El día después de Roswell (123)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (123)

En Wisconsin The Milwaukee Journal estaba repleto de artículos y notas sobre la creciente moda de platos voladores. Incluso traía una sección fotográfica dedicada al tema. En la primera plana estaba el artículo más extenso que informaba, entre otras cosas, de un plan de lanzar “vuelos masivos” con el fin de estudiar los discos voladores. Se hablaba de que cerca de 150 aviones participarían en este intento[1]:

TheMilwaukeeJournal-Wisconsin-8-7-1947aLA CIUDAD ESPERA POR LA NOCHE MIENTRAS AUMENTA LA FIEBRE DISCO

 

CAP promete aviones para cacería en el cielo; se escucharon informes de “platillo” sobre el estado

 

Fotografías en la Página de Fotografía

 

El martes el anochecer sobre Milwaukee fue esperado por incontables razones, pero ninguna fue más irresistible que la esperanza de descubrir alguna nueva pista del “misterio de los discos voladores”.

 

En conjunto con científicos voluntarios y expertos en vuelo de todo el país, los observadores en Milwaukee entraban en calor elevando sus cuellos para otra noche de intenso escrutinio de los cielos. Los reportes se vertieron de numerosos puntos del estado y de la nación de que los extraños platillos habían sido avistados y el interés sobre el fenómeno se elevó de manera constante.

 

Harry W. Schaefer, un teniente Coronel de la Civil Air Patrol estaba al frente de los investigadores. Siguiendo los informes de dos pilotos que habían avistado “discos” en Wisconsin, Schaefer anunció que la CAP conduciría una serie de vuelos en masa, comenzando el siguiente lunes y continuaría por una semana. Se espera que participen unos 150 aviones, dijo.

 

Kenneth Jones, un instructor de vuelo en Elkhorn Air service, Elkhorn, Wisconsin, y el Capitán R. J. Southey, de Burlington, fueron los pilotos que informaron ver los fabulosos platos en vuelo. Jones dijo que él estaba volando alrededor de 400 pies cuando vio “algo blanco” viajando a una velocidad increíble a unas 15 millas al Norte de Elkhorn.

 

Vio “cosas plateadas”

 

Southey informó que él había aterrizado en el aeropuerto de Elkhorn y había escuchado todo sobre la experiencia de Jones. Entonces, con Glen Hackwoethy, de Milwaukee, despegó y se elevó a unos 3,000 pies en busca de los platillos. Él pronto observó una “cosa plateada” moviéndose a gran velocidad.

 

“Con la esperanza de obtener una fotografía”, dijo Southey, “le dejé los controles a Hackworthy y preparé mi cámara. Sin embargo, el objeto desapareció. Seis o siete segundos más tarde reapareció a unas 10 millas más allá.

 

De Milton, Wisconsin, vino el reporte el lunes de que tres estudiantes universitarios de Milton habían visto tres discos volando en formación V. Los estudiantes eran Paul Schroeder, de Milton, y John Potts y Harris Buros, de Viroqua. Ellos habían terminado un juego de tenis al final de la tarde cuando Potts avistó los objetos.

 

“Buros y yo pensamos que Potts estaba bromeando cuando gritó que veía los discos”, dijo Schroeder. “Sin embargo, miré los discos por dos minutos completos antes de que fueran bloqueados detrás de algunos edificios altos. Eran de forma circular y estaban rotando lentamente. Dejaban una especie de estela de vapor detrás de ellos.

 

“Para mí se veían como aluminio. En ese momento estaban como a unas 10 millas de distancia y a unos 4,000 pies en el aire. Parecían ser del tamaño de una pelota de básquet aplanada. Todo suena como imaginación pero esas cosas estaban en el aire y nosotros las vimos”.

 

Noble Lee, un piloto que vive en el 1036-A N. 17th st., dijo el martes que su avión fue probablemente confundido con un “disco volador” la noche del domingo. Esta fue su historia:

 

Ofrece explicación

 

“Mi esposa y yo estábamos volando a casa de Minocqua la tarde del domingo en nuestro Luscombe de dos pasajeros, que tiene un cuerpo plateado y alas amarillo pálido. Nos paramos en Fond du Lac, después de volar sobre Oshkosh alrededor de las 6:45, y entonces volamos sobre Milwaukee a las 8:25.

 

“Es mi corazonada que la Sra. L. A. Davis de Oshkosh confundió nuestro avión con uno de esos misteriosos platillos con los que el público está tan excitado. La Sra. Davis probablemente no pudo ver las alas, debido a su color, pero sólo vio el cuerpo plateado. El tiempo de nuestro vuelo coincide con el tiempo que ella informo ver el platillo.

 

“Llegando sobre Milwaukee, teníamos nuestras luces encendidas y ese tiempo también coincide con el tiempo en el informe de la Sra. Anthony Hoffman. Viramos al Sur, justo como la Sra. Hoffman dijo que hizo el disco”.

 

Lee dijo que él no había visto ninguno de los platillos etéreos por sí mismo y no ha hablado con ningún otro piloto que haya tenido tal suerte. Él comentó:

 

“Pienso que la gente está viendo un poco más aviones en el aire, y estos aviones están volando un poco más tarde de lo que acostumbraban hacer. Eso es todo lo que hay en esto”.

 

Un oficial del gobierno en la torre de control en Billy Mitchell field – él insistió en permanecer anónimo- dijo que nadie en el personal ha informado ver ninguno de los discos. Sin embargo añadió:

 

Los vio moviéndose rápidamente

 

“El sábado pasado tuvimos informes de Granville diciendo que un escuadrón de platillos había volado sobre el pueblo en una formación U. La cosa extraña sobre este informe fue que ese sábado estaba muy nublado y es un misterio cómo pudo haber sido avistada la formación”.

 

El Profesor E. B. McGilvary, profesor emérito de filosofía en la Universidad de Wisconsin, informó en Madison el lunes que él había observado un objeto que podía haber sido uno de los “platillos voladores” varios días antes de que fueran informados del Noroeste.

 

El Profesor McGilvary describe el objeto como redondo, iluminado y unas dos terceras partes de largo de lo que aparece la Luna llena. Él dijo que se estaba moviendo más rápido de lo que lo hacen la mayoría de los cuerpos astronómicos, pero no tan rápido como un meteoro.

 

Harry Hoffman, del 2326 N. 60th st., llamó a The Journal para informar que el otoño pasado él vio lo que parecía ser un disco del tipo que ahora se informa generalmente.

 

“Resultó ser un puff ball (bejín) o semilla llevada por alguna yerba”, dijo Hoffman.

En el cuerpo de este artículo había una nota proveniente de Williams Bay, Wisconsin, que decía[2]:

“UN MONTÓN DE PAPARRUCHADAS”

 

Williams Bay, Wisconsin – El personal del observatorio de Yerkes aquí, no da ninguna credibilidad a los informes sobre los discos voladores.

 

“Más psicológico que físico”, fue el breve comentario de Thornton L. Page, quien dijo el martes que el personal del observatorio considera los presentes informes como “un montón de paparruchadas”.

 

“Es posible que nubes luminosas, aquí en el Norte, sean la base para algunos de los informes”, dijo Page. “Los meteoros no son una explicación apropiada, porque aparecen como puntos, no como platillos”.

imageUn relato extraño, que en un principio pensé que era ficticio, es el de Ed. F. Rammer, quien fuera entrevistado por el reportero Doyle K. Getter del Milwaukee Journal. El periódico publica una foto de Rammer, quien tiene toda la pinta de desquiciado de los ufolocos actuales (no es cierto, es broma, lo que sí es verdad es que sus ideas eran tan delirantes como las de estos últimos). No queremos decir más y dejaremos que nuestros lectores saboreen esta pieza[3]:

TheMilwaukeeJournal-Wisconsin-8-7-1947b“LOS DISCOS PROVIENEN DE MI ARMA DE RAYOS”, EXPLICA CONSTRUCTOR DE ARTILUGIOS DE APPLETON

 

Por Doyle K. Getter

 

Del Personal de The Journal

 

No hay misterio en los así llamados platillos voladores para Ed F. Rammer, de 39 años de Appleton, albañil e inventor –dice- de un arma de rayos cósmicos. Los “platillos” son simplemente rayos del arma de rayos cósmicos de Rammer, que se han aplanado a sí mismos, probablemente en alguna montaña. Montones de personas en Appleton han escuchado del arma de rayos de Rammer y algunos de ellos la han visto. Varios, incluyendo el Mayor Robert Roemer, dijeron a The Milwaukee Journal que Rammer era sincero en su creencia de que él había dominado los rayos cósmicos. Así que The Journal buscó a Rammer para una entrevista.

 

Aparato improvisado

 

Este reportero y un fotógrafo encontraron a Rammer la noche del lunes en Waukesha, donde trabaja en un proyecto de construcción. Rammer parecía haber tomado la responsabilidad de todo lo de los platillos voladores y discos con total naturalidad.

 

“No hay razón para que todos estén tan excitados”, dijo. “No pienso que puedan lastimar a nadie”.

 

Fue en 1932, recordó Rammer, que él descubrió el principio. Había ideado un nuevo tipo de ladrillo y se le ocurrió que él podía ser capaz de cocer el ladrillo instantáneamente con un flash eléctrico en lugar de cocerlo lentamente en un horno. Él improvisó un aparato y preparó destellar su ladrillo en un lote vacío cerca de su casa.

 

“Disparé mi carga en él”, dijo, “y cuando disparé, todo el cielo pareció tener una tormenta eléctrica. Los relámpagos destellaron de Green Bay a Fond du Lac y entonces llovió. El ladrillo fue pulverizado”.

 

“Principio invertido”

 

Rammer trató de experimentar una segunda y tercera vez con el mismo resultado y en el cuarto experimento cayó en la cuenta, dijo, de que había una conexión entre sus experimentos y las lluvias que caían sobre él cada vez que encendía su máquina. Para probar la conexión, esperó hasta un día perfectamente claro, sin una nube en el cielo, y entonces lo hizo de nuevo. Los relámpagos destellaron, el cielo se oscureció y de nuevo cayó la lluvia. Ya no había duda, según Rammer.

 

Con el clima por la cola, Rammer todavía estaba preocupado por su ladrillo.

 

“Pensé que si revertía el principio tal vez todavía podría hornear el ladrillo”, dijo. “Cuando lo invertí, descubrí el principio de los rayos cósmicos. Traje una nube de vapor solar hacía abajo desde el Sol”.

 

“¿Cómo lo sabe”, preguntó el reportero.

 

“Pude ver anillos alrededor del Sol, bajando como si fueran llegando directamente para mí. En ese momento no sabía lo que era pero al día siguiente el Massachusetts Institute of Technology anunció que había habido una nube de vapor solar. Curioso, pero yo sólo había pensado en ella como influenciando el clima alrededor del valle de Fox River”.

 

Rammer trabajó algo más en su aparato y leyó sobre los rayos cósmicos. Para ese tiempo él tenía una máquina de rayos cósmicos para crear los rayos y un arma de rayos cósmicos para dispararles. “Se ve mucho más simple de lo que es”, dijo.

 

Él “se llevó el tazón de polvo”

 

Alrededor de 1934 o 1935 – “Me llevé los registros a casa”, dijo – Rammer curiosamente comenzó a apuntar su arma

 

Vaya a RAY, página 2, columna 2

 

RAY, viene de la página 1, columna 5

 

hacia el Suroeste para ver lo que ocurría. Todos los lectores del periódico deben conocer los resultados.

 

“Nos llevamos el tazón del polvo”, dijo Rammer simplemente. Ahora entiendo, realmente no puedo probar que yo lo causé. Yo pienso que lo causé, pero no quiero contarte nada que no sea verdad”.

 

El reportero estuvo sentado ahí por un tiempo, tratando de pensar que era uno más. Pronto urgió a Rammer a continuar.

 

“Controlo el clima con mi máquina creando áreas de alta o baja presión”, dijo.

 

“¿Qué más hace?”, preguntó el reportero.

 

“Oh, también”, dijo Rammer, “puedo incluso hacer que caiga nieve el cuatro de julio. De hecho esa nieve que tuvimos hace un mes y medio en Appleton, yo la causé, justo para probar a uno de mis amigos que podía hacerse.

 

Hablando con los hombres de la Armada

 

En 1941 llegó la guerra, y Rammer obtuvo un trabajo en los astilleros de Manitowoc. Él habló con los hombres de la Marina de ahí sobre su arma cósmica y la posibilidad de usarla para propósitos destructivos. Un nuevo condensador, decidió, podría hacer el truco. Fue a principios de 1943 cuando él terminó el condensador.

 

“Estaba bastante seguro de que tenía algo”, dijo Rammer, “así que la primera vez que la usé no quería irradiar a ninguno de los océanos porque entonces nunca sabría lo que pasaría, y si la irradiaba al Norte – bien, ya sabes lo lento que vienen las noticias del Norte de Canadá. Así que irradié hacia el Sur, hacia México.

 

“Al siguiente día agarré un periódico, y ¿qué supones que ocurrió?

 

“Por primera vez en la historia un volcán había nacido justo ante la mirada del hombre. Salió en medio de un campo de maíz. De mis cálculos, pudo haber estado a 50 pies de donde cayó mi rayo. Paricutín, así lo llaman los mexicanos”.

 

También provocó manchas solares

 

Si los rayos pudieron ir tan lejos, Rammer pensó, ¿por qué no dispararlos al espacio, incluso al Sol? Él lo hizo.

 

“Tú probablemente recuerdes las terribles manchas solares que tuvimos en ese tiempo”, dijo Rammer. “Por todo el país la gente tenía problemas con sus radios. Se murieron por unos cinco minutos. Ese fue el tiempo que mantuve encendida el arma”.

 

Ahora, una de las características del arma cósmica de Rammer es que hay un pequeño artilugio en ella que destella cuando “da en el blanco” como él dice. Esto es, cuando los rayos han golpeado cualquier cosa. Al observar el tiempo que le tomó comenzar a destellar cuando él la disparó al Sol, Rammer, conociendo la distancia del Sol a la Tierra, fue capaz de estimar la velocidad de sus rayos”.

 

“Calculé que los rayos salían disparados a la velocidad de pi veces la de la luz”, explicó Rammer. “En un lenguaje sencillo, es algo más de 500,000 millas por segundo. Eso es bastante rápido”.

 

Comenzó a salpicar a Japón

 

Alrededor de este tiempo Rammer obtuvo un trabajo en la construcción de la planta de energía atómica de Hanford (Washington). Llevó su arma cósmica con él e hizo algunos pocos refinamientos pero ningún disparo serio.

 

“Con mi conocimiento de los rayos cómicos, traté de ser transferido al departamento atómico”, dijo Rammer, “pero ellos no pudieron verlo. Yo estaba haciendo un buen trabajo donde estaba, así que” – él se encogió de hombros filosóficamente.

 

Pidió su liberación a principios de 1945 y regresó a Appleton. Inmediatamente comenzó a salpicar a Japón y las Indias Orientales Holandesas con sus rayos cósmicos.

 

“Eso fue cuando ellos tuvieron esos volcanes ahí abajo”, dijo, “y por supuesto, tu recuerdas el terremoto que tuvieron también en Japón”.

 

Visitó su hermana aquí

 

Trajo su arma a Milwaukee en febrero de 1945, cuando visitó por 30 días a su hermana, la Sra. Conrad Frank, del 4941 N. Hollywood av., Whitefish Bay. De nuevo él irradió sobre Japón.

 

“Los mismos resultados”, dijo. “Volcanes y esta vez, también una marejada”.

 

La Sra. Frank contó a The Journal el martes que ella recuerda la visita y que su hermano le contó lo que le había hecho a Japón. Se le preguntó a ella qué pensaba sobre su arma cósmica. “Realmente no entiendo todo de esas cosas”, dijo, “pero supongo que él está en contacto con el FBI. Sería mejor dejar a Ed que le cuente sobre eso”.

 

Dice que los aviones estaban cayendo

 

En marzo y abril de 1945 Rammer estaba trabajando en la planta de municiones en La Porte, Indiana, dijo, y todavía seguía disparando a Japón.

 

“Amigos que conozco me dijeron que los aviones japoneses estaban cayendo como moscas”, dijo.

 

“¿Y los aviones americanos?”, sugirió el reportero.

 

“Bueno, no los podía ayudar”, dijo Rammer. “Probablemente golpee todo en el cielo”.

 

Regresó a Milwaukee alrededor de mayo, recuerda, y trabajó un poco en la planta Unit Drop Forge. Se hospedó en S. 13th pl, dijo, y radiaba a Japón desde ahí.

 

“Prácticamente los mismos resultados”, dijo.

 

Miedo de Alemania

 

Rammer nunca irradio Alemania, dijo, porque tenía miedo de que los alemanes pudieran descubrir las armas de rayos cósmicos por sí mismos y estaba bastante seguro que los nipones no. Si los alemanes lo hacían, dijo, y si sus rayos pudieran accidentalmente cruzarse con uno de los rayos alemanes, Rammer temía a las consecuencias.

 

En enero pasado, confesó Rammer, él causó la gran tormenta de nieve de Milwaukee.

 

“Fue una especie de broma”, dijo, retorciéndose en su asiento. “Mi cuñada, la Sra. Thomas Davis en Berlín, me apostó que no podría provocar una tormenta de nieve y yo aposté que sí podía. Ya viste lo que pasó”.

 

Él también dice que causó el reciente temblor de Milwaukee.

 

“Un montón de tonterías” dice

 

“Tengo algunos amigos fuera de Pasco, Washington, así que la primera vez les disparé con el filtro de esa forma, sabiendo que ellos podrían escribirme qué ocurrió. Supongo que lo elevé demasiado, porque nada ocurrió.

 

“La siguiente vez dispare bajo, y entonces comenzaron a llegar los informes sobre platillos voladores y similares. Realmente no se con seguridad que esos sean mis rayos cósmicos, pero de cualquier forma es lógico. Imagina que golpearon algo y se aplanaron –una montaña probablemente”.

 

El reportero sugirió que ahora la gente estaba viendo platillos voladores por todas partes, incluso en las noches que Rammer no estaba disparando.

 

“Esas deben ser un montón de tonterías”, resopló. “¡La mayoría de esas personas deben ser locos!”

Otro que afirmaba ser el inventor de los platos voladores (y que seguro decía que los locos eran los otros y no él) era A. B. Cross, quien acusaba a las fuerzas armadas de haberle escamoteado su invento[4]:

TheMilwaukeeJournal-Wisconsin-8-7-1947fAFIRMA QUE DIO AL EJÉRCITO UN MODELO DE “PLATILLO VOLANTE”

 

Chattanooga, Tenn. (AP) – A. B. Cross, de 34 años, anunció el martes que él había inventado el “platillo volador” y lo había enviado al Departamento de Guerra en 1943 y su idea fue rechazada como no práctica “en este momento”. Más tarde, dijo, comenzó a convencerse de que el Departamento había elaborado su plan. Su modelo era impulsado con una banda de hule, dijo Cross, pero él cree que ahora es usada la energía atómica.

Otra más que dijo saber el origen de los platos voladores y que incluso gracias a ellos obtuvo el divorcio por maltrato familiar fue Connie Dunbar. Los platillos voladores eran los que le lanzaba su esposa[5]:

TheMilwaukeeJournal-Wisconsin-8-7-1947eCULPA A SU ESPOSA DE LOS PLATILLOS VOLADORES

 

Pittsburgh, Pa. – (UP) Connie Dunbar dijo al Juez Harry H. Rowand en la corte de divorcio el lunes que no había misterio sobre los platillos voladores en su casa – fueron lanzados por su esposa. El juez concedió el divorcio a Dunbar, de 35 años.

The Milwaukee Journal incluso publicó una nota sobre avistamiento de “cosas raras” en los cielos de antaño[6]:

TheMilwaukeeJournal-Wisconsin-8-7-1947gCOSAS RARAS VISTAS EN EL CIELO HACE YA 150 AÑOS

 

Los Ángeles, Calif. – (UP) – Ha habido cientos de informes creíbles durante los pasados 150 años de cosas extrañas vistas en el cielo. Hay por lo menos 100 casos en los que objetos raros se dijo que tenían forma “como de disco”.

 

Nunca los informes de fenómenos celestes extraños habían sido tan extendidos y tan uniformes como esos de los “platillos voladores”.

 

El 22 de marzo de 1870 un disco plano colorido fue observado por la nave Lady of the Lake, entonces en medio del Atlántico entre Sudamérica y África. El disco parecía ser de gran tamaño y parecía controlado inteligentemente. Un informe de él fue hecho en el Journal of the Royal (British) Meteorological Society y se incluía un dibujo. El dibujo es sorprendentemente similar a dibujos hechos de memoria por observadores de platillos volantes.

 

Otros discos fueron vistos en Gales del Norte el 26 de agosto de 1894; en la India en 1839; y en Noruega el 3 de noviembre de 1836.

 

Tres explicaciones sugeridas –hasta este momento sólo suposiciones – son:

 

1. El Ejército y la Marina están experimentando con armas nuevas. Aunque ellos lo han negado, hay mucho a favor de esta explicación.

 

2. Los discos realmente vienen de Marte o de alguna parte fuera de la Tierra. El hecho de que objetos similares fueron vistos antes de la invención de las aeronaves fortalece esta explicación. Ha habido informes de evidencia de vida en algunos otros planetas.

 

3. Son cosas de otra dimensión de tiempo y espacio. Ciertos pensadores en ciencia abstracta han mantenido desde hace mucho que otros seres dimensionales concebiblemente podrían entrar en nuestro mundo.

Lógicamente después de esta nota saldría a relucir el trabajo de Charles Fort[7]:

TheMilwaukeeJournal-Wisconsin-8-7-1947h“LIBRO DE LOS CONDENADOS”

 

Chicago, Ill. (AP) – Los recientes informes de discos voladores tuvieron su contraparte en el pasado, de cuerdo con un libro raro en la Librería Newberry de Chicago.

 

En el “Libro de los condenados”, una colección de “datos que la ciencia ha excluido”, el finado Charles Fort publicó un supuesto relato de M. Acharius sobre un fenómeno notado en Skeninge, Suecia, el 16 de mayo de 1808. El relato dice:

 

“El Sol se hizo rojo ladrillo. Al mismo tiempo aparecieron en el horizonte occidental varios objetos redondos, de color café obscuro y parecían del tamaño de un sombrero de copa. Pasaron por arriba y desaparecieron en el horizonte oriental”.

 

Fort notó también el informe de la aparición sobre County Wicklow, Irlanda, alrededor de las 6 p.m. del 27 de octubre de 1898, de “un objeto que parecía como la Luna en tres cuartos”, que “se movía lentamente, y en unos cinco minutos desapareció detrás de una montaña”.

 

El 6 de marzo de 1932 un observador en Warmley, Inglaterra, vio algo en el cielo de la tarde que parecía como “un aeroplano espléndidamente iluminado viajando a una velocidad tremenda”.

 

Otros informes extraños incluyen aquellos de “una nube luminosa moviéndose a gran velocidad” sobre Florencia, Italia, el 3 de diciembre de 1731; “globos de luz vistos en el aire” sobre Swabia, el 22 de mayo de 1732; e incluso una “estrella octagonal” avistada desde Slavange, Noruega, el 15 de abril de 1752.

Y justo de Noruega viene la siguiente nota de lo que parece un fenómeno debido a un espejismo superior. De hecho estos fenómenos meteorológicos tienen mucho que ver con los platos voladores[8]:

TheMilwaukeeJournal-Wisconsin-8-7-1947iAHORA SON ISLAS

 

Oslo, Noruega – (ilegible) – Pasajeros en el expreso Kornsjo-Halden encabezaron las historias de platillo volador el martes. Ellos informaron que pasaron lo que les pareció como una isla tropical del mar del sur, completa con palmeras, una laguna azul, pequeñas casitas blancas y una playa con arena.

Y por ahora se nos ha acabado el espacio. Dejaremos para la próxima entrega la página de fotografías aparecidas en The Milwaikee Journal del 8 de julio de 1947.

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Anonimo, “A Lot of Hokum”, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

Anonimo, “Book of the Damned”, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

Anonimo, City Waits for Night as Disk Fever Rises, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

Anonimo, Claims He Gave Army “Flying Saucer” Model, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

Anonimo, He Blames Wife for Flying Saucers, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

Anonimo, Now It’s Islands, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

Anonimo, Queer Things Seen in Skies as Long as 150 Years Ago, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Getter K. Doyle, “Disks Come From My Ray Gun” Gadgeteer of Appleton Explains, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-97/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-98/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-99/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-100/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-101/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-102/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-103/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-104/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-105/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-106/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-107/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-108/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-109/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-110/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-111/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-112/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-113/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-114/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-115/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-116/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-117/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-118/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-119/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-120/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-121/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-122/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Koi Isaac, FBI: “discs recovered”, Air Force “greatly concerned”, “at a complete loss” + more memos, http://www.abovetopsecret.com/forum/thread924183/pg1#pid15876304

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Scully Frank, Behind the Flying Saucers, Henry Holt and Company, New York, 1950.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Anonimo, City Waits for Night as Disk Fever Rises, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

[2] Anonimo, “A Lot of Hokum”, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

[3] Getter K. Doyle, “Disks Come From My Ray Gun” Gadgeteer of Appleton Explains, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

[4] Anonimo, Claims He Gave Army “Flying Saucer” Model, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

[5] Anonimo, He Blames Wife for Flying Saucers, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

[6] Anonimo, Queer Things Seen in Skies as Long as 150 Years Ago, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

[7] Anonimo, “Book of the Damned”, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

[8] Anonimo, Now It’s Islands, The Milwaukee Journal, Wisconsin, 8 July 1947.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *