Primera Lectura: Los pioneros ovni británicos

Primera Lectura: Los pioneros ovni británicos

22/8/13

FlyingSaucersUncensoredHarold T. Wilkins. Flying Saucers Uncensored. Arco, 1956.

En comparación con este libro salvaje, los libros de ovnis que había leído antes eran cosas bastante mansas. En algunos aspectos, esto no es realmente un libro del todo coherente, se lee como una colección de apuntes al azar y pensamientos incoherentes. Bajo títulos como “Coming of the Titans”, “Silent Sphinx or Roaring Chimera”, “Messages from Outer Space”, “Strange Stories of Colossal Space Ships”, “Is There a Cosmic General Staff”, y terminando con “The Earth’s Gravest Hour” Wilkins publica un gran número de historias de ovnis tomadas de la prensa, una variedad de relatos forteanos, historias de clima extraño (culpado en aquellos tiempos a las pruebas de la bomba atómica antes que al calentamiento global), accidentes de aviones, misterios históricos, y una amplia serie de cuentos salvajes contados por los corresponsales.

En general Wilkins era un seguidor de Meade Layne y su grupo de Borderland Sciences, que vio a los “platillos” como procedentes del “reino etérico”. En su capítulo “Mystics, Venusians and Hoaxers” Wilkins presenta algunos de los primeros cuentos de contactados, nunca indicó si realmente creía o no cualquiera de ellos. Su libro fue también uno de los primeros en el idioma inglés en presentar la gran oleada de 1954, aunque tengo que decir que no registrada por mí en ese momento, ya que yo en ese entonces estaba más cautivado por los cuentos de teletransporte, Kaspar Hauser, y la bestia monstruosa del Sr. Davy.

Wilkins fue esencialmente un escritorzuelo, sobre cuya vida se sabe muy poco. Nació en 1891, hijo de un conductor de tren de Gloucester. El censo de 1911 lo registra como periodista, y una pieza corta en el Gloucester Journal del 30 de marzo 1912 nos da la información de que había asistido a la escuela de Sir Thomas Rich y estaba actualmente sin trabajo. Los periódicos en la década de 1930 registraban sus diversos libros y piezas en una amplia variedad de temas. Su bibliografía en este libro muestra que sus principales intereses eran los misterios arqueológicos y los tesoros enterrados. En sus últimos años, estaba claro que los temas forteanos estaban tomando auge. Más sobre esto el año que viene, cuando voy a revisar su anterior libro ovni.

Es evidente que esto no es un trabajo académico o un libro sobre ufología seria, pero su mérito radica en el hecho de que es completamente sin censura y registra lo que tuviera a mano o en la mente en ese momento (lo que significa que hay una cierta repetición). Como resultado se conserva una amplia variedad de folclore ovni que de otro modo se habrían olvidado.

SpaceGravityAndTheFlyingSaucerLeonard Cramp. Space, Gravity and the Flying Saucer. Werner Laurie, 1954.

Este fue el segundo de los libros de ovnis que leí en vacaciones en Colwyn Bay a finales de julio de 1963. Realmente no puedo recordar lo que pensaba de él, aunque creo que me intrigaba el capítulo de levitación. Lo que quedó grabado en mi mente fue una sola frase, que describe los platillos de ruedas de radios (?) como de grandes dimensiones y elevándose muy alto. Esto parecía resonar con los vencejos volando por encima de la ciudad costera cuando la noche se encendía y daba una sensación de “libertad de vuelo extático”. Lo mencioné en una de mis últimas piezas Northern Echoes en la revista Magonia, escrito el 1 de septiembre de 2001. 10 días más tarde una edición rápida para eliminar esa fase parecía apropiada.

La famosa afirmación de Cramp fueron sus “proyecciones ortográficas” mostrando cómo la fotografía de Stephen Darbyshire demostraba la autenticidad de George Adamski en el que, al menos en ese momento, Cramp implacablemente creía. La explicación correcta – que las fotografías falsas de Darbyshire se basaron en fotografías falsas de Adamski – estaba más allá de las habilidades mentales de los ufólogos de la época.

Cramp comparte otras cosas con los pioneros ufólogos británicos, exceptuando sólo nuestro propio Sr. Harney, que era un espiritista y ocultista. También fue un ingeniero, que en nuestra experiencia en este campo, era sinónimo de loco. Sin duda, gran parte de ello se debió al terrible nivel de la educación científica en los períodos de preguerra y la inmediata posguerra.

http://pelicanist.blogspot.mx/2013/08/first-read-british-ufo-pioneers.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.