El día después de Roswell (129)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (129)

El artículo de portada del Meriden Record, de Connecticut, de aquel 8 de julio de 1947 informaba sobre discos voladores vistos sobre la ciudad de Meriden[1]:

MeridenRecord-Connecticut-8-7-1947b“DISCOS VOLADORES” VISTOS ZUMBANDO A TRAVÉS DEL CIELO SOBRE MERIDEN

 

A luz del día y en la oscuridad al menos media docena de residentes de Meriden han divisado objetos misteriosos en el cielo que describen como “platillos voladores”, cuya presencia ha sido señalada por diversas fuentes en muchas secciones del país.

 

Tony Gambino, del 241 Cook Avenue y Stanley Zuckerman, de Laurel Heights, estaban parados en la esquina de Summer y Cook Avenue alrededor de las 7 en punto, anoche, cuando vieron lo que ellos describen como un “disco volador” yendo al Sur.

 

“Estaba más o menos sobre las vías del ferrocarril, bastante alto y yendo muy rápido rumbo a Wallingford”, dijo el Sr. Gambino. “Los dos lo vimos. Se veía como si el Sol estuvieron brillando en él. Nunca vi nada como eso antes”.

 

Lo que parece ser un disco volador dirigiéndose al Norte fue vislumbrado por el Sr. Matthew Jordan y su esposa, del 20 North Court, Yale Acres, quienes vieron el objeto la noche del martes cuando metían el coche en el garaje. Lo que ellos vieron, dice el Sr. Jordan, parecía ser la tercera parte de un círculo, las otras dos terceras partes eran oscurecidas por una nube.

 

“Lo vimos por dos o tres minutos y nos preguntamos qué era”, dijo el Sr. Jordan. “Venía de la dirección de Wallingford, y parecía viajar a gran velocidad”.

 

El objeto parecía recordar el reflejo de un reflector, pero no era tan grande, dijo el Sr. Jordan.

 

Una mujer que llamó al Record informó que ella había visto lo que describe como un “disco volador” en el cielo del Suroeste a comienzo de la tarde del domingo. Otra persona informó ver dos discos voladores en la vecindad de Westfield. “Parecían pasarse el uno al otro”, dijo.

¿Estaban viendo justo reflectores de luz enfocados sobre el banco de nubes? No hay nada que pueda demostrarlo, pero no sería la última vez que estos reflectores serían confundidos con platos voladores. Otro de los artículos de portada[2]

MeridenRecord-Connecticut-8-7-1947cEL MISTERIO DE LOS “PLATILLOS” MANTIENE A U. S. “EN EL AIRE”

 

(Por The Associated Press)

 

El juego de observar “platillos voladores” se amplió ayer para incluir Massachusetts y Vermont mientras las historias sobre los discos continúan arremolinándose tan rápidamente como los objetos mismos.

 

Las explicaciones al fenómeno van de la teoría de que son misiles voladores controlados por radio enviados a lo alto por científicos militares de E.E.U.U. a la sugerencia de que pueden ser simplemente luz reflejada en los tanques de las alas de los aviones impulsados por jets.

 

A. B. Cross de Chattanooga Tenn., un relojero de 34 años, anunció que él inventó el “platillo volador” y lo envió al Departamento de Guerra en 1943 pero su idea fue rechazada como no práctica “en este momento”.

 

Más tarde, dijo, comenzó a convencerse de que el Departamento había desarrollado su plan. Su modelo era impulsado con una banda de hule, dijo Cross, pero él cree que ahora se está usando energía atómica.

 

Una mujer de Spokane, Wash., insistió que los objetos que ella vio eran de tal tamaño que juntos podían ocupar el espacio de una casa de cinco habitaciones” si aterrizaran, pero una mujer de Clearwater, Fla., dijo que los discos que ella observó parecían “sartenes de pastel”.

 

En Rutland, Vt., una mujer informó que ella y su esposo observaron un objeto brillante en el cielo nocturno que ella supuso que era un “platillo volador” aunque estaba estacionario.

