El ángulo científico del futbol

ESCRUTINIO

El ángulo científico del futbol[1]

Juan José Morales

Estamos en plena fiebre del futbol, que sirve a las mil maravillas al gobierno como distractor para que, mientras la gente se la pasa ante el televisor viendo un partido tras otro «”no pocos mortalmente aburridos»”, olvide el desempleo, el estancamiento económico y, sobre todo, lo que diputados y senadores cocinan en el Congreso de la Unión para entregar nuestros recursos naturales a las grandes empresas transnacionales y para continuar aumentando el costo de la vida y de los energéticos. Pero hay un aspecto de ese negocio «”cosa en que se ha convertido el deporte»” que vale la pena comentar: el uso de procedimientos científicos y tecnológicos para estudiar y mejorar el rendimiento de los futbolistas profesionales.

clip_image001Además de exponerse a sufrir lesiones por las características mismas del deporte, los futbolistas deben tener una extraordinaria condición física, ya que en el curso del partido llegan a recorrer distancias del orden de entre siete y diez kilómetros, y hacerlo en súbitas y repetidas aceleraciones, lo cual implica un esfuerzo agotador.

De ello se habla en un artículo publicado en el número 187 de la excelente revista de divulgación científica ¿Cómo Ves?, editada por la UNAM. Bajo el título «œLa metamorfosis científica del futbol», José Luis Meza de la Rosa, investigador de la Universidad Autónoma de Puebla y gran conocedor de la biomecánica y la fisiología del deporte, habla de cómo desde hace tiempo existen científicos y laboratorios especializados en el estudio de los futbolistas desde tres puntos de vista fundamentales: el estructural, el bioquímico y el mental. A través de su trabajo «”que incluye moderno y costoso equipo, como baterías de cámaras de alta velocidad conectadas a computadoras»” se puede determinar cómo funciona el cuerpo del deportista, cuáles son los mejores métodos de adiestramiento, cómo reducir el riesgo de lesiones, de qué manera se puede mejorar su condición física, cómo mantenerla en niveles óptimos durante todo el campeonato, y otras cuestiones por el estilo.

Todo ello facilita a los manejadores de los equipos no sólo sacar el máximo provecho a los jugadores, sino incluso poder prever el desempeño de los novatos y saber si llegarán o no a ser valiosos.

Un aspecto particularmente interesante de este amplio y detallado artículo, es la parte relativa al agotador esfuerzo físico que debe realizar un futbolista en los 90 minutos que dura un encuentro. Como ejemplo, pone el caso del famoso Ronaldo, quien «”dice el artículo»” «œdurante una temporada completa en la Liga Española, recorre una distancia equivalente a doce carreras de maratón».

Pero Ronaldo no es caso único. Todos los miembros de un equipo de futbol tienen que correr considerables distancias en el curso de un partido. «œLos jugadores de la Copa de Europa «”añade Meza»” recorren durante un partido entre 5.7 y 13.7 kilómetros, según su posición».

En otro estudio, realizado en la universidad brasileña de Campiñas, un análisis de sus movimientos reveló que los jugadores del club Guaraní corren en total poco más de diez kilómetros en cada partido.

Además «”y esto es igualmente importante»”, los jugadores no sólo cubren considerables distancias corriendo, sino que deben hacerlo acelerando súbitamente una y otra vez. En el caso de Ronaldo, el artículo señala también a título de ejemplo que a lo largo de un partido hace tal cosa 90 veces, o sea una vez cada minuto y medio, y la mayoría de las veces alcanza velocidades superiores a 25 kilómetros por hora.

Como se ve, el futbol implica un enorme y agotador esfuerzo físico, cosa de lo que la mayoría de los espectadores ni siquiera se percata, pues les parece normal que los jugadores se la pasen yendo de un lado a otro en el campo.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 24 de junio de 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.