Los cerdos asilvestrados de la Laguna de Términos

IMPACTO AMBIENTAL

Los cerdos asilvestrados de la Laguna de Términos[1]

Juan José Morales

Pocos mamíferos domésticos tienen mayor capacidad que el cerdo para ocupar nuevos territorios y formar poblaciones estables cuando escapan del control del hombre. Y pocos mamíferos asilvestrados «”como se les denomina cuando de la vida en cautiverio pasan a la vida en libertad»” pueden causar más daños al medio ambiente que el cerdo. Por eso ha causado cierta preocupación el descubrimiento de una población de cerdos asilvestrados en la zona de la Laguna de Términos, Campeche.

clip_image001Por primera vez se han descubierto en el sureste de México cerdos asilvestrados como los de la imagen, que en cambio son comunes desde hace tiempo en diversos lugares del norte y noroeste del país. Descienden de ejemplares domésticos que escaparon y a los biólogos les preocupa que si su número aumenta, comiencen a causar problemas ambientales, como ya está ocurriendo en España y Estados Unidos con este tipo de animales.

El hallazgo fue hecho de manera casual por investigadores de la Universidad Juárez de Tabasco, el Instituto de Ecología y el Área de Protección de Flora y Fauna de la Laguna de Términos, durante una investigación con cámaras-trampa para estudiar las poblaciones de jaguar en el área. Las imágenes mostraron cierta cantidad de cerdos, tanto adultos como crías, en tres sitios diferentes de una zona conocida como Selva La Montaña, de gran importancia ecológica porque en ella se han redescubierto poblaciones de especies que se creían extintas para la región, como el pecarí de labios blancos y el zopilote rey.

«En México «”dicen los autores del estudio, que fue publicado recientemente en la Revista Mexicana de Biodiversidad»”, se ha documentado la presencia de poblaciones de cerdos domésticos asilvestrados en algunas sierras del extremo sur de la península de Baja California, en el centro y este de Chihuahua, oeste de Coahuila, en el extremo norte de Nuevo León y al noroeste de Tamaulipas», pero esta es la primera vez que se les encuentra en el sureste del país».

Para estar plenamente seguros de que no se trataba de animales domésticos de los poblados de la zona que anduvieran errantes, se hizo una indagación entre los lugareños, quienes no reconocieron los cerdos que aparecían en las imágenes, y se instalaron cámaras en lugares próximos a las poblaciones, sin que en ningún caso se fotografiara cerdos. Siempre se les veía en sitios distantes. Quedó así comprobado que se trata de una población asilvestrada.

Hasta cierto punto, era de esperarse, pues «”como señala el informe»” «los cerdos domésticos asilvestrados y el jabalí europeo se encuentran entre las especies con mayores capacidades de invasión de nuevas áreas». No se sabe, sin embargo, cuánto tiempo esos animales llevan establecidos en la zona, ni qué tan grande es su población.

Pero es urgente averiguarlo y determinar qué impacto ecológico pueden ocasionar. Ya en otros lugares se ha comprobado que los cerdos asilvestrados afectan tanto a la vegetación natural al hozar en busca de alimento y comer semillas y brotes tiernos, como a las poblaciones de otros animales, con los cuales compiten por los recursos o les pueden transmitir enfermedades.

«Es necesario «”subraya el informe»” realizar una evaluación del tamaño de la población de cerdos asilvestrados en la región, así como evaluar los efectos que ésta tiene en la biodiversidad local y en los cultivos. Con base en estos resultados, se deberá tomar la decisión del tipo de manejo adecuado para la especie, de tal forma que se limite su expansión en el área, así como los posibles daños». En caso extremo, incluso habría que pensar en su erradicación.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Viernes 3 de abril de 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.