecido? Los voluntarios, por favor un paso adelante.

Contrastando con su propia editorial, el Lewiston Daily Sun del 7 de julio también publicó una breve nota sobre la teoría del Dr. Húngaro Aurel Aezel, quien pensaba que los platos voladores eran una especie de espejismo[5]:

NO SON MÁS QUE ESPEJISMOS

 

Filadelfia, 6 de julio (AP) – El Dr. Aurel Aezel, editor de un periódico en idioma húngaro, expresó hoy su convicción de que los platillos voladores reportados vistos en el país sólo fueron espejismos – posiblemente reflexiones de luz en el cielo, distorsionadas circularmente, de vuelos de aviones reales a muchos kilómetros de distancia.

El Winnipeg Free Press[6], de Oregón, publicó un largo artículo, con varios dibujos, con las opiniones de diversos representantes de la sociedad. Ahí estaban profesores universitarios de matemáticas, jefes de policía, directores de compañías aéreas, reverendos, astrónomos y hasta políticos. Toda una gama de ideas y opiniones.

WinnipegFreePress7-7-47 (2)¿REALIDAD O FANTASÍA? LO QUE ELLOS DICEN

 

¿Qué es?

 

¿Qué es el disco volador?

 

¿Significa el fin del mundo?

 

¿Es una nueva arma secreta?

 

¿Quién lo está probando?

 

¿Los hombres de Marte?

 

¿Los rusos?

 

¿Nuestros propios científicos?

 

¿Es todo sólo un montón de tonterías?

 

¿Es un capricho de la naturaleza?

 

¿Son las personas que afirman haberlos visto simplemente biliosas y están viendo manchas?

 

¿Es radiactividad causada por la bomba atómica?

 

¿Es el rayo cósmico?

 

En otras palabras:

 

¿Es realidad o fantasía?

 

winnipegfreepress7-7-47Esto es lo que tenían que decir los winnipegianos cuando se le preguntó el lunes, en cuanto a sus opiniones sobre los informes del disco volador:

 

H. B. Promislow, tutor universitario en matemáticas: Ha habido tantos informes que debe haber algo en estos discos voladores. Pero dudo de que sea el fin del mundo. Tal vez sean manchas solares. Y yo no creo que sean experimentos con alguna máquina voladora nueva. Si alguien está probando un nuevo dispositivo creo que todos los informes procederían de la misma zona. Tal vez voy a estar más interesado en ellos, ahora mismo no me importan.

 

El Jefe de policía Charles MacIver se negó a comentar: Esa no es una pregunta que se le hace a un policía. Pregúnteme acerca de algo en que esté capacitado para dar una opinión.

 

Un alto oficial de policía decía: yo no puedo averiguar si se trata de un caso de hipnosis colectiva o histeria colectiva. Noté que un hombre dijo haber visto un disco volador girar lentamente en el cielo. Personalmente creo que fue él quien poco a poco iba dando vueltas.

 

La Sra. Maryon Raynbird, del 150 Spence street, piensa que los informes de los discos voladores, son “un montón de tonterías. Son producto de la imaginación demasiado fértil. Ciertamente no creo que se trate de fenómenos científicos o una nueva arma secreta”.

 

Un ciudadano local, quien se negó a dar su nombre, insiste en que vio a los platillos voladores dando vueltas encima de su cabeza mientras estaba sentado en los terrenos de los poderes legislativos en compañía de una dama la noche del sábado. Siguieron pasando de Este a Oeste, dijo, y todos desaparecieron detrás del Golden Boy.

 

W. F. English, vice-presidente de TCA: Creo que todo esto es sólo pura fantasía. Después de todo, nadie ha estado muy cerca de uno de estos discos voladores y nadie ha visto uno aterrizar. Los pilotos de T.C.A. no han informado ver uno por lo que yo sé. No pongo mucha fe en la teoría de la experimentación. Con informes procedentes de tantos lugares en el continente cualquiera que pruebe máquinas voladoras debe estar en la luna. No, alguien vio algo, lo reportó como un disco y ahora cada vez más gente se está imaginando cosas.

 

Rev. H. A. Frame de la Broadway United Church de St. Stephen: Por supuesto que nunca he visto ninguno, pero siento que hay algo en ello. En cuanto a lo que realmente son, su conjetura es tan buena como la mía. Estoy seguro de que no es el fin del mundo y no creo que estén conectados con la energía atómica, de ninguna manera. No le doy ningún crédito a la teoría de que estamos siendo atacados por algún poder desconocido. De verdad, no me importan los discos voladores más que los informes de monstruos marinos de la costa.

 

R.V. Ryan, Canadian Pacific Airlines limited: no tengo ni la más remota idea de lo que son. Es algo que nadie sabe. Nadie en nuestra organización ha visto uno hasta donde yo sé. Si pudiéramos echar un vistazo a uno tal vez no sería tan escéptico. Quizás hay algo de esta charla sobre un experimento secreto, tal vez… oh, no lo sé.

 

D. R. P. Coates presidente de la Real Sociedad Astronómica de Canadá, Winnipeg Centre: Algún tipo de aparato volador, todavía en la lista secreta, está definitivamente siendo probado en alguna parte, en el continente. Informes anteriores serían más auténticos que los recientes. Hay personas que ahora llama a cualquier objeto volador un “disco”. Uno o dos informes sugieren meteoros, pero eso no es la respuesta. Experimentación, eso es todo.

 

L. T. S. Norris-Elye, director del Museo de Manitoba: Al principio pensé que no eran más que globos meteorológicos que viajaban a grandes velocidades a gran altura. Ahora, ya no lo sé. Las observaciones de la gente son irremediablemente inexactas. De todos modos, si se está probando algún dispositivo nuevo y secreto, cuanto menos se hable, mejor.

 

Harry D. Ainlay, alcalde de Edmonton: Al principio pensé que se trataba de algún experimento militar, pero al parecer esta teoría ha sido desacreditada. Es probable que sólo sean meteoritos.

 

Esta misma opinión fue expresada por Lucien Borne, el alcalde de la ciudad de Quebec y el alcalde E. Wilson, de Verdun, Que.

 

De la tierra del Ogopogo, el alcalde W. M. Mott, de New Westminster: Una perturbación de aire creada a partir de los gases.

 

H. D. Reid, hombre de negocios de Toronto: Probablemente es un invento que se dará a conocer en breve. Creo que es más que un experimento militar.

 

Roy Whitman, despachador de taxis en el C.P.R. depot: Imaginación, eso es todo. Cada vez que se cuenta la historia es mejor y mejor. Alguien está viendo cosas – como elefantes de color rosa, ya sabes.

 

Mayor Garnet Coulter: Creo que es un contratista marciano trabajando. Los platillos volantes son, probablemente, un nuevo tipo de material de construcción que quieren que usemos cuando construyamos el nuevo ayuntamiento.

 

Dr. M. S. Lougheed, Oficial de salud médica: Nunca he visto ningún platillo volador todavía. Me recuerdan a una lluvia de arañas globo que me encontré en zonas rurales de Manitoba hace unos 40 años. Había millones de ellas, flotando suavemente en el aire.

 

E. P. McCorquodale, inspector de licencia: No tengo ni idea de lo que son estos platillos voladores, pero creo que tenemos que ser capaces de descubrir algún antiguo reglamento que impida que ellos sigan volando sobre Winnipeg.

 

W. D. Hurst, ingeniero de la ciudad: como los departamentos de defensa del gobierno son incapaces de proporcionar una explicación satisfactoria de los discos voladores, es probable que sean algunos fenómenos atmosféricos. No me gustaría decir que la gente simplemente está viendo cosas, ya que los platillos voladores han sido vistos por todas partes.

 

E. A. Wood, jefe de la limpieza de calles y división de recolección de residuos, departamento de salud de la ciudad: No he visto ningún platillo volador todavía, pero tal vez son duendes disfrazados. Ellos son probablemente responsables de que el viento sople hacia el Sur sobre Elmwood y St. Boniface y causantes de todos los vertederos problemas de la ciudad.

 

G. I. Gardner, secretario asistente de la ciudad: Los platillos volantes… ¡phooey! ¡Exceso de indulgencia en leche de alce salvaje!

 

Excmo. Ivan Schultz, ministro de Salud Pública y Asistencia: Sin duda requiero más información antes de hacer un comentario sobre eso.

 

Premier Stuart Garson no estaba disponible para hacer comentarios, al estar involucrado en numerosos debates gubernamentales – de tipo verbal – en la reunión de ministros del gabinete.

 

R. G. Saskrison, empleado de C.N.R.: No sé, parece divertido. Podrían ser manchas de sol o algo así, pero el gobierno puede estar en el ajo, y no decir nada. Si fueran peligrosos no les permitirían volar alrededor de la manera en que lo hacen.

 

F. S. C. Anderson, jefe de estación de la C.N.R.: No sé nada de ellos. Vimos algunas luciérnagas revoloteando anoche. Tal vez eso es lo que son.

 

F. N. McKenzie, agente del distrito de pasajeros, C.N.R.: Creo que el gobierno ha estado experimentando con algo y la noticia se estrelló accidentalmente. Ahora lo están minimizando de manera que el verdadero experimento no se realizará ante el público.

 

J. R, Finlay de la CBC: ¿Discos voladores? Bueno, rumores sin fundamento fáctico que vuelan tan alto hoy en día, me gustaría algo sólido para basar cualquier opinión. De todos modos, yo no estoy perturbado en lo más mínimo – sólo ligeramente interesado. Por lo que yo sé la radio no se ha visto afectada por ellos en absoluto.

ForgottenMysteriesRDeWittMillerWalter Winchell, principal reportero del San Jose News[7], de California, se fue a los archivos y rescató algunos avistamientos de finales del siglo XIX y principios del XX. Dichos informes fueron publicados por R. DeWitt Miller en su libro Forgotten Mysteries.

WINCHELL DICE QUE EL MISTERIOSO PLATILLO VOLADOR SE VIO POR PRIMERA VEZ EN 1913

 

Walter Winchell, reconocido columnista del New York da a conocer en la siguiente historia que el misterio de los “platillos voladores” no es un fenómeno nuevo.

 

Por Walter Winchell

 

Columnista de New York

 

Escrito expresamente para el INS

 

Los Angeles, 7 de julio (INS) – El misterio de los “platillos voladores” no es nuevo. Esto se remonta a tres décadas y aún más.

 

En “Forgotten Mysteries”, un libro publicado a principios de este año (meses antes de que los “platillos voladores” fueran vistos) R. Dewitt ofrece dos casos que se asemejan sospechosamente al misterio actual:

 

(a) “Una extraña procesión de cosas desconocidas fue vista en el cielo el 9 de febrero de 1913, según informes recogidos por el profesor Astrónomo Chant de Toronto, y publicados en el “Journal of the Royal Astronomical Society of Canada”.

 

“La colección de observaciones del Profesor Chant cubre numerosos puntos del Norte de los Estados Unidos y Canadá.

 

Visto cerca del horizonte

 

“Temprano en la tarde del 9 de febrero, un cuerpo luminoso fue visto cerca del horizonte. Luego comenzó a viajar en línea recta a través del cielo. Se observó… que el cuerpo se componía de tres o cuatro partes, con una cola para cada parte. Este grupo, o una estructura compleja, se movía con una ‘deliberación majestuosa peculiar’. Desapareció en la distancia, y otro grupo salió de su lugar de origen”. Siguió un tercer grupo.

 

“De acuerdo con otro observador, ‘había probablemente 30 o 32 cuerpos, y lo curioso acerca de ellos era que se movían en grupos de cuatro, de tres y dos, a la misma altura unos y otros, y tan perfecta era la alineación que podías decir que era una flota aérea maniobrando después de una perforación rígida”.

 

(2) “El barco británico, el H.M.S. Caroline, navegaba lentamente por el Mar del Este de China, entre Shanghai y Japón, en la noche del 24 de febrero de 1893. A las 10 p.m., se informó de algunas ‘luces inusuales’ por lo que el capitán Charles J. Norcock salió a cubierta para investigar.

En el Hutchinson News Herald, de Kansas, se reprodujo un artículo en donde se explicaba que los platillos volantes podrían explicarse atendiendo a algunas de las leyes de la vista humana[8]:

LOS DISCOS PUEDEN SER TRUCOS DE LOS OJOS

 

Nueva York (AP) – Algunas leyes de la vista humana explican mucho de lo que ha dicho sobre los platillos voladores reportados en casi todas las partes de los Estados Unidos.

 

A cualquier distancia que esté cerca del límite de lo lejos que una persona puede ver, todos los objetos aparecen redondos o casi. Esta ley de la vista abarca tanto a las cosas pequeñas vistas de cerca como a las grandes a grandes distancias.

 

Independientemente de la forma, el objeto cerca del límite de la vista se ve redondo. Si la cosa se recorta contra un cielo brillante, como algunos de los platillos voladores han sido reportados, entonces es más probable que revele su verdadera forma.

 

Si la cosa se ve por la luz reflejada, como en la mayoría de los casos reportados, es casi, seguro que sea redondo, y si las reflexiones son de la luz del sol, entonces los tamaños reportados son los que sería de esperar a partir de reflejos distantes de luz.

 

El hecho excepcional sobre prácticamente todos los platillos es que no tenían ninguna estructura – parecían simplemente redondos y planos. Esa descripción se ajusta exactamente con los trucos que juegan los ojos. Este truco varía con las diferencias en el clima y la iluminación.

 

IndianaEveningGazette7-7-47Este escritor ha visto platillos volantes sobre la sonda de Long Island, cerca de su casa, no sólo este año sino en años anteriores. Eran redondos, brillosos y de rápido movimiento. Pero no eran ningún misterio porque eran la luz reflejada por los cuerpos de los aviones que luego se identificaron mediante el cambio de rumbo y al acercarse lo suficiente como para ser vistos claramente. La semana pasada, este escritor también vio una forma ovalada volando que por un momento se veía exactamente como la fotografía o el objeto oval tomada por el soldado Frank Ryman al Norte de Seattle. El óvalo de Long Island se acercó y se convirtió en un avión.

 

Los aviones a grandes distancias se tienden a ver redondos cuando la luz se refleja en sus caras. Algunas de las MiddlesboroDailyNews6-7-1947maniobras informadas que tuvieron los platillos de desaparecer de la vista y regresar otra vez a la vista, se asemejan a lo que puede verse mientras se ve los aviones distantes.

 

No hace ninguna diferencia si los aviones son guiados, sin piloto o jets. A grandes distancias todos se ven iguales.

 

Lo que sí extraña es que nadie ha visto un platillo volador cerca. En una de tantas experiencias un closeup ocasional sería casi inevitable.

 

No hay explicación para las velocidades MiddlesboroDailyNews7-7-1947reportadas de 1,000 o más millas por hora. Los meteoros, aunque van mucho más rápido que eso, no lo explican porque los platillos aparecieron en su mayoría durante el día y no hay suficientes meteoros a la luz del día.

Tenemos las portadas de varios diarios americanos del 7 de julio que informan sobre los avistamientos de discos voladores. Sin embargo, el tamaño de estos archivos JPG es muy reducido y no se puede leer el texto de los artículos (a duras penas se lee el encabezado). Tal es el caso del Indiana Evening Gazette, de Indiana, en cuyas dos primeras columnas podemos leer: “Misterio de los Discos Voladores trae informes de toda la nación”.

PittsfieldBerkshireEveningEagle7-7-1947Del Middlesboro Daily News, de Kentucky, contamos con las portadas de las ediciones del 6 y del 7 de julio. En la del 6 podemos ver la fotografía del reverendo Joseph Brasky y su “plato volador”. En la edición del 7 de julio aparecen Kenneth Arnold, el Capitán E. J. Smith y el Teniente Ralph Stevens, por debajo de esta fotografía se puede leer el siguiente encabezado: “Pilotos conducen búsqueda de los misteriosos ‘platillos’”.

TheMarionStar6-7-1947En The Berkshire Evening Eagle, de Massachusetts, hay un artículo titulado “Platillos vistos aquí”.

TheMarionStar7-7-1947En la portada de The Marion Star, de Ohio, del 6 de julio, aparece de nueva cuenta el reverendo Joseph Brasky y debajo de él hay un artículo sobre platillos cuyo título es prácticamente imposible de leer. No ocurre así con la edición del 7 de julio en donde podemos leer: “’Platillos’ vistos en todos los E.E.U.U.” Encima de este artículo hay una foto de la señora Jane Campbell, de Chillicothe, y su “platillo volador” que resultó ser uno de los reflectores de radar del Proyecto Mogul (el mismo del caso Roswell). A un lado vemos la foto del guardacostas Frank Ryman.

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Anonimo, “Etheric Bodies”, Oxnard Press-Courier, California, 7 July 1947.

Anonimo, Editorial: The Flying Saucers, Oxnard Press-Courier, California, 7 July 1947.

Anonimo, Editorial: The Flying Saucers, Lewiston Daily Sun, Maine, 7 July 1947.

Anonimo, Fact Or Fantasy? What They Say, Winnipeg Free Press, Oregon, 7 July 1947.

Anonimo, Disks May Be Tricks of Eye, Hutchinson News Herald, Kansas, 7 July 1947.

Anonimo, Navy Comment, Oxnard Press-Courier, California, 7 July 1947.

Anonimo, Are Merely Mirages, Lewiston Daily Sun, Maine, 7 July 1947.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Blakeslee W. Howard, Disc Recorder Unwinds Himself, Detroit News, Chicago, Monday, July 7, 1947.

Blakeslee W. Howard, Disks Explained By Sight Laws, The New York Times, New York, 6 July 1947.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dietz David, Don’t Look, but It May Be Mars, The New York World Telegram, New York, 6 July 1947.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-97/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-98/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-99/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-100/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-101/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-102/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-103/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-104/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-105/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-106/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Kennedy T. R. Jr., “Flying Saucers” Mystify Experts; May Be Prank of Nature, They Say, The New York Times, New York, 6 July 1947.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Shalett Sidney, What You Can Believe About Flying Saucers, Saturday Evening Post, April 30 y May 7, 1949.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Schumach Murray, “Disks” Soar Over New York, Now Seen Aloft in All Colors, The New York Times, New York, 6 July 1947. Pags. 1 and 46.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Winchell Walter, Winchell Says Flying Saucer Mystery Seen First In 1913, San Jose News, California, 7 July 1947.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Anonimo, “Etheric Bodies”, Oxnard Press-Courier, California, 7 July 1947.

[2] Anonimo, Navy Comment, Oxnard Press-Courier, California, 7 July 1947.

[3] Anonimo, Editorial: The Flying Saucers, Oxnard Press-Courier, California, 7 July 1947.

[4] Anonimo, Editorial: The Flying Saucers, Lewiston Daily Sun, Maine, 7 July 1947.

[5] Anonimo, Are Merely Mirages, Lewiston Daily Sun, Maine, 7 July 1947.

[6] Anonimo, Fact Or Fantasy? What They Say, Winnipeg Free Press, Oregon, 7 July 1947.

[7] Winchell Walter, Winchell Says Flying Saucer Mystery Seen First In 1913, San Jose News, California, 7 July 1947.

[8] Anonimo, Disks May Be Tricks of Eye, Hutchinson News Herald, Kansas, 7 July 1947.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *