Educación sexista al estilo legionario

ESCRUTINIO

Educación sexista al estilo legionario[1]

Juan José Morales

Para la mayoría de quienes lo vieron en las redes sociales, el video que muy orgullosamente difundieron los alumnos del Instituto Cumbres Vista Hermosa de la Ciudad de México, es la mejor muestra del tipo de educación y valores que se inculcan en las escuelas de los Legionarios de Cristo. Y para que no quede duda, lo dicen, también muy orgullosamente, los propios alumnos, por boca de uno de ellos, Andoni Abascal: «Somos un poco distinguidos. La educación y los valores que nos dan en el colegio es algo que queremos seguir. Es una escuela en la que mucha gente quisiera estar. Tiene mucho prestigio por la preparación que nos dan para la vida. Es una educación diferente que no te da cualquier colegio. Definitivamente te hace sentir especial».

clip_image002Escena del video de los alumnos del Instituto Cumbres Vista Hermosa. Displicentemente sentados, con una copa en la mano, atendidos como sultanes, miran desfilar a guapas mujeres que se esfuerzan por parecer sensuales y excitantes para ser elegidas como parejas de los jóvenes en su fiesta de graduación.

¿Cuál es ese tipo de educación y preparación? ¿Por qué se sienten especiales los egresados de las escuelas legionarias? Bien, en el video que los alumnos de esta historia encargaron a una empresa especializada para anunciar con bombo y platillo su graduación de preparatoria, aparecen, elegantemente vestidos y con actitudes de señoritingos millonarios, con un jaguar vivo al lado muy al estilo de los capos del narcotráfico, una copa en la mano y el dedito meñique levantado, viendo contonearse frente a ellos a un grupo de guapas jóvenes que los atienden melosamente y se esfuerzan por adoptar las poses más sensuales y sugestivas posibles, para ser elegidas como acompañantes a la fiesta de graduación. «Ganará» aquella que se ofrezca mejor como objeto sexual.

Es ciertamente una actitud misógina, machista y sexista. Un video humillante y degradante para la mujer, a la que se reduce a la calidad de simple mercancía humana o de sirvienta dispuesta a hacer lo que sea para satisfacer a un hombre. Ello sin contar el insultante alarde de lujo y opulencia de que hacen gala sus autores.

Cuando ya el video había sido visto por más de medio millón de personas, la dirección del instituto reaccionó. Javier Bravo, encargado de relaciones públicas, declaró a la prensa que el video «desgraciadamente salió a redes sociales sin el conocimiento del colegio». Y añadió que la educación que ahí se imparte está orientada a formar «personas íntegras» para que sean «líderes de acción positiva» y «constructores convencidos de la civilización de la justicia y el amor según los principios del humanismo cristiano», que a los estudiantes se les forma «en el respeto, la caridad, la igualdad, la generosidad, la nobleza, la humildad y la justicia».

Puede entonces concluirse una de tres cosas: o que todo lo anterior no es más que palabrería hueca para para tratar de enmendar o suavizar las cosas, o que hay una doble moral como la del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, quien se hacía pasar por hombre santo cuando era drogadicto, bígamo, falsificador, pederasta y otras lindezas, o que la escuela fracasó estrepitosamente en inculcar los valores de que se ufana.

En lo personal, me inclino por las dos primeras opciones. Maciel y su grupo nunca ocultaron que a ellos no les interesaban los pobres sino los ricos, y que las escuelas legionarias eran «”siguen siendo»” para gente acaudalada. No es casual que uno de los alumnos del video sea Gabino Fraga, hijo de Gabino Antonio Fraga Peña, un personaje involucrado en aquel sucio asunto del Monexgate que sirvió para consumar el fraude electoral que mediante la compra de votos llevó a la presidencia a Peña Nieto. Este individuo es ahora también objeto en España de una investigación policial por lavado de dinero en el Banco Madrid, filial española de la Banca Privat d»™Andorra (BPA).

Como reza el dicho, hijo de tigre pintito. Un sujeto de semejante calaña evidentemente desea para su vástago una educación que le permita seguir sus pasos. Y al parecer el mejor sitio que encontró fue una escuela de los Legionarios de Cristo.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 31 de marzo de 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.