Vida en Marte: la expectativa continúa

IMPACTO AMBIENTAL

Vida en Marte: la expectativa continúa[1]

Juan José Morales

Quizá en estos días empiecen a circular noticias en el sentido de que la nave exploradora Curiosity parece haber encontrado indicios de vida en Marte. No les haga mucho caso. En realidad, lo que revelaron los análisis realizados por el explorador marciano y de los cuales dio cuenta hace unos días la NASA, no fue la presencia de bacterias o cualquier otro tipo de ser vivo parecido, sino moléculas orgánicas en el terreno de lo que hace miles de millones de años fue un lago. Pero, si bien tales moléculas son los componentes de la materia viva tal como la conocemos, no se encuentran únicamente en ella. También pueden ser resultado de procesos abióticos. Es decir, procesos no relacionados con formas vivientes.

Las moléculas orgánicas contienen los cuatro elementos básicos de los seres vivos: carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno; o CHON, como acostumbran decir los maestros de química para facilitar a los alumnos la memorización de esos componentes.

clip_image001Este es el robot Curiosity que actualmente explora la superficie marciana. Descendió en el cráter Gale, que a juzgar por los sedimentos que en él existen, hace miles de millones de años estuvo cubierto de agua. Al analizar el terreno, la nave encontró moléculas orgánicas del tipo que constituyen los seres vivos, pero eso no indica necesariamente que haya habido vida en Marte.

Hasta ahora no se ha encontrado en Marte ninguna forma de vida similar a la terrestre, ni tampoco nada que pudiera tomarse por formas de vida diferentes. Y las condiciones que actualmente reinan en ese planeta no permiten la existencia de seres vivos como los que conocemos. En el remoto pasado, sin embargo, tuvo un clima más benigno, con presencia de agua y concentraciones de oxígeno en la atmósfera que podrían haber permitido el surgimiento de la vida. De hecho, se estima que hace 3 800 millones de años, en la época en que en la Tierra aparecieron las primeras y más elementales formas de vida, había en Marte condiciones naturales parecidas a las de nuestro planeta: agua, una atmósfera con abundante oxígeno, temperaturas benignas y presencia de materiales orgánicos. Por eso hay quienes presumen que también ahí pudieron haber ocurrido los mismos procesos que en nuestro planeta. Si aquello sucedió, sin embargo, las primitivas formas vivientes no llegaron a evolucionar porque el medio ambiente cambió radicalmente, Marte se hizo más frío y árido y faltó oxígeno suficiente.

El Curiosity encontró esos materiales en el cráter Gale, que hace miles de millones de años fue un lago a juzgar por las características de los sedimentos ahí existentes. Pero, como decíamos, el hecho de que en ese lugar hubiera habido agua no significa necesariamente que haya habido también formas de vida. Las moléculas orgánicas halladas pueden haber sido resultado de procesos no biológicos, o llevadas a Marte por el polvo interplanetario o restos de asteroides o cometas.

Más todavía: algunos científicos consideran que la presencia de agua en un planeta no es condición indispensable para que surja la vida como tradicionalmente se ha creído, sino, por lo contrario, puede resultar un obstáculo para ello. A este respecto, el bioquímico Steven Benner, del Instituto Westhelmer de Ciencia y Tecnología de Florida, quien durante varias décadas ha estado investigando sobre la posibilidad de crear vida mediante reacciones químicas, explica que el agua, si bien es un buen solvente que ayuda a mezclar elementos y compuestos, también es muy corrosiva y ataca a los compuestos orgánicos.

Pero no vamos a entrar en detalles sobre este asunto. Lo importante es dejar claro que no deben echarse las campanas a vuelo con la idea de que, por fin, se ha encontrado vida extraterrestre. Eso sin duda será uno de los grandes descubrimientos científicos de todos los tiempos, pero por ahora sigue siendo sólo un deseo y una esperanza, y Marte «”el sitio en que más probablemente parecía que se hallaría, dada su relativa semejanza con nuestro planeta»” parece más estéril de lo que se pensaba.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Viernes 19 de diciembre de 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.