Un año de huracanes retrasados

IMPACTO AMBIENTAL

Un año de huracanes retrasados[1]

Juan José Morales

Estamos en plena temporada de huracanes, que en el Atlántico —incluidos el Caribe y el Golfo de México— comenzó oficialmente el 1° de julio. Es decir, llevamos ya hasta hoy 71 días de ella. A mucha gente, sin embargo, quizá le sorprenderá el hecho de que hasta ahora, en todo ese lapso no ha habido un solo huracán en la zona. Todas las perturbaciones ocurridas no han pasado de la categoría de depresión o de tormenta tropical. Pero ninguna evolucionó hasta convertirse en huracán. Ni siquiera uno modesto, de categoría 1.

clip_image002

Este panorama, libre de tormentas y huracanes, presentaba ayer domingo el Caribe y la región central del Atlántico. Con el número 2 se indican los remanentes de la tormenta tropical Gabrielle, y con el 1, en la zona de Cabo Verde, frente a la costa de África, una onda tropical con altas probabilidades de convertirse en ciclón en el curso de la semana.

Ciertamente, es una situación poco común. Y a juzgar por los pronósticos para los próximos días, es muy probable que se iguale lo que podría llamarse el record de tardía formación de esos fenómenos, establecido en 2002, cuando el primero, llamado Gustavo, se registró el 11 de septiembre.

Hemos tenido en lo que va de la temporada, como decíamos, más de media docena de tormentas tropicales: Andrea, Barry, Chantal, Dorian, Erin, Fernando y Gabrielle. Pero todas fueron de corta duración. Unas se debilitaron y disolvieron al llegar a zonas de aguas frías en el norte del Atlántico, y otras al entrar a tierra, como Fernando, que se formó en el Golfo de México frente a las costas de Campeche y provocó intensas lluvias en Veracruz.

Podría decirse que los huracanes tienen ya un mes de retraso, pues usualmente —según los registros del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos— el primero de ellos se presenta a más tardar alrededor del 10 de agosto, aunque los ha habido tempraneros, en julio. En más de cuatro décadas, de 1966 a 2009, sólo ha habido tres años en los que no ocurrió ninguno en agosto y el primero se formó ya cumplida la primera semana de septiembre. Ello fue en 1984, cuando el 10 de septiembre nació Diana, en 2001, con la formación de Erin el día 8, y el ya mencionado 2002, cuando Gustav nació el día 11.

Ahora bien; todo esto no significa que la presente temporada de huracanes vaya a ser muy tranquila. Incluso en los años de tardío inicio ha habido regular número de ellos, pues es precisamente a partir de septiembre cuando se dan las condiciones óptimas para su formación: una buena cantidad de calor acumulado en las aguas del océano, una débil cizalladura o cortante vertical en las alturas —es decir, poca diferencia en la dirección de los vientos en las capas superiores de la atmósfera— y una marcada inestabilidad atmosférica. No hay que olvidar, por ejemplo, que en 2001, uno de esos años de tardía formación de huracanes, ocurrió el Michelle, que causó gran devastación en Cuba. Y por lo que a nosotros se refiere, debe recordarse que 1988, otro año en que los huracanes llegaron con retraso, tuvimos al inolvidable Gilberto.

En promedio, durante las pasadas tres décadas, de 1981 a 2010, después de la primera semana de septiembre cada año ha ocurrido más del 60% de las tormentas y huracanes registrados en el Atlántico: en promedio siete tormentas y cuatro huracanes, de los cuales dos de gran intensidad. Esto tampoco, sin embargo, significa necesariamente que en esta temporada ocurrirán tantos. En el último medio siglo, desde 1960, ha habido siete años en que sólo ocurrieron tres huracanes en el Atlántico y un año, 1982, en que sólo hubo dos.

Lo importante, empero, no son las estadísticas, sino mantenerse siempre en guardia, preparados para lo peor. Después de todo, nos guste o no nos guste, vivimos en tierra de huracanes.

Nota.- El récord se igualó. La onda tropical de la imagen finalmente se convirtió el 11 de septiembre en el primer huracán de esta temporada, Humberto, que sin embargo fue de corta duración y en 48 horas se degradó a tormenta tropical.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Lunes 9 de septiembre de 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.