El día después de Roswell (136)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (136)

El St. Petersburg Times, de Florida, publica la extraña historia del “amigo de un amigo” (un tipo de Los Ángeles que habló con un marinero ruso anónimo) sobre platos voladores impulsados por energía atómica y nubes radioactivas letales. El St. Petersburg Times aconseja tomar la historia con un poco de sal[1]:

StPetersburgTimes8-7-1947aRUSIA TIENE “PLATILLO VOLADOR” IMPULSADO POR ATOMO Y NUBE DE LA MUERTE CONTROLADA POR RADIO

 

HISTORIA DE UN OFICIAL DE BARCO

 

Tómelo con un grano de sal

 

Los Ángeles – (INS) – The Los Angeles Examiner informó anoche que, a sugerencia de un físico nuclear de alto vuelo, había entregado al FBI una carta acerca de unos “platillos voladores” rusos impulsados por átomos y nubes letales radioactivas controladas.

 

El Examiner dijo que la comunicación fue ofrecida a los agentes federales después de que un físico había denominado los contenidos de la carta como “no completamente sin sentido”, aunque había sido escrita sin detenerse y algunas veces en un inglés casi incoherente.

 

El escritor dio la fuente de su información como el oficial de un buque tanque soviético que recientemente estuvo en el puerto de Los Ángeles.

 

El supuesto avión impulsado por átomos fue descrito de sólo 18 pulgadas de grosor, teniendo forma de riñón y sin hélices.

 

Se dice que el piloto, al volar la nave extraña, se tumba sobre su estómago y es enfriado artificialmente contra el calor generado por las velocidades supersónicas del aparato.

 

El escritor citó a los rusos dando la siguiente descripción del avión:

 

“La superficie externa del avión está altamente pulida. Ambas superficies superior e inferior son convexas como lentes gigantes”.

 

“La fuerza de ascenso es un principio enteramente diferente (nuevo), encontrado hace unos diez años entre los artículos sin publicar de un químico ruso y desarrollados recientemente en un laboratorio de investigación en Rusia.

 

“La energía es requerida sólo para subir, pero no se necesita energía para soportarlo cuando el aeroplano va a través de las líneas de contorno gravitacionales”.

 

El asunto sobre las nubes radioactivas controladas salió cuando, de acuerdo con el escritor, el ruso preguntó dónde podría vender 18 pieles de osos polares que le habían dado por un trabajo muy peligroso.

 

Se dijo que el ruso relató que fue asignado a ir sobre una ruta, sobre la cual una nube letal había pasado, y recoger los animales muertos.

 

Se supone que el experimento había comenzado en la vecindad del Lago Baikal y había matado cada forma de vida debajo de él – pájaros, animales y gusanos.

 

El escritor relató que el ruso dio este relato del desarrollo:

 

“Cargaron unas pocas naves pequeñas con toda clase de animales y dirigieron la nube sobre ellas.

 

“Durante este experimento una tormenta violenta barrió la nube hacia el Norte dentro de la tundra, pero antes de que se disipara destruyó toda la vida en su camino.

 

“La nube puede ser controlada desde tierra, desde un avión o desde un avión robot líder. Como lo entiendo, el control está basado en ondas electromagnéticas y la nube tiene dos componentes, el transportador y el asesino”.

Hay un artículo del St. Petersburg Times, el redactor Bette Swenson, salió a entrevistar al hombre de la calle para preguntarle su opinión sobre el asunto de los platillos voladores. Esto fue lo que encontró[2]:

StPetersburgTimes8-7-1947bTODOS ESTÁN DESCONCERTADOS POR LOS DISCOS VOLADORES PERO HAY MUCHAS EXPLICACIONES

 

Por Bette Swenson

 

Esos “platillos voladores” milagrosamente veloces, que han desconcertado a la nación desde su primera aparición en marzo, ahora tienen el poder de doblar árboles pesados en su trayectoria, de acuerdo con el primer informe de observación en el Condado de Pinellas del fenómeno atmosférico.

 

Ayer en Clearwater, la Sra. Imogene Richard, del 609 Highland avenue, informó ver los discos misteriosos desde su patio alrededor de las tres de la tarde en punto.

 

Al sentir y escuchar una fuerte racha de viento y mirar hacia afuera en busca de una tormenta, la Sra. Richard supuestamente observó los objetos, que, de acuerdo con su descripción, parecían “sartenes girando una y otra vez y viajando muy alto en el aire a una gran velocidad”.

 

Los discos vinieron del Oeste y viajaron hacia el Sureste, dijo la Sra. Richards, doblando los árboles en su recorrido como antes de una fuerte tormenta de viento.

 

Es un día frío de mayo cuando la gente del pueblo de St. Petersburg, con sus numerosas “bancas verdes especuladoras”, y “sillones estrategas”, están perdidos ofreciendo explicaciones de todo lo que pase sobre la faz de la tierra. Pero esa fue precisamente la situación ayer cuando el hombre-de-la-calle fue interrogado por sus teorías sobre la extraña ocurrencia.

 

Sin embargo, sólo una persona de los entrevistados sostuvo el “Lo creeré cuando lo vea”, sobre el asunto. Cuando le preguntamos su opinión sobre una posible explicación del rompecabezas, la Sra. G. C. Parsons, dueña del salón Olivia´s Beauty, en St. Petersburg Beach, dijo:

 

“Por supuesto puedo proponer una idea sobre invasores de Marte, ya que justo cualquier explicación podría ser tan lógica, pero sigo pensando que es estrictamente un asunto de la imaginación de alguien.

 

“Cualquiera que mire el sol por un corto periodo de tiempo verá una verdadera imagen posterior cuando mire a otra parte del cielo”.

 

La teoría de la Sra. Parsons está soportada por los hallazgos de un periodista de Jacksonville quien estimuló a seis personas a “ver” platillos voladores después de señalar al cielo a nada en absoluto.

 

Carson Coffield, copropietario de la compañía Gulf Machinery and Marine, del 115 Second Street south, quien tiene en su haber tres años en la Appalachian University en Boone, N. C., avanzó su creencia de que los objetos voladores inexplicables podrían ser aviones fotográficos de Rusia provenientes de Siberia.

 

“Si hay un escuadrón de discos, tal vez uno lleva un piloto y el resto son controlados por radio. Tal vez incluso ellos son impulsados por energía atómica.

 

MÁS

 

“La mayoría de los platillos han aparecido en la Costa Oeste, donde se localizan muchas de nuestras fábricas de aeronaves.

 

En adición a los muchos ciudadanos incapaces de concebir incluso una idea remota de qué podrían ser los famosos discos están las dos guapas señoritas que sólo replicaron a la pregunta con un burlón, ¿“Platillos voladores? ¿Qué son?”

 

Louise Lewis, de dieciocho años de edad, del 845 Seventeenth avenue south, una adolescente que ha escuchado sobre el misterio número 1 de la nación, no podía pensar alguna explicación lógica.

 

“Podría ser la imaginación”, insistió. “Demasiadas personas han visto estas cosas en zonas muy amplias. Y las ideas que se han propuesto son demasiado fantásticas. Supongo que sólo tendremos que esperar para que salga la respuesta”.

 

El patrullero G. H. Hill del departamento de policía de la ciudad, objeta la declaración de Coffield de que los “platillos” son artilugios amañados por un posible enemigo.

 

“El ‘enemigo’ estaría tomando un riesgo muy alto”, dijo Hill. “Si el departamento de guerra piensa por un minuto que los misiles fueron amañados para propósitos destructivos ellos lanzarían toda la defensa antiaérea del país tras de ellos.

 

“Creo que el departamento de guerra se encuentra con los pies en la tierra y conoce todo, pero hasta el momento no lo puede confesar. Es posible que secretamente hayan desarrollado un gran número de aviones “panqués voladores” de la Marina, pero no los han perfeccionado en la medida en que puedan liberar información definitiva”.

 

E. C. Welty, del 2000 Eighteenth avenue north, antiguamente en la comisión de racionamiento estatal, expresó incredulidad a la declaración de que los discos viajaban a más de mil millas por hora.

 

“Sería imposible juzgar esa velocidad sólo observando desde el terreno”, dijo. “Estoy convencido de que es algo que el ejército está probando para una futura guerra. La razón de que ellos niegan estar conectados con esto es mantener el secreto”.

 

El Coronel G. C. Parsons, quien sirvió en la 88va división de ingenieros en la Primera Guerra Mundial, cree que la historia sobre el desarrollo del ejército de un arma secreta de algún tipo es “sobre todo un sueño”.

 

“Si el ejército está poniendo algo como eso, debían haberlo dicho”, declaró.

 

En el análisis final, el Coronel cree que encontraremos que todo el misterio se resolverá con la explicación de que “el clima caluroso está enloqueciendo a las amas de casa y ellas están dando rienda suelta a sus emociones lanzados los platillos alrededor.

 

“La razón de que usted no ve ninguna taza con ellos es simplemente porque los platillos vuelan más fácilmente”.

En Nashua, New Hampshire, The Telegraph del 8 de Julio de 1947 informa sobre el primer avistamiento de un plato volador en la ciudad hecho… ¡por un perro![3]

TheTelegraph-Nashua-8-7-1947aPERRO SEÑALA HACIA UNO DE LOS DISCOS VOLADORES; DICE SU DUEÑA

 

¡Ahora los perros los están viendo!

 

Los “platillos voladores” finalmente han llegado a Nashua, pero parece que el único testigo ha sido un perro, aunque su testimonio es corroborado parcialmente por un ama de casa.

 

Una mujer de Nashua informó a su esposo ayer que ella piensa que ha visto uno de los discos misteriosos después de que notó que el gua-gua de la familia se comportaba “peculiarmente”.

 

Ella dijo que el perro se mantuvo mirando hacia el cielo. Ella miró también, y ahí, – ella piensa – estaba uno de los discos.

 

El perro no tenía ningún comentario.

The Telegraph informa de otro caso de platillo volador estrellado, esta vez en el alféizar de la ventana de un consultorio en el segundo piso de un edificio[4]:

TheTelegraph-Nashua-8-7-1947bQUIROPRÁCTICO ENCUENTRA EVIDENCIA PLATILLO VOLADOR EN VENTANA

 

Una pequeña pila de lo que parece ser porcelana rota descubierta esta mañana, en el alféizar de una ventana de su oficina, en el segundo piso en el edificio Odd Fellows, es señalada con cierto orgullo hoy por un bien conocido quiropráctico local, quien afirma que es el primero aquí en tener evidencia directa de una visita de los platillos voladores.

 

El doc jura solemnemente que la pila no estaba en el alféizar de su oficina cuando salió ayer. Dice que estaba con prisas y olvidó bajar la ventana de la oficina, como acostumbra hacerlo, pero sabe que era tan resbaladiza como un platillo cuando cerró su oficina ayer.

 

Esta mañana, al abrirla, para su desconcierto y sorpresa descubrió cuatro o cinco pequeños fragmentos, aparentemente de porcelana china, en el umbral, informó.

 

“Platillos, esto es lo que son”, afirmó solemnemente.

El mismo periódico de Nashua publica la serie de Hal Boyle sobre su viaje en un plato volador[5]:

TheTelegraph-Nashua-8-7-1947cHAL BOYLE GRAN REPORTERO

 

(El siguiente manuscrito de Hal Boyle, quien fue visto por última vez hace dos días leyendo una copia de “Tom Swift” en las escaleras de la Biblioteca Pública de Nueva York, fue encontrado en una botella de cerveza en una carriola de bebé en Central Park. La botella vacía aparentemente había caído de una gran altura).

 

A bordo de un platillo volador sobre Pitcher, Okla., (AP) – No me digan que estos discos son imaginarios. Aquí estoy en medio de uno, volando como un bumerang alrededor del paisaje americano.

 

Estas cosas no son completamente discos o platillos. Están construidos como un sombrero de cowboy de siete pisos de altura.

 

La razón por la que ustedes gente de abajo han estado en desacuerdo sobre el tamaño es que no han visto todo. Todo lo que han visto es el reflejo de los lados donde están las manchas de la pintura infra-invisible de estas enormes naves espaciales, que se quemó al pasar demasiado cerca del sol, en su camino aquí desde Marte.

Sí, ¡Marte! Soy un prisionero a bordo de un “platillo volador” modelo 1947 de otro planeta. Me explico.

El otro día salí de la biblioteca pública de Nueva York al atardecer, y me dejé caer en un bar tranquilo para tragar una píldora caliente de vitaminas con una botella de cerveza fría.

 

Acabando, me dirigí a una figura silenciosa sentada a mi lado – el único cliente en el bar – y casi me desmayé. Vi una cosa de unos ocho pies de altura, cubierta de pelo grueso y verde, con un ojo, como un huevo duro en el centro de la frente y la boca no visible. Estaba desnudo, sus manos que eran tres garras y lo suficientemente grandes para un jardinero central de Brooklyn.

Los ojos de color amarillo yema del hombre verde quemaban con un rojo amenazador. Una mano giró uno de una serie de botones en el pecho marcando “jerga estadounidense”, y las palabras silenciosas derivaron hacia mí:

“Lárgate, Mac. Pero llévate un poco de cerveza. Vas a ir a un largo viaje”

Entonces me encontré levitado y arrojado en la expansión. Hubo un ruido de una puerta al cerrarse y el sentido de elevarse rápidamente en el espacio.

Me puse de pie y miré por la ventana – la pintura infra-invisible es sólo visible cuando se mira desde el exterior. Manhattan estaba cayendo lejos debajo de nosotros como un pueblo de juguete.

 

“Bueno, ¿qué te parece tu primer paseo en un platillo volador, Orson Welles?” dijo el hombre verde. “Vas en camino a un lugar donde hay más marcianos de los que nunca estuvieron en Nueva Jersey”.

“Mira, esto puede ser un platillo volador”, me quejé, “pero yo no soy Orson Welles. Tengo la frente alta por usar un sombrero apretado”.

“Entonces, ¿quién es usted?”

“Yo soy su primo, Artesian Welles”, repliqué, “¿y quién o qué eres?”

“Soy Balmiston X-ray O’Rune de Marte”, dijo el hombre verde, “y probablemente he arruinado mi oportunidad de ganar el sorteo”.

“¿Qué sorteo?”

“¿Qué?, ¡el centenario sesenta mil del Sorteo de la Búsqueda del Tesoro Universal de Marte!” gruñó enojado el hombre verde. “Esta vez hay 500 naves espaciales compitiendo. Para ganar tengo que traer de vuelta 12 objetos raros, incluyendo a Orson Welles. Ahora alguien me va a vencer. Todo es tu culpa por tener el aspecto de alguien más”.

 

Malhumorado arrojó unos cacahuates a la parte superior de su cabeza. Para mi sorpresa, se abrió y una doble hilera de dientes mordió los cacahuates. Ahora sabía de dónde estaba viniendo su voz.

“¿Cuáles son los otros artículos en su lista de búsqueda del tesoro?” Le pregunté.

“Oh, ya tengo una rebanada de queso de luna, una chispa ardiente del sol, la huella dactilar de la madre Machree, un disco fonográfico de Gargantua cantando ‘Mammy’, y un anillo de humo de cigarro autografiado por Winston Churchill”, dijo el hombre verde.

“Sólo tengo unas pocas cosas por hacer en este país – como la compra de un nuevo automóvil, conseguir una cerveza de níquel y un buen cigarro de cinco centavos, y arrancar un pelo de la ceja de John L. Lewis”.

“Balmiston, muchacho”, le dije, “creo que tú y los otros platillos volantes van a estar aquí mucho tiempo. La búsqueda sólo está comenzando”.

“Entonces yo te mantendré como rehén”, dijo. “Dirige mientras yo duermo un poco”.

 

Así que aquí estoy girando este platillo volante de ida y vuelta entre el Bronx, Santa Fe y Seattle. He garabateado esta historia y dos veces traté de contrabandearla en una botella a través del tubo de escape de gravedad. Pero cada vez el verde despertó y me atrapó.

De alguna manera me las arreglé para conseguir la botella. Usted debe creer lo que contiene. Cuentos más grandes que éste han salido de botellas de cerveza más pequeñas.

Si lo consigo le enviaré más detalles sobre los platillos voladores mañana. Sin embargo, si el hombre verde me pilla de nuevo, bueno –

 

“Mira abajo, ¡Peoria!”

En otro estado de la Unión Americana, en Alabama, The Tuscaloosa News, de Tuscaloosa, publicaba en su portada una fotografía de Kenneth Arnold, con un pie de foto que dice:

TheTuscaloosaNews-8-7-1947aÉl fue el primero en avistar “discos voladores” – Kenneth Arnold (arriba), hombre de negocios y piloto de Boise, Idaho, fue el primero en informar ver los misteriosos “discos voladores” en un grupo mientras volaba sobre las montañas Cascade en el estado de Washington. Dijo que se dirigían en dirección Norte desde la zona de Monte Adams. (AP Wirephoto)

Al lado hay una nota que dice[6]:

PLATILLOS VOLADORES AHORA INFORMADOS DESDE 44 ESTADOS

 

Persiste el misterio del porqué están volando

 

(Por The Associated Press)

 

La broma americana de los “platillos voladores” se encarriló hoy. Cuellos estirados y ojos desorbitados estaban a la orden del día. La observación del cielo era una nueva profesión.

 

Carolina del Norte se unió al desfile de discos.

 

Por primera vez los discos fueron informados volando a través de la atmósfera sobre Asheville en el Oeste de Carolina del Norte y sobre Greensboro y Raleigh en la porción central Norte.

 

Los informes continuaron vertiéndose de toda la nación, los tabuladores calculaban la cuenta de los estados en los cuales han sido vistos a 44.

Observadores en el distrito de Columbia y Canadá también dicen que ellos han avistado los objetos misteriosos.

 

Los únicos estados cuyos cielos estaban aún claros de los discos fueron Nevada, Dakota del Norte, Mississippi, New Hampshire y Rhode Island.

Explicaciones, haga su selección: son misiles voladores controlados por radio enviados a lo alto por científicos militares de E.E.U.U. O son simplemente rayos del sol reflejados en los tanques de las alas de los aviones propulsados por jets. O…

 

Nadie lo sabe con seguridad.

 

El congreso mundial de inventores ofreció una recompensa de $ 1,000 por la entrega de un disco volador a la exposición que abre en Los Ángeles el 11 de julio.

 

¿Pueden ser observados con el radar?

 

Un vocero de las Fuerzas del Ejército del Aire dijo en Washington que no se han hecho intentos de captar los discos, rotando, volando, girando, o estacionarios porque no hay equipos suficientes para rastrear la nación.

 

El Teniente Coronel Harry W. Shaeffer, de la Patrulla Aérea Civil en Wisconsin, anunció en Milwaukee que su grupo planea conducir una serie de vuelos masivos con la esperanza de aprender algo sobre los objetos voladores.

Un busca de una respuesta, Caspar W. Ooms, el comisionado de patentes, dijo que él no piensa que ninguna de las 3,000,000 de patentes en archivo en su oficina tenga la explicación a los platillos.

The Tuscaloosa News también publica la saga de Hal Boyle[7]:

TheTuscaloosaNews-8-7-1947cBOYLE DA UNA VUELTA EN UN PLATILLOMOVIL ROJO FUEGO

 

Escritorzuelo embotellado por un gran hombre verde y ahora se dirige hacia Marte

 

(El siguiente manuscrito de Hal Boyle, quien fue visto por última vez hace dos días leyendo una copia de “Tom Swift” en las escaleras de la Biblioteca Pública de Nueva York, fue encontrado en una botella de cerveza en una carriola de bebé en Central Park. La botella vacía aparentemente había caído de una gran altura).

 

Por Hal Boyle

 

A bordo de un platillo volador sobre Pitcher, Okla., (AP) – No me digan que estos discos son imaginarios. Aquí estoy en medio de uno, volando como un bumerang alrededor del paisaje americano.

 

Estas cosas no son completamente discos o platillos. Están construidos como un sombrero de cowboy de siete pisos de altura.

 

La razón por la que ustedes gente de abajo han estado en desacuerdo sobre el tamaño es que no han visto todo. Todo lo que han visto es el reflejo de los lados donde están las manchas de la pintura infra-invisible de estas enormes naves espaciales, que se quemó al pasar demasiado cerca del sol, en su camino aquí desde Marte.

Sí, ¡Marte! Soy un prisionero a bordo de un “platillo volador” modelo 1947 de otro planeta. Me explico.

El otro día salí de la biblioteca pública de Nueva York al atardecer, y me dejé caer en un bar tranquilo para tragar una píldora caliente de vitaminas con una botella de cerveza fría.

 

Acabando, me dirigí a una figura silenciosa sentada a mi lado – el único cliente en el bar – y casi me desmayé. Vi una cosa de unos ocho pies de altura, cubierta de pelo grueso y verde, con un ojo, como un huevo duro en el centro de la frente y la boca no visible. Estaba desnudo, sus manos que eran tres garras y lo suficientemente grandes para un jardinero central de Brooklyn.

Los ojos de color amarillo yema del hombre verde quemaban con un rojo amenazador. Una mano giró uno de una serie de botones en el pecho marcando “jerga estadounidense”, y las palabras silenciosas derivaron hacia mí:

“Lárgate, Mac. Pero llévate un poco de cerveza. Vas a ir a un largo viaje”

Entonces me encontré levitado y arrojado en la expansión. Hubo un ruido de una puerta al cerrarse y el sentido de elevarse rápidamente en el espacio.

Me puse de pie y miré por la ventana – la pintura infra-invisible es sólo visible cuando se mira desde el exterior. Manhattan estaba cayendo lejos debajo de nosotros como un pueblo de juguete.

 

“Bueno, ¿qué te parece tu primer paseo en un platillo volador, Orson Welles?” dijo el hombre verde. “Vas en camino a un lugar donde hay más marcianos de los que nunca estuvieron en Nueva Jersey”.

“Mira, esto puede ser un platillo volador”, me quejé, “pero yo no soy Orson Welles. Tengo la frente alta por usar un sombrero apretado”.

“Entonces, ¿quién es usted?”

“Yo soy su primo, Artesian Welles”, repliqué, “¿y quién o qué eres?”

“Soy Balmiston X-ray O’Rune de Marte”, dijo el hombre verde, “y probablemente he arruinado mi oportunidad de ganar el sorteo”.

“¿Qué sorteo?”

“¿Qué?, ¡el centenario sesenta mil del Sorteo de la Búsqueda del Tesoro Universal de Marte!” gruñó enojado el hombre verde.

 

“Esta vez hay 500 naves espaciales compitiendo. Para ganar tengo que traer de vuelta 12 objetos raros, incluyendo a Orson Welles. Ahora alguien me va a vencer. Todo es tu culpa por tener el aspecto de alguien más”.

 

Malhumorado arrojó unos cacahuates a la parte superior de su cabeza. Para mi sorpresa, se abrió y una doble hilera de dientes mordió los cacahuates. Ahora sabía de dónde estaba viniendo su voz.

“¿Cuáles son los otros artículos en su lista de búsqueda del tesoro?” Le pregunté.

“Oh, ya tengo una rebanada de queso de luna, una chispa ardiente del sol, la huella dactilar de la madre Machree, un disco fonográfico de Gargantua cantando ‘Mammy’, y un anillo de humo de cigarro autografiado por Winston Churchill”, dijo el hombre verde.

“Sólo tengo unas pocas cosas por hacer en este país – como la compra de un nuevo automóvil, conseguir una cerveza de níquel y un buen cigarro de cinco centavos, y arrancar un pelo de la ceja de John L. Lewis”.

“Balmiston, muchacho”, le dije, “creo que tú y los otros platillos volantes van a estar aquí mucho tiempo. La búsqueda sólo está comenzando”.

“Entonces yo te mantendré como rehén”, dijo. “Dirige mientras yo duermo un poco”.

 

Así que aquí estoy girando este platillo volante de ida y vuelta entre el Bronx, Santa Fe y Seattle. He garabateado esta historia y dos veces traté de contrabandearla en una botella a través del tubo de escape de gravedad. Pero cada vez el verde despertó y me atrapó.

De alguna manera me las arreglé para conseguir la botella. Usted debe creer lo que contiene. Cuentos más grandes que éste han salido de botellas de cerveza más pequeñas.

Si lo consigo le enviaré más detalles sobre los platillos voladores mañana. Sin embargo, si el hombre verde me pilla de nuevo, bueno –

 

“Mira abajo, ¡Peoria!”

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Anonimo, Chiropractor Finds Flying Saucer Evidence on Window, The Telegraph, Nashua, New Hampshire, 8 July 1947.

Anonimo, Dog Points Way to One of Flying Dics; Says Owner, The Telegraph, Nashua, New Hampshire, 8 July 1947.

Anonimo, Flying Saucers Now Reported From 44 States, The Tuscaloosa News, 8 July 1947.

Anonimo, Russia Has Atom-Powered “Flying Saucers” And Death Cloud Controlled By Radio, St. Petersburg Times, Florida, 8 July 1947.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Boyle Hal, Boyle Takes Spin In A Red Hot “Saucermobile”, The Tuscaloosa News, 8 July 1947.

Boyle Hal, Roving Reporter, The Telegraph, Nashua, New Hampshire, 8 July 1947.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-97/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-98/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-99/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-100/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-101/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-102/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-103/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-104/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-105/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-106/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-107/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-108/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-109/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-110/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-111/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-112/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-113/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-114/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-115/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-116/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-117/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-118/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-119/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-120/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-121/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-122/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-123/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-124/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-125/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-126/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-127/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-128/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-129/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-130/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-131/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-132/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-133/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-134/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-135/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Koi Isaac, FBI: “discs recovered”, Air Force “greatly concerned”, “at a complete loss” + more memos, http://www.abovetopsecret.com/forum/thread924183/pg1#pid15876304

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Scully Frank, Behind the Flying Saucers, Henry Holt and Company, New York, 1950.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Swenson Bette, Everybody’s Baffled By Flying Disks But They Have Plenty Of Explanations, St. Petersburg Times, Florida, 8 July 1947.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Anonimo, Russia Has Atom-Powered “Flying Saucers” And Death Cloud Controlled By Radio, St. Petersburg Times, Florida, 8 July 1947.

[2] Swenson Bette, Everybody’s Baffled By Flying Disks But They Have Plenty Of Explanations, St. Petersburg Times, Florida, 8 July 1947.

[3] Anonimo, Dog Points Way to One of Flying Dics; Says Owner, The Telegraph, Nashua, New Hampshire, 8 July 1947.

[4] Anonimo, Chiropractor Finds Flying Saucer Evidence on Window, The Telegraph, Nashua, New Hampshire, 8 July 1947.

[5] Boyle Hal, Roving Reporter, The Telegraph, Nashua, New Hampshire, 8 July 1947.

[6] Anonimo, Flying Saucers Now Reported From 44 States, The Tuscaloosa News, 8 July 1947.

[7] Boyle Hal, Boyle Takes Spin In A Red Hot “Saucermobile”, The Tuscaloosa News, 8 July 1947.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *