El día después de Roswell (177)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (177)

The Massena Observer, de Massena, St. Laurence County, New York, reproduce la tira cómica sobre los platos voladores[1]:

TheMassenaObserver-Massena-StLaurenceCounty-NY-14-7-1947a¿ALGUNOS PLATILLOS VOLADORES EN SU CAMINO?

 

Viñeta número 1:

 

¡Todo lo que puedo decir que he visto platillos voladores y otro tipo de vajilla desde el día en que me casé¡

 

¡Si, pero no tienes por qué decírselo a nadie¡

 

El ingenio de los hogares

 

Viñeta número 2:

 

¿Has visto algunos platillos?

 

Nel, nada, ¡pero sí he visto elefantes rosas¡

 

Algunos que probablemente le darían la bienvenida a un cambio

 

Viñeta número 3:

 

¡Oh, ve a volar tu platillo!

 

Ellos acostumbran decir “¡Ve a volar un papalote¡”

 

Viñeta número 4:

 

¡Sigo viendo discos frente a mis ojos!

 

Viñeta número 5:

 

Coma en Joe’s Hamburger Heaven

 

Podría ser sólo un inteligente truco publicitario

El Daytona Beach Mourning Journal, de Daytona Beach, Florida, del 14 de julio de 1947, informa de platos voladores para publicitar un baile de los salvavidas[2]:

DaytonaBeachMourningJournal-DaytonaBeach-Florida-14-7-1947DISCOS VOLADORES DAN A CONOCER DANZA SALVAVIDAS

 

No encontrando globos disponibles, los Lifeguard Corps diseminaron 350 “discos voladores” en la forma de platos de papel sobre la zona de la playa, ayer por la tarde temprano, para dar a conocer la noche del Lifeguard Dance Friday, en el Pier Casino.

 

Adjunto a 25 platos, que fueron dejados caer desde un avión del Daytona Beach Flying Service, a una altura de 1,000 pies, había boletos gratis para el baile.

En esa misma fecha The Evening Independent, de St. Petersburg, Florida, aborda el tema del plato volador caído en Twin Falls[3]:

TheEveningIndependent-StPetersburg-Florida-14-7-1947aCHICOS PERPETRAN UN ENGAÑO DISCO VOLADOR PARA MOLESTAR AL POPULACHO

 

Twin Falls, Idaho. – (AP) – Cuatro muchachos con una imaginación que vuela en disco volador pueden o no estar riéndose bajo la manga hoy después que su versión de un platillo volador ha tenido prácticamente a toda la población local, al FBI, los oficiales de inteligencia del ejército y la policía a las carreras el día de ayer.

 

Los chicos crearon y plantaron en un patio local un objeto que les pareció a ellos, así como a los oficiales del ejército y civiles, justo como debe parecer un disco volador.

 

Su engaño fue expuesto después que alguien le sopló al Jefe Asistente de la Policía L. D. McCracken que uno de los chicos sabía algo sobre el disco.

 

La creación, que les tomó dos días completar, fue hecha de partes de un viejo fonógrafo, tubos de radio quemados y otras partes eléctricas desechadas. Tenía un domo de plexiglás, tubos de radio, alambres quemados y lados brillantes oro y plata.

 

Ya que los chicos son jóvenes se mantuvieron sus nombres. No serán enjuiciados, dijo McCracken.

La sección de editoriales del Kentucky New Era, Hopkinsville, Kentucky, reflexiona sobre el probable origen lúdico de los platos voladores, en el sentido de que son una diversión bienvenida para olvidar las tensiones de la recién terminada Segunda Guerra Mundial y de la recién iniciada Guerra Fría[4]:

KentuckyNewEra-Hopkinsville-Kentucky-14-7-1947aDISCOS LLAMEANTES

 

Francamente no hemos visto ningún platillo giratorio luminoso en su camino a través del espacio y no esperamos hacerlo, pero estamos muy dispuestos a defender el derecho de nuestros amigos ciudadanos a verlos pasando sobre sus cabezas. De hecho, nos gloriamos en su percepción superior y vista muy aguda, porque estábamos en extrema necesidad de cierta diversión. Los escritores de periódicos necesitan algo de material nuevo para aliviar la monotonía de eso relacionado a las consecuencias de la guerra y los lectores estaban listos para cierto escape de la realidad. Está un poco fuera de fecha y de acuerdo con esta era científica, era imperativo descubrir algunas parvadas de objetos luminosos revoloteando alegremente de lugar en lugar pero nunca bajando a tierra. Somos, de hecho, grandes personas y las diversiones han ayudado a hacernos así.

