Chonosuke Okamura, Visionario

Chonosuke Okamura, Visionario

Miss Cellania

Martes, 23 de diciembre 2014

1419293767-0El siguiente es un artículo de la revista The Annals of Improbable Research.

Por Earle E. Spamer

Academy of Natural Sciences, Philadelphia, Pennsylvania

Hubo un tiempo, si uno estaba interesado en la historia natural que se hacía por el disfrute de la misma. No había historiadores naturales profesionales en el mundo – o al menos no se les pagaba por el trabajo. Caballeros echaban su ocio sobre el mundo natural, complaciéndose a sí mismos en los entresijos de los seres vivos y los altibajos de la evolución. Algunos hicieron contribuciones sorprendentes y útiles a la ciencia; más eran consideradas diversiones excéntricas para el resto del mundo.

En los años 1970 y 1980, Chonosuke Okamura de Nagoya, Japón, tomó tiempo para ver las cosas bajo una luz diferente. Lamentablemente, ha desaparecido de la escena de la publicación académica, tal vez el último de los naturalistas excéntricamente productivos. Sin perder sus energías en los trámites de revisión por pares, tomó la vía rápida de comunicación. Entregó sus hallazgos directamente en numerosas reuniones profesionales paleontológicas en Japón (uno se pregunta si fue tratado con cortesía o como un tío raro, o vertiginosamente como un P.D.Q. Bach paleontológico). Publicó más extensas descripciones y análisis en los Informes Originales del Laboratorio Fósil Okamura de baldosas.

El Gran Descubridor

Okamura descubrió nada menos que los inicios del período Silúrico de toda la vida de los vertebrados, incluidos los seres humanos, hace 425 millones años. Casi todo lo que encontró fue una nueva subespecie, ya fuera que la especie fuera existente o extinta. Algunos ejemplos son Gorilla gorilla minilorientalis (gorila), Canis familiaris minilorientalis (perro común), Homo sapiens minilorientalis (humanos), Pterodactylus spectabilis minilorientalis (pterodactilo), y Brontosaurus excelus minilorientalis (un dinosaurio).

1419293906-0Figura 2 (izquierda) “Fósil de beso”. (Okamura. 1980. Fig. 75.) Figura 3 (a la derecha) “Estatua de mármol del beso de Minihombre Nagaiwa” (Okalllura. 1980. Fig. 76.)

(¿Mencioné, que todos eran diminutos, descubiertos a través del ocular del microscopio de Okamura? En su descripción del mini-hombre, él escribió: “No ha habido cambios en los cuerpos de la humanidad desde el período Silúrico… excepto para un crecimiento de estatura de 3.5 mm a 1,700 mm”)

1419293906-1Figura 4 Caras de minihombres. La cara inferior central parece ser un mini ladrón de banco, un aspecto de la estructura social de los minihombres aparentemente no discutido por Okamura. (Okamura. 1983. Fig. 4.)

 

Grandes Pensamientos de Cosas Pequeñas

1419294203-0Usando losas de piedra caliza pulida del monte Nagaiwa en la Prefectura de lwate, Okamura escrutó las superficies con un microscopio. Allí vio diminutas formas, que la mayoría de los geólogos han pensado eran granos minerales y fósiles de diminutos foraminíferos y fragmentos de coral. Pero Okamura discernió que las figuras parecían restos de tamaño milimétrico de muchos animales modernos, incluidos los seres humanos. Había descubierto, en un mundo más viejo que Lilliput, los comienzos de la evolución de los vertebrados. Él, sin saberlo reveló defectos inherentes tanto al Darwmism como a las cosmovisiones creacionistas. También encontró los inicios de la cultura moderna: sus “protominihombres” muestran evidencia de una ética sólida de trabajo, arte, artesanía nobleza social, creencias teológicas y peluquería.

Okamura también vio dragones, habitantes horribles del mini-mundo del Monte Nagaiwa. Ilustró un inquietante ejemplo de la “Cabeza de un Minihombre en el tubo digestivo de un dragón”. Todas estas cosas son meticulosamente documentadas en su profusamente ilustrado japonés-inglés Period of the Far Eastern Minicreatures (1980) [1], New Facts: Homo and All Verlebra Were Born Simultaneously in the Former Paleozoic in Japan (1983)[2], y un libro ilustrado (1983?)[3] completamente en japonés. El trabajo de su vida se ha resumido en The Annals of Improbable Research (en vol. 1,. Nº 4 y en el vol. 2, n. 4), y más ampliamente reconocido en forma de libro en inglés, alemán e italiano (Abrahams, 1997, 1999). Chonosuke Okamura fue galardonado con el Premio Ig Nobel de la Diversidad Biológica en 1997 (AIR 3: 1).

 

1419294319-0Figura 6 ilustraciones comparativas de la cabeza de un Minihombre y los cráneos de un humano moderno y un homínido temprano o proto-humano. (Okamura, 1983? Fig. 9)

Referencias

4. The Best of Improbable Research (AIR), Marc Abrahams (ed.), W.H. Freemill and Co., New York, 1997.

5. Abrahams, Marc (ed.). Der Einfluß von Erdnußbutter auf die Erdrotation – Forschungen, die die Welt nicht braucht/Best of Improbable Research, Marc Abrahams (ed.), translated by Dr. Gabriele Herbst, Birkhäuser Verlag, Basel, 1999.

6. Abrahams, Marc (ed.). La scienza impossibile: il Meglio degli “Annals of Improbable Research” Marc Abrahams (ed.), translated by Sylvie Coyaud, Garlanti, Milano, 1999.

1360023540-0Este artículo se reproduce con permiso de November-December 2000 issue de Annals of Improbable Research. Usted puede descargar o adquirir números anteriores de la revista, o subscribirse para recibir futuras ediciones. ¡U obtener una suscripción para alguien como regalo!

Visite su website para más investigación que hace reír y luego pensar.

http://www.neatorama.com/2014/12/23/Chonosuke-Okamura-Visionary/#more


[1] “Period of the Far Eastern Minicreatures”. Chonosuke Okamurn, Original Report of tile Okamura Fossil Laboratory, no. 14, 1980.

[2] “New Facts: Homo and All Vertebrata Were Bom Simultaniously in the Former Paleozoic in Japan”, Chonosuke Okamura, Original Report of tile Okamura Fossil Laboratory, no. 15, 1983.

[3] [Something entirely in Japanese.] Chonosuke Okamura. privately published, 1983?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *