Magonia 34

25 AÑOS: Magonia 34

31/10/14

mag 34Este número fue algo como un especial americano, con los dos artículos principales buscando el estado de la ufología norteamericana, y sus diferencias con la ufología Europea y del Reino Unido

The American Way de Thomas Bullard buscó explicar las actitudes de los ufólogos norteamericanos al fenómeno de la abducción, alegando que la tendencia de los estadounidense a adoptar una visión literal de dichos relatos es “menos ingenua de lo que parece”, aunque puede ser “imprudente” tomar las historias a su valor nominal es igualmente imprudente rechazar estas historias porque son “fantásticas”. Dice que “la sofisticación subjetivista” (presumiblemente tener una actitud crítica) “debilita las decisiones racionales”.

También, creo, no entiende el significado de la obra de David Hufford del viejo fenómeno Hag. Dice que Hufford concluye que “los testigos describen a veces este tipo de eventos con notable fidelidad”; pero a medida que la experiencia de la “banalidad virtual” demuestra que este tipo de eventos es probable que sean de naturaleza completamente subjetiva. Bullard acepta esto, pero todavía parece pensar que la alternativa literalista es una conclusión tan realista, y elogia a los ufólogos que persisten con esa idea.

Gran parte del resto del artículo, en mi opinión, es la conformación de la regresión hipnótica, las teorías de Jung y propensión a la fantasía en una serie de argumentos de hombres de paja que él intenta demoler en términos que la mayoría de los ufólogos psico-sociales no estarían demasiado en desacuerdo. De hecho gran parte del artículo parece estar condenando a la ETH con elogio. Aun así, no puedo estar de acuerdo con su conclusión de que las alternativas “parecen aún más ingenuas que la ETH en su tratamiento de textos, testimonios y comparación. Si tomas la palabra de los testigos estableces las creencias literales sobre una base de arenas movedizas, esa base es aún más firme que el aire fino de las especulaciones teóricas”.

Si usted piensa que estoy siendo injusto con Bullard, cuyo trabajo generalmente admiro aunque a menudo estoy en desacuerdo con él, que le gustará a comentar a continuación.

El segundo artículo, de Dennis Stacy, Moore and the Military, mira lo que entonces era (y todavía es mucho el caso) de la obsesión estadounidense con la conspiración del gobierno y la participación en el campo de los ovnis, y más particularmente en su presunta participación en el encubrimiento los “hechos” sobre secuestros, y de hecho la supuesta cooperación de los militares con los secuestradores. Él intenta, con un considerable grado de éxito, guiarnos en nuestro camino a través de la maraña de teorización conspiranóica, conspiración real, y tontería pura que engulló la ufología estadounidense a finales de 1980. Esta fue la época de ‘The Aviary’, el misterioso Paul Bennewitz, el aún más misterioso Richard Doty, y las actividades curiosas del doble (o triple) agente ufológico William Moore, y todo el medio bizarro que Mark Pilkington ha pintado en su libro Mirage Men.

Poco después de la publicación de este artículo, pero espero que no haya sido como resultado de ello, Stacy fue relevado de su cargo como editor de la revista mensual del MUFON por ser demasiado sensato para los lectores.

En su sección de “Northern Echoes” Peter Rogerson propone la sugerencia interesante que el famoso comediante y ukuleleista de Lancashire, el gran, George Formby puede estar relacionado con Charles Fort, siendo las dos únicas personas en el mundo con el segundo nombre ‘Hoy’. O no, como sea el caso. Ahora que lo pienso, Charles Fort me parecen el tipo de persona que realmente toca el ukelele, en la privacidad de su propio apartamento, por supuesto.

http://pelicanist.blogspot.mx/2014/10/25-years-ago-magonia-34.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.