 

Puede haber guerras y rumores de guerra, podemos tener deuda internacional de proporciones aplastantes, puede ser necesario que alimentemos la mitad del mundo para evitar que mueran de hambre, e, incluso el día del juicio puede ser inminente; pero, nos reservamos de momentáneamente olvidar todos esos problemas y salirnos por cualquier tangente que hayamos escogido. Creemos que es imposible que para siempre estemos en alerta por los accidentes que están a punto de suceder sin llegar a ser morbosos. Podemos estar bajo la tensión de una crisis nacional o personal, pero, bajo estas condiciones, nunca dudamos en ir al juego de bola para liberar nuestras mentes de los desechos acumulados. El amor a la diversión es una de nuestras características nacionales y nunca dudamos ir con todo el corazón cuando la ocasión lo hace necesario. No puede preocuparse de sus problemas, continuamente, sin desarrollar una mente retorcida. Los problemas en muchas partes del mundo ocurrieron porque la gente había olvidado como jugar.

 

Algunos de nosotros, naturalmente, exageramos la idea de diversión y tratamos de hacer de la vida un completo escape de la realidad, pero la mayoría de nosotros tomamos nuestras diversiones el fin de semana y regresamos a nuestro trabajo con un vigor renovado. Podría estar haciéndose muy viejo para tomar parte activa en los deportes, pero vele porque nunca llegue a estar tan decrépito para mantener el espíritu del juego dentro de su corazón. Incluso esos, incapaces de viajar por sus propios medios, pueden encontrar diversión de todo tipo. Es bueno para todos mantener el espíritu del juego y competencia hasta el fin. Es la única forma de mantenerse jovial.

 

Posiblemente no hay ningún fundamento para las historias de los discos llameantes, pero bien podría haber, ya que, lo cierto es que los experimentos con misiles guiados han alcanzado una etapa avanzada y, si hay alguna otra guerra, serán usados extensamente. Sin embargo, no nos preocupemos mucho sobre eso, porque las oportunidades son mejores que nunca de que no haya otro conflicto de guerra mundial dentro de la vida de cualquier persona viva en la actualidad. Los Estados Unidos y Rusia son los únicos dos países en la posición de establecer tal conflicto. Nosotros sin duda podemos confiar en que no iniciaremos ninguna y, que el presente gobierno de Rusia está basado en falacias, trucos y engaños, eventualmente colapsará, y las oportunidades son que eso ocurrirá antes de que ella pueda prepararse para un conflicto.

En el Meriden Record, Meriden, Connecticut, vemos una caricatura con tema platillista que dice[5]:

MeridenRecord-Meriden-Connecticut-14-7-1947a¡TAMBIÉN LOS ESTÁN VIENDO EN RUSIA!

 

Plan de ayuda europea

 

¡Rápido Molotov, el Flit!

 

Planes para comunizar Europa

En este mismo diario aparece una fotografía de una modelo de la revista Vogue vistiendo el vestido “Platillo Volador”[6]:

MeridenRecord-Meriden-Connecticut-14-7-1947c“PLATILLO” EN VOGUE

 

Todo el que afirma haber visto un platillo volador lo ha descrito de forma diferente. Pero aquí está uno que no necesita descripción. Es el nuevo vestido platillo volador, inspirado por esos discos de mentalidad aérea, y es vestido por la modelo Bobby Flynn, de Nueva York. El atuendo es correcto para la playa o tiempo de juego. (International)

El Pittsburgh Post-Gazette, de Pittsburgh, Pennsylvania, reproduce el artículo de los hermanos Alsop[7]:

PittsburghPostGazette-Pittsburgh-Pennsylvanya-14-7-1947aLOS PLATILLOS VOLADORES DEMUESTRAS QUE EE.UU. NO ESTÁN PREPARADOS PARA LA SORPRESA

 

De hecho

 

Por Joseph and Stewart Alsop

 

Washington, Julio 12 – Los platillos voladores han servido al menos para sopesar una lección en casa. Esta es que los Estados Unidos no ha desarrollado un sistema de alarma efectivo contra ataques sorpresivos en esta era de armas nuevas y terribles. Porque si tal sistema hubiera existido, las autoridades militares instantáneamente podrían haber detenido la especulación. Podrían haber dado la certeza que un sistema de alarma efectivo puede proporcionar instantáneamente: “Conocemos todo lo que pasa a través del aire americano. Usted vio la luz del sol en las alas de una aeronave volando alto – o usted no vio nada – o usted vio un meteoro en el cielo nocturno”. No se dieron tales garantías. No tenemos un sistema de alarma efectivo. No estamos preparados para lo peor.

 

La preparación defensiva adecuada para un muy posible peor significará dos cosas, en opinión de aquellos encargados en la planeación de la seguridad nacional en esta época de la bomba atómica y los misiles guiados. Primero, significará un paraguas de radar extendiéndose sobre todos los Estados Unidos continentales, para dar una alarma instantánea sobre cualquier objeto que pase a través del aire sobre América. Los beneficios incidentales de tal paraguas serán considerables; por ejemplo, indudablemente servirá para reducir los accidentes aéreos. Pero su propósito real será alertar en un momento todos los cuarteles de defensa sobre la dirección y peso de cualquier ataque enemigo.

 

***

 

Tal sistema sería caro. Pero el segundo prerrequisito de un sistema de alarma efectivo sería más caro. También será necesario colocar bases de alerta temprana, más allá de las fronteras del país, para proporcionar esos minutos o segundos extra para lanzar el contraataque defensivo americano. Se ha hecho muy poco para satisfacer esta terrible necesidad. La cadena de unión de estaciones de alarma y bases aéreas Américo-Canadienses proyectadas a lo largo de la frontera ártica continúa en etapa de sueño. Existe una de tales bases, en Churchill, sobre la Bahía del Hudson, para propósitos de pruebas preliminares. Pero su valor, incluso como base de pruebas, es dudoso.

 

Además, tales bases, cada una por sí sola un proyecto mayor, deben estar espaciadas a intervalos de 200 millas a través de la frontera ártica. Ya que el límite externo del rango de radar es de 100 millas, y cualquier hueco podría hacer que todo el sistema sea inservible. Las estimaciones actuales indican que tal sistema de alerta avanzado requerirá una inversión inicial de al menos mil doscientos cincuenta millones de dólares.

 

Sin embargo, a menos que la pesadilla del ataque sorpresa, conjurada por el susto de los platillos voladores, se convierta en una dura realidad, o a menos que de forma inesperada se logre el asentamiento de un mundo realmente seguro, se debe gastar el dinero. La razón es simple. Las naves aéreas supersónicas de muy corto rango y los misiles guiados aún no se han construido, ya sea por nosotros mismos, por los rusos, o por cualquier otro. Sin embargo tales armas son posibles, como todo el mundo sabe, y por lo tanto, a menos que el mundo se asiente, ciertamente se construirán en pocos años.

 

Además, los informes de inteligencia indican claramente que los soviéticos están haciendo un ataque sin cuartel, no solo sobre el problema atómico, sino sobre toda el área misteriosa de los misiles guiados. En su esfuerzo total, los soviéticos están siendo ayudados por no menos de 7,000 científicos mercenarios alemanes. De hecho, bajo la supervisión soviética los científicos alemanes continuaron fabricando las V-2, los primeros misiles supersónicos exitosos en la zona oriental de Alemania por algún tiempo después de la Guerra. Un logro de esta experimentación continuada fue el cohete A-9, diseñado por primera vez en Peenemunde durante el furor en Suecia hace algunos meses.

 

***

 

La característica principal del cohete A-9 es que está equipado no con aletas, como el V-2, sino con alas. Así que, mientras el V-2 desciende casi en línea recta, a gran velocidad, las alas del A-9 le facilitan ir en un planeo largo cuando alcanzar la atmósfera densa cerca de la tierra. Por lo que el rango se extiende por más de 300 millas. Además, frenado por sus alas, se hace fugazmente visible en el ángulo de visión correcto. Los cohetes fueron programados para desintegrarse en el aire antes del contacto, pero pequeñas partes de las armas fueron descubiertas en el terreno sueco.

