Ufología, hay un agujero en tu cubeta

Ufología, hay un agujero en tu cubeta

14 de marzo 2015

Publicado por James Carrión

Ufology, There’s a Hole in Your Bucket Cuando se ofrece una explicación racional e irrefutable, con los pies en la tierra, de un evento ovni, el creyente a menudo utiliza como último recurso el argumento de la cubeta ovni de “bien ¿qué dices sobre este caso?” – citando cualquier número de experiencias anómalas documentadas en el aire a lo largo de la historia. Su cubeta está llena de historias de los antiguos astronautas, extraños petroglifos con humanoides, objetos aéreos en las pinturas medievales, platillos estrellados ocultados por siniestras fuerzas supragubernamentales, décadas de estudios científicos, y por supuesto una gran cantidad de historias anecdóticas registradas fielmente por un ejército de investigadores de ovnis. Los fieles ovni no se preocupan cuando un caso se explica de manera irrefutable y sacan otro de su cubeta ovni – hay más millones ahí.

Pero cuando toda una ola histórica de avistamientos como los Cohetes Fantasma de 1946 es vaciada en la cubeta ovni – eventos desde el inicio de la era moderna de los ovnis -, bueno, entonces eso es un gran orificio que no puede ser ignorado. Un enorme agujero en la cubeta ovni que desinfla la hipótesis ET a favor de una terrestre, hace que incluso los así llamados investigadores de ovnis de mente abierta mantengan su cubeta un poco más apretada, a menos que su propia teoría o caso favoritos se caigan y salpiquen el suelo.

Después de mostrar de manera concluyente que la oleada de 1946 de avistamientos sobre el norte y el sur de Europa tiene más que ver con la intriga de la guerra fría que con las visitas extraterrestres – la comunidad ufológica más amplia ha contrarrestado mi investigación con el silencio total y absoluto. Claro, el bullicioso y hablador Stanton Friedman trató brevemente de desacreditar mis hallazgos a través de la proclamación, declarando públicamente que mi libro The Rosetta Deception era desinformación antes incluso de leer la primera página, pero cuando lo desafié a un verdadero debate para discutir la evidencia, sus proclamas se difuminaron como aire caliente flatulento.

Y ahí radica el problema con la ufología y los ufólogos, que corren tras cada caso, cada testigo, cada fragmento de evidencia, independientemente de la procedencia, que ayude a demostrar lo que queda en su cubeta, pero ignorarán toda evidencia de lo contrario. Si examinamos lo que el realmente es la cubeta ovni, es una creencia egocéntrica de que los humanos somos tan interesantes y nuestro planeta tan atractivo que otras civilizaciones por cualquier número de razones no pueden dejar de visitarnos – en el pasado y el presente. Somos como la cubeta ovni revela – Las Vegas de la galaxia de la Vía Láctea, un destino que no hay que perderse en libro de excursión cósmica del Universo.

Irónicamente, los creyentes de los ovnis, que tienden a pensar en sí mismos como cósmicamente conscientes, en realidad están vendiéndose a sí mismos aferrándose con tanta fuerza a su cubeta de visitación extraterrestre. Existe una cubeta mucho más grande que debería satisfacer su inclinación por lo misterioso – una cubeta cósmica que abarca la totalidad del universo, y que no contiene una sola, sino millones de civilizaciones alienígenas, prueba que está basada en las leyes de la estadística y probabilidades. Sí Virginia, hay vida en el Universo fuera de los confines del planeta tierra, pero la ufología ha hecho su misión el responder a una sola pregunta – ¿alguna de esa vida nos ha visitado? De hecho, ha estado en esta misión desde la década de 1940 y ¿qué ha mostrado por más de 70 años de investigación seria? Una gran cubeta de historias por las que Hollywood babea, pero la ciencia rechaza como indignas de su atención.

Claro, podemos tratar de culpar a la grave falta de atención científica, como lo ha hecho la ufología en todos esos mismos años, a una grandiosa conspiración de silencio, un Watergate cósmico, un siniestro encubrimiento por parte de los poderes, pero cuando presionamos no llegamos a la verdad, el argumento del encubrimiento es sólo una excusa lastimosa para la pereza investigativa y la selección de las pruebas y lo que es peor la no adopción del método científico y el no adherirse a los estándares científicos de investigación.

Hoy en día, la ufología se encuentra en un estado de caos total y los ufólogos, quienes consideran que su profesión es investigar seriamente los ovnis, no tienen a nadie a quien culpar sino a sí mismos. Durante demasiado tiempo, incluso las organizaciones supuestamente científicas como MUFON han adoptado una doble moral para buscar la verdad, mientras alcahuetean con los intereses externos no tienen interés en la verdad. Intereses como el multimillonario Robert Bigelow que derrama efectivo de fuentes dudosas en organizaciones de ovnis por razones menos que transparentes o medios interesados en escupir mitos, como los canales de televisión por cable, que no tienen escrúpulos en sacrificar la verdad en favor de los ratings.

MUFON, lo tiene claro y simple, vender su rol de servicio público sin fines de lucro, por dinero contante y sonante y presencia publicitaria. El caso en cuestión es el programa Hangar 1 de MUFON, su reciente relación amorosa ilícita con Hollywood, que ha creado una descendencia vergonzosa e inicua que es tan antitética para el mundo de la ciencia, que MUFON debe cambiar su lema de Estudio Científico de los Ovnis para el Beneficio de la Humanidad por Estudio Pseudo-científico de los Ovnis en Beneficio de Hollywood.

Al mismo tiempo, otro “serio” investigador de ovnis está perdiendo la batalla para descubrir la verdad, compitiendo por los corazones y las mentes públicas con bromistas, auto-promotores, desinformadores, especialistas en el engaño humanos (alias, las agencias de inteligencia) y otra calaña humana cuyas agendas son no tan elevadas como “en Beneficio de la Humanidad”. ¿A quién le importa una verdadera luz extraña en el cielo grabada en vídeo o fotografiada con una cámara del smartphone cuando artistas de efectos especiales ultra-profesionales están produciendo mega-manchas, primeros planos, sobrevuelos de naves alienígenas que generan cientos de miles de visitas en YouTube?

El fracaso de la ufología para eliminar estos actos de carnaval significa que la ufología en sí misma se ha convertido en una feria ambulante, con videntes y astrólogos que sobresalen en aprovecharse de la mente humana. Y todos sabemos que nadie va a un carnaval esperando ver a un acto paranormal real, lo real no puede distinguirse del truco de manos.

Mientras tanto los medios “serios” ignoran la cubeta ovni y sólo la sacan cuando es un día de pocas noticias o su audiencia necesita una buena risa, mientras que los medios de comunicación de “entretenimiento” dan primicias de grandes trozos de la cubeta para alimentar su máquina de docu-entretenimiento que deja frustrantemente a los espectadores con más preguntas que respuestas.

Entonces, ¿dónde nos deja esto hoy? Pues bien, con un montón de examen de conciencia e introspección. ¿Qué es lo que los seres humanos realmente quieren dejar como legado a las generaciones futuras? ¿Queremos que nuestros hijos crezcan, viendo en la televisión por cable o internet, documentales de ovnis que son realmente sólo mitología, falsamente promovida como historia, y que sirve sólo para envenenar sus mentes con conspiración y desconfianza de la autoridad? ¿Realmente queremos que nuestra historia sea escrita por los creadores de mitos? ¿O vamos a defender la verdad, no importa lo que esa verdad pueda ser? En honor a la verdad, cada uno de nosotros tiene que tomar una decisión – ¿queremos resolver este misterio, o queremos perpetuarlo?

Resolver el misterio no significa abandonar la hipótesis ET de las visitas extraterrestres. Está completamente dentro del reino de las posibilidades que nos hayan visitado, ya sea en el pasado o el presente, pero cuando uno desea demostrar esto nos hace perder objetividad y abandonar la ciencia en favor de una carrera a la “evidencia”, los resultados son en última instancia desastrosos.

Mi investigación sobre los Ghost Rockets de 1946 no debe ser rechazada, sino aceptada por la comunidad ovni, ya que pone a descansar un mito ovni para que el tiempo de investigación se pueda centrar más bien en otros casos de la cubeta ovni. Por desgracia, el ego humano no es tan altruista e, históricamente, cuando la ufología se ha sentido amenazada por la pérdida de un caso fundamental para el argumento ET, en lugar de aceptar y abrazar, la tendencia ha sido la de rechazar y cerrar filas. Pero esta vez el agujero es demasiado grande y sólo se hará más grande con el tiempo cuando la evidencia alguna vez ignorada y las pruebas poco investigadas salgan a la luz del día. Ufología ten cuidado, hay un agujero en la cubeta, y hacer caso omiso de ese agujero no hará que desaparezca.

http://followthemagicthread.blogspot.mx/2015/03/ufology-theres-hole-in-your-bucket.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *