El Presidente Mao inventó la medicina tradicional china. Pero él no creía en ella

El Presidente Mao inventó la medicina tradicional china. Pero él no creía en ella.

22 de octubre 2013

Por Alan Levinovitz

131022_MEDEX_ChairmanMao.jpg.CROP.promo-mediumlargeEl Presidente Mao Zedong (izquierda) y el Vicepresidente Lin Biao reconocidos al ondear “pequeños libros rojos” por una multitud en China.

Foto: Keystone / Getty Images

En caso de que se lo haya perdido, del 7 al 13 octubre fue designada como la semana de la Medicina Naturopática, de acuerdo con una resolución del Senado por la senadora Barbara Mikulski y aprobada por el Senado con el consentimiento unánime. Entre las razones del Senado citó:

Los naturópatas pueden ayudar a hacer frente a la escasez de médicos de atención primaria en los Estados Unidos.

La profesión de la medicina naturopática se dedica a proporcionar servicios de salud a las poblaciones marginadas.

La medicina naturopática ofrece a los consumidores en los Estados Unidos de más posibilidades de elección en el cuidado de la salud.

Mikulski y el resto del Senado se sorprenderán al saber que estaban repitiendo justificaciones con60 años de la medicina china formuladas por el Presidente Mao. Sin embargo, a diferencia de Mikulski, Mao no se hacía ilusiones de que la medicina china -un componente clave de la educación naturopática – trabaja efectivamente. En The Private Life of Chairman Mao, Li Zhisui, uno de los médicos personales de Mao, relata una conversación que tuvieron sobre el tema. Entrenado como un MD en la medicina occidental, Li admitió estar desconcertado por los antiguos libros de medicina china, especialmente sus teorías relacionadas con los cinco elementos. Resulta que su empleador también los encontraba inverosímiles.

131022_MEDEX_BarbaraMiluski.jpg.CROP.promo-mediumlargeLa senadora Barbara Mikulski el 8 de junio de 2011, en Washington.

Foto de Leigh Vogel / Getty Images

“A pesar de que creo que hay que promover la medicina china”, le dijo Mao: “Yo personalmente no creo en eso. Yo no tomo la medicina china”.

El apoyo de la medicina china de Mao fue inspirado por la necesidad política. En un discurso de 1950 (que sin querer hizo eco de las preocupaciones del Senado sobre “prestación de servicios de salud a las poblaciones marginadas”), dijo:

Los equipos de trabajo de salud de nuestro país son grandes. Tienen que ocuparse de más de 500 millones de personas (incluyendo) jóvenes, viejos y enfermos… En la actualidad, los médicos de la medicina occidental son pocos, por lo que las grandes masas de la población, y en particular los campesinos, se basan en la medicina china para tratar la enfermedad. Por lo tanto, tenemos que luchar por la unificación completa de la medicina china. (Traducción de Kim Taylor de Chinese Medicine in Early Communist China, 1945-1963: A Medicine of Revolution)

Para Mao, así como para el Senado, la política de atención de la salud también refleja la ideología nacional. Si bien la resolución del Senado elogió la naturopatía como que proporciona a los “consumidores” con “más opciones” (¿Hay algo más americano que eso?), Mao destacó “la unificación completa”, una gran síntesis dialéctica marxista de la medicina china y la medicina occidental. “Esta Medicina Única”, se alegró el presidente de la Asociación Médica de China en 1952, “poseerá una base en las ciencias naturales modernas, habrá absorbido lo antiguo y lo nuevo, lo chino y lo extranjero, todos los logros médicos y será laNueva Medicina China”.

El público objetivo de esta reforma médica propagandista no era sólo nacional. Gracias a la visión romántica soñadora del misterioso Oriente de los occidentales, la medicina china se levantó para mejorar las relaciones internacionales. Un informe de 1955 de la Asociación Médica de China declaró con orgullo:

Nuestra medicina antigua es… el tema de interés del mundo de la medicina en los países capitalistas. Expertos soviéticos una vez especialmente invitaron al profesor Li Tao a dar una conferencia sobre la historia de la medicina china, pero una delegación de representantes médicos franceses (también) invitaron a los dos viejos chinos médicos practicantes Shi Jinmo y Yuan Hechai a una discusión. Estas son todas las pruebas de la importancia que las naciones extranjeras dan a la medicina china.

