JAL 1628: La maravillosa “nave espacial” del Capitán Terauchi

JAL 1628: La maravillosa “nave espacial” del Capitán Terauchi

18 de julio 2014

Robert Sheaffer

Un reciente correo electrónico que circula entre algunos investigadores de ovnis preguntaba, ¿dónde está la mejor declaración en línea de la posición de los escépticos del famoso avistamiento JAL 1628 por el Capitán Terauchi el 17 de noviembre de 1986? A pesar de ser uno de los casos más célebres de la reciente literatura ovni, resulta que no hay mucho. Para remediar esta carencia percibida, escanee todos los recortes de prensa y otros documentos en mi expediente sobre el caso, y los puse en la página de documentos históricos de mi sitio web Debunker.com. Contiene recortes de prensa originales de cuando se registró por primera vez el caso, un comunicado de prensa de CSICOP, la información de la FAA, y un “Summary White Paper” sobre el caso de Philip J. Klass. (Los números de página indicados se refieren a este documento PDF.)

JAL1628PilotCapitán Terauchi (de la revista People).

El San Francisco Chronicle informó el 30 de diciembre de 1986, “La tripulación de un avión de carga de Japan Air Lines afirmó que un ovni con luces estroboscópicas blancas y amarillas lo siguió a través del Círculo Polar Ártico, en ruta desde Reikiavik, Islandia, a Tokio” (p. 1). El 1 de enero de 1987, ese periódico informó que, “Un piloto veterano cuyo avistamiento ovni fue confirmado en las pantallas de radar, dijo que la cosa era tan enorme que su avión de carga de Japan Air Lines – un Boeing 747 – era pequeño en comparación con el misterioso objeto” (p. 2). Sintiendo el calor, la FAA pronto volvió a abrir la investigación del incidente. “La razón por la que estamos explorando es que se trataba de una violación del espacio aéreo”, dijo el portavoz de la FAA Paul Steucke. “Esto puede sonar extraño, pero eso es lo que era” (p. 4).

La FAA revisó sus datos, y encontró razones para dudar de sus declaraciones anteriores. El 8 de enero, la prensa informaba,

La FAA ha concluido que el objeto no identificado en el radar ahora parece ser una imagen dividida no explicada del JAL Boeing 747 y no un objeto independiente… La revisión de los datos de radar indica que ningún segundo objeto estaba presente y representa una inversión de las anteriores declaraciones de la FAA de que un segundo objeto se confirmó en el radar. “La conclusión es que esto nos dice que no tenemos ninguna confirmación de radar del objeto que el piloto dijo que vio”, dijo Steucke (p. 5).

Philip J. Klass investigó, y pronto CSICOP emitió un comunicado de prensa, escrito por Klass (p. 7):

“El momento del incidente ovni comenzó cerca de Ft. Yukon, el avión de JAL volaba al Sur, en el crepúsculo de modo que un Júpiter muy brillante (magnitud -2.6°) habría sido visible en el lado izquierdo del piloto, donde por primera vez reportó haber visto el ovni, según Klass. Júpiter estaba a sólo 10 grados sobre el horizonte, haciendo que al piloto le pareciera estar a más o menos sus propios 35,000 pies de altitud. Marte, ligeramente más bajo en el horizonte, estaba a unos 20 grados a la derecha de Júpiter, pero no tan brillante… Aunque el muy brillante Júpiter, y el menos brillante Marte, tenían que ser visibles para el capitán de JAL Kenjyu Terauchi, el piloto ni una vez informó ver ninguno de los dos – sólo un ovni.

“Muchos de los detalles coloridos del incidente realizados por los medios de comunicación, en gran parte basados en los recuerdos del piloto del vuelo JAL 1628, seis semanas después, se contradicen con una transcripción de mensajes de radio del piloto a los controladores de la FAA, mientras que el incidente estaba en curso. Por ejemplo, los relatos de los medios de comunicación de noticias citando al piloto del 747 decían que cuando él hizo un giro de 360 grados, el ovni lo había seguido todo el giro. Pero esta afirmación es contraria a lo que el piloto dijo a los controladores de la FAA en el momento.

Una nota histórica interesante: en el comunicado de prensa, Klass acredita a los “astrónomos Nick Sanduleak y C. B. Stephenson, de la Universidad Case Western Reserve, en Cleveland, por su valiosa ayuda en el cálculo de las posiciones y luminosidades de los cuerpos celestes brillantes en relación con el avión de pasajeros 747 en la momento del incidente”. En febrero de 1987, el mes después de la publicación de este comunicado de prensa, los astrónomos del hemisferio Sur descubrió la supernova 1987a, en la Gran Nube de Magallanes. Fue la supernova más brillante vista desde la Tierra desde 1604, fácilmente visible a simple vista. Los investigadores descubrieron que la estrella progenitora (antes de la explosión de la supernova) era una estrella gigante azul conocida como Sanduleak -69 ° 20. Sí, Nick Sanduleak (1933-1990). Él catalogó las estrellas de la Gran Nube de Magallanes. También descubrió la Estrella de Sanduleak, un objeto muy inusual en la Gran Nube de Magallanes, con un “gigante, jet bipolar altamente colimado”. En su tiempo libre asistió a las conferencias del CSICOP, donde me encontré con él en varias ocasiones, un tipo muy agradable. Desafortunadamente, él murió de un paro cardiaco pocos años después de esto.

La FAA emitió un informe en profundidad, con referencias primarias y entrevistas incluidas. Por desgracia, la FAA cobraba 194,30 dólares para el paquete completo, incluyendo todos los documentos escritos, fotografías y todas las grabaciones. No era exactamente un best-seller: no muchas personas estaban suficientemente interesados en enviar casi $ 200 para obtener información sobre un informe ovni. De hecho, se parece mucho a que la FAA construye este paquete costoso para disuadir a las muchas personas que los fastidian para obtener información sobre el caso. Pero eso no disuadió Philip J. Klass.

drawingjappilot_capt_terauchiOvni del capitán Terauchi, como lo reportó

Klass escribió un artículo en The Skeptical Inquirer, Verano 1987: “FAA Data Sheds New Light on JAL Pilot’s UFO Report”. Fue reimpreso en el libro, The UFO Invasión (Prometheus Books, 1997), Kendrick Frazier, Barry Karr, y Joe Nickell, eds.

Klass escribió,

“El paquete de datos de la FAA revela que Terauchi es un “repetidor ovni”, con otros dos avistamientos de ovnis antes del 17 de noviembre, y dos más en enero pasado, lo que normalmente plantea una “bandera de precaución” para los investigadores experimentados de ovnis. El piloto JAL está convencido de que los ovnis son extraterrestres y a la hora de describir la luz Terauchi a menudo usa el término nave espacial o nave nodriza.

“Durante su entrevista del 2 de enero, con funcionarios de la FAA, Terauchi dijo que creía que la “nave nodriza” intencionalmente se posicionó en el “lado oscuro (oriental)” del cielo porque “creo que ellos no quieren ser vistos”. Esto permitió que el ovni viera al 747 “en frente de la puesta del sol y visible para cualquier movimiento que hiciéramos”. En su informe a la FAA, expresó la esperanza de que “los seres humanos nos uniremos con ellos en el nuevo futuro”… (El 11 de enero) nuevamente informó detectar luces inusuales en aproximadamente la misma área, mientras estaba en un vuelo de París a Anchorage…

(Terauchi) nunca mencionó que otros dos aviones en la zona que fueron guiados vectorialmente en el entorno del JAL 747 para tratar de localizar al ovni que él había estado informando, fueron incapaces de ver cualquier objeto… (el ingeniero de vuelo Yoshio Tsukuba) “no estaba seguro de si el objeto era un ovni o no”… Cuando se le preguntó al copiloto (Takanori Tamefuji) si podía distinguir estas luces “como diferentes” de una estrella, él contestó: “No”.

