Hace 25 años: Magonia 31 y 32

HACE 25 AÑOS: MAGONIA 31 Y 32

8/4/14

Dos números atrasados para ver en este momento: ¡debemos esforzarnos más para mantener un programa!

mag 31Elvis Presley en la portada de Magonia 31 sólo podía significar un artículo de Mick Goss – ‘The Urban Legendary Elvis’ relaciona las muchas historias que se han extendido desde la muerte del rey que sugieren que él todavía está vivo, o se mantiene en estado de congelación, y hará su segunda venida cuando sea el momento oportuno; con informes de avistamientos de Kalamazoo a Waltham Forest.

El círculo de la cosecha ya se ha asentado en un nicho entre el arte conceptual y el misticismo cósmico, pero en 1988 algunas personas, incluyendo el colaborador de Magonia, Paul Fuller, todavía pensaba que había una posibilidad de establecer sus bona-fides como un auténtico fenómeno científico físico. En su artículo ‘Mystery Circles: Our Golden Opportunity‘ Fuller hace una defensa a ultranza de la teoría del “torbellino”, sosteniendo que: “… la teoría del vórtice es una oportunidad de oro para que todos nosotros demostremos nuestro enfoque más maduro para el estudio científico de los fenómenos anómalos”.

Él llama en su ayuda a una encuesta postal que se realizó en 1987 entre los agricultores en el corazón de los círculos Hampshire/Wiltshire. Analizando los noventa que respondieron él concluye: “Todos los resultados del estudio fueron consistentes con la hipótesis de que un fenómeno raro, natural, era responsable de los círculos”. Pero en un par de años todo el circo-círculo se había derrumbado.

Manfred Cassirer, decano de SPR, contribuyó con una pieza con el título llamativo ‘Nightmares, Sex and Abductions’ dibujando paralelos precisos entre las historias históricas íncubo/súcubo e informes contemporáneos de abducciones. Al menos con los íncubos y súcubos parece que el “perceptor” ha tenido un encuentro más divertido que sus contrapartes modernas que ven a sus secuestradores fríamente clínicos, llevando a un investigador administrativo a admitir “cansado con el ensayo de tanta lascivia tan horrible y acciones y pasiones fabulosas muy sucias que deben terminar”.

¡Usted ya no tiene abducciones como esas!

mag 32El artículo principal en el número 32 (marzo de 1988) fue un importante artículo de Martin Kottmeyer uniendo la experiencia de abducción ovni con el ‘boundary deficit’. Martin desarrolló el análisis de las experiencias de pesadilla de Ernest Hartmann, que propone que la mente desarrolla varias categorías diferentes, cuando se desarrolla: entre el yo y el no-yo, la fantasía y la realidad, masculino y femenino, y un gran número de otras experiencias. Sin embargo, algunas personas, tal vez por razones bioquímicas y/o genéticas, tienen fronteras más permeables o fluidas que otras. Esto, argumenta Kottmeyer, es el por qué algunos individuos son, por ejemplo, más abiertos a una interpretación errónea de los hechos, o propensos a errores de apreciación de tiempo y distancia. Y concluye: “La propuesta de déficit límite tiene en ella la resolución implícita de la paradoja de cómo la gente sin psicopatología significativa puede tener la creencia de que son víctimas de abducción extraterrestre”.

Otros artículos de esta edición incluyen la mirada de Patrick Harpur a la alquimia como una forma de interpretar las experiencias de ovnis, y Ralph Noyes echando una mirada escéptica a los escépticos que pueden estar demasiado dispuestos a adscribir creencias poco convencionales a la superstición.

Los ufólogos italianos Edoardo Russo y Gian Grassimo observaron el creciente distanciamiento entre la ufología norteamericana y europea, lo que quedó claro en la década de 1980 y ha crecido aún más en el intervalo de 25 años. Comentan: “Parece que el círculo de la historia se ha cerrado sobre sí mismo y la ufología se ha ido de nuevo al principio, con una diferencia: Europa se salió por la tangente, mientras que Estados Unidos está comenzando de nuevo la rueda de la fortuna”.

Creo que sigue siendo la situación actual. Ciertamente la ufología estadounidense y británica de ahora pareciera que son dos temas diferentes, al menos en lo que se refiere a los “investigadores serios”. Sin embargo, en el nivel más populista creo que el poder de la ufología mass-media estadounidense ha triunfado incluso en Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.