Leonardo Da Vinci, Contactado

LEONARDO DA VINCI, CONTACTADO[1]

Mario Méndez Acosta

Leonardo da Vinci es una figura histórica sin paralelo. Define plenamente la noción de hombre del Renacimiento, con sus amplios intereses y logros en el ámbito de la ciencia y las artes.

Ello y sus innumerables talentos han causado pasmo hasta el presente. No es extraño entonces que, a lo largo de los siglos, haya despertado una gran fascinación entre quienes gustan de la especulación mística y las hipótesis maravillosas.

 

Sus inventos mecánicos y propuestas tecnológicas, plasmadas en sus prodigiosos cuadernos de apuntes, manuscritos con una caligrafía realizada en imagen en espejo, han llevado a muchos a preguntarse de dónde pudo haber llegado la inspiración para imaginar aviones, helicópteros, tanques de guerra y maquinaria colosal, así como otros ingenios que, por incluir una gran dosis de audacia, jamás habían sido concebidos por persona alguna.

En algunos relatos de ciencia ficción, da Vinci ha sido presentado como un viajero en el tiempo u otro tipo de personaje extraordinario, aunque esto queda siempre en el ámbito de la fantasía.3 Ahora, no obstante, se ha puesto de moda, en los canales seudoculturales de la televisión de paga, la versión de que Leonardo da Vinci debe su creatividad imaginativa al hecho de que era un contactado de los extraterrestres o, incluso, podría ser él mismo un extraterrestre.

Al parecer, el responsable último de esta moda no es otro que el novelista Dan Brown que, con su libro El Código da Vinci, atribuye al artista renacentista haber sido cabeza de una hipotética cofradía denominada “Prefectura de Sión”. Varios personajes del mundo de la pseudociencia —entre ellos, el griego Giorgio Tsoukalos, en una emisión de Extraterrestres de la Antigüedad, de History Channel, titulada La Conspiración da Vinci4 han asumido la tarea de promover la versión de que da Vinci entraba en contacto con los seres de otros mundos; lo que justifican ofreciendo detalles como una supuesta escasez de datos sobre las actividades de Leonardo durante algunos años de su vida.

Desde luego, no existe evidencia biográfica alguna de que Da Vinci haya hecho algo extraordinario en aquellos momentos de su supuesto asueto; sin embargo, una breve reflexión permitiría desechar, de entrada, la posibilidad de que el artista hubiera recibido información de alguna entidad extraterrestre.

Lo verdaderamente relevante es el hecho de que, en los proyectos de Leonardo no se muestra ningún detalle o requisito técnico que exceda los conocimientos tecnológicos de su época; por lo cual resulta sorprendente que los supuestos extraterrestres no le hayan transmitido nociones como, por ejemplo: la existencia y uso de la electricidad y su generación o, al menos, algo sobre los motores de vapor o de combustión interna.

Esa constituye la principal objeción lógica a la hipótesis del contacto extraterrestre de da Vinci: lo elemental de la tecnología que propone, el uso exclusivo de mecanismos de madera, cuero y acero, manipulados con cuerdas de cáñamo, impulsados por la fuerza del cuerpo humano o de animales en sus ingeniosos, pero impracticables, inventos.


[1] Publicado originalmente como: Méndez Acosta Mario, Leonardo da Vinci, Contactado, Ciencia y Desarrollo, Vol. , No. , México, marzo-abril 2013. Págs. .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.