Bruce Maccabee ha escrito un informe muy largo (como es su costumbre) del ovni del JAL 1628. Si usted desea leer todos los detalles del relato del capitán Terauchi, están aquí. Maccabee escribió,

“CSICOP no había terminado con el caso. Evidentemente, incluso Phil Klass pudo ver que su explicación de Júpiter-Marte había fracasado. En el verano de 1987 el número del Skeptical Inquirer publicó un nuevo análisis. (En realidad, Júpiter era todavía parte del análisis de Klass, pero el más débil Marte no lo era). Esta vez las luces se explicaron como reflejos de luz de la luna de las nubes y los ‘cristales de hielo turbulentos’. (Recordemos que la tripulación aérea informó delgadas nubes por debajo de ellos). Según Klass los cristales de hielo turbulentos ‘podrían haber generado las luces color de fuego’ y ‘esto también explicaría por qué las luces ondulantes podrían desaparecer periódica y repentinamente y luego reaparecer cuando las condiciones de las nubes por delante cambiaron. Cuando el avión finalmente voló fuera de las nubes de hielo y el ‘ovni’ inicial desapareció para siempre (el capitán) seguía buscando en el cielo, detectó a Júpiter más a la izquierda y llegó a la conclusión de que era el ovni inicial’. Klass atribuyó el avistamiento de radar del avión a ‘un eco de las nubes delgadas en los cristales de hielo’.

“La explicación de KLASS raya en la basura científica. No hay ninguna razón para suponer que la luna se reflejaba en los cristales de hielo en las nubes que generaría ‘luces de color de llama’. La explicación de Klass sin duda no podía explicar el calor que Terauchi sintió en su rostro. Tampoco explicaría las distintas matrices de llamas o luces asociadas a dos objetos voladores de forma independiente que aparecieron por delante del avión y ARRIBA durante muchos minutos (las nubes fueron reportadas por debajo del avión)”.

Si bien estoy de acuerdo en que la Luna reflejándose en las nubes probablemente no sería una muy buena exhibición del “ovni”, hay tantas fuentes para “luces en el cielo” (incluidas las “luces en el suelo”, que Terauchi concordo con la FAA que fue una explicación de su avistamiento del 11 de enero) que una vez que el “ovni” principal se había degradado de una “nave nodriza” gigante a “luces inexplicables”, ya no nos impresiona mucho como un misterio. Incluso J. Allen Hynek era desdeñoso de los reportes ovni de “luces en el cielo”. La conclusión es, la propia tripulación de vuelo de Terauchi sólo vio “luces”, y otras aeronaves revisando la situación no vieron nada inusual.

JAL1628AlaskaUFOSightingUFOConcepción artística del ovni del capitán Terauchi

El caso ameritó un capítulo (# 22) en el libro de Leslie Kean, UFOs: Generals, Pilots, and Government Officials Go on the Record. Escrito por John J. Callahan, él afirma que la tripulación de Terauchi “también lo vieron”. Por supuesto que esto es falso – ellos sólo veían luces, no la nave espacial gigante que Terauchi informó. Callahan también afirma que “voló junto a su avión” después de que él giró, pero (como nota Klass), esto contradice lo que dijo Terauchi a los controladores de la FAA en el momento. Callahan hiela el pastel con su afirmación de que la CIA tiene más de 30 minutos de datos de radar que confirman los ovnis de Terauchi, pero se niegan a liberarlos, para evitar el pánico público.

Kean está enormemente impresionada por los avistamientos del piloto, que ella describe como “una ventana única hacia lo desconocido”. Ella escribe que los pilotos “representan los observadores más experimentados y mejor entrenados del mundo de todo lo que vuela… estas circunstancias únicas potencialmente transforman cualquier avión de reacción en un laboratorio de vuelo especializado para el estudio de los fenómenos anómalos raros”. El Dr. J. Allen Hynek, el fallecido consultor del Proyecto Libro Azul de la USAF que Kean menciona repetidamente como una autoridad respetada ovni, llegó exactamente a la conclusión opuesta. En la página 271 de su libro de 1977 The Hynek UFO Report, escribió, “Sorprendentemente, los pilotos comerciales y militares parecen ser testigos relativamente pobres”. Kean realmente cita otras páginas de ese libro, pero no hace absolutamente ninguna mención de la pobre opinión que tenía Hynek de los avistamientos de los pilotos.

Releyendo las declaraciones del propio Terauchi sobre el incidente, no creo que nadie le podría llamar a un observador imparcial u objetivo.

http://badufos.blogspot.mx/2014/07/jal-1628-capt-terauchis-marvellous.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.