 

El A-9 es una medida del éxito soviético en su esfuerzo sin cuartel. Sin embargo, la falta de fondos ha impedido que se tengan incluso las primeras etapas hacia un sistema de alarma defensivo americano, sino que el programa americano de misiles guiados que proporcionaría el contraataque necesario, también está cojeando. Los planes para un gran túnel de viento supersónico, la esencia real para el programa, todavía siguen en la mesa de dibujo. Y el túnel, si alguna vez se construye, costará arriba de dos mil millones de dólares, esto cuando el Congreso está intentando hacer recortes a los impuestos y la economía. Pero sin duda es cada vez más claro que en el mundo de hoy hay cosas peores que los altos impuestos.

Mientras tanto en Portsmouth, Ohio, The Portsmouth Times, también publicaba dos artículos de los hermanos Alsop. El primero dice[8]:

ThePortsmouthTimes-Portsmouth-Ohio-14-7-1947aLOS DRAGONES ESTÁN PASADOS DE MODA

 

Por Joseph y Stewart Alsop

 

Washington, Julio 11 – El gran pánico de los platillos voladores es un comentario curioso en nuestros tiempos. Incluso hace 10 años, las antiguas pesadillas – dragones, serpientes de mar y sus parientes – servían muy bien. Pero ahora en lugar de los amistosos, pasados de moda, monstruos de Loch Ness, las mentes de los hombres están obsesionadas por los horrores hechos por el hombre en la era de las armas absolutas.

 

El problema es que los horrores hechos por el hombre son bastante reales, con posibilidades bastante inminentes. Y así el pánico de los discos voladores plantea una cuestión muy seria. ¿Si no ha de haber paz, qué advertencia tendremos que nuestros enemigos están preparando la guerra?

 

La mayoría de la gente supone que esta pregunta toma la forma más simple: “¿Cómo sabremos cuando los soviéticos tengan una bomba atómica?”.

 

Por extraño que parezca, hay una forma de saber de la explosión de una bomba atómica, incluso en los distantes reductos de Siberia. Ya ha sido probada, con nuestras propias bombas en Alamogordo e Hiroshima, Nagasaki y Bikini.

 

Como todos saben, la explosión de una bomba atómica libera unas gigantescas nubes de partículas radiactivas, cuyos hongos suben a la estratosfera. Aquí, en el aire superior en calma, la nube radiactiva permanece por algún tiempo, hasta que gradualmente se disipa o se precipita.

 

Como se recordará cómo la nube de Alamogordo fue por casualidad parcialmente precipitada en los campos de maíz del medio oeste, y terminó por arruinar los negativos fotográficos cuya base fue hecha de tallos de maíz.

 

Antes de que pueda ocurrir la precipitación, la nube realmente circunda la Tierra, como las nubes de polvo de la explosión volcánica del Krakatoa. Y entonces puede proporcionar la pista para una explosión de una bomba atómica en cualquier parte de la superficie de la Tierra.

 

La presencia de la nube radiactiva en el aire superior se revela, por supuesto, por el nuevo familiar contador Geiger, que mide la radiactividad.

 

La mano pesada de los oficiales de seguridad ha silenciado a los científicos del gobierno quienes no dudan en rastrear el curso de las nubes de las bombas de Alamogordo, Hiroshima, Nagasaki y Bikini.

 

Pero también hay físicos amateurs que tienen sus propios contadores Geiger para revisar la fuerza de la radiación cósmica del espacio intergaláctico, justo como los granjeros suelen mantener sus medidores de lluvia en sus patios traseros para ilustrar a la oficina meteorológica. Su trabajo también ha probado su efectividad en esta rara técnica.

 

Por ejemplo en julio 16, 1945, poco después de la explosión en Alamogordo, el Teniente Comandante A. R. Coven U. S. N. R. notó un incremento en la taza normal de su contador Geiger en Annapolis, Md. El incremento continuó hasta el 18 de julio, alrededor de 60 horas después del Minuto E en Alamogordo, cuando casi se duplicó. Al día siguiente regresó a la normalidad.

 

De nuevo, en julio, 1946, un par de días después de la primera explosión en Bikini, G. Herzog notó un agudo aumento en la taza del gran contador Geiger del segundo piso de su casa en Houston, Tex. Al siguiente día, el contador casi había duplicado, hasta regresar a lo normal en la tarde del día siguiente.

 

Ambas ocurrencias han sido informadas en cartas a The Physical Review, junto con otras dos más del mismo tipo, y los resultados negativos de los aficionados en otras áreas sobre las cuales no pasaron las nubes.

 

La opinión experta, aunque no oficial, da a estos hechos notables un significado simple. Una red realmente adecuada de estaciones de rastreo, diseñada para detectar la presencia de una nube radiactiva a cualquier altura, anunciará la explosión de una bomba atómica en cualquier lugar de la Tierra.

 

Como siempre, ya que la red debe ser grande, su mantenimiento es probable que sea caro.

 

Pero esto no significa el fin de la historia. En primer lugar, nada prevendrá a un enemigo potencial de acumular grandes cantidades de material fisionable y gran número de bombas, antes de poner su diseño de bomba a una prueba final de detonación – y es sólo la explosión lo que hace la nube.

 

En consecuencia la detección de una nube radiactiva inexplicable en el aire superior, cuando llegue, es enteramente probable que sea una señal que lo peor ya está a la mano de inmediato. De hecho, en esta era de ataque relámpago, lo peor puede ya haber empezado a ocurrir, ya que la máxima velocidad de las nubes en su jornada de circundar la Tierra parece ser un insignificante 60 millas por hora.

 

Contra el leve consuelo, en corto, deben balancearse nuevas razones para el desasosiego. Informes diplomáticos de Europa describen la extraordinaria franqueza de los diplomáticos soviéticos buscando disuadir a las naciones en la cerca de unirse a la conferencia de Paris al plan del Secretario Marshall para la reconstrucción europea.

 

Han sido advertidos, en efecto, que en 10 años la Unión Soviética todas las armas de destrucción total que ahora posee este país, y que, cuando lleguen estos tiempos felices, los no cooperadores deben esperar sufrir.

 

Este testimonio está apoyado por otros hechos. La campaña de reclutamiento de los soviéticos de alemanes y otros físicos e ingenieros europeos no ha tenido paralelo, y las órdenes soviéticas ahora sobrecargan las fábricas suizas, suecas y otras europeas que pueden producir el aparato complejo que se necesita para plantas tales como Hanford y Oak Ridge.

 

Aquí, para evidenciar una carrera armamentista para producir armas de destrucción total, está el material de una pesadilla mundial, que simplemente se refleja en el pánico de los discos voladores.

 

Lo que se debe hacer para ejercitar o minimizar esta pesadilla sigue siendo otra cuestión vital.

 

(Copyright 1947 New York Herald Tribune)

En el Segundo artículo de los leemos[9]:

ThePortsmouthTimes-Portsmouth-Ohio-14-7-1947bLA LECCIÓN DE LOS DISCOS

 

Por Joseph and Stewart Alsop

 

Washington, Julio 12 – Los platillos voladores han servido al menos para sopesar una lección en casa. Esta es que los Estados Unidos no ha desarrollado un sistema de alarma efectivo contra ataques sorpresivos en esta era de armas nuevas y terribles.

 

Porque si tal sistema hubiera existido, las autoridades militares instantáneamente podrían haber detenido la especulación. Podrían haber dado la certeza que un sistema de alarma efectivo puede proporcionar instantáneamente: “Conocemos todo lo que pasa a través del aire americano. Usted vio la luz del sol en las alas de una aeronave volando alto – o usted no vio nada – o usted vio un meteoro en el cielo nocturno”.

 

No se dieron tales garantías. No tenemos un sistema de alarma efectivo. No estamos preparados para lo peor.

 

La preparación defensiva adecuada para un muy posible peor significará dos cosas, en opinión de aquellos encargados en la planeación de la seguridad nacional en esta época de la bomba atómica y los misiles guiados.

 

Primero, significará un paraguas de radar extendiéndose sobre todos los Estados Unidos continentales, para dar una alarma instantánea sobre cualquier objeto que pase a través del aire sobre América.

 

Los beneficios incidentales de tal paraguas serán considerables; por ejemplo, indudablemente servirá para reducir los accidentes aéreos. Pero su propósito real será alertar en un momento todos los cuarteles de defensa sobre la dirección y peso de cualquier ataque enemigo.

 

Tal sistema sería caro. Pero el segundo prerrequisito de un sistema de alarma efectivo sería más caro.

 

También será necesario colocar bases de alerta temprana, más allá de las fronteras del país, para proporcionar esos minutos o segundos extra para lanzar el contraataque defensivo americano.

 

Se ha hecho muy poco para satisfacer esta terrible necesidad. La cadena de unión de estaciones de alarma y bases aéreas Américo-Canadienses proyectadas a lo largo de la frontera ártica continúa en etapa de sueño.

 

Existe una de tales bases, en Churchill, sobre la Bahía del Hudson, para propósitos de pruebas preliminares. Pero su valor, incluso como base de pruebas, es dudoso. Porque es la terminal norteña de un ferrocarril canadiense, en lugar de las bases árticas, por el otro lado, necesariamente debe estar completamente aislada por interminables millas de soledad ártica.

 

Además, tales bases, cada una por sí sola un proyecto mayor, deben estar espaciadas a intervalos de 200 millas a través de la frontera ártica. Ya que el límite externo del rango de radar es de 100 millas, y cualquier hueco podría hacer que todo el sistema sea inservible.

 

Las estimaciones actuales indican que tal sistema de alerta avanzado requerirá una inversión inicial de al menos mil doscientos cincuenta millones de dólares.

 

Sin embargo, a menos que la pesadilla del ataque sorpresa, conjurada por el susto de los platillos voladores, se convierta en una dura realidad, o a menos que de forma inesperada se logre el asentamiento de un mundo realmente seguro, se debe gastar el dinero.

 

La razón es simple. Las naves aéreas supersónicas de muy corto rango y los misiles guiados aún no se han construido, ya sea por nosotros mismos, por los rusos, o por cualquier otro. Sin embargo tales armas son posibles, como todo el mundo sabe, y por lo tanto, a menos que el mundo se asiente, ciertamente se construirán en pocos años.

 

Además, los informes de inteligencia indican claramente que los soviéticos están haciendo un ataque sin cuartel, no solo sobre el problema atómico, sino sobre toda el área misteriosa de los misiles guiados. En su esfuerzo total, los soviéticos están siendo ayudados por no menos de 7,000 científicos mercenarios alemanes.

 

De hecho, bajo la supervisión soviética los científicos alemanes continuaron fabricando las V-2, los primeros misiles supersónicos exitosos en la zona oriental de Alemania por algún tiempo después de la Guerra.

 

Un logro de esta experimentación continuada fue el cohete A-9, diseñado por primera vez en Peenemunde durante el furor en Suecia hace algunos meses.

 

La característica principal del cohete A-9 es que está equipado no con aletas, como el V-2, sino con alas. Así que, mientras el V-2 desciende casi en línea recta, a gran velocidad, las alas del A-9 le facilitan ir en un planeo largo cuando alcanzar la atmósfera densa cerca de la tierra.

 

Por lo que el rango se extiende por más de 300 millas.

 

Los cohetes fueron programados para desintegrarse en el aire antes del contacto, pero pequeñas partes de las armas fueron descubiertas en el terreno sueco. Y se estableció más allá de cualquier duda que este logro de la colaboración alemana-soviética fue responsable del misterio sueco.

 

El A-9 es una medida del éxito soviético en su esfuerzo sin cuartel. Sin embargo, la falta de fondos ha impedido que se tengan incluso las primeras etapas hacia un sistema de alarma defensivo americano, sino que el programa americano de misiles guiados que proporcionaría el contraataque necesario, también está cojeando.

 

Los planes para un gran túnel de viento supersónico, la esencia real para el programa, todavía siguen en la mesa de dibujo. Y el túnel, si alguna vez se construye, costará arriba de dos mil millones de dólares, esto cuando el Congreso está intentando hacer recortes a los impuestos y la economía.

 

Pero sin duda es cada vez más claro que en el mundo de hoy hay cosas peores que los altos impuestos.

 

(Copyright 1947, New York Tribune)

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Alsop Joseph and Alsop Stewart, Dragons Are Old Fashioned, The Portsmouth Times, Portsmouth, Ohio, 14 July 1947.

Alsop Joseph and Alsop Stewart, Flying Saucers Prove U. S. Isn’t Prepared for Surprise, Pittsburgh Post-Gazette, Pittsburgh, Pennsylvania, 14 July 1947.

Alsop Joseph and Alsop Stewart, The Lesson of the Discs, The Portsmouth Times, Portsmouth, Ohio, 14 July 1947.

Anonimo, “Saucer in Vogue”, Meriden Record, Meriden, Connecticut, 14 July 1947.

Anonimo, Any Flying Saucers Out Your Way?, The Massena Observer, Massena St. Laurence, New York, 14 July 1947.

Anonimo, Boys Perpetrate Flying Disc Hoax To Upset Populace, The Evening Independent, St. Petersburg, Florida, 14 July 1947.

Anonimo, Flaming Discs, Kentucky New Era, Hopkinsville, Kentucky, 14 July 1947.

Anonimo, Flying Discs Publicize Lifeguard Dance, Daytona Beach Mourning Journal, Daytona Beach, Florida, 14 July 1947.

Anonimo, They’re Seeing ‘em in Russia, Too!, Meriden Record, Meriden, Connecticut, 14 July 1947.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-97/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-98/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-99/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-100/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-101/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-102/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-103/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-104/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-105/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-106/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-107/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-108/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-109/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-110/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-111/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-112/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-113/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-114/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-115/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-116/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-117/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-118/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-119/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-120/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-121/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-122/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-123/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-124/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-125/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-126/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-127/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-128/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-129/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-130/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-131/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-132/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-133/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-134/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-135/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-136/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-137/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-138/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-139/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-140/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-141/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-142/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-143/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-144/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-145/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-146/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-147/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-148/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-149/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-150/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-151/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-152/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-153/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-154/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-155/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-156/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-157/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-158/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-159/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-160/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-161/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-162/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-163/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-164/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-165/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-166/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-167/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-168/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-169/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-170/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-171/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-172/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-173/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-174/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-175/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-176/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Koi Isaac, FBI: “discs recovered”, Air Force “greatly concerned”, “at a complete loss” + more memos, http://www.abovetopsecret.com/forum/thread924183/pg1#pid15876304

Levenda Peter, Sinister Forces. A Grimoire of American Political Witchcraft. Book I: The Nine, Trine Day; First Edition June 21 2005. Págs. 173-174.

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Scully Frank, Behind the Flying Saucers, Henry Holt and Company, New York, 1950.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Anonimo, Any Flying Saucers Out Your Way?, The Massena Observer, Massena St. Laurence, New York, 14 July 1947.

[2] Anonimo, Flying Discs Publicize Lifeguard Dance, Daytona Beach Mourning Journal, Daytona Beach, Florida, 14 July 1947.

[3] Anonimo, Boys Perpetrate Flying Disc Hoax To Upset Populace, The Evening Independent, St. Petersburg, Florida, 14 July 1947.

[4] Anonimo, Flaming Discs, Kentucky New Era, Hopkinsville, Kentucky, 14 July 1947.

[5] Anonimo, They’re Seeing ‘em in Russia, Too!, Meriden Record, Meriden, Connecticut, 14 July 1947.

[6] Anonimo, “Saucer in Vogue”, Meriden Record, Meriden, Connecticut, 14 July 1947.

[7] Alsop Joseph and Alsop Stewart, Flying Saucers Prove U. S. Isn’t Prepared for Surprise, Pittsburgh Post-Gazette, Pittsburgh, Pennsylvania, 14 July 1947.

[8] Alsop Joseph and Alsop Stewart, Dragons Are Old Fashioned, The Portsmouth Times, Portsmouth, Ohio, 14 July 1947.

[9] Alsop Joseph and Alsop Stewart, The Lesson of the Discs, The Portsmouth Times, Portsmouth, Ohio, 14 July 1947.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *