El día después de Roswell (145)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (145)

Para esta fecha, 9 de julio de 1947, tengo varios recortes de periódico de los que se ha perdido la mayor parte del artículo. Entre estos documentos están una nota aparecida en The Hartford Courant, de la que sólo tenemos el siguiente fragmento[1]:

EL VETO DE GROMYKO A LOS PLATILLOS ES UN RUMOR

 

…de los platillos volantes en lugar de la especulación normal interplanetaria. Aquí, el cuartel general del FBI no dice nada a excepción de un ocasional gemido colectivo de… (resto del artículo perdido)

En el mismo caso está esta otra nota aparecida en The New York Times[2]:

¿PLATILLOS? TAL VEZ UN PODEROSO RUSO LANZANDO UN DISCO, SUGIERE GROMYKO

 

O de otra manera, observa el jefe soviético, los británicos están exportando demasiado Whisky a los EE.UU.

 

“Propaganda de Guerra”, dice Orville Wright.

 

La “Trama de los discos” ayer estaba girando de forma errática en algún punto entre Marte y lo que un erudito psicólogo social denominó “la proyección de una ilusión”.

De la misma edición del New York Times tenemos este otro artículo, un poco más completo, que en su primera parte se refiere al asunto Roswell[3]:

NewYorkTimes-9-7-1947a“DISCO” CERCA DE SITO DE PRUEBAS DE BOMBAS ES SÓLO UN GLOBO METEOROLÓGICO

 

Suboficial resuelve un enigma que desconcertó a sus superiores – Cuentos de “Platillo volador” llegan de todo el mundo.

 

Por Murray Schumach

 

La vajilla celestial tuvo al Ejército arriba en el aire por varias horas ayer antes de que un oficial del Ejército explicara que lo que un colega pensaba era “un disco volador” no era nada más que un globo meteorológico maltratado del Ejército.

 

Este desenlace cerró el capítulo de Nuevo México en la saga “platillo volador” que ya tiene contribuciones de otros cuarenta y tres estados en la Unión así como de Australia, Inglaterra, Suráfrica, México y Canadá.

 

Sin embargo, ninguno de los previos o subsecuentes reportes de cuerpos celestiales extraños creó tanta confusión como el anuncio sobrecogedor de un teniente del Ejército de que un “disco volador” había sido encontrado en un rancho cerca de Roswell, N. M., cerca de la escena de las pruebas de bombas atómicas. El oficial, Teniente Warren Haught[4], oficial de información pública en el Roswell Army Air Field, no ocultó este descubrimiento en su informe detallado como el que transmitió The Associated Press.

 

“Los muchos rumores referentes al disco volador se hicieron una realidad”, comienza su declaración. Él dijo que la Oficina de Inteligencia del Bomb Group de la Octava Fuerza Aérea había pasado “el disco volador” a “los altos cuarteles”.

 

Entonces comenzaron a sonar los teléfonos entre Washington y Nuevo México y el “disco” estaba en camino para mostrar cómo el círculo podría ser cuadrado. Uno a uno, mientras se subía en el rango de oficiales investigando, el círculo perdía arcos y desarrollaba lados hasta que llegó a ser casi octogonal.

 

Casi una hora después de que el Teniente Haught había dado nuevo ímpetu al Derby “platillo volador”, su jefe, el General de Brigada Roger Ramey, tenía una versión de alguna manera diferente del “disco volador”.

 

Él dijo que si bien era cierto que fue encontrado en un rancho, nadie lo había visto en el aire; era de “construcción endeble”, aparentemente

 

Continúa en la página 10, Columna 4

 

NewYorkTimes-9-7-1947b“Disco” encontrado en un rancho de Nuevo México es sólo un globo meteorológico del Ejército

 

Continúa de la Página 1

 

hecho “de algún tipo de papel estaño”. Subsecuentemente, se informó que fue enviado para una investigación de laboratorio a Wright Field, Ohio.

 

En Washington, el Teniente General Hoyt Vandenberg, Subdirector de las Fuerzas Aéreas del Ejército, apresuró a su sección de prensa en los cuarteles. Expertos atómicos en la capital estaban seguros que fuera lo que fuera lo encontrado no era nada que ellos hubieran hecho, pero nadie parecía saber cómo disponer del objeto.

 

Finalmente, un suboficial de bajo rango, Irving Newton, un pronosticador de la estación meteorológica en Fort Worth, Tex., resolvió el misterio. Él dijo que sólo era una parte de un globo meteorológico, como los que son usados por ochenta estaciones meteorológicas en el país para determinar la velocidad y dirección de los vientos a grandes alturas.

 

Varias horas antes de que el misterio de Nuevo México fuera resuelto, un meteorólogo canadiense sugirió la misma respuesta en con-

(No tenemos el fragmento que sigue. El artículo continua de la siguiente forma)

que se salió a través de la noche, deteniéndose algunas veces para descansar.

 

El contribuyente de Míchigan del día fue un fabricante de herramientas de Pontiac. Según The United Press, envió a los periódicos una fotografía mostrando dos objetos circulares contra un fondo oscuro. Los exámenes mostraron agujeros en los discos.

 

También en la escena estaba Wisconsin, donde fue informado que el lunes 250 pilotos de la Patrulla Aérea Civil del estado despegarían en busca de “platillos voladores”.

 

La prueba de que los “platillos voladores” no eran autóctonos de los Estados Unidos y Canadá comenzó en la tarde. Dos residentes de Johannesburgo, Suráfrica, dijeron, según Reuters, que ellos no sólo vieron los objetos, sino que estos “viajaban a una velocidad tremenda en una formación-V y desaparecieron en una nube de humo”.

 

En Inglaterra, una esposa de un clérigo, quien dijo que había mantenido en secreto su descubrimiento por temor de las burlas, finalmente salió ayer con

(No cuento con el resto del artículo)

The Evening Independent, de St. Petersburg, Florida, reproduce el cuento de Hal Boyle[5]:

TheEveningIndependent-9-7-1947cVIAJE EN UN PLATILLO VOLADOR

 

Hal Boyle

 

(El siguiente manuscrito de Hal Boyle, quien fue visto por última vez hace dos días leyendo una copia de “Tom Swift” en las escaleras de la Biblioteca Pública de Nueva York, fue encontrado en una botella de cerveza en una carriola de bebé en Central Park. La botella vacía aparentemente había caído de una gran altura).

 

A bordo de un platillo volador sobre Pitcher, Okla., (AP) – No me digan que estos discos son imaginarios. Aquí estoy en medio de uno, volando como un bumerang alrededor del paisaje americano.

 

Estas cosas no son completamente discos o platillos. Están construidos como un sombrero de cowboy de siete pisos de altura.

 

La razón por la que ustedes gente de abajo han estado en desacuerdo sobre el tamaño es que no han visto todo. Todo lo que han visto es el reflejo de los lados donde están las manchas de la pintura infra-invisible de estas enormes naves espaciales, que se quemó al pasar demasiado cerca del sol, en su camino aquí desde Marte.

Sí, ¡Marte! Soy un prisionero a bordo de un “platillo volador” modelo 1947 de otro planeta. Me explico.

 

El otro día salí de la biblioteca pública de Nueva York al atardecer, y me dejé caer en un bar tranquilo para tragar una píldora caliente de vitaminas con una botella de cerveza fría.

 

Acabando, me dirigí a una figura silenciosa sentada a mi lado – el único cliente en el bar – y casi me desmayé. Vi una cosa de unos ocho pies de altura, cubierta de pelo grueso y verde, con un ojo, como un huevo duro en el centro de la frente y la boca no visible. Estaba desnudo, sus manos que eran tres garras y lo suficientemente grandes para un jardinero central de Brooklyn.

 

Los ojos de color amarillo yema del hombre verde quemaban con un rojo amenazador. Una mano giró uno de una serie de botones en el pecho marcando “jerga estadounidense”, y las palabras silenciosas derivaron hacia mí:

 

“Lárgate, Mac. Pero llévate un poco de cerveza. Vas a ir a un largo viaje”

 

Entonces me encontré levitado y arrojado en la expansión. Hubo un ruido de una puerta al cerrarse y el sentido de elevarse rápidamente en el espacio.

 

Me puse de pie y miré por la ventana – la pintura infra-invisible es sólo visible cuando se mira desde el exterior. Manhattan estaba cayendo lejos debajo de nosotros como un pueblo de juguete.

 

“Bueno, ¿qué te parece tu primer paseo en un platillo volador, Orson Welles?” dijo el hombre verde. “Vas en camino a un lugar donde hay más marcianos de los que nunca estuvieron en Nueva Jersey”.

 

“Mira, esto puede ser un platillo volador”, me quejé, “pero yo no soy Orson Welles. Tengo la frente alta por usar un sombrero apretado”.

 

“Entonces, ¿quién es usted?”

 

“Yo soy su primo, Artesian Welles”, repliqué, “¿y quién o qué eres?”

 

“Soy Balmiston X-ray O’Rune de Marte”, dijo el hombre verde, “y probablemente he arruinado mi oportunidad de ganar el sorteo”.

 

“¿Qué sorteo?”

 

“¿Qué?, ¡el centenario sesenta mil del Sorteo de la Búsqueda del Tesoro Universal de Marte!” gruñó enojado el hombre verde.

 

“Esta vez hay 500 naves espaciales compitiendo. Para ganar tengo que traer de vuelta 12 objetos raros, incluyendo a Orson Welles. Ahora alguien me va a vencer. Todo es tu culpa por tener el aspecto de alguien más”.

 

Malhumorado arrojó unos cacahuates a la parte superior de su cabeza. Para mi sorpresa, se abrió y una doble hilera de dientes mordió los cacahuates. Ahora sabía de dónde estaba viniendo su voz.

 

“¿Cuáles son los otros artículos en su lista de búsqueda del tesoro?” Le pregunté.

 

“Oh, ya tengo una rebanada de queso de luna, una chispa ardiente del sol, la huella dactilar de la madre Machree, un disco fonográfico de Gargantua cantando ‘Mammy’, y un anillo de humo de cigarro autografiado por Winston Churchill”, dijo el hombre verde.

 

“Sólo tengo unas pocas cosas por hacer en este país – como la compra de un nuevo automóvil, conseguir una cerveza de níquel y un buen cigarro de cinco centavos, y arrancar un pelo de la ceja de John L. Lewis”.

 

“Balmiston, muchacho”, le dije, “creo que tú y los otros platillos volantes van a estar aquí mucho tiempo. La búsqueda sólo está comenzando”.

 

“Entonces yo te mantendré como rehén”, dijo. “Dirige mientras yo duermo un poco”.

 

Así que aquí estoy girando este platillo volante de ida y vuelta entre el Bronx, Santa Fe y Seattle. He garabateado esta historia y dos veces traté de contrabandearla en una botella a través del tubo de escape de gravedad. Pero cada vez el verde despertó y me atrapó.

 

De alguna manera me las arreglé para conseguir la botella. Usted debe creer lo que contiene. Cuentos más grandes que éste han salido de botellas de cerveza más pequeñas.

 

Si lo consigo le enviaré más detalles sobre los platillos voladores mañana. Sin embargo, si el hombre verde me pilla de nuevo, bueno –

 

“Mira abajo, ¡Peoria!”

Mientras tanto en Lawrence, Kansas, el Lawrence Journal-World, publicaba la segunda parte del relato de Hal Boyle[6]:

LawrenceJournalWorld-Lawrence-Kansas-9-7-1947aREGRESO DE UN VIAJE EN PLATILLO VOLADOR

 

(Nota del Editor: Hal Boyle de AP, ha regresado recientemente de una ausencia de dos días e insiste que es el primer hombre en regresar con vida de un viaje en un “platillo volador”. Ustedes pueden tomar o no la historia. Pero estamos rechazando su cuenta de gastos por $ 2,880 – que es lo que cuesta el transporte a cinco centavos la milla después de un viaje de 48 horas a 1,200 millas por hora).

Por Hal Boyle

Nueva York, Julio 9 (AP) – ¡A salvo!

¡A salvo después de 48 horas y 57,600 millas en un platillo volador de Marte!

Y ahora le puedo contar al mundo la historia de lo que ocurrió después de que Balmiston X-ray O’Runne, el piloto marciano de ocho pies, de pelo verde, me enganchó en un bar de mala muerte y me llevó en una nave espacial.

Usted recordará que ese Balmiston – lo voy a llamar “Balmy” – y otros 499 pilotos marcianos vinieron aquí en platillos voladores en un concurso de “búsqueda del tesoro” por todo el universo. El juego consistía en encontrar y llevar a Marte a Orson Welles y otros siete objetos difíciles – tales como un hueso de ballena del corseé de la Reina Victoria.

“Vayamos a buscar primero el diente de oro perdido de Magellan”, dijo Balmiston, después de unos pocos viajes de calentamiento a través de los continentes. “Podemos recoger a Orson Welles más tarde”.

Él lo echó en una botella nueva de combustible anti gravitatorio que elimina el repelente de fricción atmosférica, y nuestro disco volador invisible de siete-pisos-de-alto se azotó por el Atlántico a veinte millas por minuto.

“Los viajes aéreos me aburren – te pierdes tanto del paisaje”, bostezó Balmiston, rascándose un padrastro en su mano de tres garras.

“¿Cuál sería el resultado si golpeamos la Torre Eiffel?” Me preocupé.

“Dispersión de la confusión”, dijo Balmiston sarcásticamente. Repentinamente arrebató el volante de mis manos y lo hizo girar ampliamente.

“Casi pasas sobre un avión jet, ¡estás drogado! Dijo, pero rápidamente se disculpó después que murmuré:

Está bien, tú deprímete por Marte en el asiento trasero del conductor. No he notado que saques una garra en las curvas”.

El platillo volador se manejaba muy bien. El cíclope Balmy se recostó soñadoramente y comenzó a silbar a través de la parte superior de su cabeza.

“Pienso que te llevaré a Marte y te presentaré a mi hermana, Violet Ray O’Rune”, él dijo. “Ella siempre se está quejando que no le presento a ninguno de mis amigos. Ella puede gustarte. También es una chica agradable”.

“¿Ella tiene un ojo y en su frente y el cabello verde como tú, Balmy?, me estremecí.

“Seguro”, dijo. “¿Piensas que es un fenómeno como tú? Ella es una lindura – tiene pestañas largas y gruesas como una cuerda. Ella también ha tenido una buena vida, tirando de un bote en uno de los canales. No es que piense que eres un mercenario”.

Horrorizado ante el prospecto, comencé a lanzar botellas de combustible anti gravitatorio hacia afuera, a través del tubo de escape cada vez que se extraviaba la atención de Balmy. Cuando pasamos sobre Austria, el gran hombre verde preguntó nerviosamente:

“¿No estás atravesando Rusia? ¿O no?”

“¿Por qué no?

“Ya sabes cómo es de delicado Stalin con los pasaportes”, dijo Balmy. “No quiero comenzar ningún incidente intra-universal. Gira hacia Egipto”.

Ahí encontramos el diente de oro de Magellon en una tienda de curiosidades del Cairo. O’Rune lo hurtó sin pagarlo después de restregarse con un tarro de cold cream de invisibilidad.

En el camino de regreso nuestro platillo volador comenzó a perder altura.

“Nos estamos quedando sin combustible”, dijo el asustado hombre verde. “Tengo que contactar a uno de los otros platillos de Marte y pedir prestado algo”.

Se puso los audífonos de la radio telepática interestelar mental del disco volador – que yo había atascado cuidadosamente.

“Todo lo que tengo es una transmisión de las Naciones Unidas”, se quejó el marciano. “Un hombre con acento ruso se mantiene diciendo, ‘¡no!, ¡no!, ¡no!’”

Mientras comenzamos (ilegible) en Brooklyn, me hice cargo:

“Escucha, Balmy, (ilegible) parada. Aquí hay una botella (ilegible) gravitatorio que escondí de ti. (Ilegible) llevará a Marte, pero (ilegible) a Hollywood”.

“¿Por qué a Hollywood?” (ilegible) el afligido viajero espacial.

“Porque es el único lugar donde un hombre con piel verde, garras y una boca en la parte superior de su cráneo no se destacará entre la multitud. Diles que eres un suplente de Boris Karloff. Pero no les digas que eres de Marte. Se reirán de ti”.

La voz triste de Balmy se desplazó hasta mí mientras el platillo volador giraba hacia el Oeste:

“Buscaré a Orson Welles. Él me reconocerá”.

Y de aquí en adelante sólo me subo a vagones de agua de cinco-millas-por-hora. No son conducidos por tipos verdes de Marte.

Mientras en Roswell se descubría que el “platillo volador en realidad eran los restos de un reflector de radar adosado a un globo de gran altitud, en Richmond, Virginia, se estrellaban decenas de “discos voladores”, según lo leemos en The Lewiston Daily Sun, de Lewiston-Auburn, Maine[7]:

TheLewistonDailySun-9-7-1947a“DISCOS VOLADORES” VUELAN SOBRE RICHMOND, VA

 

Richmond, Va., Julio 8 – AP – Decenas de “discos voladores” volaron sobre el centro de la ciudad de Richmond durante la hora pico de la tarde de hoy y varios fueron recuperados por los asombrados residentes.

 

Los “discos” eran platos de papel para pastel – que se diferenciaban de los “platillos voladores” avistados en las semanas recientes, y fueron lanzados por bromistas desde lo alto de un edificio elevado. La estructura: de la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas del Estado de Virginia.

El mismo periódico nos informa que los residentes de Sabattus, Maine, vieron discos voladores dirigiéndose hacia Augusta[8]:

TheLewistonDailySun-9-7-1947bRESIDENTES DE SABATTUS VEN DISCOS VOLADORES

 

Sabattus – Un gran grupo en la granja de Lee Davis, aquí, informaron ver “discos voladores” la noche del lunes. Dijeron que los objetos parecían estar viajando a una gran velocidad y se dirigían hacia Augusta

 

Melvin T. Davis describió los viajeros celestiales como parecidos a un eclipse parcial de Luna, y la experiencia fue similar a tener una sábana blanca pasando ante él en la oscuridad.

 

El hijo del Sr. Davis, Jerome, su sobrino Lee y Carrol Jordan fueron otros que presenciaron el misterio del cielo.

 

Todos parecían dirigirse en la misma dirección excepto uno, que estaba viajando en dirección opuesta, pero al mismo nivel que el grupo general.

 

Todos insistieron que los objetos no eran el resultado de los poderosos reflectores que eran empleados en los Terrenos de la Feria de Lewiston.

The News and Courier, de Charleston, Carolina del Sur, informó que cuatro jovenes de Pierpont observaron el vuelo de platillos voladores, que al principio pensaron eran pájaros, dirigiéndose hacia Charleston[9]:

TheNewsAndCourier-Charleston-9-7-1947aLOS INFORMES LOCALES MÁS RECIENTES DE JOVENES, ESCENA PLATILLO

 

Los más recientes desarrollos platillistas en los cielos de Charleston han sido informados por Johnny Crowe, de 17 años, de Pierpont, quien dijo que él y otros tres chicos vieron tres de los objetos misteriosos entre las 3:30 y las 4 en punto la tarde de ayer.

 

En compañía de Charles y Thomas Harvey y Dewey Allman, todos de Pierpont, el joven Crowe estaba parado fuera de una tienda de Pierpont cuando ellos vieron lo que al principio tomaron como pájaros. Viendo de nuevo, decidieron que los objetos, que se dirigían hacia Charleston, se parecían más a platos de papel. No eran particularmente brillantes. En ese momento, el Sol se había ocultado detrás de una nube.

En la sección de editoriales John Temple Graves hacia eco de la paranoia que existía en aquel momento pre Guerra Fría[10]:

TheNewsAndCourier-Charleston-9-7-1947bEL MISTERIO DE LOS “PLATILLOS VOLADORES”

 

“Escucha los cielos llenos con gritos,

 

Y llovió un espantoso rocío”.

 

Horrible como un rocío que cayó con gritos podría ser un derrame silente e invisible de “platillos voladores”. Un rocío de partículas radiactivas. Un rocío de gérmenes mortales. Un rocío de no-sabemos-qué. Antes de que esta columna llegue a imprimirse el misterio de los platillos podría ser resuelto. Podría probarse que no son nada importante o incluso real. Por el otro lado podrían ser inconcebiblemente importantes. A la velocidad en que se está moviendo la ciencia ahora, cualquier cosa es posible. Si el fenómeno es pequeño, llega en el momento en que nosotros en Estados Unidos necesitamos ser impresionados con algo tan terrible que pudiera ser, y podría ser en un día no-tan-distante.

 

Suponga que la repentina y extraña retirada, sin modales, de cierto país extranjero (es decir Rusia), de la Conferencia de Paris, la semana pasada, con la disposición indicada de romper con nosotros a pesar de nuestras pilas atómicas, había sido programada para un ataque de su parte con algo que excede incluso el poder atómico en fuerza cósmica que ha perfeccionado en secreto (y practicado sobre Suecia el año pasado). Suponga que eran lo que significan los platillos voladores, y que por ahora Carolina del Sur, Luisiana, Florida, Nueva Jersey y todos los otros estados obre los cuales han sido vistos los platillos estuvieran condenados a la muerte total por lo que ellos derramen.

 

La palabra para hablar así es sensacionalismo. Pero este país necesita sensaciones. Necesita esta pesadilla de muerte horrible. Saturado con conferencias, organizaciones e intercambios entre Molotov, Bevin y Marshall y las horrendas advertencias de los científicos quienes se confunden a sí mismos como vendedores, hemos llegado a aburrirnos de lo que pasa, caminantes en sueños que observan sin sentir, espectadores inexpresivos mientras se acercan las llamas. Paso a paso los eventos están llevándonos a la guerra con Rusia. La guerra cósmica sin tabúes, ninguna muerte tan total. Si Rusia tiene una nueva arma más letal que el poder atómico, ella la utilizará por sorpresa. Si ella tiene poder atómico probablemente lo habría usado ya. Los estados totalitarios piensan asía hacia el futuro, son libres de inhibiciones contra el asesinato de masas, y contra las reglas de un juego. Sabemos esto, sin embargo estamos drogados. Necesitamos una sensación para despertarnos.

 

Nosotros que queremos vivir y tener nuestros hijos vivos después de nosotros, nosotros que queremos que la civilización sea salvada y que avance, nosotros que pensamos que conocemos cómo ser libres y bien alimentados y perseguimos la felicidad, estamos en la mira. Esta es la mira más mortal de la historia. Nos tenemos que bajar, y ahora. Dentro de diez años, cuando el poder atómico esté en todas partes, será muy tarde. Puede ser muy tarde pasado mañana. Tenemos que hacer lo que necesitamos hacer ahora, sin escatimar, escrúpulos o miedo.

 

Tenemos tres destinos: (1) Asociación mundial con rendición de la suficiente soberanía para asegurar una supervisión, inspección y adjudicación genuinas, (2) Construir las Naciones Unidas como una unión de democracias lo suficientemente fuertes para dominar el mundo, que desaliente por completo la agresión rusa, prometiendo una eventual participación de Rusia, o (3) Pax Americana – o más bien, Pax Anglo-Franco-Ítalo-Sino-Americana – forzada de inmediato en los puntos de la bomba atómica. Cualquiera que sea el curso que se tome, sabemos que los Estados Unidos deben tener su casa en orden para un esfuerzo vasto y de sacrificio. Deben tener su casa en orden contra la herramienta maldita del partido Demócrata que quiere ir con el desperdicio burocrático de la lucha de clases, y confiar en Rusia. Debemos tenerla en orden contra la herramienta maldita del partido Republicano que quiere pretender que estamos solos en el mundo, para restaurar los días y formas de Mark Hanna, para pellizcar peniques en el extranjero y en el país sin respeto por lo que es vital y lo que no lo es.

 

Dentro de ocho años, dice Einstein, estarán disponibles bombas superatómicas mucho más poderosas que las que pararon Japón, y Rusia tendrá arsenales atómicos. Mientras tanto, las Naciones Unidas habrán quedado en nada. ¿Cuál es la respuesta? Cualquiera que sea, los Estados Unidos deben permanecer de pie.

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Anonimo, “Flying Discs” Soar Over Richmond, VA., The Lewiston Daily Sun, Lewiston-Auburn, Maine, 9 July 1947.

Anonimo, Gromyko to Veto Saucers Is Rumor, The Hartford Courant, Hartford, p.1, 9 July 1947.

Anonimo, Sabattus Residents See Flying Discs, The Lewiston Daily Sun, Lewiston-Auburn, Maine, 9 July 1947.

Anonimo, Saucers? Maybe a Mighty Russian Throwing a Discus, Gromyko Hints, The New York Times, New York, 9 July 1947.

Anonimo, Youth Reports Latest On Local, Saucer Scene, The News and Courier, Charleston, S. C., 9 July 1947.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Boyle Hal, Back From A Trip On Flying Saucer, Lawrence Journal-World, Lawrence, Kansas, 9 July 1947.

Boyle Hal, Trip on a Flying Saucer, The Evening Independent, St. Petersburg, Florida, 9 July 1947.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-97/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-98/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-99/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-100/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-101/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-102/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-103/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-104/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-105/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-106/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-107/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-108/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-109/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-110/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-111/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-112/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-113/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-114/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-115/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-116/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-117/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-118/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-119/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-120/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-121/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-122/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-123/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-124/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-125/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-126/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-127/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-128/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-129/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-130/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-131/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-132/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-133/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-134/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-135/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-136/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-137/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-138/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-139/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-140/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-141/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-142/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-143/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-144/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Koi Isaac, FBI: “discs recovered”, Air Force “greatly concerned”, “at a complete loss” + more memos, http://www.abovetopsecret.com/forum/thread924183/pg1#pid15876304

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Scully Frank, Behind the Flying Saucers, Henry Holt and Company, New York, 1950.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Schumach Murray, “Disk” Near Bomb Test Site Is Just a Weather Balloon, The New York Times, New York, 9 July 1947.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Temple Graves John, “Flying Saucers” Mystery, The News and Courier, Charleston, S. C., 9 July 1947.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Anonimo, Gromyko to Veto Saucers Is Rumor, The Hartford Courant, Hartford, p.1, 9 July 1947.

[2] Anonimo, Saucers? Maybe a Mighty Russian Throwing a Discus, Gromyko Hints, The New York Times, New York, 9 July 1947.

[3] Schumach Murray, “Disk” Near Bomb Test Site Is Just a Weather Balloon, The New York Times, New York, 9 July 1947.

[4] (Sic)

[5] Boyle Hal, Trip on a Flying Saucer, The Evening Independent, St. Petersburg, Florida, 9 July 1947.

[6] Boyle Hal, Back From A Trip On Flying Saucer, Lawrence Journal-World, Lawrence, Kansas, 9 July 1947.

[7] Anonimo, “Flying Discs” Soar Over Richmond, VA., The Lewiston Daily Sun, Lewiston-Auburn, Maine, 9 July 1947.

[8] Anonimo, Sabattus Residents See Flying Discs, The Lewiston Daily Sun, Lewiston-Auburn, Maine, 9 July 1947.

[9] Anonimo, Youth Reports Latest On Local, Saucer Scene, The News and Courier, Charleston, S. C., 9 July 1947.

[10] Temple Graves John, “Flying Saucers” Mystery, The News and Courier, Charleston, S. C., 9 July 1947.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *