Profesor de Universidad de Alberta lucha contra celebridades en pseudociencia

Pensamiento crítico – Profesor de Universidad de Alberta lucha contra celebridades en pseudociencia

Thom Barker

Yorkton This Week

4 de febrero 2015

Is Gwyneth Paltrow Wrong About EverythingTengo un nuevo héroe.

Timothy Caulfield es un profesor y director de investigación de Canadá en legislación y política de salud. Él es también el autor de un nuevo libro, con, posiblemente, el mejor título que alguna vez haya existido: Is Gwyneth Paltrow Wrong About Everything?

El título proviene del intento de Caulfield de seguir la limpieza favorita de Paltrow, que implica tres semanas de casi morir de hambre junto con batidos completamente desagradables y probióticos. La conclusión de Caulfield: tonterías. Y él está respaldado por la ciencia. La “desintoxicación” puede ser la última moda en Hollywood, pero es una moda ridícula en el mejor de los casos.

La propia receta de Caulfield es mucho más útil.

“Limpia tu sistema de toda la palabrería pseudo-científica que surja de muchas celebridades, médicos de celebridades y la industria de la dieta”, escribe.

El problema es que estamos inundados de la cultura de la celebridad y cada vez es peor con los medios de comunicación social. Personalmente, yo no sigo una gran cantidad de celebridades, pero cuando llego a los tweets de alguien como el columnista de humor del New Yorker Andy Borowitz, casi siento como que tenemos una relación personal, que, por supuesto, no la tenemos. Admiro al hombre, pero ¿quién sabe lo que uno podría encontrar al iniciar pelando las capas.

La conclusión es que nos sentimos como que conocemos a estas personas y por lo tanto confiamos en ellos. Pero nosotros no los conocemos y no debemos confiar en ellos. Paltrow podría ser un genio con un punto ciego para la charlatanería de desintoxicación o ella podría ser una estafadora manipulando su fama para obtener ganancias financieras.

Una cosa que es verdad: no es un médico. Por otra parte eso no significa mucho en el mundo de las celebridades. El Dr. Oz es un MD real que promueve todo tipo de productos y regímenes que hacen afirmaciones falsas en su programa.

Yo idolatraba Bobby Orr cuando yo era un niño, así que estaba muy decepcionado por el hecho que ahora está cobrando por un producto de salud “natural” llamado LivRelief.

Ahora, algunas cosas, como la desagradable “limpia” de Gwyneth, puede que no sean perjudiciales, pero otras cosas pueden serlo.

Las limpiezas de colon son una tendencia enorme en las celebridades, cuyos beneficios no están respaldados por la ciencia. Lo que está apoyado por la ciencia es que pueden ser peligrosos, que pueden conducir a la náusea, el vómito y la infección.

En el otro extremo, la influencia de la celebridad puede ser una amenaza para la sociedad en su conjunto. Jenny McCarthy tomó el tren a la ciudad loca y dio lugar a un movimiento anti-vacunación que ahora tiene al sarampión, una enfermedad que estaba casi extinta, haciendo un gran regreso.

Sólo porque alguien es una celebridad no los hace automáticamente equivocados acerca de las cosas, pero tampoco los pone en lo correcto.

Y eso no quiere decir que a menudo no lo hagan bien. La gente sólo tiene que ponerse sus gorras de pensamiento crítico e investigar las afirmaciones de las celebridades como lo harían con cualquier otra cosa.

Otro problema, que señala Caulfield, es que aun cuando el famoso tienen razón en algo, con frecuencia se pierde información útil cuando la historia se vuelve sobre la celebridad en lugar del tema. A modo de ejemplo, el autor examina la cobertura mediática que rodea la revelación de Angelina Jolie que se hizo una doble mastectomía porque, debido a la presencia de una forma mutada del gen BRCA en su ADN, estaba en un riesgo muy elevado de desarrollar cáncer de mama.

Él cita un estudio publicado en Genetics in medicine: revista oficial del Colegio Americano de Genética Médica que indica que la cobertura de la historia hizo poco para educar al público. El artículo, titulado “The Angelina effect: immediate reach, grasp, and impact of going public”, concluyó que pocos de uno de cada diez de las 2,572 personas encuestadas por investigadores tuvieron mejor comprensión del tema.

Caulfield toma todo en su libro y es una gran adición a la lucha contra el absurdo irracional. Por desgracia, es probable que nunca sea leído por una fracción de las personas que necesitan leerlo.

Lo Caulfield necesita es una celebridad gigante para apoyarlo.

– Ver más en: http://www.yorktonthisweek.com/opinion/columnists/thinking-critically-university-of-alberta-prof-fights-celeb-pseudoscience-1.1752633#sthash.fOFda32W.dpuf

http://www.yorktonthisweek.com/opinion/columnists/thinking-critically-university-of-alberta-prof-fights-celeb-pseudoscience-1.1752633

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *