El día después de Roswell (137)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (137)

Otra nota en The Tuscaloosa News informa sobre una nueva recompensa, de $ 100, ofrecida por el gerente de un cine local. Para entregar el premio se echará mano de la experiencia y sapiencia de tres científicos de la Universidad de Alabama[1]:

TheTuscaloosaNews-8-7-1947b$ 100 OFRECIDOS POR UN “PLATILLO” AUTÉNTICO AQUÍ

 

Tres expertos de U. de A. son los jueces

 

Tuscaloosa finalmente ha caído en las noticias de los “platillos voladores”.

 

¡No! Nadie realmente ha informado “ver un platillo” aquí, pero se ha colocado una recompensa de $ 100 en garantía en un banco local que será presentada al primer “platillo volador auténtico” entregado al gerente del Druid Theater antes del domingo 16 de julio.

 

Bill Deitenbeck, gerente del cine, anunció hoy la oferta de $ 100. Dijo que tres miembros de la Universidad de Alabama, dirigidos por el Decano de la facultad Stewart J. Lloyd del College of Chemistry, han acordado fungir como su “junta examinadora” oficial para determinar la autenticidad de todos los especímenes.

 

Los colegas del Dr. Lloyd en la “identificación platillo” serán el Profesor Eric Rodgers y el Dr. Walter B. Jones, geólogo estatal.

 

En ningún lugar en E.E.U.U. ha salido alguien con un “platillo volador auténtico”. Nadie sabe lo que es realmente el “platillo volador”, aunque algunos científicos lo llaman un truco e luz o luz reflejada.

 

Aunque el Dr. Lloyd y sus asociados no tienen conocimiento oficial sobre lo que es un “platillo volador”, ellos conocen miles y miles de cosas científicas que no son “platillos voladores”.

 

Por lo tanto, por un proceso de eliminación, esperan ser capaces de alcanzar un juicio satisfactorio. En cualquier caso, sea lo que sea que ellos digan es oficial y los $ 100 dependen de su decisión.

TheVictoriaAdvocate-8-7-1947aEn Victoria, Texas, se edita The Victoria Advocate. En su edición del 8 de julio publica en su portada la foto del padre Joseph Brasky y su disco volador. El pie de foto dice:

El disco volador resultó ser una sierra circular – El padre Joseph Brasky de Grafton, Wisconsin, sostiene lo que fue reportado ser un “disco volador” que golpeó su iglesia. El disco resultó ser una sierra circular con dos pequeños tubos y varios alambres pegados. (NEA Telephoto)

Por debajo de la foto aparece la noticia del hallazgo de los restos de un disco. Se dice que el Ejército de los Estados Unidos está involucrado en el asunto[2]:

TheVictoriaAdvocate-8-7-1947b“RESTOS” DE DISCO ENCONTRADOS EN TEXAS

 

Se cree que el secreto militar está involucrado en el nuevo descubrimiento

 

Por The Associated Press

 

El caso misterioso de los discos voladores continuaba hoy en juicio ante un jurado escéptico de Texas.

 

Introducido como “evidencia” al lado del “testimonio” de al menos 50 testigos estaban los “restos” de dos discos.

 

Uno de los discos fue informado encontrado en una playa cerca de Trinity Bay cerca de Houston.

 

Fue encontrado por Norman Hargrave, un joyero. Él dijo que encontró un disco de aluminio el domingo flotando cerca de la playa.

 

The Houston Chronicle dijo que el misterio rodea al hallazgo.

 

El periódico dijo que Hargrave describió primero al objeto minuciosamente diciendo que había un mensaje inscrito en él indicando que tenía relevancia militar.

 

Pero luego Hargrave dijo “todo fue una broma”.

 

A pesar de eso, the Chronicle hizo una revisión extensiva y declaró

 

“Hay algunos hechos misteriosos contenidos en el primer informe de Hargrave que dan credibilidad a la historia”.

 

Al principio Hargrave informó que el disco estaba inscrito con la siguiente información:

 

“Secreto militar de los Estados Unidos de América Army Air

 

(Ver DISCO Página 2)

TheVictoriaAdvocate-8-7-1947cDisco

 

(Viene de la Página uno)

 

Forces M4339658. Cualquiera que lo dañe o revele la descripción o el paradero de este misil estará sujeto a persecución por el Gobierno de E.E.U.U. Llame por cobrar, Ld 446, Army Air Forces Depot, Spokane, Wash.”

 

The Chronicle telefoneó a Spokane, pero el oficial comandante no confirmó ni negó la existencia de tal misil.

 

El segundo disco volador fue informado encontrado por Bob Scott, un granjero viviendo dos millas y media de Hillsboro. Él dijo que el disco cayó en su propiedad el jueves. Dijo que la gente pudiera creer que él estaba “yéndose a los extremos imaginando cosas” y que no le contó a nadie de su familia hasta el domingo.

 

Entonces notificó a O. F. Kissick y Joe Gerick, de Hillsboro, quienes fueron al campo a investigar.

 

Mientras tanto, más y más tejanos informaron ver los platillos voladores. La Sra. Sadie McCauley de Houston dijo que vio siete platillos sobre Texas City a las 4:30 p. m. del domingo.

 

La Sra. R. R. Whitlock de Boham dijo que ella vio uno el domingo a las 6:10 p. m. Dijo que se dirigía al Sur.

 

Jim Purdy, gerente de tienda en Lubbock y ex piloto en la Royal Air Force y la U. S. Army Air Force, dijo que vio un “objeto en forma de disco plateado”

 

(Faltan algunas líneas o están traslapadas)

 

p. m. del domingo.

 

Más de 50 texanos han informado ver los objetos misteriosos durante los pasados diez días.

Hay una nota sobre el número de estados en donde se han visto discos voladores[3]:

TheVictoriaAdvocate-8-7-1947d44 ESTADOS EN EL “DESFILE DISCO”

 

Por The Associated Press

 

La broma americana de los “platillos voladores” se encarriló hoy. Cuellos estirados y ojos desorbitados estaban a la orden del día. La observación del cielo era una nueva profesión.

 

Carolina del Norte se unió al desfile de discos.

 

Por primera vez los discos fueron informados volando a través de la atmósfera sobre Asheville en el Oeste de Carolina del Norte y sobre Greensboro y Raleigh en la porción central Norte.

 

Los tabuladores rápidamente calculaban que cuarenta y cuatro estados se habían unido a la brigada disco desde que los objetos fueron informados por primera vez el 25 de junio.

Explicaciones, haga su selección: son misiles voladores controlados por radio enviados a lo alto por científicos militares de E.E.U.U. O son simplemente rayos del sol reflejados en los tanques de las alas de los aviones propulsados por jets. O…

 

Nadie lo sabe con seguridad.

 

El congreso mundial de inventores ofreció una recompensa de $ 1,000 por la entrega de un disco volador a la exposición que abre en Los Ángeles el 11 de julio.

 

También encontramos la historia de Hal Boyle y su viaje en un disco volador marciano[4]:

TheVictoriaAdvocate-8-7-1947eESCRIBANO TOMA UN PASE SALVAJE EN UN “PLATILLO VOLANTE”

 

Encuentran relato de un viaje fantástico en una botella rota de cerveza

 

(El siguiente manuscrito de Hal Boyle, quien fue visto por última vez hace dos días leyendo una copia de “Tom Swift” en las escaleras de la Biblioteca Pública de Nueva York, fue encontrado en una botella de cerveza en una carriola de bebé en Central Park. La botella vacía aparentemente había caído de una gran altura).

 

Por Hal Boyle

 

A bordo de un platillo volador sobre Pitcher, Okla., (AP) – No me digan que estos discos son imaginarios. Aquí estoy en medio de uno, volando como un bumerang alrededor del paisaje americano.

 

Estas cosas no son completamente discos o platillos. Están construidos como un sombrero de cowboy de siete pisos de altura.

 

La razón por la que ustedes gente de abajo han estado en desacuerdo sobre el tamaño es que no han visto todo. Todo lo que han visto es el reflejo de los lados donde están las manchas de la pintura infra-invisible de estas enormes naves espaciales, que se quemó al pasar demasiado cerca del sol, en su camino aquí desde Marte.

Sí, ¡Marte! Soy un prisionero a bordo de un “platillo volador” modelo 1947 de otro planeta. Me explico.

El otro día salí de la biblioteca pública de Nueva York al atardecer, y me dejé caer en un bar tranquilo para tragar una píldora caliente de vitaminas con una botella de cerveza fría.

 

Acabando, me dirigí a una figura silenciosa sentada a mi lado – el único cliente en el bar – y casi me desmayé. Vi una cosa de unos ocho pies de altura, cubierta de pelo grueso y verde, con un ojo, como un huevo duro en el centro de la frente y la boca no visible. Estaba desnudo, sus manos que eran tres garras y lo suficientemente grandes para un jardinero central de Brooklyn.

Los ojos de color amarillo yema del hombre verde quemaban con un rojo amenazador. Una mano giró uno de una serie de botones en el pecho marcando “jerga estadounidense”, y las palabras silenciosas derivaron hacia mí:

“Lárgate, Mac. Pero llévate un poco de cerveza. Vas a ir a un largo viaje”

Entonces me encontré levitado y arrojado en la expansión. Hubo un ruido de una puerta al cerrarse y el sentido de elevarse rápidamente en el espacio.

Me puse de pie y miré por la ventana – la pintura infra-invisible es sólo visible cuando se mira desde el exterior. Manhattan estaba cayendo lejos debajo de nosotros como un pueblo de juguete.

 

“Bueno, ¿qué te parece tu primer paseo en un platillo volador, Orson Welles?” dijo el hombre verde. “Vas en camino a un lugar donde hay más marcianos de los que nunca estuvieron en Nueva Jersey”.

“Mira, esto puede ser un platillo volador”, me quejé, “pero yo no soy Orson Welles. Tengo la frente alta por usar un sombrero apretado”.

“Entonces, ¿quién es usted?”

“Yo soy su primo, Artesian Welles”, repliqué, “¿y quién o qué eres?”

“Soy Balmiston X-ray O’Rune de Marte”, dijo el hombre verde, “y probablemente he arruinado mi oportunidad de ganar el sorteo”.

“¿Qué sorteo?”

“¿Qué?, ¡el centenario sesenta mil del Sorteo de la Búsqueda del Tesoro Universal

 

(Vea BOYLE Página 2)

 

TheVictoriaAdvocate-8-7-1947f(BOYLE Viene de la Página 1)

 

de Marte!” gruñó enojado el hombre verde.

 

“Esta vez hay 500 naves espaciales compitiendo. Para ganar tengo que traer de vuelta 12 objetos raros, incluyendo a Orson Welles. Ahora alguien me va a vencer. Todo es tu culpa por tener el aspecto de alguien más”.

 

Malhumorado arrojó unos cacahuates a la parte superior de su cabeza. Para mi sorpresa, se abrió y una doble hilera de dientes mordió los cacahuates. Ahora sabía de dónde estaba viniendo su voz.

“¿Cuáles son los otros artículos en su lista de búsqueda del tesoro?” Le pregunté.

“Oh, ya tengo una rebanada de queso de luna, una chispa ardiente del sol, la huella dactilar de la madre Machree, un disco fonográfico de Gargantua cantando ‘Mammy’, y un anillo de humo de cigarro autografiado por Winston Churchill”, dijo el hombre verde.

“Sólo tengo unas pocas cosas por hacer en este país – como la compra de un nuevo automóvil, conseguir una cerveza de níquel y un buen cigarro de cinco centavos, y arrancar un pelo de la ceja de John L. Lewis”.

“Balmiston, muchacho”, le dije, “creo que tú y los otros platillos volantes van a estar aquí mucho tiempo. La búsqueda sólo está comenzando”.

“Entonces yo te mantendré como rehén”, dijo. “Dirige mientras yo duermo un poco”.

 

Así que aquí estoy girando este platillo volante de ida y vuelta entre el Bronx, Santa Fe y Seattle. He garabateado esta historia y dos veces traté de contrabandearla en una botella a través del tubo de escape de gravedad. Pero cada vez el verde despertó y me atrapó.

De alguna manera me las arreglé para conseguir la botella. Usted debe creer lo que contiene. Cuentos más grandes que éste han salido de botellas de cerveza más pequeñas.

Si lo consigo le enviaré más detalles sobre los platillos voladores mañana. Sin embargo, si el hombre verde me pilla de nuevo, bueno –

 

“Mira abajo, ¡Peoria!”

TheVictoriaAdvocate-8-7-1947gEn esa misma página de The Victoria Advocate encontramos un anuncio de muebles de jardín que dice:

Vea los Platillos Voladores desde su patio trasero.

 

Venta de liquidación de muebles de porche y jardín

Carl Hooper, reportero de The Victoria Advocate, fue uno de los primeros en proponer una “hipótesis extraterrestre” como explicación para los platos voladores. En particular se inclinaba por un origen marciano[5]:

TheVictoriaAdvocate-8-7-1947hDISCOS VISTOS COMO INVASORES DE MARTE

 

Reportero del Advocate explica el nuevo misterio celestial

 

Por Carl Hooper

 

Esta es sólo una teoría, pero creo que es tan buena como cualquier otra.

 

Los platillos voladores son visitantes del espacio exterior. Pueden ser de Marte, pueden ser de Venus, pueden ser de cualquier otra parte excepto de la Tierra. Lo único que se sabe es que ellos son de la Luna. Después de todo, nadie ha probado que no hay selenitas (hombres de la Luna).

 

La mejor suposición es que los discos son de Marte. Marte es el planeta más cercano a la Tierra: cuando está más cerca. Está a menos de 38,000,000 millas de distancia, a pesar de que no estará más cercano hasta 1956.

 

Si Marte está habitado, su civilización es probablemente más vieja y más avanzada que la nuestra, porque hay razones para creer que es un planeta más viejo.

 

Una civilización más vieja y avanzada, a su vez, presupone el uso de telescopios, probablemente mejores que los nuestros. Bien, nuestros telescopios son lo suficientemente buenos como para captar objetos en Marte mucho más pequeños que, digamos, el Empire State Building o el Queen Mary, por lo tanto, es razonable decir que los marcianos, suponiendo que viven con las cualificaciones antes mencionadas, conocen todo sobre el Empire State Building, el Queen Mary, etc. Conociendo estas cosas estarían ciertos en elegir los E.E.U.U. como objetivo de una excursión a través del espacio, porque, siendo civilizados, querrán dirigirse al área más civilizada de un globo extranjero, y si no es la mancha más civilizada sobre la Tierra, los Estados Unidos al menos se ven de esa forma desde el aire.

 

Nueva York y Los Ángeles serían más impresionantes desde el aire que cualquier otra media docena de ciudades. Suponiendo que los marcianos escogieran Los Ángeles como lugar de aterrizaje (L. A. por supuesto, es la ciudad más grande en el mundo en área, comprendiendo más de 400 millas cuadradas) no habría nada de sorprendente en su decisión de su aparición inicial en Idaho y Washington (los marcianos, trigonométricos, sin embargo certeros, estarían obligados a cometer un error de dos o tres millas en sus cálculos de distancia en su pre-viaje, lo que es demasiado grande para permitir asignaciones adecuadas por deflexión, condiciones atmosféricas, etc.)

 

Si, por el zumbido de Boise y descubriendo que no es lo suficientemente grande para ser L. A., los astronautas se confundieron, o su navegador encontró que nuestra atmósfera no es acorde a ellos y rápidamente hizo una búsqueda, los discos podrían ser aptos para zumbar alrededor indefinidamente, buscando L. A., (hasta donde sabemos ningún solo angelino ha informado haber visto un disco)

 

Eso podría explicar la plétora de discos en Michigan, Texas, Canadá y otros lugares improbables.

 

Si los visitantes tienen suficiente combustible (probablemente energía atómica) para hacer el viaje a la Tierra, ciertamente les queda lo suficiente para volar alrededor por un rato después de que han llegado aquí – el hecho de que ellos hicieron el viaje presupone un suministro de energía prácticamente inagotable.

 

Entonces, ¿qué podría ser más natural para los viajeros interplanetarios que hacer un tour por el país, tomando fotografías aéreas, dejando atrás las naves aéreas de los nativos curiosos, que aparecen de vez en cuando, y tratar de juzgar la hospitalidad que encontrarían si aterrizaran? Si deciden que valió la pena la colonización de la Tierra pero que sus habitantes eran incorregibles, podrían muy bien darse la vuelta y regresar a Marte, regresando en cinco o seis años con una armada invasora. La presente cosecha de discos, por supuesto, difícilmente es más que un grupo de trabajo. No más que una docena de unidades han sido vistas al mismo tiempo, y considerando su velocidad, podría haber sido la misma docena en cada ocasión.

 

Es decir, hubo una docena de discos, cada uno tripulado por científicos marcianos. En el momento en que las creaturas estén listas para regresar a casa, ellos probablemente habrán mapeado el lugar, y con los datos que pudieron suministrar, sus superiores tendrían tiempo suficiente para organizar una invasión más tarde. Por supuesto, los discos pueden aterrizar. Tal vez ya lo han hecho, y simplemente no ha sido visto o informado. Y siempre es posible que ellos hayan visitado otros países y no ha sido informado o aún no los han visitado pero planean hacerlo. Ya ve, la cosa tiene varios ángulos.

 

Hay muchos cursos de acción abiertos para los marcianos, y muchas formas en las que ellos pueden ser malinterpretados por los peatones de aquí.

 

Tome la hipótesis ridícula de los alarmistas, por ejemplo – la idea de que los discos son un arma secreta de Rusia. Deje que esta gente se dé cuenta de que los rusos en ningún caso harían un desfile de un arma secreta delante de nosotros, permitiendo que sea vista y comentada por miles de Idahoanos, Washingtonianos, Oregonianos, Michiganianos, Texanos y Canadienses, sin habernos dado primero una buena y fuerte dosis de ella. Ni siquiera los argentinos serían tan ingenuos para hacer eso.

 

En cuanto a la teoría de que los discos son un arma secreta americana, las fuentes del Ejército, la Marina y gubernamentales en general han dicho, una y otra vez, que ellos están completamente desconcertados por los discos, una declaración que sería perfectamente ridícula que ellos hicieran si estuvieran trabajando en algo de ese tipo, en cuyo caso el comentario adecuado podría ser “sin comentarios”.

 

Si el gobierno estuviera trabajando en los discos, de hecho con toda probabilidad conocería perfectamente bien si los rusos están trabajando en algo como eso. Decir que estaba completamente desconcertado, automáticamente generaría sospechas en el Kremlin.

 

Ahora para la evidencia científica en favor de la hipótesis interplanetaria. Para hacer un viaja a través del espacio, un objeto tiene que depender casi por completo de la atracción gravitacional. Ese es un hecho conocido por cualquier estudiante de astronomía elemental. Una nave espacial usa energía para desembarazarse del campo gravitacional de su propio planeta, pero una vez hecho esto, apaga los motores y confía en el Sol, Júpiter u otro gran cuerpo para impulsarse hacia su destino.

 

Cuando los marcianos llegan a donde pueden sentir el jalón de la Tierra, simplemente se deslizan hasta que golpean alguna atmósfera, cuando ellos ponen los embragues en la forma de jets de reversa o algo como eso, entibian y ponen en reposo sus motores, y cruzan por la estratosfera hasta que comienzan a aclimatarse para cabalgar la gravedad a través del espacio, te gustaría un vehículo como ese construido para volar. Cualquiera que en alguna ocasión haya lanzado una piedra plana a través del aire conoce la forma que podría tener el vehículo – debería ser redondo y plano. Para protegerlo de la incineración, debería ser altamente pulido, así reflejaría más que absorber los rayos del Sol. Aplique estos principios a los casos, y tendrá unidades planas, redondas, altamente pulidas volando a gran velocidad – en breve, platillos voladores. Añada lo obvio de que los visitantes a un planeta extraño querrían permanecer juntos, y explicará porqué los discos son siempre vistos volando en formación. En cuanto a movimiento ondulante peculiar adscrito a los platillos, cargue eso a las idiosincrasias de la ingeniería marciana, tales como falta de prever la prevalencia de bolsas de aire alrededor de la Tierra.

 

No insisto en que los platillos sean de Marte – estoy dispuesto a que sean de cualquier parte de una docena de planetas. En lo que insisto es en que son celestiales – ya he tenido suficiente de los artilugios terrestres para un rato.

Uno de los personajes más famosos de aquella primera oleada de platos voladores lo fue el padre Joseph Brasky, quien también apareció en la portada de The Washington Reporter, de Washington, PA. El pie de foto dice:

TheWashingtonReporter-8-7-1947aEl “disco” visto aquí es una sierra

 

Sostenida por el reverendo Joseph Brasky, lo hoja de sierra circular que golpeó el pararrayos en la parte superior de una iglesia en Grafton, Wis., al principio se creyó que era uno de los extraños discos voladores informados vistos en todas partes del país.

El artículo que acompaña a la foto se habla de las declaraciones del Vicecónsul Ruso en Los Ángeles y los esfuerzos del Ejército para investigar los platos voladores[6]:

PLATILLOS VOLADORES EN FORMA DE DISCO SON AVISTADOS EN CASI TODOS LOS ESTADOS

 

Las Fuerzas Armadas los probarán con mente abierta

 

Por United Press

 

Hoy un platillo volador en la mano vale $ 3,000 – pero todos aquellos en el cielo siguen costando diez centavos la docena. No hubo cobradores para las recompensas de $ 1,000 cada una ofrecidas en Chicago, Los Ángeles, y Spokane, por un platillo volador genuino.

 

El Ejército del Aire y las fuerzas en tierra anunciaron que ellos están investigando los informes de discos cabalgadores de nubes con una mente abierta. Pero en privado, los oficiales de alto rango del Ejército dijeron que creían que los platillos eran un engaño y que algunas personas que afirmaban haberlos visto eran víctimas de la histeria.

 

Uno de los últimos platillos informados fue de Lillington, N. C., donde dos estudiantes universitarios, Albert Dugan y Charles Cross, dijeron que vieron una “luz brillante” en el cielo a unas 10 millas de Raleigh a las 11:55 p. m. de ayer. Dugan dijo que primero pensó que era una estrella, pero cuando se comenzó a mover ellos pararon el automóvil y observaron.

 

“Se movía en una órbita circular y parecía ser de forma elíptica con luz azul radiando de él, la mayor parte alrededor de los bordes”, dijo Dugan. “Condujimos hacia él, pero desapareció. Lo observamos por alrededor de tres minutos. Parecía estar bajo las nubes.

 

La oficina meteorológica dijo que el banco de nubes estaba alrededor de 5,500 pies de altura.

 

Mientras tanto, el misterio de los platillos tomó un sabor internacional.

 

Los discos ya reportados sobre la mayoría de los 48 estados y partes de Canadá, fueron informados hoy moviéndose sobre la Ciudad de México. Varias personas telefonearon al Ministro de la Defensa Nacional Mexicana para informar los discos volando “en una dirección Oeste”. Un vocero del ministerio dijo que él no les creía.

 

En Los Ángeles el Vicecónsul Eugene Tunantzev se burló de la sugerencia de que los platillos pudieran ser de Rusia.

 

“Rusia respeta la soberanía de todos los gobiernos y ni estirando la imaginación podría usar otro país como terreno de pruebas”, dijo el Vicecónsul. “Rusia tiene suficiente territorio para cualquier experimentación científica”.

 

Los oficiales de alto rango del Ejército de E.E.U.U. estuvieron de acuerdo con Tunantzev. Ellos desecharon las teorías de que los discos voladores puedan ser armas secretas para usar en una guerra bacteriológica. Dijeron que era significativo que ninguno de los discos ha sido registrado por el radar del Ejército.

 

En Sídney, Australia, P. S. Cotton, profesor de psicología, les pidió a 450 alumnos que miraran el cielo y vieran si podían observar algunos platillos. En 10 minutos regresaron 22 estudiantes, informaron que habían visto los platillos y dibujaron diagramas de los objetos y sus trayectorias.

 

“Lo que acaban de ver fueron los corpúsculos rojos moviéndose en sus ojos”, dijo Cotton. “Ahora pueden llegar a sus propias conclusiones sobre los informes del otro lado del mar”.

 

El Stockholm Aftonbladet informó que dos daneses que dijeron que habían visto platillos voladores sobre

 

(Continúa en la Página 2 Columna 3)

 

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Anonimo, $ 100 Offered For Authentic “Saucer” Here, The Tuscaloosa News, 8 July 1947.

Anonimo, 44 States in “Disc Parede”, The Victoria Advocate, Victoria, Texas, 8 July 1947.

Anonimo, Disc “Remains” Found In Texas, The Victoria Advocate, Victoria, Texas, 8 July 1947.

Anonimo, Flying Disc-Shaped Saucers Sighted in Nearly All States, The Washington Reporter, Washington, PA, 8 July 1947.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Boyle Hal, Scribe Takes A Wild Ride on “Flying Saucer”, The Victoria Advocate, Victoria, Texas, 8 July 1947.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

Hooper Carl, Discs Seen as Invaders From Mars, The Victoria Advocate, Victoria, Texas, 8 July 1947.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-97/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-98/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-99/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-100/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-101/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-102/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-103/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-104/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-105/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-106/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-107/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-108/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-109/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-110/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-111/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-112/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-113/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-114/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-115/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-116/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-117/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-118/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-119/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-120/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-121/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-122/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-123/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-124/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-125/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-126/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-127/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-128/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-129/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-130/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-131/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-132/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-133/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-134/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-135/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-136/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Koi Isaac, FBI: “discs recovered”, Air Force “greatly concerned”, “at a complete loss” + more memos, http://www.abovetopsecret.com/forum/thread924183/pg1#pid15876304

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Scully Frank, Behind the Flying Saucers, Henry Holt and Company, New York, 1950.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Anonimo, $ 100 Offered For Authentic “Saucer” Here, The Tuscaloosa News, 8 July 1947.

[2] Anonimo, Disc “Remains” Found In Texas, The Victoria Advocate, Victoria, Texas, 8 July 1947.

[3] Anonimo, 44 States in “Disc Parede”, The Victoria Advocate, Victoria, Texas, 8 July 1947.

[4] Boyle Hal, Scribe Takes A Wild Ride on “Flying Saucer”, The Victoria Advocate, Victoria, Texas, 8 July 1947.

[5] Hooper Carl, Discs Seen as Invaders From Mars, The Victoria Advocate, Victoria, Texas, 8 July 1947.

[6] Anonimo, Flying Disc-Shaped Saucers Sighted in Nearly All States, The Washington Reporter, Washington, PA, 8 July 1947.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *