Obituario: Colin Bennett

Ha muerto el biógrafo forteano Colin Bennett

27 de abril 2015

Loren Coleman

Colin BennettColin Bennett era un investigador británico conocido entre forteanos y ufólogos por sus interesantes trabajos biográficos. Acabo de ser alertado de su muerte a finales de 2014, por el editor Patrick Huyghe.

Bennett murió el 13 de diciembre de 2014, después de sufrir dos golpes diabéticos en diciembre. Falleció en el Hospital of St. Cross, Rugby, Warwickshire, Inglaterra. Su funeral se celebró el 14 de enero de 2015, en el Rainesbrook Crematorio. Le sobreviven sus hijos Ceri y Andy, y sus nietos Georgia, Madison, Olivia y Finn. Había vivido en Portobello Road, Londres.

Colin Bennett nació el 2 de abril de 1940, en el bosque de Sherwood de Robin Hood, dentro de arrow-shot del Sheriff del castillo de Nottingham. Él salió de la escuela después de estudiar ciencia y matemáticas, se convirtió en un músico profesional, luego, un soldado mercenario antes de ganar una beca para leer English at Balliol College de la Universidad de Oxford.

Después de salir de Oxford, había realizado varias obras de teatro en el escenario profesional en Londres, incluyendo el Royal Court Theatre, antes de volver a la formación como ingeniero electrónico. Bennett luego dirigió su propia empresa de consultoría de electrónica e impresión.

Bennett con frecuencia fue consultado acerca de la seguridad, las conspiraciones y la piratería informática.

Bennett publicó dos novelas, al principio de su carrera como escritor. También fue el autor de Looking for Orthon (Paraview Press), una biografía de George Adamski. Su siguiente libro fue sobre el trabajo, las ideas y la vida de Charles Fort, titulado Politics of the Imagination (Headpress). Ese libro ganó el Premio a la Mejor Biografía anomalista de 2002. Su tercera biografía fue An American Demonology (Headpress), la historia del capitán Edward Ruppelt, que dirigió el Proyecto Libro Azul a principios de 1950. Este proyecto fue la investigación oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en el fenómeno ovni.

Bennett continuó escribiendo en la década de 2000, en línea y en otros lugares.

Los siguientes son algunos de sus libros publicados.

Un Demonología americano: platillos volantes Más de la Casa Blanca (con contribuyentes Nick Papa y Jerome Clark; Headpress, 2005.)
Rumford Pícaros: Cuentos de Vida del Consumidor (Headpress, 2010)
Publicado por Loren Coleman en 21:45

Unknown-6Practical Time Travel (Red Wheel Weiser, 1971)

Unknown-7Entertainment Bomb (New Futurist Books, 1996)

Colin Bennett Book 2Looking for Orthon (Prólogo por John Michell; Paraview Press, 2001)

Unknown-2Politics of the Imagination: The Life, Work and Ideas of Charles Fort (Prólogo por John Keel; Headpress, 2002).

Colin Bennett Book 1An American Demonology: Flying Saucers Over the White House (con contribuciones de Nick Pope y Jerome Clark; Headpress, 2005.)

imageRumford Rogues: Tales from Consumer Life (Headpress, 2010)

http://copycateffect.blogspot.mx/2015/04/Bennett-obit.html

Reflejovni sobre Nueva York

UFO zumba sobre NYC

Por Tom Wilson y Kathianne Boniello

27 de abril 2015

cam00108Una “nave espacial volando” (la luz roja) fue vista zumbando alrededor del Bronx la noche del sábado. Foto: Andrés Morales

La verdad está ahí fuera – y se cierne sobre el Bronx.

Una misteriosa luz en el cielo asustó a algunos residentes de Hunts Points que llamaron las autoridades para informar su única explicación posible: la llegada de los extraterrestres del espacio exterior.

Una “nave espacial volando” se está moviendo rápidamente sobre la calle 149 Este y la Autopista Bruckner, dijo una mujer aterrorizada a un operador del 911 la noche del sábado, según una fuente del FDNY.

Juan Marrero dijo que él también tuvo un encuentro cercano.

“Miré hacia arriba y vi esta bola de fuego, ¡‘Whoosh’! Y luego otro, ¡’Whoosh’!”, dijo Marrero, de 57 años, un colombófilo que estaba en la azotea de su edificio a las 11:30 pm cuando vio dos luces brillantes cruzando a través del cielo. “De un lado del cielo hasta el otro, demasiado rápido para un avión”.

Andrés Morales, de 25 años, dijo que también vio la rápida esfera – e hizo su mejor esfuerzo para documentar su experiencia fuera de este mundo.

“Metí la mano por la ventanilla del coche y saqué fotos como un loco”, dijo a The Post. “Yo no sé lo que era, pero se estaba moviendo rápido loco”.

No es la primera vez que los lugareños han dicho que inmigrantes extraterrestres bajan de otra galaxia a revisar la vecindad. Luces inusuales en el cielo se vieron en la misma zona el año pasado, y también en 2011, según el Ryan Sprague, quien se autodescribe como el “Periodista ovni”.

“Definitivamente creo que estamos tratando con anomalías que podrían ser no humanas”” dijo Sprague.

La Calle 149 East está cerca del aeropuerto de La Guardia, que podría conducir a “errores de identificación”, admitió Sprague, aunque dijo que los testigos no deben ser descontados.

Los que vieron la esfera el sábado, y el pasado mes de mayo, se hicieron eco de la misma descripción – una luz que “sólo una especie de luz que flotaba, estacionaria y, a continuación, se disparó en un abrir y cerrar de ojos”, subrayó.

“Las maniobras de estos objetos parecen no encajan con ningún tecnología actual de la que estemos al tanto”, dijo Sprague.

“No se mueven, luego se lanzan a velocidades increíbles”, explicó. “Yo simplemente no creo que eso es algo que un ser humano podría sobrevivir”.

Pero ¿por qué el Bronx?

“Para estudiarnos”, dice un residente. “Tal vez quieren aprender break dance”.

http://nypost.com/2015/04/27/locals-freak-out-after-spotting-flying-spaceship/

El Verde, publicidad y propaganda

ESCRUTINIO

El Verde, publicidad y propaganda[1]

Juan José Morales

Alguien me ha preguntado por qué uso la palabra publicidad y no propaganda al referirme a la del llamado Partido Verde. La razón es simple: la propaganda sirve para difundir ideas, conceptos, programas, planes, proyectos, propuestas de gobierno, etc. La publicidad sólo busca, como dicen los expertos en la materia, “posicionar” un nombre, una marca, un producto, un negocio, un restaurante, una persona, etc. Y en el caso del negocio familiar del Niño Verde, eso es lo que busca con su publicidad. Simplemente, fijar en la mente del público el nombre, el símbolo y el emblema del partido, como si fuera un producto de consumo. Y así, a la hora de votar, lograr —o tratar de lograr— que el elector marque automáticamente ese símbolo, porque ya el martilleo publicitario ha logrado metérselo profundamente en el cerebro, de igual manera que —gracias al bombardeo publicitario— muchas personas a la hora de comprar un refresco mencionan mecánicamente, sin pensarlo ni proponérselo, el nombre de aquel cuya asfixiante marea publicitaria hace que se le vea por todas partes, hasta convertirlo en la bebida por antonomasia y no sólo una más entre muchas.

La insistencia del PVEM en que el IMSS y el ISSSTE no entreguen medicamentos como es lo usual sino vales para canjearlos por medicinas en las farmacias no es casual: la familia de su líder máximo posee dos grandes cadenas de farmacias que, obviamente, resultan beneficiadas con ese procedimiento. De esta manera se sigue desmantelando los servicios de medicina socializada para finalmente privatizarlos.

imageEsto es lo que los mercadólogos están haciendo con el llamado partido verde. Lo tenemos, ya no en la sopa como se dice popularmente, sino —literalmente hablando—, hasta en las tortillas, pues su nombre y emblema aparecen en el papel de envoltura de las tortillas.

Pero, como señalábamos, todo eso no pasa de ser mera publicidad. Una simple estrategia mercadotécnica, no una verdadera propaganda política. Si bien se mira, el Verde no propone nada importante. Jamás ha hablado, por ejemplo, de aumentar el salario mínimo, establecer el seguro de desempleo, crear la pensión universal para ancianos y discapacitados, impulsar el desarrollo del campo o garantizar la soberanía sobre nuestros recursos energéticos. Sus propuestas son totalmente inocuas, como ofrecer clases de inglés en las escuelas. No implican ningún cambio. Haber prohibido los espectáculos con animales, por ejemplo, no ha hecho que mejore un ápice la condición de vida de los mexicanos. Por lo contrario, hundió más en la pobreza, e incluso lanzó a la miseria, a decenas de miles de cirqueros y sus familias. Asimismo, su campaña para implantar la pena de muerte —que por cierto fue condenada por los partidos ecologistas de Europa—, luego limitada a pedir cadena perpetua, no ha servido en absoluto para disminuir los cada vez mayores niveles de inseguridad y criminalidad. Y es que ya está demostrado hasta la saciedad que endurecer las penas y llenar las cárceles con delincuentes o supuestos delincuentes no es la solución. Pero el Verde —que, como decíamos, sólo usa técnicas de mercadotecnia para embaucar a los votantes— apela a los sentimientos viscerales de venganza de la gente. No propone atacar las causas de la inseguridad y la delincuencia, sino —al estilo porfirista— matar a los delincuentes o meterlos en una jaula y tirar la llave al río… aunque desde la cárcel sigan manejando los hilos de las bandas criminales y dándose buena vida gracias a la corrupción imperante en los penales.

Mucho menos propone el Verde combatir en serio la corrupción. Después de todo, está también profundamente metido en ella, como lo demostraron, por ejemplo, el reciente caso del hermanito cómodo que compartía contratos publicitarios con los dirigentes del partido, o aquel famoso video en que El Niño Verde pregunta cínicamente de cuánto será su “mochada” en un sucio negocio de tráfico de influencias en Cancún.

En resumen: a un costo de muchos cientos o miles de millones de pesos, en parte aportados por el gobierno y en parte de ignorado origen, se nos está —como dicen los mercadólogos— “vendiendo” la imagen de un supuesto partido independiente que no es sino una rama del PRI.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 7 de abril de 2015