Pero la medicina china exportada presenta una tarea formidable, sobre todo porque no había tal cosa como “medicina china”. Durante miles de años, las prácticas de la curación en China habían sido muy peculiares. Los intentos de institucionalización de la educación médica fueron infructuosos, y la mayoría de los médicos sacaron a voluntad en una mezcla de demonología, astrología, teoría del yin -yang de cinco fases, los textos clásicos, la sabiduría popular y la experiencia personal.

Mao sabía cómo la medicina sería poco atractiva para la mente empírica de los occidentales. Lo sabía porque también era poco atractiva para los chinos empíricamente afines.

En 1923 , Lu Xun, el más famoso hombre de letras de China, que refleja críticamente las visitas de su padre a un médico chino, visitas que llevaron a la quiebra a su familia y no produjeron resultados. “Todavía recuerdo la discusión del médico y la prescripción”, escribió Lu, “y si comparo con mis conocimientos de ahora, poco a poco me doy cuenta de que los médicos chinos no son más que un tipo de estafador, ya sea intencional o no, y me solidarizo con las personas enfermas y sus familias engañadas”.

131022_MEDEX_ChinatownPharmacy.jpg.CROP.promovar-mediumlargeUna farmacia china en Vancouver, Canadá.

Foto por einstraus / Flickr a través de Creative Commons

Hay quienes culpan el escepticismo de Lu a la educación médica de estilo occidental que recibió en Japón. Cuidando correctamente el etnocentrismo, algunos eruditos han sugerido que los juicios negativos acerca de la medicina china resultan de la mala aplicación de las críticas “occidentales” en el “Este”. En palabras de la antropóloga Judith Farquhar: “Las normas de la argumentación por la que juzgamos nuestras propias explicaciones más rigurosas no pueden aplicarse a la medicina china”.

Pero esto produce una imagen absurda de China como un lugar misterioso donde la lógica no se aplica y no debería aplicarse. En realidad, el escepticismo, el empirismo y la lógica no son puramente occidentales, y deben sentirse libres de aplicarlos a la medicina china.

http://www.slate.com/articles/health_and_science/medical_examiner/2013/10/traditional_chinese_medicine_origins_mao_invented_it_but_didn_t_believe.html

Médico “divino” mata a pacientes con sopa tóxica

Médico “divino” mata a pacientes con sopa tóxica después de años de cárcel

Viernes 25 de octubre de 2013

Amy Li

2499881020Yun Xuyang fue encontrado muerto en este hotel en Henan. Foto: captura de pantalla a través de Beijing News

Un “doctor” chino llamado Hu Wanlin, encarcelado en 1999 por ejercicio ilegal de la medicina, fue detenido de nuevo recientemente después que un graduado universitario de 23 años de edad murió después de beber una sopa a base de hierbas venenosas que el ex recluso prescribió durante un “seminario médico” en la provincia de Henan, informó el jueves Beijing News.

Una autopsia de la víctima, ávido practicante de acupuntura, Yun Xuyang descrito por su familia como un firme creyente en la medicina china, mostró que había consumido líquido que contiene sulfato de sodio (la sal sódica del ácido sulfúrico) altamente tóxico antes de su muerte. Hu, de 64 años, fue posteriormente acusado de “práctica ilegal de la medicina”, según la policía de Luoyang.

La tragedia arroja luz sobre la naturaleza crédula de la opinión pública en China en lo que respecta a las prácticas médicas falsas llevadas a cabo por los autoproclamados médicos con “poderes curativos sobrenaturales”.

En la década de 1990 Hu, quien sólo completó la educación a nivel de la escuela primaria, se presentaba como un médico “divino” y miles buscaron su ayuda médica. Hu también afirmó haber encontrado cura para el SIDA y el cáncer. Continuó tratando a sus pacientes con “agua milagrosa” que contenía altas dosis de sulfato de sodio en los años previos a su detención.

Se cree más de 140 personas han muerto como resultado de su “tratamiento”.

Hu fue declarado culpable y condenado a 15 años de prisión en 2000.

Sin embargo, su sentencia se redujo, y fue puesto en libertad en 2011, posiblemente debido a “comportamiento positivo”, según un informe de CCTV que salió al aire el jueves.

Prisión no condujo a Hu a arrepentirse. Al parecer, había vuelto a sus antiguas prácticas después de su liberación, en colaboración con “estudiantes” organizaba “seminarios” en Henan.

Yun, que había estado dirigiendo una clínica de acupuntura con éxito y estaba dispuesto a perfeccionar sus habilidades, fue contactado por los estudiantes de Hu en agosto y pidió participar en el seminario médico, informó el diario Beijing News.

Hu le dijo a Yun que podía “tratar todo tipo de enfermedades”, y que podía curar el cáncer “en cuestión de días”.

doctor_netSin embargo, Yun entró en coma después de beber la sopa de hierbas de Hu como parte de un “tratamiento de desintoxicación” y más tarde murió. Se suponía que los pacientes vomitaban y “descargaban” las toxinas en su cuerpo como parte del procedimiento, de acuerdo con Hu.

Hu y sus colaboradores fueron detenidos el 1 de octubre, acusados de “practicar la medicina ilegalmente”, pero los familiares de Yun argumentaron que debe ser acusado de “homicidio”, ya que él estaba familiarizado con los peligros del consumo de sulfato de sodio.

Los informes de la detención de Hu sorprendieron a los bloggers chinos. Muchos de ellos no podían entender cómo fue capaz de engañar a alguien tan educado como Yun.

“Hu debería pasar el resto de su vida en la cárcel”, se comentó.

He Ying, un verdadero practicante de medicina china de Henan, dijo al diario local Dahe que encontró desconcertante el planteamiento de Hu.

“El consumo de sulfato de sodio podría destruir fácilmente una persona sana, y mucho más a un paciente enfermo “, dijo.

Un programa de desintoxicación eficaz podría consistir simplemente en comer frutas y verduras, Ying sugirió.

A pesar de la reciente caída de varios llamados “médicos”, entre ellos el famoso maestro de Qigong Wang Lin, el debate sobre los méritos relativos de la medicina china frente a la occidental continúa creciendo en la parte continental.

Eric Chong, secretario general adjunto de China Hospital Association con sede en Beijing, dijo que los recursos médicos limitados en el continente significan la búsqueda de tratamiento en los hospitales tradicionales que puede ser costoso y frustrante para los pacientes. Mientras tanto, los chinos tienden a creer en “recetas secretas” con promesas poco realistas en vez del pronóstico científico dado por profesionales de la medicina occidental, dijo. Estos factores han hecho que sea más fácil para los ladrones como Hu para engañar a más personas, dijo Chong.

“Estos médicos falsos pueden no tener idea acerca de la medicina o la ciencia, pero su comprensión de la mentalidad del pueblo chino es perfecta”, dijo Chong.

http://www.scmp.com/news/china-insider/article/1339577/divine-doctor-kills-patient-toxic-soup-after-years-jail

El misterio de las centellas (879)

El misterio de las centellas (879)

Fue una noche de verano, alrededor de las once. Yo y mi sobrino David estábamos acampando en el pasto de una colina. Hacía tanto calor que decidimos dormir fuera de la tienda. Incluso antes de que viéramos la bola de fuego sentimos que nuestro cabello se erizó como si hubiéramos tocado un generador van de graff. Luego vimos una bola de luz, viajando de oeste a este a gran velocidad. La bola en realidad hizo un el ruido, cuando pasó de largo. Fue una vista impresionante y una que nunca olvidaré.

Richard

Irlanda del Norte

Hawkwind – Kapal

Hawkwind – Kapal

To be, or not to be, that is the question

Whether ‘tis nobler in the mind to suffer

The slings and arrows of outrageous fortune,

Or to take arms against a sea of troubles,

And by opposing end them

Married with my uncle,

My father’s brother, but no more like my father

Than I to Hercules

Within a month…

She married, O most wicked speed, to post

With such dexterity to incestuous sheets!

It is not, nor it cannot come to good

But break, my heart, for I must hold my tongue

To be or not to be

That is the question