El día después de Roswell (184)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (184)

El 20 de julio se publicó este dibujo de un diseño de plato volador de John D. Weber. No tengo el dato del periódico. El pie de ilustración dice:

itn47webbersaucer20-7-1947Los platillos voladores no son nada nuevo, para John D. Weber, de Portland, Ore., anteriormente de La Crosse, quien tuvo ideas de ellos hace 10 años. Su teoría del disco que diseñó es que podría ser impulsado con unidades turbo-jets.

The Palm Beach Post, de Palm Beach, Florida, publicó un extenso artículo (el mejor resumen hasta ese momento) sobre las principales teorías que habían aparecido para explicar los platillos voladores[1]

ThePalmBeachPost-PalmBeach-Florida-20-7-1947aCIENTÍFICO VE A LOS MISTERIOSOS “PLATILLOS VOLADORES” COMO UNA FASE MODERNA DEL FOLKLORE INSPIRADOR DE MIEDO

 

Por Howard W. Blakeslee

 

Editor de Ciencia AP

 

Nueva York, (AP) – Los discos voladores es probablemente el primero de una serie de acertijos aéreos, con otros por venir, en opinión del Dr. J. L. Moreno, psiquiatra ampliamente conocido de Nueva York y originador de la ciencia de la sociometría, u organización de grupo.

 

El Dr. Moreno cree que no hay duda de que muchos testigos de los discos voladores realmente han visto lo que ellos describen. No todos vieron las mismas cosas, pero los observadores son personas perfectamente normales.

 

Todos estaban mirando al nuevo mundo del cielo, nuevo por lo que los científicos e ingenieros han dicho que pronto estará volando ahí.

 

Los hombres han estado viendo cosas como los discos voladores por siglos. Ahora estas apariciones tienen un nuevo significado y algunos de ellos una nueva peligrosidad.

 

Además, hoy hay más para ver. Alguna vez ahí sólo había pájaros, nubes, grandes granizos, espejismos, grandes cristales de hielo, globos y estrellas fugaces.

 

Ahora hay aviones, globos meteorológicos y sus blancos que tienen reflectores de aluminio brillante, el know-how para producir estrellas fugaces hechas por el hombre, cintas de papel aluminio ligero a la deriva para interferir con el radar, estelas de vapor de aviones estratosféricos y cohetes V-2 mejorados. Científicos muy conocidos han especulado con substancias atómicas que ellos dicen pueden arrasar toda una nación y la vida ahí. La mayoría de estas amenazas atómicas son descritas como que vienen a través del aire.

 

Hoy la mayoría de la gente bastante inconscientemente mira a los cielos inocentes con un interés vivificado.

 

“Un análisis de los informes”, dice el Dr. Moreno, “da los síntomas de una condición mental de la cual la sociedad humana sufre al presente.

 

“La causa básica parece ser el miedo al próximo desastre. Una psicosis social de este tipo es difícil de diagnosticar porque los individuos que la comparten son normales.

 

“Estos sentimientos normales son infecciosos. La humanidad ha experimentado muchos desarrollos similares en el pasado. Estos produjeron las creencias en brujas, duendes, demonios, gigantes, santa Claus y los cultos astrológicos y otros.

 

“Nuestra era tecnológica ofrece un campo fértil para nuevos peligros. Estos están ligados con el radar, la radio, las bombas atómicas y similares. Las potencialidades para crear ilusiones están presentes todo el tiempo.

 

“La forma que toman depende de quien es la autoridad en ese momento. Alguna vez fue algún gran místico. Más tarde fueron Marx, Lenin y Hitler. Hoy Einstein, Marconi y otros establecen un patrón porque mucha gente cree que saben o tienen el conocimiento de lo que depara el futuro.

 

“Las creencias que toman esas personas se dispersan como fuego porque la sociedad humana está altamente estructurada. Las experiencias, reales o rumores, se dispersan de acuerdo con leyes sociales específicas. Se dispersan justo como una piedra que cae está de acuerdo con la ley de la gravedad. Hay una ley de gravitación social, basada en infecciones emocionales de un individuo a otro.

 

“La humanidad no es sólo un número de individuos. La humanidad consiste de millones de redes a través de las cuales viajan las ideas. El término popular es parra. Eso es porque de esas redes los informes, verdaderos o falsos, se dispersan con tal velocidad. Las redes naturales son intensificadas por la prensa, radio, películas, revistas y otras publicaciones.

 

“Los platillos voladores, cuando se ven con fobias similares del periodo de la posguerra, pronostican un crecimiento de disturbios similares por venir.

 

“El hombre todavía tiene que aprender a controlar estas redes, que son para la sociedad humana los que el sistema nervioso para los individuos”.

 

Los discos voladores comenzaron el 25 de junio, sin atraer inmediatamente gran publicidad. Kenneth Arnold, hombre de negocios de Boise, que volaba como un agente para una compañía de equipo de protección contra incendio, dijo que desde su avión el vio sobre la Cascade Range, cerca de la línea estatal Washington-Oregon, una cadena de nueve objetos que parecían estar moviéndose alrededor de 1,200 millas por hora. Su formación parecía como la de una cola de un papalote. Arnold dijo que eran más grandes que un avión de cuatro motores, pero él no pudo identificarlos más.

 

Sus amigos se burlaron de Arnold, los extraños lo acosaron, fue inundado por llamadas telefónicas. Ahora se siente reivindicado. Pero ahora, también, lleva una cámara. No hay nada descabellado en este plan fotográfico. Una fotografía fue tomada al Norte de Seattle de un solo objeto volador, que se mostraba cerca del ocaso como un parche de luz alongado y duró demasiado para ser una estrella fugaz. El fotógrafo, Frank Ryman, de la Guardia Costera de EE.UU., fue incapaz de identificar el objeto.

 

Para el 3 de julio los discos voladores se habían reportado en diez estados, la mayoría al Oeste del Mississippi. El nombre se había transformado en platillos voladores.

 

Los informes explotaron durante la noche a un protagonismo nacional, cuando el Capitán E. J. Smith volando un avión de transporte fuera de Boise al principio del ocaso. Él, su primer oficial, Ralph Stevens y la azafata Marty Morrow fueron citados como estando de acuerdo en que todos ellos vieron, primero cinco, y poco después cuatro discos voladores. Ambos vuelos parecían estar en una formación suelta.

 

Smith pensó al principio que eran otros aviones, y encendió sus luces, pero no recibió señales de respuesta. Él también falló en identificar los objetos voladores.

 

Alrededor de ese tiempo la Fuerza Aérea del Ejército añadió un poco de oficialidad en respuesta a la creciente insistencia por una explicación. El Capitán Tom Brown, de Washington, fue citado – “No desechamos la posibilidad de que haya algo en esto. Y no desechamos la posibilidad de que todo sea un engaño”.

 

El 9 de julio las historias llegaron a un clímax y explotaron como una burbuja cuando un oficial de la Fuerza Aérea en Roswell, Nuevo México, hizo una declaración de que el disco volador se había hecho realidad con el descubrimiento de algo de ese tipo en un rancho cerca de Roswell.

 

Esa declaración fue discutida al aire y en las primeras ediciones por siete horas, antes de que la cosa llegara a Fort Worth y fuera identificada como un reflector de radar de un globo meteorológico. Alrededor de cientos de estos reflectores son enviados diariamente al cielo por todos los Estados Unidos.

 

Los discos fueron vistos tanto de día como de noche. Los tamaños variaban. Eran tan grandes como las tapas de las latas de café o tan grandes como bolas de futbol. En Spokane fueron descritos como del tamaño de casas de cinco habitaciones. En Tennessee tres fueron reportados como más grandes que casas. Este trío emitió fuego y humo de escapes.

 

Eran platos translúcidos planos de un poco más de un pie de diámetro. En Denver uno fue reportado transportando una bandera americana. En Carolina del Sur un grupo de aviones de búsqueda del Ejército persiguió una parvada de discos. En Delawere los discos parecían jarras de mayonesa. En la noche algunos fueron vistos como hermosas bolas de fuego. En Glens Falls, New York, fueron descritos tan grandes como faros de automóviles. Uno tenía fuego rojo enfrente y una cauda de humo azul.

 

Una mujer dijo que ella vio un platillo con patas y que iba hacia ella.

 

En todos los informes, excepto uno, no se observaron detalles para identificar las cosas. La excepción fue en San Luis donde los objetos fueron descritos como a 300 pies de distancia, circulares, con marco acanalado, una hélice, un tubo de escape y un movimiento lento de balanceo.

 

Todas las descripciones encajan con el hecho de que cerca del límite de la visión todos los objetos aparecen redondos. Pueden ser brillantes, en luz reflejada, o de un fuego de escape, o pueden verse oscuros, pero son redondos. Si son brillantes, se pueden observar a grandes distancias.

 

Los tamaños aparentes, incluso cerca del límite de la visión, varían mucho, dependiendo del fondo. De la misma forma las velocidades aparentes.

 

El radar falla en captar cualquiera de los discos. Ninguno fue visto por un observador más cerca que el que informó primero los objetos. Los espejismos rara vez aparecen tan alto en el cielo y no en la noche. Es común avistar cristales de hielo a gran altura, pero tienen la forma de anillos alrededor de la Luna, o falsos soles, que son manchas coloridas cerca del Sol. Los meteoros pueden dar cuenta de muchos discos nocturnos pero difícilmente de los diurnos.

 

Un profesor en Australia y el Teniente Coronel Hartwin A. Schultze, oficial americano en Alemania, dicen que deben ser muscae volitantes, lo que significa moscas voladoras. Estas son corpúsculos de sangre moviéndose en el globo ocular, que aparecen contra un fondo de cielo como manchas oscuras, moviéndose rápidamente. Sus movimientos no encajan con los discos voladores. Todos los conocen como manchas delante de los ojos.

 

El miedo mostrado repetidamente en las especulaciones de que los discos eran cosas de alguna potencia extranjera haciendo experimentos militares. Un informe acredita un supuesto ingenio volador atómico extranjero con extraños poderes.

 

Numerosos objetos fueron encontrados en el terreno. Pero estos no habían sido vistos en vuelo, o sólo al final del vuelo. Una sierra circular voladora fue recogida en Wisconsin, y una cosa metálica, en forma de tortuga con una aleta dorsal, en California. Eino Wepplo, de Franklin, Minn., encontró fragmentos rotos de algo duro y oscuro, en tamaños de chícharos a manzanas, en el campo. Científicos de la Universidad de Minnesota dijeron que las cosas eran pedazos de tierra fundidos por el relámpago. Wepplo declaró que estaba familiarizado con los resultados del relámpago golpeando el terreno, y que esto era diferente. Él envió a Associated Press una caja de las piezas.

 

Edward F. Chandler, ingeniero de Nueva York, dijo que aviones volando lo suficientemente alto para estar fuera del avistamiento ordinario, pueden soltar discos ligeros para para aprender sobre la cantidad de tierra que se dispersaría con sus movimientos de vuelo. Alguien, explica, debe estar experimentando con municiones sin estallar para saber cómo se dispersarían discos más grandes cargados con partículas radiactivas sobre objetivos militares.

 

Hubo sospechas de nubes radiactivas, del tipo hecho por el hombre, que el Congreso escuchó hace algunas semanas como posibles armas militares del futuro.

 

El Dr. Felix Eherenhaft, ahora en Viena, hace pocos años había visto bajo su microscopio partículas en el aire siendo giradas rápidamente por fuerzas magnéticas en la luz. Su colegas, Lilly Rona, dijo que tal vez el gran campo magnético de la Tierra similar a partículas electrificadas dan un giro a grandes masas. Ellas pueden, dijo, hacerse visibles en condiciones de iluminación peculiares.

 

El humor llegó con los discos. Los escritores del New York Times inventaron un nuevo nombre diario. Los objetos fueron sucesivamente platillos voladores, el disco derby, vajilla celestial, y entramado de discos. Un escritor de deportes dijo que eran platillos arrojados por los británicos para acompañar las copas que los yankis estaban ganando. El Viceministro de Relaciones Exteriores Soviético Gromyko dijo que eran de un poderoso lanzador de discos ruso que no conocía su fuerza. Se dijo que era Stalin resoplando anillos de humo. Un caricaturista dibujó dólares americanos volando.

 

Cualquier otra cosa que puedan ser, los discos voladores también son un nuevo folklore en construcción.

El St Joseph News Press, de St. Joseph, Missouri, informa de un nuevo avistamiento en la ciudad, la noche del 19 de julio[2]:

StJosephPress-StJoseph-Missouri-20-7-1947PLATILLOS DE NUEVO

 

Hubo un platillo sobre St. Joseph la tarde de ayer si es que hay platillos voladores.

 

“Mi hijo Rick y yo estábamos regresando a casa alrededor de la 1:30 cuando vimos gente en la Séptima y Francis apuntando al cielo”, contó el Dr. A. J. Smith a The News-Press anoche.

 

“Me había olvidado de esas malditas cosas pero pero pude ver esta justo como puedo ver la Luna o las estrellas.

 

Una mujer que también vio el objeto dijo anoche que ella intentó tomar una foto de eso.

 

Otros informaron que el objeto parecía como pelusa de álamo a una distancia de unos 100 pies.

Ese mismo periódico publica una nota sobre el laboratorio de parapsicología de la Universidad de Duke[3]:

StJosephPress-StJoseph-Missouri-20-7-1947bLA HABILIDAD PSÍQUICA PUEDE TRABAJAR MEJOR EN LA LUZ QUE EN LA OSCURIDAD

 

Nueva York, Julio 19 – (AP) – Algunos nuevos experimentos indican que algunas habilidades psíquicas pueden trabajar mejor en luz normal, en lugar de en la oscuridad que por lo regular prefieren los espiritualistas para sus seances.

 

Las pruebas son reportadas por J. M. Bevan, un asistente en el laboratorio de parapsicología de la Universidad de Duke, en The Journal of Parapsicology publicado aquí. El laboratorio es bien conocido por sus informes sobre percepción extrasensorial (PES), en los cuales algunas personas han mostrado habilidad para nombrar correctamente las cartas hacia arriba y miradas por otras personas. Ellos hacen puntuaciones más altas que las predichas por el puro azar.

 

Bevan condujo tales pruebas con 12 hombres y mujeres que se sentaron al mismo tiempo, en un cuarto que algunas veces estaba completamente oscuro y el resto del tiempo estaba iluminado normalmente. Bevan se sentó en otro cuarto, y dispositivos de señalización le decían cuando tomar otra carta para que el sujeto la tratara de identificar.

 

En la mitad de las corridas a través de la cubierta, Bevan no miraba la cara de las cartas. Esto fue para probar la clarividencia. En otras corridas, él miraba la carta mientras el sujeto trataba de identificarla. Esta fue una prueba de PES.

 

En 96 corridas a través de la cubierta, dijo Bevan, los 12 sujetos hicieron mejores puntuaciones cuando el cuarto estaba iluminado normalmente. Ellos puntuaron más correctamente que el promedio predicho por el azar matemático. Cuando el cuarto estaba oscuro, sus puntuaciones cayeron por debajo del esperado sobre la base del azar.

Uno de los temas preferidos de Marcianitos Verdes es el de las pareidolias, aquel fenómeno en el que nuestra mente le da sentido a manchas al azar, interpretándolas como algo conocido (una cara, algún animal). Esto, en algunos casos, tiene que ver con el fenómeno de los platos voladores, pero el caso que aparece en la sección de cartas de los lectores de The Sunday Morning Star, de Wilmington, Delawere, en realidad no se refiere a un asunto plativolero[4]:

TheSundayMorningStar-Wilmington-Delawere-20-7-1947CARA HUMANA EN LA FOTO DE UN ÁRBOL

 

Editor, Sunday Star: Mirando una pintura de una ceniza en julio, exhibida en el corredor del Hotel Dupont, me sorprendí de ver una cara humana claramente dibujada en la primera bifurcación del árbol. Esta es la cara de un hombre.

 

La fotografía es de la Sra. S. A. Young y es una reproducción de un original que evidentemente es muy viejo.

 

Amante de la fotografía

TheTuscaloosaNews-Tuscaloosa-Alabama-20-7-1947The Tuscaloosa News, de Tuscaloosa, Alabama, publica tres caricaturas, aparecidas en otros tantos periódicos, bajo el título:

CARICATURISTAS AMERICANOS VEN PLATILLOS VOLADORES EN TODAS PARTES – EN LOS IMPUESTOS, POLÍTICA, TEMAS INTERNACIONALES

 

Reducción de impuestos de ingresos

 

White, Akron Beacon Journal

 

Tour Dewey

 

El Oeste

 

C.O.P.

 

Duffy, Baltimore Sun

 

Cooperación internacional

 

¡No! ¡No! ¡No!

 

Molotov

 

Alexander, Philadelphia Bulletin

Una versión recortada del artículo de Howard W. Blakeslee apareció en el Youngstown Vindicator, de Youngstown, Ohio, del 20 de julio de 1947[5]:

YoungstownVindicator-Youngstown-Ohio-20-7-1947MISTERIO DISCO PODRÍA SER BROTE MODERNO DE FOLKLORE INSPIRADO POR EL MIEDO, DICE CIENTÍFICO

 

Por Howard W. Blakeslee

 

(Editor de Ciencia Associated Press)

 

Nueva York, (AP) – Los discos voladores es probablemente el primero de una serie de acertijos aéreos, con otros por venir, en opinión del Dr. J. L. Moreno, psiquiatra ampliamente conocido de Nueva York y originador de la ciencia de la sociometría, u organización de grupo.

 

El Dr. Moreno cree que no hay duda de que muchos testigos de los discos voladores realmente han visto lo que ellos describen. No todos vieron las mismas cosas, pero los observadores son personas perfectamente normales.

 

Todos estaban mirando al nuevo mundo del cielo, nuevo por lo que los científicos e ingenieros han dicho que pronto estará volando ahí.

 

Los hombres han estado viendo cosas como los discos voladores por siglos. Ahora estas apariciones tienen un nuevo significado y algunos de ellos una nueva peligrosidad.

 

Más para ver ahora

 

Además, hoy hay más para ver. Alguna vez ahí sólo había pájaros, nubes, grandes granizos, espejismos, grandes cristales de hielo, globos y estrellas fugaces.

 

Ahora hay aviones, globos meteorológicos y sus blancos que tienen reflectores de aluminio brillante, el know-how para producir estrellas fugaces hechas por el hombre, cintas de papel aluminio ligero a la deriva para interferir con el radar, estelas de vapor de aviones estratosféricos y cohetes V-2 mejorados. Científicos muy conocidos han especulado con substancias atómicas que ellos dicen pueden arrasar toda una nación y la vida ahí. La mayoría de estas amenazas atómicas son descritas como que vienen a través del aire.

 

Hoy la mayoría de la gente bastante inconscientemente mira a los cielos inocentes con un interés vivificado.

 

“Un análisis de los informes”, dice el Dr. Moreno, “da los síntomas de una condición mental de la cual la sociedad humana sufre al presente.

 

“La causa básica parece ser el miedo al próximo desastre. Una psicosis social de este tipo es difícil de diagnosticar porque los individuos que la comparten son normales.

 

“Estos sentimientos normales son infecciosos. La humanidad ha experimentado muchos desarrollos similares en el pasado. Estos produjeron las creencias en brujas, duendes, demonios, gigantes, santa Claus y los cultos astrológicos y otros.

 

Las creencias se dispersan rápidamente

 

“Nuestra era tecnológica ofrece un campo fértil para nuevos peligros. Estos están ligados con el radar, la radio, las bombas atómicas y similares. Las potencialidades para crear ilusiones están presentes todo el tiempo.

 

“Las creencias que toman esas personas se dispersan como fuego porque la sociedad humana está altamente estructurada. Las experiencias, reales o rumores, se dispersan de acuerdo con leyes sociales específicas.

 

“La humanidad no es sólo un número de individuos. La humanidad consiste de millones de redes a través de las cuales viajan las ideas. El término popular es parra. Eso es porque de esas redes los informes, verdaderos o falsos, se dispersan con tal velocidad. Las redes naturales son intensificadas por la prensa, radio, películas, revistas y otras publicaciones.

 

“Los platillos voladores, cuando se ven con fobias similares del periodo de la posguerra, pronostican un crecimiento de disturbios similares por venir.

 

“El hombre todavía tiene que aprender a controlar estas redes, que son para la sociedad humana los que el sistema nervioso para los individuos”.

 

Los discos voladores comenzaron el 25 de junio, sin atraer inmediatamente gran publicidad. Kenneth Arnold, hombre de negocios de Boise, que volaba como un agente para una compañía de equipo de protección contra incendio, dijo que desde su avión el vio sobre la Cascade Range, cerca de la línea estatal Washington-Oregon, una cadena de nueve objetos que parecían estar moviéndose alrededor de 1,200 millas por hora. Su formación parecía como la de una cola de un papalote. Arnold dijo que eran más grandes que un avión de cuatro motores, pero él no pudo identificarlos más.

 

Se toman fotografías

 

Una fotografía fue tomada al Norte de Seattle de un solo objeto volador, que se mostraba cerca del ocaso como un parche de luz alongado y duró demasiado para ser una estrella fugaz. El fotógrafo, Frank Ryman, de la Guardia Costera de EE.UU., fue incapaz de identificar el objeto.

 

Para el 3 de julio los discos voladores se habían reportado en diez estados, la mayoría al Oeste del Mississippi. El nombre se había transformado en platillos voladores.

 

Los informes explotaron durante la noche a un protagonismo nacional, cuando el Capitán E. J. Smith volando un avión de transporte fuera de Boise al principio del ocaso. Él, su primer oficial, Ralph Stevens y la azafata Marty Morrow fueron citados como estando de acuerdo en que todos ellos vieron, primero cinco, y poco después cuatro discos voladores. Ambos vuelos parecían estar en una formación suelta.

 

Alrededor de ese tiempo la Fuerza Aérea del Ejército añadió un poco de oficialidad en respuesta a la creciente insistencia por una explicación. El Capitán Tom Brown, de Washington, fue citado – “No desechamos la posibilidad de que haya algo en esto. Y no desechamos la posibilidad de que todo sea un engaño”.

 

Sólo un objetivo de radar

 

El 9 de julio las historias llegaron a un clímax y explotaron como una burbuja cuando un oficial de la Fuerza Aérea en Roswell, Nuevo México, hizo una declaración de que el disco volador se había hecho realidad con el descubrimiento de algo de ese tipo en un rancho cerca de Roswell.

 

Esa declaración fue discutida al aire y en las primeras ediciones por siete horas, antes de que la cosa llegara a Fort Worth y fuera identificada como un reflector de radar de un globo meteorológico. Alrededor de cientos de estos reflectores son enviados diariamente al cielo por todos los Estados Unidos.

 

Los discos fueron vistos tanto de día como de noche. Los tamaños variaban. Eran tan grandes como las tapas de las latas de café o tan grandes como bolas de futbol. En Spokane fueron descritos como del tamaño de casas de cinco habitaciones. En Tennessee tres fueron reportados como más grandes que casas. Este trío emitió fuego y humo de escapes.

 

Eran platos translúcidos planos de un poco más de un pie de diámetro. En Denver uno fue reportado transportando una bandera americana. En Carolina del Sur un grupo de aviones de búsqueda del Ejército persiguió una parvada de discos. En Delawere los discos parecían jarras de mayonesa. En la noche algunos fueron vistos como hermosas bolas de fuego. En Glens Falls, New York, fueron descritos tan grandes como faros de automóviles. Uno tenía fuego rojo enfrente y una cauda de humo azul.

 

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Anonimo, Human Face In Pictured Tree, The Sunday Morning Star, Wilmington, Delawere, 20 July 1947.

Anonimo, Psychic Ability May Work Better in Light than Dark, St Joseph News Press, St. Joseph, Missouri, 20 July 1947.

Anonimo, Saucers Again, St Joseph News Press, St. Joseph, Missouri, 20 July 1947.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Blakeslee W. Howard, Disk Mystery Could Be Modern Outbreak Of Fear-Inspired Folklore, Scientist Says, Youngstown Vindicator, Youngstown, Ohio, 20 July 1947

Blakeslee W. Howard, Scientist Sees Mysterious “Flying Saucers” As Modern Phase Of Fear – Inspired Folklore, The Palm Beach Post, Palm Beach, Florida 20 July 1947.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-97/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-98/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-99/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-100/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-101/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-102/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-103/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-104/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-105/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-106/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-107/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-108/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-109/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-110/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-111/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-112/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-113/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-114/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-115/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-116/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-117/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-118/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-119/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-120/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-121/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-122/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-123/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-124/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-125/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-126/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-127/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-128/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-129/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-130/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-131/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-132/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-133/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-134/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-135/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-136/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-137/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-138/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-139/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-140/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-141/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-142/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-143/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-144/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-145/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-146/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-147/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-148/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-149/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-150/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-151/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-152/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-153/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-154/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-155/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-156/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-157/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-158/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-159/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-160/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-161/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-162/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-163/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-164/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-165/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-166/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-167/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-168/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-169/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-170/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-171/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-172/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-173/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-174/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-175/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-176/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-177/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/08/el-dia-despues-de-roswell-178/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/08/el-da-despus-de-roswell-179/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/08/el-da-despus-de-roswell-180/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/08/el-da-despus-de-roswell-181/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/08/el-da-despus-de-roswell-182/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/09/el-da-despus-de-roswell-183/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Koi Isaac, FBI: “discs recovered”, Air Force “greatly concerned”, “at a complete loss” + more memos, http://www.abovetopsecret.com/forum/thread924183/pg1#pid15876304

Levenda Peter, Sinister Forces. A Grimoire of American Political Witchcraft. Book I: The Nine, Trine Day; First Edition June 21 2005. Págs. 173-174.

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Scully Frank, Behind the Flying Saucers, Henry Holt and Company, New York, 1950.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Blakeslee W. Howard, Scientist Sees Mysterious “Flying Saucers” As Modern Phase Of Fear – Inspired Folklore, The Palm Beach Post, Palm Beach, Florida 20 July 1947.

[2] Anonimo, Saucers Again, St Joseph News Press, St. Joseph, Missouri, 20 July 1947.

[3] Anonimo, Psychic Ability May Work Better in Light than Dark, St Joseph News Press, St. Joseph, Missouri, 20 July 1947.

[4] Anonimo, Human Face In Pictured Tree, The Sunday Morning Star, Wilmington, Delawere, 20 July 1947.

[5] Blakeslee W. Howard, Disk Mystery Could Be Modern Outbreak Of Fear-Inspired Folklore, Scientist Says, Youngstown Vindicator, Youngstown, Ohio, 20 July 1947

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *