¿Por qué un grupo de monjes medievales vieron explotar parte de la Luna?

¿Por qué un grupo de monjes medievales vieron explotar parte de la Luna?

Esther Inglis-Arkell

mdstcgjqvqtyvxsgn9hqEn 1178, un grupo de monjes de Canterbury vieron que la Luna de pronto estalló en chispas, “retorciéndose” y “tomando una apariencia negruzca”. ¿Qué diablos fue lo que vieron?

A lo largo de la historia la gente siempre confundió eventos astronómicos con señales sobrenaturales. A veces, los signos fueron interpretados como buenos augurios. Más a menudo, las extrañas luces en el cielo eran consideradas presagios del mal. Así que en 1178, cinco monjes en Canterbury tenían lo que debe haber sido un verano muy difícil. El 18 de junio, mirando a la Luna, vieron algo que describieron en un lenguaje muy religioso:

Este año, el domingo anterior a la fiesta de San Juan Bautista, después de la puesta del Sol, cuando la Luna se hizo visible, una señal maravillosa fue vista por cinco o más hombres que estaban sentados mirando la Luna. Había Luna Nueva clara, como es habitual en esa fase, los cuernos estaban extendidos hacia el Este; y he aquí que de pronto el cuerno superior se dividió en dos. En la mitad de su división estaba una antorcha encendida saltando, vomitando un largo camino de llamas, brasas y chispas. Además, el cuerpo de la Luna, que estaba en la parte inferior, se retorció como si estuviera ansioso, y en las palabras de los que me lo contaron y lo habían visto con sus propios ojos, la Luna palpitó como una serpiente herida. Después de esto regresó a su estado correcto.[1]

Gracias a Dios que volvió a su estado correcto, pero ¿qué vieron? Algunas personas piensan que no vieron nada – citando el hecho de que el cuerpo de la Luna, que los monjes afirmaban “que estaba inferior” a los cuernos de la Luna, debería haber estado por encima de los cuernos. Sin embargo, algunos expertos creen que vieron el impacto que llevó a la formación del cráter Giordano Bruno en la Luna. Otros están en desacuerdo, creyendo que tal impacto habría pateado escombros que llegarían en una semana a la Tierra. Tal cosa habría llamado la atención de más de unos pocos monjes.

La teoría más creíble es que los monjes vieron un meteoro particularmente espectacular que golpeó la atmósfera de la Tierra. Desde su punto de vista, y sólo desde su punto de vista, se habría visto como que parte de la Luna explotó. Nadie más lo habría visto como algo más que una brillante estrella fugaz.

(Fuentes: The Giordano Bruno Crater, The Mysterious Case of Crater Giordano Bruno.)

http://io9.com/why-did-a-group-of-medieval-monks-see-part-of-the-moon-1694716988

Ver: http://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2001/ast26apr_1/


[1] Hasta aquí en el artículo de io9, pero continúa en el texto original en latín:

Hoc anno, die Dominica ante Nativitatem Sancti Johannis Baptistae, post solis occasum, luna prima, signum apparuit mirabile, quinque vel eo amplius viris ex adverso sedentibus. Nam nova luna lucida erat, novitatis suae more cornua protendens ad orientem ; et ecce subito superius cornu in duo divisum est. Ex hujus divisionis medio prosilivit fax ardens, flamam, carbones et scintillas longius proiciens. Corpus interim luna quod inferius erat torquebatur quasi anxie, et, ut eorum verbia utar, qui hoc michi retulerunt et oculis viderunt propriis, ut percussus coluber luna palpitabat. Post hoc rediit in proprium statum. Hanc vicissitudinem duodecies et eo amplius repetiit, videlicet ut ignis tormenta varia sicut praelibatum est sustineret, iterumque in statum rediret priorem. Post bas itaque vidasitudines, a cornu usque in cornu scilicet per longum seminigra facta est. Haec michi qui haec scribo retulerunt viri illi qui suis hoc viderunt oculis, fidem suam vel jusjurandum dare parati, quod in supradictis nichil addiderunt falsitatis.

La traducción de la parte final dice:

Este fenómeno se repitió una docena de veces o más, la flama haciendo varias formas retorcidas y regresando después a su forma normal. Entonces, tras estas trasformaciones, la Luna tomó una apariencia negruzca de cuerno a cuerno. A quien escribe se le entregó este informe por personas que lo vieron con sus propios ojos, y están preparados para prestar juramento de que no agregaron ni falsificaron información en lo mencionado.

(Nota de LRN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.