Como tapar el sol con un dedo

ESCRUTINIO

Como tapar el sol con un dedo[1]

Juan José Morales

Lo menos que puede pedirse de una universidad es que se preocupe por formar estudiantes inquisitivos, bien informados, preocupados por lo que sucede en su comunidad, su estado, su país y el mundo. Sobre todo cuando se trata de hechos de gran trascendencia, con repercusión mundial, como es el caso Ayotzinapa. Por eso, rectores de muchas universidades públicas y privadas, desde el de la UNAM hasta los de diversos estados, como Morelos, y aún del extranjero, como la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, se han preocupado por facilitar a sus alumnos la realización de conferencias, foros, asambleas, reuniones informativas y otras actividades que les permitan informarse debidamente acerca de este asunto.

Las autoridades de la Universidad del Caribe en Cancún, sin embargo, parecen más bien empeñadas en tapar el sol con un dedo e impedir que los alumnos sepan lo que ocurre más allá de los muros de la institución, bloqueando la realización de asambleas informativas y la difusión de información sobre Ayotzinapa en el interior de la propia universidad.

clip_image001No veo, no oigo, no hablo. Como en la clásica imagen de los tres monos, así quisieran algunas autoridades que fueran los estudiantes universitarios y los mexicanos en general. Pero eso es tratar de tapar el sol con un dedo. La censura y la desinformación nunca han podido mantenerse indefinidamente y sólo sirven para elevar la presión y propiciar estallidos sociales.

Por cierto, uno de los extraños argumentos usados para no permitir una mesa informativa «”no un mitin, una manifestación ni un paro de labores, quede muy claro, sino una simple reunión de información»” fue que a ella asistirían alumnos de otro centro educativo que tienen un observatorio de derechos humanos, y que no se puede permitir la participación de personas ajenas a la universidad, porque «la contaminarían».

Me entero así de que, para mantener la pureza de la institución, en las actividades que se realizan en la Universidad del Caribe únicamente pueden participar los miembros de la misma, así que desde estas líneas, pido excusas por la contaminación que pude haber provocado a esa casa de estudios las veces que, invitado personalmente por catedráticos directivos, asistí a ella para participar en foros y mesas redondas o a impartir alguna conferencia a los estudiantes.

Pese a la oposición de las autoridades universitarias y a su empeño por mantenerlos en una especie de limbo, ajenos a lo que ocurre en su país, los alumnos de la Unicaribe «”según hemos sabido»” planean realizar mañana, 20 de noviembre, un evento simbólico, al cual han invitado a sus autoridades, para que externen sus puntos de vista sobre el caso Ayotzinapa, como lo han hecho ya las de otras muchas instituciones educativas de México y el extranjero, el Dr. Narro de la UNAM en primerísimo lugar. Pedirán también que se les facilite el uso de la megapantalla de la universidad para proyectar información de diversos medios, a fin de que los estudiantes se formen su propio criterio.

Estamos seguros de que el rector facilitará a los alumnos el ejercicio de las libertades de expresión y de información «”dos derechos humanos básicos»” y que no desaprovechará la oportunidad que se le brinda de orientar a los alumnos acerca de esta cuestión tan importante, que ha cimbrado al país y cuyas ondas de choque todavía siguen propagándose en el extranjero.

A manera de comentario final le diré que al ver en Internet fotos de la famosa Casita Blanca «”la mansión de Peña Nieto»”, me saltó a la vista un detalle: en ninguna se ve un solo librero. Lógico, ¿no?

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Miércoles 19 de noviembre 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.