Exorcismo en masa de escolares deja a muchos histéricos cuando sacerdote intenta “desterrar el diablo”

Exorcismo en masa de escolares deja a muchos histéricos cuando sacerdote intenta “desterrar el diablo”

30 de marzo 2015

Por Kirstie McCrum

El sacerdote afirmó estar purificando a los jóvenes que asistían a lo que ellos pensaban que era un campamento religioso

PAY-mass-exocism-mainCEN

Los escolares polacos en un campamento religioso para celebrar la Cuaresma se quedaron gritando y llorando cuando el sacerdote Tomas Wieczorek, de 37 años, llevó a cabo un exorcismo en masa

Los escolares se han quedado gritando y llorando después de que un sacerdote llevó a cabo un exorcismo en masa en ellos en un campamento religioso.

Los 1,000 jóvenes, de los colegios de la ciudad de Gryfice, al noroeste de Polonia, asistían al campamento de tres días para ayudar a “los jóvenes a explorar a Dios y dedicarse a la renovación espiritual a través de la oración”.

Pero en vez de cantar canciones y orar, el sacerdote Tomas Wieczorek, de 37 años, estaba más interesado en exorcizar sus demonios y sustituirlos por Dios.

PAY_SchoolExorcism_06CEN

Los escolares polacos en un campamento religioso para celebrar la Cuaresma se quedaron gritando y llorando cuando el sacerdote Tomas Wieczorek, de 37 años, llevó a cabo un exorcismo en masa

La mamá impresionada Magda Rutkowska, de 43 años, dijo: “El primer día llevó algunos de los chicos al escenario y puso su mano en la frente de uno en uno y empezó a repetir ‘Espíritu Santo, ven Espíritu Santo, ven..’

“Algunos de los chicos se desmayaron mientras que otros comenzaron a llorar”.

Cuando otros estudiantes fueron a a ayudar a sus amigos semi-conscientes, el sacerdote ordenó que se se detuvieran, y agregó: “Dios está entrando en sus almas y desterrando al diablo”.

Algunos chicos afectados por el sacerdote comenzaron a gritar mientras que otros estallaron en un ataque de risa.

PAY_SchoolExorcism_04CEN

Los escolares polacos en un campamento religioso para celebrar la Cuaresma se quedaron gritando y llorando cuando el sacerdote Tomas Wieczorek, de 37 años, llevó a cabo un exorcismo en masa

Un estudiante que estaba allí, dijo: “Fue realmente aterrador, casi como un asilo mental.

“Algunos de ellos se retorcían en el suelo, otros se reían histéricamente y otros gritaban y lloraban.

“El sacerdote dijo que estaba purificándonos, pero todo era demasiado para la mayoría de nosotros.

“Al día siguiente no nos presentamos porque teníamos miedo de lo que iba a suceder”.

PAY-exorcismCEN

Los escolares polacos en un campamento religioso para celebrar la Cuaresma se quedaron gritando y llorando cuando el sacerdote Tomas Wieczorek, de 37 años, llevó a cabo un exorcismo en masa

La psicóloga escolar Halina Wysocka dijo: “Los chicos no son emocionalmente lo suficientemente maduros para experimentar la oración durante la cual el Espíritu Santo pueda entrar en ellos.

“Los métodos presentados fueron similares a los de sectas religiosas”.

Un portavoz del área de la iglesia, dijo: “No hemos recibido ninguna queja hasta el momento, así que no hay problema”.

http://www.mirror.co.uk/news/weird-news/mass-exorcism-schoolkids-leaves-many-5427998

Sacerdote arrestado por exorcismo en chica anoréxica

Sacerdote arrestado por exorcismo en chica anoréxica

18 de marzo 2015

Un sacerdote ha sido detenido en Burgos por realizar exorcismos repetidos en una menor de edad que sufre de anorexia.

JesúsHernándezSahagúnUn juez en Burgos ha pedido la detención del exorcista, Jesús Hernández Sahagún, junto con el sacerdote de la niña después de que ella pasó por 13 exorcismos mientras era menor.

Sahagún, el exorcista oficial de Valladolid, se enfrenta a cargos de violencia de género, causando lesiones y malos tratos según el periódico local, Diario de Burgos, y se le ha pedido que haga una declaración sobre los hechos.

Los hechos se remontan a 2012, cuando la chica comenzó a sufrir de anorexia. Según El País, sus padres religiosos se convencieron de que estaba poseída por el diablo y decidió que se exorcizara a su hija.

Estaba atada y tenía crucifijos colocados sobre la cabeza, según El País.

La chica posteriormente intentó suicidarse y se inició una investigación después de que sus tías y tíos presentaron una denuncia.

En una declaración los padres de la joven dijeron a la corte que el exorcista era consciente de que la joven estaba en tratamiento médico en el momento y tenía pleno acceso a sus registros clínicos.

Se informa que el sacerdote aseguró a los padres que el exorcismo no interferiría con el tratamiento médico de su hija, pero expresó su desaprobación por el número de medicamentos que le habían sido prescritos a la niña.

En una entrevista con El Mundo, en diciembre de 2014, Hernández Sahagún defendió los 13 exorcismos, explicando que la chica estaba “poseída por el diablo”. También le dijo al diario español que había realizado 200 exorcismos en los últimos cuatro años y medio.

En diciembre de 2014, el arzobispo de Burgos emitió un comunicado diciendo que “el intento de suicidio de la joven no fue el resultado de los exorcismos practicados en ella”.

También defendió los exorcismos como “una práctica religiosa mantenida como parte de la tradición de la Iglesia, como un derecho al alcance de todos los fieles”.

En julio de 2014, el Papa Francisco hizo de los exorcismos una práctica católica oficial, con el Vaticano llamándolos como “una forma de caridad”.

Actualmente existen alrededor de 15 sacerdotes en España con autorización de la Iglesia para llevar a cabo exorcismos y en 2013 un escuadrón especialista en exorcismos fue elegido en Madrid para hacer frente a la “subida sin precedente de la posesión demoníaca”.

http://www.thelocal.es/20150318/priest-arrested-for-exorcism-on-underage-girl

El temido niño de la tierra

IMPACTO AMBIENTAL

El temido niño de la tierra[1]

Juan José Morales

Una lectora recientemente avecindada en Playa del Carmen, me escribe que mi reciente artículo sobre el Liladownsia fraile, la nueva especie de saltamontes descubierta en Oaxaca, le recordó al famoso cara de niño, un insecto más o menos parecido, y pregunta si existe en Quintana Roo, pues cuando vivía en una ciudad del estado de México le decían que es extremadamente venenoso y debía cuidar a sus hijos de él.

imageEste es el malafamado cara de niño o niño de la tierra. Es de hábitos nocturnos y las horas del día las pasa bajo tierra. A esa forma de vida, y a la vaga semejanza que tiene con una caricaturesca cabeza de niño, se deben sus nombres comunes. Puede vivir más de dos años y es totalmente inofensivo.

No tiene por qué preocuparse. Ni el animalillo en cuestión es lo temible que se dice —aunque sí muy temido— ni existe en Quintana Roo o en la península de Yucatán en general. Sólo se le encuentra en las tierras altas desde el suroeste de Estados Unidos hasta Centroamérica.

Pero vamos por partes. Ese insecto, conocido popularmente como cara de niño, niño de la tierra o grillo de Jerusalén y denominado Stenopelmatus talpa en la clasificación científica, carece por completo de veneno. Es tan inofensivo como un grillo o un chapulín, insectos con los cuales está directamente emparentado ya que pertenece al orden zoológico de los ortópteros, que también incluye a las langostas y que se caracterizan por sus grandes y robustas patas, con las cuales algunos de ellos pueden dar grandes saltos.

El cara de niño, sin embargo, no es saltarín como sus primos, ni tampoco emite los fuertes y característicos chirridos de los grillos sino sólo unos ruidos poco notorios frotándose las patas. En la época de apareamiento, el macho produce también una especie de tamborileo golpeando el vientre contra el suelo, como señal sexual para atraer a la hembra.

Una de las razones por las que mucha gente le teme a este insecto, es por su aspecto y su tamaño relativamente grande: entre tres y cinco centímetros de largo, con la cabeza y el tórax bastante grandes. Quizá también, en el temor que provoca influye su coloración negra con franjas anaranjadas, cabeza roja y patas rojizas o anaranjadas. El nombre de cara de niño deriva del hecho de que su gran cabeza redondeada, con dos ojos negros muy conspicuos y bastante separados entre sí, recuerda a la de un bebé. De hecho, es el insecto con más semejanza a un rostro humano. El nombre de niño de la tierra obedece a que vive enterrado en el suelo —preferentemente en lugares húmedos—, en el cual se sepulta excavando con sus fuertes mandíbulas. Y nadie ha podido dar una explicación satisfactoria sobre el apelativo de grillo de Jerusalén, el cual resulta bastante extraño ya que ninguno de los insectos del género al que pertenece existe en la región de Palestina ni en ningún otro sitio del Viejo Mundo sino exclusivamente en el continente americano.

Es de hábitos nocturnos. El día lo pasa en su madriguera subterránea y es por la noche cuando sale a merodear en busca de alimento y de pareja sexual para reproducirse. Es omnívoro. Come lo mismo raíces de plantas que insectos, lombrices, gusanos, pasto, materia vegetal muerta y prácticamente todo lo que se pone a su alcance. Su abundancia en la época de lluvias se debe a que, al inundarse sus escondites, escapa para no morir ahogado. Aunque usualmente vive en el campo, puede penetrar a los hogares. Pero no hay razón alguna para temerle. Lo único que puede ocurrir si alguien lo agarra, es que lo muerda con sus fuertes mandíbulas, que podrían tener tierra y bacterias, pero basta lavarse bien y aplicarse un antiséptico para evitar una posible infección.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Viernes 13 de marzo de 2015