 

Pero en Cambridge, Mass., una ama de casa dijo que ella vio “un grupo de discos voladores blancos, girando alrededor y yendo a una velocidad tremenda”.

 

Discos vistos en 40 estados

 

Los informes de Massachusetts y Vermont suben a 40 el número de estados en los cuales han sido observados los objetos.

 

Con Nueva Inglaterra entrando al juego, el Observatorio Astronómico de la Universidad de Harvard tomó nota de los informes pero dijo que no había tenido suerte en fotografiar ni uno de los discos.

 

Los platillos misteriosos fueron informados por primera vez el 25 de junio en el estado de Washington, pero Charlie T. Hamlet, superintendente del cuarto de composición del Times News de Kingsport, Tenn., dijo ayer que él había visto los discos hace dos años.

 

Eran “de un color aluminio brillante” e “iban a una velocidad tremenda”, dijo Hamlet explicando que él se mantuvo callado sobre ellos por-

 

(Continúa en la página nueve)

 

MeridenRecord-Connecticut-8-7-1947dMISTERIO

 

(Viene de la primera página)

 

que la planta de la bomba Atómica de Oak Ridge entonces era un secreto.

 

Lester Barlow, de Stamford, Conn., inventor y experto en explosivos conocido internacionalmente, avanzó la teoría de que los objetos eran misiles voladores controlados por radio.

 

Los informes persisten de que el Ejército estaba interesado en el fenómeno, pero el General Carl Spaatz, comandante de las Fuerzas Aéreas del Ejército, dijo que el no sabía de ningún plan de las AAF para buscar los platillos.

 

La Marina y la Comisión de Energía Atómica dijeron que ellos no tenían conexión con el misterio.

 

El Oeste, que originó los informes de platillos, continúa produciendo observadores que afirman haber visto los discos giratorios y también produjeron una explicación deflacionaria para ellos.

 

Bob Johnson, operador de un servicio de vuelo en Missoulo, Mont., informó que él había capturado uno de los discos y encontró que eran semillas de algodoncillo.

 

“Bolas Cristal”

 

Charles Odom, ex navegante de B-17, de 23 años, teorizó en Houston, Tex., que los objetos podían ser una versión de “bolas cristal” radio controladas usadas por los nazis en la guerra.

 

Estas bolas que volaban a la altura del bombardero y aparentemente eran magnetizadas para volar a lo largo con los aviones, enviaban de regreso a las pantallas de radar datos de los bombarderos, dijo.

Lester Barlow, un especialista en explosivos de Stamford conminaba al público americano a que tomara el asunto con serenidad. Para él se trataba de misiles controlados por radio, seguramente propiedad del gobierno de los Estados Unidos[3]:

MeridenRecord-Connecticut-8-7-1947eCIENTÍFICO DE CONN. DICE A EE.UU. NO EMOCIONARSE

 

No hay una amenaza en un millón de ellos dice Barlow

 

Stamford, Julio 7 (AP) – Los ciudadanos de los Estados Unidos son aconsejados por un científico de Stamford a que no sientan ninguna alarma por los misteriosos platillos voladores informados que han sido vistos corriendo de aquí para allá en el cielo sobre la mayoría de los 48 estados. No hay una amenaza en un millón de ellos, según Lester Barlow, inventor de altos explosivos y dueño de varias patentes que se refieren a armas de guerra.

 

Hoy el inventor avanzó la teoría de que los platillos voladores son probablemente misiles voladores controlados por radio. Además Barlow dijo que los ciudadanos necesitan no preocuparse y que “no hay nada volando en el aire sobre los Estados Unidos que sea ni propiedad ni controlado por grupos privados o del Gobierno, ni fuera de las autoridades militares de los Estados Unidos”.

 

Radio Misiles

 

Barlow expresó la creencia de que las autoridades militares están usando vastos espacios abiertos y relativamente no poblados en el Oeste para experimentos

 

(Continúa en la página nueve)

 

MeridenRecord-Connecticut-8-7-1947fCIENTÍFICO DE CONN.

 

(Viene de la primera página)

 

con misiles radio controlados. Él dijo que siente “muy cierto” que varios de los misiles voladores han sido producidos y han alcanzado tal etapa de perfección que ellos eran capaces de volar en escuadrones y ser controlados desde puntos remotos.

 

La descripción de los discos informados en el Lejano Noroeste es correspondiente, dijo Barlow, con lo que él conoce de los misiles que se están produciendo ahora. Pero de todas formas, advirtió el inventor, “la gente no debe ponerse histérica por los informes de platillos voladores e imaginar que algún poder extranjero está probando una nueva arma en una guerra de nervios contra América. ¡Simplemente no es así!, aseguró Barlow.

 

Vistos en Conn.

 

Aunque Barlow dijo que los platillos voladores podían ser vistos sólo en el Oeste – donde hay espacio para los experimentos que él cree que se están realizando – hay informes de los objetos misteriosos de al menos tres secciones de Connecticut, así como de otros estados del Este.

 

Los informes de Connecticut que han sido publicados hasta ahora vienen de Waterbury, West Hartford y Stratford.

 

En New Haven, Dirk Brouwer, director del Observatorio de Yale, dijo que él como científico, no diría sin una investigación que no había verdad en los informes de discos volador, pero dijo que no se puede hacer un comentario inteligente sobre ellos sin información más exacta.

 

“Lo que necesitamos antes de llegar a cualquier conclusión son observaciones claras”, dijo. “Una vez que podamos establecer los hechos podemos llegar a una interpretación sobre estos discos, y no antes”.

El Meriden Record también incluye un artículo sobre El Libro de Los Condenados, de Charles Fort, con informes de avistamientos en siglos pasados[4]:

MeridenRecord-Connecticut-8-7-1947gEL PASADO TAMBIÉN TUVO SU CONTRAPARTE DE DISCOS AÉREOS

 

Chicago, Julio 7 (AP) – Los informes actuales de discos voladores han tenido su contraparte en el pasado, de acuerdo con un libro raro en la Biblioteca Newberry de Chicago.

 

En el “Libro de Los Condenados”, una colección de “datos que la ciencia ha excluido”, el finado Charles Fort publicó un supuesto relato de M. Acharius, de una visitación en un pueblo cerca de Skeninge, Suecia, en la tarde del 16 de mayo de 1808.

 

“El Sol se hizo rojo ladrillo”, escribió Fort, “al mismo tiempo que aparecieron en el horizonte del Oeste varios objetos redondos, de color café oscuro y pareciendo del tamaño de una corona. Pasaron por arriba y desaparecieron en el horizonte del Este”.

 

Fort nota también el informe de una aparición sobre County Wicklow, Erie, el 27 de octubre de 1898, alrededor de las seis en punto en la tarde de “un objeto que se veía como la Luna en su aspecto de tres cuartos” que se”movía lentamente, y en alrededor de cinco minutos, desapareción detrás de una montaña”.

 

El 6 de marzo de 1912, un observador en Warmley, Inglaterra, vio algo en el cielo de la tarde. Fort relata que se veía como “un aeroplano espléndidamente iluminado viajando a una gran velocidad”.

 

El libro dice que el Capitán F. W. Banner del barco “Lady of the Lake” informó que él y su tripulación vieron “un objeto notable o nube en el cielo” sobre el Oceano Atlántico fuera de la costa occidental de África el 22 de marzo de 1870.

 

“Fue una nube de formación circular xxx que viajaba contra el viento xxx manteniendo su forma”, y estuvo a la vista una media hora.

 

Otros informes incluyen aquellos de “una nube luminosa moviéndose a gran velocidad” sobre Florencia, Italia, el 9 de diciembre de 1731; “globos de luz vistos en el aire” en Swabia, el 22 de mayo de 1732; e incluso una “estrella octagonal” avistada desde Slavange, Noruega, el 15 de abril de 1752.

En el último artículo del Meriden Record dedicado a los platos voladores se informa del plan de la Patrulla Aérea Civil de Wisconsin de lanzar una serie de vuelos en masa con el fin de interceptar alguno de estos discos[5]:

MeridenRecord-Connecticut-8-7-1947hPATRULLA AÉREA CIVIL INVESTIGARÁ EL MISTERIO “DISCO”

 

Milwaukee, Julio 7 (AP) – El Teniente Coronel Harry W. Schaefer de la Patrulla Aérea Civil de Wisconsin anunció esta noche que su grupo planea conducir una serie de vuelos en masa con la esperanza de aprender algo sobre los misteriosos “discos voladores”.

 

El anuncio siguió a los informes de dos pilotos de que ellos habían avistado “discos” en Wisconsin.

 

El Coronel Schaefer dijo que él espera que los vuelos en masa comiencen el lunes siguiente y continúen en alrededor de una semana. Se espera que alrededor de 150 aviones participen, dijo.

 

Kenneth Jones, un instructor de vuelo en el Elkhorn Air Service, de Elkhorn, Wis., y el Capitán R. J. Southey de Burlington fueron los pilotos que dijeron que avistaron los “discos”.

 

Jones dijo que él estaba volando alrededor de 400 pies cuando vio una “bola blanca” viajando a una velocidad tremenda alrededor de 10 a 15 millas al Norte de Elkhorn.

 

El Capitán Southey dijo que él había aterrizado en el aeropuerto de Elkhorn y escuchó de la experiencia de Jones. Él y Glen Hackworthy, de Milwaukee, despegaron y subieron alrededor de 3,600 pies.

 

Southey dijo que vio una “cosa plateada” “moviéndose a gran velocidad”. Le dio los controles a Hackworthy y preparó su cámara con la esperanza de obtener una fotografía pero el objeto desapareció, dijo, añadiendo que reapareció seis o siete segundos más tarde aproximadamente diez millas más allá.

Mientras tanto en Ludington, Michigan, el Ludington Daily News del 8 de julio publicaba la aclaración de las Fuerzas Aéreas del Ejercito sobre que lo hallado en Roswell era un globo meteorológico. En esta historia, como ya hemos dicho, no nos vamos a detener. Pero, por otro lado, ese mismo periódico publicaba las dos partes de la historia de Hale Boyle. La primera parte dice[6]:

LudingtonDailyNews-Ludington-Michigan-8-7-1947aESCRITOR DE AP ES CAPTURADO POR HOMBRE DE MARTE CABALGANDO POR EE.UU. EN PLATILLO VOLADOR; PASA LA HISTORIA DE CONTRABANDO

 

(Se encontró que el siguiente manuscrito de Hal Boyle, quien fue visto por última vez hace dos días leyendo un ejemplar de “Tom Swift” en la escalinata de la biblioteca pública de Nueva York, en una botella de cerveza en un cochecito de niño en el Parque Central. La botella vacía, al parecer había caído desde una gran altura.)

 

Por Hal Boyle

 

A bordo de un platillo volante sobre Pitcher, Oklahoma – (AP) –

 

No me digas que estos discos voladores son imaginarios. Aquí estoy en medio de uno, enfocando todo el paisaje americano como un boomerang.

 

Estas cosas no son discos o platos en absoluto. Se construyen como un sombrero de vaquero de siete pisos de altura.

 

La razón por la que ustedes gente de abajo han estado en desacuerdo sobre el tamaño es que no han visto todo. Todo lo que han visto es el reflejo de los lados donde están las manchas de la pintura infra invisible de estas enormes naves espaciales, que se quemó al pasar demasiado cerca del sol, en su camino aquí desde Marte.

 

Sí, ¡Marte! Soy un prisionero a bordo de un “platillo volador” modelo 1947 de otro planeta. Me explico.

 

El otro día salí de la biblioteca pública de Nueva York al atardecer, y me dejé caer en un bar tranquilo para tragar una píldora caliente de vitaminas con una botella de cerveza fría.

 

Acabando, me dirigí a una figura silenciosa sentada a mi lado – el único cliente en el bar – y casi me desmayé. Vi una cosa de unos ocho pies de altura, cubierta de pelo grueso y verde, con un ojo, como un huevo duro en el centro de la frente y la boca no visible. Estaba desnudo, sus manos que eran tres garras y lo suficientemente grandes para un jardinero central de Brooklyn.

 

Los ojos de color amarillo yema del hombre verde quemaban con un rojo amenazador. Una mano giró uno de una serie de botones en el pecho marcando “jerga estadounidense”, y las palabras silenciosas derivaron hacia mí:

 

“Lárgate, Mac. Pero llévate un poco de cerveza. Vas a ir a un largo viaje”

 

Entonces me encontré levitado y arrojado en la expansión. Hubo un ruido de una puerta al cerrarse y el sentido de elevarse rápidamente en el espacio.

 

Me puse de pie y miré por la ventana – la pintura infra invisible es sólo visible cuando se mira desde el exterior. Manhattan estaba cayendo lejos debajo de nosotros como un pueblo de juguete.

 

“Bueno, ¿qué te parece tu primer paseo en un platillo volador, Orson Welles?” dijo el hombre verde. “Vas en camino a un lugar donde hay más marcianos de los que nunca estuvieron en Nueva Jersey”.

 

“Mira, esto puede ser un platillo volador”, me quejé, “pero yo no soy Orson Welles. Tengo la frente alta por usar un sombrero apretado”.

 

“Entonces, ¿quién es usted?”

 

“Yo soy su primo, Artesian Welles”, repliqué, “¿y quién o qué eres?”

 

“Soy Balmiston X-ray O’Rune de Marte”, dijo el hombre verde, “y probablemente he arruinado mi oportunidad de ganar el sorteo”.

 

“¿Qué sorteo?”

 

“¿Qué?, ¡el centenario sesenta mil del Sorteo de la Búsqueda del Tesoro Universal de Marte!” gruñó enojado el hombre verde. “Esta vez hay 500 naves espaciales compitiendo. Para ganar tengo que traer de vuelta 12 objetos raros, incluyendo a Orson Welles. Ahora alguien me va a vencer. Todo es tu culpa por tener el aspecto de alguien más”.

 

Malhumorado arrojó unos cacahuates a la parte superior de su cabeza. Para mi sorpresa, se abrió y una doble hilera de dientes mordió los cacahuates. Ahora sabía de dónde estaba viniendo su voz.

 

“¿Cuáles son los otros artículos en su lista de búsqueda del tesoro?” Le pregunté.

 

“Oh, ya tengo una rebanada de queso de luna, una chispa ardiente del sol, la huella dactilar de la madre Machree, un disco fonográfico de Gargantua cantando ‘Mammy’, y un anillo de humo de cigarro autografiado por Winston Churchill”, dijo el hombre verde.

 

“Sólo tengo unas pocas cosas por hacer en este país – como la compra de un nuevo automóvil, conseguir una cerveza de níquel y un buen cigarro de cinco centavos, y arrancar un pelo de la ceja de John L. Lewis”.

 

“Balmiston, muchacho”, le dije, “creo que tú y los otros platillos volantes van a estar aquí mucho tiempo. La búsqueda sólo está comenzando”.

 

“Entonces yo te mantendré como rehén”, dijo. “Dirige mientras yo duermo un poco”.

 

Así que aquí estoy girando este platillo volante de ida y vuelta entre el Bronx, Santa Fe y Seattle. He garabateado esta historia y dos veces traté de contrabandearla en una botella a través del tubo de escape de gravedad. Pero cada vez el verde despertó y me atrapó.

 

De alguna manera me las arreglé para conseguir la botella. Usted debe creer lo que contiene. Cuentos más grandes que éste han salido de botellas de cerveza más pequeñas.

 

Si lo consigo le enviaré más detalles sobre los platillos voladores mañana. Sin embargo, si el hombre verde me pilla de nuevo, bueno –

 

“Mira abajo, ¡Peoria!”

La segunda parte continúa en las páginas centrales[7]:

LudingtonDailyNews-Ludington-Michigan-8-7-1947bBOYLE ESTÁ DE VUELTA A SALVO DESPUÉS DE 48 HORAS, 57,600 MILLAS DE IDA Y VUELTA A TRAVÉS DEL MUNDO EN NAVE DISCO

 

(Nota del Editor: Hal Boyle de AP, ha regresado recientemente de una ausencia de dos días e insiste que es el primer hombre en regresar con vida de un viaje en un “platillo volador”. Ustedes pueden tomar o no la historia. Pero estamos rechazando su cuenta de gastos por $ 2,880 – que es lo que cuesta el transporte a cinco centavos la milla después de un viaje de 48 horas a 1,200 millas por hora).

 

Por Hal Boyle

 

Nueva York, Julio 9 (AP) – ¡A salvo!

 

¡A salvo después de 48 horas y 57,600 millas en un platillo volador de Marte!

 

Y ahora le puedo contar al mundo la historia de lo que ocurrió después de que Balmiston X-ray O’Runne, el piloto marciano de ocho pies, de pelo verde, me enganchó en un bar de mala muerte y me llevó en una nave espacial.

 

Usted recordará que ese Balmiston – lo voy a llamar “Balmy” – y otros 499 pilotos marcianos vinieron aquí en platillos voladores en un concurso de “búsqueda del tesoro” por todo el universo. El juego consistía en encontrar y llevar a Marte a Orson Welles y otros siete objetos difíciles – tales como un hueso de ballena del corseé de la Reina Victoria.

 

Welles después

 

“Vayamos a buscar primero el diente de oro perdido de Magellan”, dijo Balmiston, después de unos pocos viajes de calentamiento a través de los continentes. “Podemos recoger a Orson Welles más tarde”.

 

Él lo echó en una botella nueva de combustible anti gravitatorio que elimina el repelente de fricción atmosférica, y nuestro disco volador invisible de siete-pisos-de-alto se azotó por el Atlántico a veinte millas por minuto.

 

“Los viajes aéreos me aburren – te pierdes tanto del paisaje”, bostezó Balmiston, rascándose un padrastro en su mano de tres garras.

 

“¿Cuál sería el resultado si golpeamos la Torre Eiffel?” Me preocupé.

 

“Dispersión de la confusión”, dijo Balmiston sarcásticamente. Repentinamente arrebató el volante de mis manos y lo hizo girar ampliamente.

 

“Casi pasas sobre un avión jet, ¡estás drogado! Dijo, pero rápidamente se disculpó después que murmuré:

 

Está bien, tú deprímete por Marte en el asiento trasero del conductor. No he notado que saques una garra en las curvas”.

 

Silva a través de la cabeza

 

El platillo volador se manejaba muy bien. El cíclope Balmy se recostó soñadoramente y comenzó a silbar a través de la parte superior de su cabeza.

 

“Pienso que te llevaré a Marte y te presentaré a mi hermana, Violet Ray O’Rune”, él

 

(Por favor vaya a la página 10, columna 2)

 

Boyle

 

(Viene de la página 5)

 

dijo. “Ella siempre se está quejando que no le presento a ninguno de mis amigos. Ella puede gustarte. También es una chica agradable”.

 

“¿Ella tiene un ojo y en su frente y el cabello verde como tú, Balmy?, me estremecí.

 

“Seguro”, dijo. “¿Piensas que es un fenómeno como tú? Ella es una lindura – tiene pestañas largas y gruesas como una cuerda. Ella también ha tenido una buena vida, tirando de un bote en uno de los canales. No es que piense que eres un mercenario”.

 

Horrorizado ante el prospecto, comencé a lanzar botellas de combustible anti gravitatorio hacia afuera, a través del tubo de escape cada vez que se extraviaba la atención de Balmy. Cuando pasamos sobre Austria, el gran hombre verde preguntó nerviosamente:

 

“¿No estás atravesando Rusia? ¿O no?”

 

“¿Por qué no?

 

“Ya sabes cómo es de delicado Stalin con los pasaportes”, dijo Balmy. “No quiero comenzar ningún incidente intra-universal. Gira hacia Egipto”.

 

Ahí encontramos el diente de oro de Magellon en una tienda de curiosidades del Cairo. O’Rune lo hurtó sin pagarlo después de restregarse con un tarro de cold cream de invisibilidad.

 

En el camino de regreso nuestro platillo volador comenzó a perder altura.

 

“Nos estamos quedando sin combustible”, dijo el asustado hombre verde. “Tengo que contactar a uno de los otros platillos de Marte y pedir prestado algo”.

 

Se puso los audífonos de la radio telepática interestelar mental del disco volador – que yo había atascado cuidadosamente.

 

“Todo lo que tengo es una transmisión de las Naciones Unidas”, se quejó el marciano. “Un hombre con acento ruso se mantiene diciendo, ‘¡no!, ¡no!, ¡no!’”

 

Mientras comenzamos a bajar invisibles en Brooklyn, me hice cargo:

 

“Escucha, Balmy, esta es mi parada. Aquí hay una botella de combustible anti gravitatorio que escondí de ti. No te llevará a Marte, pero puede llevarte a Hollywood”.

 

“¿Por qué a Hollywood?” preguntó el afligido viajero espacial.

 

“Porque es el único lugar donde un hombre con piel verde, garras y una boca en la parte superior de su cráneo no se destacará entre la multitud. Diles que eres un suplente de Boris Karloff. Pero no les digas que eres de Marte. Se reirán de ti”.

 

La voz triste de Balmy se desplazó hasta mí mientras el platillo volador giraba hacia el Oeste:

 

“Buscaré a Orson Welles. Él me reconocerá”.

 

Y de aquí en adelante sólo me subo a vagones de agua de cinco-millas-por-hora. No son conducidos por tipos verdes de Marte.

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-97/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-98/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-99/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-100/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-101/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-102/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-103/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-104/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-105/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-106/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-107/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-108/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-109/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-110/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-111/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-112/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-113/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-114/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-115/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-116/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-117/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-118/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-119/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-120/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-121/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-122/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-123/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-124/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-125/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-126/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-127/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-128/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Koi Isaac, FBI: “discs recovered”, Air Force “greatly concerned”, “at a complete loss” + more memos, http://www.abovetopsecret.com/forum/thread924183/pg1#pid15876304

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Scully Frank, Behind the Flying Saucers, Henry Holt and Company, New York, 1950.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Anonimo, “Flying Discs” Seen Zooming Across Sky Over Meriden, Meriden Record, Connecticut, 8 July 1947.

[2] Anonimo, Mystery Of “Saucers” Keeps U. S. “Up In Air”, Meriden Record, Connecticut, 8 July 1947.

[3] Anonimo, Conn. Scientist Tells U. S. Not To Get Excited, Meriden Record, Connecticut, 8 July 1947.

[4] Anonimo, Past Also Had Its Counterpart Of Aerial Discs, Meriden Record, Connecticut, 8 July 1947.

[5] Anonimo, Civil Air Patrol To Investigate “Disc” Mystery, Meriden Record, Connecticut, 8 July 1947.

[6] Boyle Hal, AP Writer Is Captured by Man from Mars Riding Around US in Flying Saucer; Smuggles Out Story, Ludington Daily News, 8 July 1947.

[7] Boyle Hal, Boyle Is Back safe after 48-Hours, 57,600 Mile Trip Back and Forth Across World in Disc Ship, Ludington Daily News, 8 July 1947.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *