Calentamiento global y paradoja ártica

IMPACTO AMBIENTAL

Calentamiento global y paradoja ártica[1]

Juan José Morales

Puede parecer extraño y contradictorio, pero la intensa onda gélida que en estos días ha venido azotando a Estados Unidos y gran parte de México, es consecuencia»¦ del calentamiento global.

clip_image001Paisajes invernales como este, que pudieron verse durante los últimos días por todo Estados Unidos, son consecuencia, aunque parezca extraño y contradictorio, del calentamiento global y la reducción del casquete polar ártico.

Así lo señalan varios climatólogos, quienes explican la aparente contradicción por lo que se ha denominado La Paradoja Ártica. Es decir, el hecho de que el aumento de la temperatura media en el Ártico y la reducción del casquete de hielo polar, han tenido como consecuencia una alteración en la circulación atmosférica que hace desplazarse al sur la gran corriente que sopla en la alta atmósfera llamada Corriente en Chorro, que provoca descenso de temperatura.

Y ciertamente, el frío ha sido severo. El pasado martes, en la totalidad del territorio continental de Estados Unidos la temperatura máxima estuvo por debajo del punto de congelación, y en una amplia zona del norte de México hubo nieve, heladas y ventiscas, también con temperaturas bajo cero en muchos sitios. Al mismo tiempo, se dio la peculiar situación de que en algunas ciudades de Alaska la temperatura era superior a la de estados norteamericanos del sur situados en la costa del Golfo de México. Y en la bahía de Prudhoe, más allá del Círculo Ártico, se registraron en diciembre temperaturas por encima del punto de congelación, las más altas en casi medio siglo.

Pero dicen los expertos, esta especie de bocanada de helado aire polar puede considerarse un episodio transitorio que no altera el patrón general de calentamiento global, que sigue manifestándose en casi todo el mundo. Tal es el caso, para citar un ejemplo, de Australia, donde 2013 fue el año más caluroso de la historia.

Desde hace más de 40 años, independientemente de que hubieran ocurrido algunas intensas ondas frías, en términos generales los inviernos han sido más cálidos que lo usual en todo Estados Unidos y en gran parte de Europa y Asia, inclusive en esa especie de congelador que es Siberia.

En Rusia, por ejemplo, el pasado noviembre fue el más cálido desde que comenzaron a llevarse registros meteorológicos sistemáticos en 1891. En Siberia, ese mes las temperaturas estuvieron varios grados por encima del promedio normal, y en general, en todo el mundo no hubo una sola región en la que se registrara un record de frío.

Con noviembre de 2013, además, se llegó a un total de 345 meses consecutivos en que la temperatura media de la Tierra estuvo por encima del promedio normal. Fue también el trigésimo séptimo noviembre consecutivo con temperaturas superiores al promedio del siglo XX para ese mes. Y no parece que, pese a esta oleada de frío, en enero se vaya a romper la tendencia a temperaturas medias más cálidas que en el pasado reciente. De hecho, aún mientras los norteamericanos tiritaban bajo ese frío extremo, en amplias regiones de Europa y Asia, incluso en las altas latitudes de Escandinavia y en el Círculo Ártico, las temperaturas se mantenían por encima del promedio de esta época.

Sencillamente, el calentamiento global, al ocasionar el deshielo del Ártico ha alterado de manera insospechada el balance térmico del planeta. Ello permite esperar que haya otros episodios de clima severo semejantes a la intensa onda fría que azotó Canadá, Estados Unidos y México en los últimos días, pero no implica de ninguna manera que el calentamiento se haya detenido o empiece a dar marcha atrás. Todo indica que proseguirá, y tenemos que ir tomando medidas de adaptación y mitigación.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Viernes 10 de enero de 2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.