El día después de Roswell (219)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (219)

Continuamos con el trabajo de Michael D. Swords

Hubo un testigo, un hombre profesional llamado William A. Bonneville que creía que informar de este intruso aéreo era un deber patriótico. Una brillante bola blanca, brillantemente iluminada (tres veces más brillante que los faros de una locomotora), pasó por encima de las colinas del noroeste, y luego hacia el sur y regresó hacia el oeste, y repitió estos movimientos durante 20 minutos hasta que partió a la distancia en una nube oscura. No se escucharon sonidos. Entonces, la luz brillante salió disparada de debajo.

Un poco sorprendido por esta actuación, el testigo declaró (con la encantadora ingenuidad de la década de 1940):

…todo de esta naturaleza con la que no estamos familiarizados tenemos el deber de informar a nuestras fuerzas de defensa para que puedan estar mejor equipadas para entender lo desconocido de lo que estamos.

Sign estaba probablemente tan aturdido por esta experiencia como Bonneville.

DonaldMenzelPero más tarde, alguien fue a la altura: El caso fue explicado como “refracción del planeta Marte”. Esta explicación es de interés no sólo por su aparente ridiculez, sino porque es precisamente el tipo de idea que utilizaba Donald Menzel (astrónomo de Harvard y archienemigo de ovnis en los años 1950 y 1960) en sus libros y artículos (Menzel, 1953).

Esta hipótesis de refracción o espejismo era el arma de asedio de Menzel. Casi todos los casos ovni se convirtieron en un juego de encontrar algún objeto astronómico brillante en la dirección general de la línea de vista del testigo, y luego invocar percepción errónea, ignorancia, confusión o fenómenos atmosféricos raros para dar cuenta del informe[1]. Pero por lo que sabemos Menzel no fue consultando por ninguno de estos casos de 1948.

Así que ¿de dónde vino esta explicación?

INTERLUDIO: J. ALLEN HYNEK Y SIGN

JAllenHynekJ. Allen Hynek se convirtió formalmente en un consultor astronómico para Sign en 1948.

La explicación de Plevna, Montana, es una que probablemente vino de un astrónomo. Este es un buen lugar para tratar de entender el papel de Hynek, aunque no será posible hacerlo con la mayor certeza debido a la falta de documentación relativa a sus primeras relaciones con el proyecto. Pero sí ofrece una visión importante del enfoque de la Fuerza Aérea para el análisis ovni.

Sabemos que Hynek fue encargado oficialmente de estudiar los casos de ovnis para explicaciones astronómicas el 16 de diciembre de 1948. Este fue el contrato del Comando del Material Aéreo W33-038-1118, el informe final del cual se convirtió en el apéndice para el informe del Proyecto Grudge que en gran medida desacreditó ovnis en 1949 (Hynek, 1949; USAF AMC, 1949b). También sabemos que Herget le sugirió como consultor para el proyecto en torno a finales de mayo de 1948.

En algún momento entre estas dos fechas, Hynek fue firmado como consultor regular e hizo “informes provisionales”. Suena como si la idea de un informe oficial más grande (el apéndice de Grudge) ya estaba en la mente de Hynek y de Wright-Patterson en el verano u otoño de 1948. Aun así, Hynek dijo que envió informes provisionales antes de su período de estudio formal. Estos informes fueron en gran medida de naturaleza desacreditadora (Hynek, 1977: 15-17). ¿Podría el propio Hynek haber sido la fuente de la seudoexplicación “refracción de Marte” para el caso Plevna? Qué ironía sería si el propio Hynek inició la hipótesis pseudocientífica de espejismo que iba a criticar con tanta vehemencia cuando fue promocionada por Menzel.

Examinemos primero las características clave del informe Plevna. El objeto era una pelota de luz muy brillante (más brillante que la luna, y tres veces más brillante que una linterna de locomotora) que voló a través de muchos ángulos de visión (norte o noroeste a través del “sur de la carretera”). El que estaba haciendo el análisis debe haber tenido dificultades para hacer frente tanto con el amplio recorrido angular norte a sur y la brillantez extrema. Cómo ninguna refracción permitiría a Marte recoger gran luminosidad adicional, no debería haber dado ninguna pausa a un astrónomo. Hynek debería haberlo sabido mejor.

En su informe final a Grudge, afirmó:

“Si este informe debe ser tomado en su valor nominal, entonces no hay una explicación astronómica de este incidente posible”.

Por desgracia, continuaba:

Sin embargo, incluso en la búsqueda de una remota explicación lógica para el incidente, el presente investigador está impresionado con el hecho de que esa misma noche, 17 de mayo, Venus estaba en su máximo esplendor, con una magnitud de -4.2, o alrededor de 100 veces más brillante que una estrella de primera magnitud. Habría aparecido esa noche como una luz intensamente brillante en el Noroeste. (Hynek, 1949: 151)

Esta declaración es de interés de varias maneras: Marte no entra en ella; el lenguaje es muy tenue, aunque se extiende por una respuesta de descrédito; y hay un sutil toque la mentalidad fundamental de Hynek (¿y de los militares?). Vamos a comentar sobre cada una de estas características.

Esta es una respuesta Venus, no Marte. Hynek estaba dispuesto a relegar muchos ovnis a Venus (por ejemplo, el caso Mantell, aunque Sign se negó a comprar eso). La propuesta de Venus de Hynek intentó lidiar con el brillo mientras ignoraba la excursión itinerante. La refracción nunca se menciona. ¿De dónde, pues viene la refracción de Marte? Es mi opinión que Hynek era intachable. La explicación de refracción y espejismo no eran su estilo.

De los más de 200 análisis en el apéndice de Grudge, sólo dos – caso número 33 (Mantell) y 229 – incluso dan una pista de un fenómeno, y la palabra “refracción” no aparece en ningún lugar. En el caso número 148, con una explicación Venus clamando por él para atar sus cabos sueltos con refracciones, nunca recurre a ella. Hynek cree que las refracciones de cualquier tipo espectacular son muy raras, e incluso entonces limitadas en lo que podían hacer (por ejemplo, moverse de forma errática alrededor de dos o tres diámetros lunares como en el caso 33).

Así que ¿de dónde vino esta respuesta Menzeliana? ¿Herget? ¿La Universidad de Dayton? ¿Una interacción aleatoria con Menzel? Nosotros probablemente nunca lo sabremos. Demuestran una triste voluntad anticipada, por parte de un científico desconocido, para dar una explicación desacreditadora dondequiera que uno pueda encontrarla.

Desafortunadamente, la conjetura formulada tentativamente de Hynek demostró lo mismo. Él sólo estaba siendo más cortés al respecto. Vio su trabajo como explicar informes ovni. Su estilo típico Grudge era hacer una declaración sencilla y honestamente defendible, luego (si la primera declaración no explicaba el caso) lanzaba cierta especulación de bajo perfil. Esta última a menudo iba mucho más allá de las descripciones oficiales y bien fuera de su cargo de proveer análisis astronómicos. Se especula con regularidad en globos, aviones, la subjetividad, y lo que quiera. Sus motivos parecen estar en la sociología.

La memoria de Hynek del consenso de la Fuerza Aérea era que había dos escuelas de pensamiento opuestas (Hynek, 1977: 13-14). Una escuela, sobre todo en Wright-Patterson, sentía que los ovnis eran reales, tecnológicos, y, probablemente interplanetarios. La segunda escuela, la mayoría en el Pentágono y una minoría en Wright-Patterson, consideraba que los ovnis eran tonterías.

La elite del Consejo Asesor Científico de la Fuerza Aérea se enfilaba en el lado de que eran tonterías; y éstos eran los ancianos de la tribu de la Ciencia a la que Allen Hynek pertenecía.

Puede ser que mis informes provisionales ayudaron a la transformación del Proyecto Sign en el extremadamente negativo Proyecto Grudge, que tuvo como premisa que los ovnis simplemente no podían ser. Traté de encontrar explicaciones astronómicas para tantos casos como pude, y en aquellos que no, llegaría a extraer la mayor cantidad de explicaciones naturales como fuera posible. Algunas veces, estiré demasiado lejos.

Claramente, yo también pensé en el momento que los ovnis eran sólo un montón de tonterías. Me gustó mucho el papel de desmitificador… (Hynek, 1977: 17)

La mea culpa de Hynek habría hecho mucho para aliviar el escozor de su comportamiento no científico[2] temprano en este asunto si nadie hubiera prestado atención.

CoronelMcCoyAlgunos no lo hicieron, pero otros sí. El equipo principal en el Proyecto Sign aparentemente prestó poca o ninguna atención a los análisis negativos o informes provisionales de Hynek: Estaban en su camino a su famosa Estimación de la situación y su conclusión interplanetaria. Si Hynek influenció a mover los hilos más grandes, como Clingerman y McCoy, no hay pruebas de ello. ¿A quién entonces afectó?

Posiblemente influyó en la escuela negativa en el Pentágono, aunque no hay evidencia directa de esto. El informe anti-UFO creado por el Pentágono el 10 de diciembre de 1948 (USAF AID y USN ONI, 1948) no muestra nada que pudiera atribuirse a Hynek. Sin embargo, él pudo haber hablado con su tribu en el Consejo Asesor Científico, y al hacerlo, reforzar su postura.

Los que estaban claramente influenciados por Hynek eran las personas que leyeron el informe Grudge y que se hicieron cargo del proyecto ovni después que el equipo comprensivo Sign fue disuelto y dispersado. La evidencia es abundante: Consiste en la evaluación de casos escritos en las esquinas derechas inferiores de las tarjetas del proyecto que llevaban los archivos de cada informe individual.

Allí, garabateado en las esquinas, se puede obtener la versión resumida de lo que el proyecto Grudge concluía sobre los casos: globos, Venus, meteoros, aviones. Por lo general, estos fueron robados directamente del informe de Hynek. La mayoría lamentablemente, fueron levantados de especulaciones o secciones estrechas de cada caso, incluso cuando era obvio que Hynek no creía que la mayor parte de la misma explicación. Hynek había sido muy útil.

Una última cosa antes de volver a la historia de Sign. Note esta frase en el análisis Plevna: “en la búsqueda de una explicación, incluso remotamente lógica”. Una explicación lógica.

Esta fue una fraseología. Estos casos no podían ser lo que parecían; esto no sería “lógico”. Estos objetos eran irracionales, no científicos; no podían tener sentido. Esto era probablemente no sólo la mentalidad restringida de Hynek, sino del Consejo Científico Asesor in toto.

Era algo que no entendemos lo suficiente sobre los científicos y no nos gusta admitir acerca de ellos. Su curiosidad es grande; y está restringida dentro de amplios límites pero casi acorazados. Fuera de esos límites es el reino de la falta de lógica y el ridículo. Incluso en 1977, mientras rememoraba sus primeros pecados, Hynek aún no había hecho la transformación completa. Él todavía hablaba de “racional” y “astronomically” como si uno de alguna manera definiera al otro (Hynek, 1973; 1977). Su informe Grudge, con sus observaciones astronómicas y muchas veces irracionales, se presentó como una rica fuente de explicaciones para las cosas que no se explican, y sin duda que él y su tribu se sentían bien por ello.

¡Qué manera tan extraña y peligrosa de llegar a conclusiones sobre un asunto de posible interés de seguridad nacional!

SIGN EN ROLLOS

Chiles-WhittedHaciendo caso omiso de las actitudes negativas de los consultores y el Pentágono, el equipo de Sign se movía hacia el momento clave para el proyecto: el caso Chiles-Whitted.

Tomaremos dos breves paradas antes de llegar allí. En primer lugar, al este de Monroe, Michigan, 25 de mayo de 1948. Dos oficiales de la Fuerza Aérea volaban como pasajeros en un avión de la Fuerza Aérea; uno vio tres objetos bajando de arriba y estabilizándose, aproximadamente, incluso con el avión y por delante de ellos. Eran discos de bordes borrosos, y volando “hacia atrás” (uno en fila detrás del otro) e “intensificado” (los que están detrás elevados ligeramente en el paso de moda).

Los objetos estuvieron a la vista unos 10-15 segundos, volaron frente a la dirección del avión, tomaron una curva cerrada a la derecha, y se perdieron de vista. El espectador se sintió fascinado por esto y no llamó a la atención del otro hasta que fue demasiado tarde. Afortunadamente, momentos más tarde, una actuación similar fue puesta por dos discos en lugar de tres. Ambos oficiales vieron la acción del segundo tiempo.

Los oficiales hicieron muy diferentes estimaciones de tamaño (lo que muestra los peligros de este error subjetivo cuando no hay referentes claros conocidos), pero el resto de las descripciones coinciden. Después de Grudge, Hynek siguió su patrón: Dijo que no había explicación astronómica. Luego especuló libremente sobre agujeros en las nubes, lo que permite un patrón de ejes aislados de luz solar que rebotan en las nubes bajas y provoca reflexiones escalón perfectas moviéndose de forma opuesta a la aeronave. El desmitificador Grudge estaba feliz de escribir “probable reflexión” en la tarjeta de registro del caso, a pesar del hecho de que cuando Sign le preguntó específicamente por una opinión del testigo sobre reflejos, recibieron una plano “no”. Sign casi seguro que consideró que este era un caso ovni. Grudge más tarde “explicó” el mismo. ¿Quién sabe lo que pensó Hynek?

Luego, Hecla, Dakota del Sur, 30 de junio de 1948. El esposo y la esposa estaban conduciendo y vieron una “estrella” inusual alto en el cielo. El marido, un astrónomo aficionado e ingeniero, detuvo el coche y salió a mirar por un tiempo. La estrella, que ellos estaban bastante seguros de que no era una estrella, sino una masa mucho más grande (en aspecto angular), no se movía en absoluto.

Condujeron adelante, se detuvo de nuevo, y llegaron otros a mirar. Más conducción y otra parada. Esta vez, algo parecía estar sucediendo. La masa, siendo visualmente pequeña, parecía ser más grande y cambiando de forma. Una pieza “se cayó”, se alejó, y apareció como una pelota redonda. Dos piezas más ahora hicieron lo mismo, y se trasladaron a posiciones fuera del cuerpo central, que formaba un triángulo equilátero perfecto. Todas las bolas y el objeto central parecían de aluminio pulido. El objeto central ahora aparecía como una agregación de objetos mucho más pequeños que se dispersó y se desvaneció.

Las tres bolas equidistantes se mantuvieron en movimiento hacia el exterior, manteniendo siempre su geometría perfecta. Entonces pareció que se hicieron más pequeñas y más débiles, como si aumentaran a gran altura, y desaparecieron. El astrónomo-ingeniero dijo: “mis convicciones en este momento eran que no podía ser otra cosa terrestre”.

Sign probablemente estuvo de acuerdo. Hynek hizo de nuevo lo suyo: Esto no era nada astronómico; por el contrario, “con toda probabilidad, el objeto era un racimo de globos, llevando, tal vez, un aparato de rayos cósmicos”. La explicación estaba dentro del patrón normal de las explicaciones de la Fuerza Aérea para los próximos 20 años: Encuentra algo así como lo que está descrito, ignora algunos elementos difíciles, dice “tal vez”, y lo cuenta como explicado.

El elemento incómodo ignorado aquí fue el triángulo equilátero perfecto supuestamente formado por las partes del globo sin inteligencia, sin motor. El “tal vez” de Hynek se convirtió en “hecho” cuando la tarjeta de registro de Grudge fue etiquetada “Globo JAH”, en honor a J. Allen Hynek.

EdwardRuppeltY luego vino el caso Chiles-Whitted[3]. El Capitán Eduard Ruppelt, director del Proyecto ovni en 1951-1953, dijo:

De acuerdo con los viejos en ATIC (Wright-Patterson T-2 División de Inteligencia fue entonces nombrado Air Technical Intelligence Center), este informe los sacudió peor que el Incidente Mantell. Esta fue la primera vez que dos fuentes confiables habían estado lo suficientemente cerca de algo que parecía un ovni para conseguir un buen vistazo y vivir para contarlo. (Ruppelt, 1956: 40-41)

Entre este evento y la desaparición definitiva del Proyecto Sign, ocurrieron muchos otros casos y actividades interesantes; pero debido a la importancia primordial de esta experiencia para la historia del proyecto, los demás casos serán (en su mayoría) ignorados. Desde este punto en adelante, la historia de Proyecto Sign refleja principalmente el caso Chiles-Whitted y esos pensamientos, creencias y acciones que se relacionaron estrechamente con él.

La observación se produjo en las primeras horas de la mañana del 24 de julio de 1948. Un vuelo Eastern Airlines estaba cerca de Montgomery, Alabama, volando a 5,000 pies y pronto para aterrizar. La noche era principalmente clara. El piloto Clarence Chiles y el copiloto John Whitted estaban en los controles. La mayoría de los pasajeros estaban dormidos. Por delante del avión y ligeramente por encima (los pilotos estiman unos 5,500 pies), apareció a la vista un objeto volador. Chiles dijo a Whitted: “Mira, ahí viene uno de esos nuevos jets”.

A medida que el dispositivo se acercaba, se volvieron más asombrados. Tenía la forma de un DC-6, pero sin alas ni cola: un “fuselaje volador”. Parecía tener alrededor de 100 pies de largo con un diámetro de cañón cerca de tres veces mayor que el de un B-29. En un estimado de 500 millas por hora que tomó cerca de 10 segundos para pasar su avión y tirar bruscamente a través de las nubes rotas por encima. Estimaron su máxima aproximación tan cerca como la mitad de una milla. El dispositivo estaba oscuro en la parte delantera con un resplandor azul debajo. Escapes de chorro rojo-naranja vomitaban a 30 pies atrás.

El aspecto más espectacular de su diseño eran dos filas de doble cubierta de mucha luz, grandes ventanales, rectangulares a lo largo de los lados. Chiles creyó ver una zona frontal de cabina más débilmente iluminada. Whitted no lo hizo. Toda la exhibición parecía mucho más brillante y más viva para Chiles que lo que fue para Whitted. Aun así, en las estimaciones y configuración generales, los dos pilotos coincidieron.

LoeddingEl vuelo de Eastern aterrizó poco después y los pilotos informaron todo a sus gerentes. Eastern dio a conocer los detalles divulgados a los periódicos de ese día. El caso hizo de inmediato las noticias nacionales: “¡Avión como Buck Rogers pasa a 2 pilotos de Líneas Aéreas!” Todo el mundo estaba leyendo la historia la noche del 24 de julio. También llamó la atención del Pentágono. Al día siguiente, el jefe de Inteligencia de la Fuerza Aérea, General Cabell telefoneó a la oficina de McCoy en Wright-Patterson. Sign recibió la orden de entrar en el campo inmediatamente e investigar. Por la tarde, Loedding, Deyarmond y Llewellyn estaban siendo trasladados por el Capitán Clarence Groseclose a Atlanta. Se reunieron con Chiles y Whitted en el Henry Grady hotel al día siguiente.

AlbertDeyarmondLos entrevistadores (Loedding y Deyarmond) estaban impresionados. Los pilotos contaron sus historias, como se relata anteriormente, y fueron consistentes. Ambos pilotos habían sido veteranos militares y tenían buena reputación comercial. Chiles en particular fue considerado por sus jefes por ser excepcional. Loedding, un excelente aeroingeniero que se inclinó hacia la hipótesis extraterrestre, debe haber estado sorprendido. Deyarmond parecido a un ingeniero militar más en tierra, pero él también tuvo que ser entusiasta. Este parecía ser el caso que Sign estaba buscando.

Más tarde, Llewellyn fue capaz de localizar y entrevistar al pasajero solitario que había despertado y se dio cuenta de algo. Sólo vio el brillante escape rojo-naranja del objeto en retirada y no hay detalles. Aun así, fue una pequeña corroboración. Es de suponer que, como el propio Cabell había ordenado esto, hicieron algún informe preliminar al Pentágono y comenzaron su análisis hacia atrás en Wright-Patterson.

Las piezas del pensamiento de Sign se unieron en torno a este caso durante agosto y septiembre de 1948. En la primera semana de agosto recibieron la palabra de un testigo independiente de tierra (un observador experimentado en una base militar) del objeto Chiles-Whitted. De inmediato solicitaron detalles de la base. Aunque las formas oficiales tomaron alrededor de un mes en llegar, esta fue otra corroboración. Cotejando casos anómalos, observaron que un objeto aparentemente idéntico había sido visto sobre La Haya, Holanda, el 20 de julio.

También recordaron la ola de llamados avistamientos “de cohetes fantasma” sobre Escandinavia en 1946 y principios de 1947 – más, fuselajes voladores propulsados por jet. Solicitaron entrevistas especiales para más información el 19 de agosto parecía que el objeto Chiles-Whitted era una cosa real.

¿Pero cómo podía volar? Fue la exploración de esta pregunta que, creo, finalmente inclinó la balanza. El objeto era un fuselaje sin cola sin alas. No era simplemente un misil; tenía ventanas, ergo, presumiblemente, pilotos y pasajeros. Debía ser capaz de despegar, maniobrar, y aterrizar. ¿Pero cómo? Este es exactamente el tipo de problema que amaban los ingenieros de inteligencia del aire.

Cuando se zambulleron en eso y (en su mente) se les ocurrió la solución, se colocó la última capa poderosa de la realidad de la investigación. Encontraron sus respuestas aerodinámicas en las teorías avanzadas de los genios alemanes del diseño aéreo. La teoría de la elevación de Ludwig Prandtl proporciona no sólo la lógica de cómo un objeto de este tipo podría volar, sino también es un cálculo aproximado de la planta de energía requerida (USAF AMC, 1949a). Este último luego tomó el paso final en la Tierra de Oz. Las centrales eléctricas convencionales eran ni de lejos suficientes. Haría falta algo mucho más poderoso para volar el objeto Chiles-Whitted… quizás algo nuclear.

Esta odisea de investigación debe haber sido tan emocionante como lo fue asombrosa. Aviones impulsados nuclearmente, o algo aún más insospechado. No podíamos hacerlos. Los soviéticos no podían hacerlos. En algún momento durante todo esto el personal del proyecto debe haberse preguntado acerca de las correlaciones que sentían que estaban encontrando entre los eventos de ovnis y las aproximaciones cercanas de los planetas interiores del sistema solar.

Sobre la base de estas correlaciones y su nueva convicción sobre Chiles-Whitted, más tarde Sign envió aviso al Pentágono para alertar a todos los operativos, bases y los otros servicios a la posibilidad de nuevos informes ovnis a mediados de octubre (Earle, 1948).

EL ESTIMADO DE LA SITUACIÓN

En septiembre de 1948, Sign escuchó los detalles del testigo en suelo corroborando Chiles-Whitted.

El tercer observador cualificado había visto un objeto cilíndrico con chorro de escape rojo-naranja sobre Robins AFB en Georgia, una hora antes. Se dirigía en la dirección de Montgomery. El oficial del Proyecto Capitán Robert Sneider había decidido que había llegado el momento del clímax de tareas del proyecto y escribir el requerido “Estimación de la situación”. La tarea de cada operación de inteligencia era en última instancia, presentar un resumen de las mejores suposiciones, fuertemente respaldado con la mayor cantidad de hechos (“pruebas”) como fuera posible.

Usando Chiles-Whitted como el núcleo, y colectando a su alrededor muchos casos desde el verano de 1947 a septiembre de 1948, Sneider compone el documento fatídico. El último caso conocido por haber sido utilizado en el documento se llevó a cabo el 23 de septiembre, en el Laboratorio Nacional de Los Álamos.

Sabemos que dos funcionarios prominentes de inteligencia de la Fuerza Aérea (Ruppelt y Fournet) vieron el documento en 1952. Ruppelt lo describió:

Era un documento bastante grueso con una cubierta negra e impreso en papel de tamaño legal. Estampados en la parte delantera estaban las palabras TOP SECRET. (Ruppelt, 1956: 41)

Como responsable del proyecto, Sneider habría sido el autor principal.

A lo largo de esta época, varios otros miembros del personal normalmente se involucraron en las aprobaciones y firmaron drafts e informes. Deyarmond, Loedding y Truettner casi seguro que tomaron parte del escrito. Llewellyn sin duda lo miró. Todas estas personas, así como los de arriba de las oficinas de Clingerman y de McCoy, tenían que aprobarlo, al menos en algún sentido. Y una estimación de los ovnis como extraterrestres no habría sido poca cosa para asentir.

Nadie puede dar una descripción detallada de los contenidos de este famoso todavía misterioso documento, ya que no ha estado disponible para leer para los analistas modernos. Sin embargo, siguiendo la descripción críptica de Ruppelt, sólo el último párrafo de lo que hizo en su libro, ofrece algunos consejos:

Como prueba documentada, se citaron muchos avistamientos inexplicables. El avistamiento ovni original de Kenneth Arnold; la serie de avistamientos desde el centro de pruebas secreto de la Fuerza Aérea, Muroc AFB; la observación del piloto del F-51 de una formación de esferas cerca de Lake Meade; el informe de un piloto de F-80, que vio dos objetos redondos viajando hacia el suelo cerca del Gran Cañón; y un informe por el piloto de la Guardia Nacional de Idaho de un T-6 de entrenamiento, que vio un objeto negro maniobrando violentamente.

Como documentación adicional, el informe cita una entrevista con un comandante de la Fuerza Aérea de Rapid City AFB (ahora Ellsworth AFB), quien vio doce ovnis volando en una apretada formación de diamante. La primera vez que los vio estaban altos, pero pronto entraron en una inmersión fantásticamente a alta velocidad, nivelaron, hicieron una vuelta en perfecta formación, y subieron en un ángulo de 30 a 40 grados, acelerando todo el tiempo. Los ovnis eran ovalados y brillantes, de color blanco amarillento.

También se incluyó uno de los informes de Los Alamos Laboratorio de AEC. El incidente ocurrió a las 9:40 de la mañana del 23 de septiembre de 1948. Un grupo de personas estaban esperando un avión en la pista de aterrizaje en Los Alamos, cuando uno de ellos notó algo brillante en el sol. Era un objeto circular plano, alto en el cielo del norte. El aspecto y el tamaño relativo era el mismo como una moneda de diez centavos sostenida de canto y ligeramente inclinada, a unos 50 pies de distancia.

El documento señaló que los informes no habían en realidad comenzado con el Incidente Arnold. Informes tardíos de un observador meteorológico en Richmond, Virginia, que observó un “disco de plata” a través de su telescopio teodolito; un piloto de F-47, y tres pilotos en formación, que vieron un “ala voladora plateada”; y los “aviones fantasma” ingleses que habían sido recogidos en el radar a principios de 1947, demostraban este punto.

Aunque no se recibieron hasta después del avistamiento de Arnold, todos ellos habían tenido lugar antes.

(MS sin editar del informe sobre objetos voladores no identificados en los archivos Ruppelt)

CharlesPCabellEl Estimado se habría dirigido al Jefe de Estado Mayor el general Hoyt Vandenberg, pero se entiende realmente para el Director de Inteligencia general Charles Cabell.

Fue enviado probablemente cerca del final de septiembre, justo antes de la siguiente caso imponente ovni: La “pelea de perros” de George Gorman en Fargo, Dakota del Norte, el 1 de octubre (Ruppelt, 1956: 41-43). Hubiera aterrizado en la oficina Colecciones de Garrett y habría llegado a mano a Cabell. Cabell puede o no haber sido sorprendido. Es mi suposición de que él y sus operativos sabían lo que venía.

Muy pocas sorpresas reales son buena estrategia en los círculos militares. Aun así, con un grupo de inteligencia en Wright-Patterson pro-ETH, por un lado, una Oficina de Requisitos de Inteligencia anti-ETH en el Pentágono, en el otro, y oficiales de mente abierta y el poderoso jefe de Investigación y Desarrollo (General Donald Putt) en medio, Cabell no quería decidir esto por su cuenta. Le entregó el Estimado más arriba de Vandenberg (Ruppelt, 1956: 45).

Pensándolo bien, esto parece un poco extraordinario. El trabajo de Cabell fue hacer frente a este Estimado y no cargar a Vandenberg con ellos. Y Cabell casi seguro tenía que saber que esto iba a suceder. Pero todavía se agachó. Esta situación, los ovnis y extraterrestres, era demasiado grande para cualquier persona, pero el mismo jefe del personal se pronunció. Cabell debe haber estado en duda acerca de esto, no sólo acerca de la realidad de los ovnis, sino su naturaleza extraterrestre.

Fue Cabell quien reinició el proyecto ovni de Wright-Patterson en 1951 como una investigación seria y limpió los elementos contra-ETH fuera de Wright-Patterson y el Pentágono (Ruppelt, sf). Y mucho más tarde, en la década de 1960, Cabell dijo al foto analista y pro-ETH de la CIA Art Lundahl que él todavía sentía que el asunto ovni necesitaba una investigación (McDonald, sf).

Pero Vandenberg no tenía dudas -no sobre la acción de todos modos. En lo que fue al parecer un muy corto período de tiempo para la contemplación, el jefe envió el Estimado en cascada hacia abajo por los canales para Sign como inaceptable. No sabemos a quién consultó Vandenberg o por qué lo hizo, pero él fue rápido y decisivo. No quería una evaluación extraterrestre. Él estaba diciendo claramente y en voz alta a Sign y todos los demás que no estaba contento con esto.

El horario es incierto, pero algunos hechos son conocidos. Un documento del 7 de octubre de Sign a Garrett y Cabell es un informe optimista de Sneider sobre la investigación inicial de la pelea de perros de Gorman, haciendo que el objeto sonara extremadamente inusual e inteligente en comportamiento. Esto fue casi como un suplemento al Estimado (Sneider, 1948a).

Sin embargo, en el mismo día un conjunto de notas por separado, no compuestas por Sneider sino por S. Z. Hunnicutt, miembro de T-2 y el equipo de Sign, y aprobadas por los pesos pesados de MCI McCoy, Clingerman, y Leland Money, salió a la CIA, U. S. Army Intelligence, y la Oficina de Inteligencia Naval. La consulta: ¿Qué desarrollos tecnológicos domésticos (USA) conoce usted que podrían explicar los ovnis y nos ayudarían a diferenciarlos de los desarrollos extranjeros hostiles (soviéticos)?

Continuamos con la conclusión del trabajo de Swords

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, Galbraith Marie & Huneeus Antonio, UFO Briefing Document: The Best Available Evidence, Dell Publishing co., New York, 1995. 256 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Birnes William, The UFO Magazine UFO Encyclopedia, Pocket Books, New York, 2004. 384 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Blum Ralph & Blum Judy, Beyond Earth: Man´s Contact with UFOs, Bantam Books, New York, 1974. 248 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Brookesmith Peter, Expedientes secretos, Reader’s Digest, México, 1997. 176 s.

Brookesmith Peter, The Age of the UFO, Black Cat, Londres, 1984. 206 s.

Brummett William E. & Zuick Ernest R., Should The Air Force Reopen Project Blue Book?, Air and Staff College of the Air (Force) University, 17 mayo 1974. Disponible en internet en http://www.cufon.org/cufon/afrstdy1.htm

Campagna Palmiro, The UFO Files: The Canadian Connection Exposed, Stoddart, Toronto, 1998. 224 s.

Canadeo Anne, UFO’s: The Fact or Fiction File, Walker and Co., New York, 1990. 174 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Clark Jerome The UFO Book: Encyclopedia of the Extraterrestrial, Visible Ink Press, Canton, 1998. 734 s.

Clark Jerome, Strange Skies: Pilot Encounters with UFOs, Citadel Press Books, New York, 2003. 254 s.

Clark Jerome, The UFO Encyclopedia: 1st edition: Volume 2 – Emergence of a Phenomenon, Omnigraphics, Detroit, 1992. 434 s.

Clark Jerome, UFO Encounters. Sightings, Visitations and Investigations, Publications International, 1992. 128 s.

Clarke David & Roberts Andy, Flying Saucerers: A social history of UFOlogy, Alternative Albion, Londres, 2007. 244 s.

Clarke David, The UFO Files: The Inside Story of Real Life Sightings, The National Archives, Londres, 2009. 160 s.

Condon U. Edward & Gillmor S. Daniel, Condon Report, Scientific Study of Unidentified Flying Objects, Bantam Books, New York, 1969. 966 s.

Cousineau Phil, UFOs: A Manual for the Millenium, Harper Collins West, San Francisco, 1995. 272 s.

Darling David, The Extraterrestrial Encyclopedia, Three Rivers Press, New York, 2000. 514 s.

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Dennett E. Preston, One in Forty: The UFO Epidemic True Accounts of Close Encounters With Ufo’s, Kroshka Books, New York, 1997. 344 s.

Denzler Brenda, The Lure of the Edge: Scientific Passions, Religious Beliefs, and the Pursuit of UFO’s, University of California Press, Berkeley, 2001. 296 s.

Dolan Richard, UFOs and the National Security State: Volume 1: 1941-1973, Hampton Roads Publishing Inc., 2000. Charlottesville, 2000. 510 s.

Durrant Henry, Le livre noir des Soucoupes Volantes, Volumen 21 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1970. 319 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Evans Hilary & Stacy Dennis, UFO: 1947-1997. Fifty Years of Flying Saucers, John Brown Publishing, Londres, 1997. 272 s.

Fawcett George & Greenwood Barry, Clear Intent. The Goverment Coverup of the UFO Experience, Prentice Hall Inc., New Jersey, 1984. 288 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, Ballantine Books, New York, 1976. 480 s.

Fowler E. Raymond, UFOs: Interplanetary Visitors, Bantam Books, New York, 1974. 392 s.

Frazier Kendrick, Karr Barry & Nickell Joe, The UFO Invasion, Prometheus Books, New York, 1997. 314 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Good Timothy, Above Top Secret. The Worldwide UFO Cover-up, Quill William Morrow, New York, 1989. 592 s.

Good Timothy, Beyond Top Secret. The Worldwide UFO Security Treath, Pan Macmillan, Londres, 1996. 640 s.

Good Timothy, Need To Know: UFOs, the Military and Intelligence, Pegasus Books, New York, 2007. 320 s.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

Harbinson W. A., Projekt Saucer. The Case for Man-Made Flying Saucers, Boxtree Limited, Londres, 1995. 388 s.

Hesemann Michael & Mantle Philip, Beyond Roswell. The Alien Autopsy Film, Area 51, & the U.S. Government Coverup of UFOs, Marlowe and Co., New York, 1997. 304 s.

http://forteanzoology.blogspot.com/2010/12/muirheads-mysteries-oddity-in-post-war.html

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-36/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-37/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-38/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-39/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/11/el-da-despus-de-roswell-40/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-41/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-42/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-43/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/12/el-da-despus-de-roswell-44/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-45/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-46/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-47/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/01/el-da-despus-de-roswell-48/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-dia-despues-de-roswell-49/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-50/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-51/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/02/el-da-despus-de-roswell-52/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-53/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-54/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-55/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/03/el-da-despus-de-roswell-56/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-57/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-58/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-59/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/04/el-da-despus-de-roswell-60/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-61/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-62/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-63/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/05/el-da-despus-de-roswell-64/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-65/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-66/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-67/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/06/el-da-despus-de-roswell-68/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-69/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-70/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-71/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-72/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/07/el-da-despus-de-roswell-73/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-74/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-75/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-76/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/08/el-da-despus-de-roswell-77/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-78/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-79/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-80/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-81/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/09/el-da-despus-de-roswell-82/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-83/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-84/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-85/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/10/el-da-despus-de-roswell-86/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-87/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-88/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-89/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/11/el-da-despus-de-roswell-90/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-91/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-92/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-93/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-94/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2012/12/el-da-despus-de-roswell-95/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-96/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-97/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-98/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/01/el-da-despus-de-roswell-99/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-100/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-101/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-102/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/02/el-da-despus-de-roswell-103/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-104/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-105/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-106/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-107/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/03/el-da-despus-de-roswell-108/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-109/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-110/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-111/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/04/el-da-despus-de-roswell-112/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-113/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-114/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-115/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/05/el-da-despus-de-roswell-116/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-117/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-118/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-119/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-120/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/06/el-da-despus-de-roswell-121/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-122/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-123/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-124/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/07/el-da-despus-de-roswell-125/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-126/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-127/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-128/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/08/el-da-despus-de-roswell-129/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-130/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-131/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-132/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-133/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/09/el-da-despus-de-roswell-134/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-135/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-136/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-137/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/10/el-da-despus-de-roswell-138/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-139/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-140/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-141/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/11/el-da-despus-de-roswell-142/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-143/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-144/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-145/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-146/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2013/12/el-da-despus-de-roswell-147/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-148/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-149/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-150/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/01/el-da-despus-de-roswell-151/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-152/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-153/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-154/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/02/el-da-despus-de-roswell-155/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-156/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-157/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-158/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-159/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/03/el-da-despus-de-roswell-160/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-161/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-162/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-163/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/04/el-da-despus-de-roswell-164/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-165/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-166/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-167/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/05/el-da-despus-de-roswell-168/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-169/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-170/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-171/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-172/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/06/el-da-despus-de-roswell-173/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-174/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-175/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-176/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/07/el-da-despus-de-roswell-177/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/08/el-dia-despues-de-roswell-178/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/08/el-da-despus-de-roswell-179/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/08/el-da-despus-de-roswell-180/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/08/el-da-despus-de-roswell-181/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/08/el-da-despus-de-roswell-182/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/09/el-da-despus-de-roswell-183/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/09/el-da-despus-de-roswell-184/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/09/el-da-despus-de-roswell-185/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/10/el-da-despus-de-roswell-186/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/10/el-da-despus-de-roswell-187/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/10/el-da-despus-de-roswell-188/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/10/el-da-despus-de-roswell-189/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/11/el-da-despus-de-roswell-190/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/11/el-da-despus-de-roswell-191/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/11/el-da-despus-de-roswell-192/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/11/el-da-despus-de-roswell-193/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/11/el-da-despus-de-roswell-194/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/12/el-da-despus-de-roswell-195/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/12/el-da-despus-de-roswell-196/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/12/el-da-despus-de-roswell-197/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2014/12/el-da-despus-de-roswell-198/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/01/el-da-despus-de-roswell-199/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/01/el-da-despus-de-roswell-200/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/01/el-da-despus-de-roswell-201/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/01/el-da-despus-de-roswell-202/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/02/el-da-despus-de-roswell-203/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/02/el-da-despus-de-roswell-204/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/02/el-da-despus-de-roswell-205/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/02/el-da-despus-de-roswell-206/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/03/el-da-despus-de-roswell-207/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/03/el-da-despus-de-roswell-208/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/03/el-da-despus-de-roswell-209/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/03/el-da-despus-de-roswell-210/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/03/el-da-despus-de-roswell-211/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/04/el-da-despus-de-roswell-212/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/04/el-da-despus-de-roswell-213/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/04/el-da-despus-de-roswell-214/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/04/el-da-despus-de-roswell-215/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/05/el-da-despus-de-roswell-216/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/05/el-da-despus-de-roswell-217/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/05/el-da-despus-de-roswell-218/

http://ovniparanormal.over-blog.com/ext/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.dailykos.com/story/2008/11/15/121835/70/596/661473

http://www.luft46.com/gotha/229vsp60.html

http://www.majesticdocuments.com/documents/pre1948.php

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/docs/1947docpage.htm

http://www.nicap.org/NSID/NSID_DBListingofPhysicalTraceCases.pdf

http://www.nicap.org/schulgen.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.majesticdocuments.com/pdf/marshall-pres_24sept47.pdf

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/cicnov47.htm

http://www.project1947.com/fig/horten1.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.project1947.com/fig/schulgen.htm

http://www.project1947.com/gr/oct47mystcrash.htm

http://www.roswellfiles.com/FOIA/SchulgenMemo.htm

http://www.roswellfiles.com/storytellers/Friedman.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.rr0.org/Documents/Officiels/Analyses.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Allen Joseph, Nouveau rapport sur les Ovni, Belfond, Paris, 1979. 286 s.

Hynek Allen Joseph, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Jacobs David Michael, The UFO Controversy in America, Indiana University Press, Bloomington, 1975. 384 s.

Jiménez Iker, Encuentros: La historia de los ovnis en España, Edaf, Barcelona, 2002. 384 s.

Kanon Gregory M., The Great UFO Hoax, Galde Press Inc., Lakeville, 1997. 224 s.

Keyhoe E Donald, The Flying Saucers Are Real, Fawcett Publications, New York, 1970. 180 s.

Keyhoe E. Donald, Aliens from Space: The Real Story of Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1973. 322 s.

Keyhoe E. Donald, Flying Saucers: Top Secret, G. P. Putnam, New York, 1960. 284 s.

Klass J. Philip, The Real Roswell Crashed Saucer Coverup, Prometheus Books, New York, 1997. 240 s.

Koi Isaac, FBI: “discs recovered”, Air Force “greatly concerned”, “at a complete loss” + more memos, http://www.abovetopsecret.com/forum/thread924183/pg1#pid15876304

Levenda Peter, Sinister Forces. A Grimoire of American Political Witchcraft. Book I: The Nine, Trine Day; First Edition June 21 2005. Págs. 173-174.

Lorenzen Coral & Lorenzen Jim, UFOs: The Whole Story, Signet Books, New York, 1969. 302 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Machlin Milt, The Total UFO Story, Dale Books, New York, 1979. 312 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Peebles Curtis, Watch the Skies! A Chronicle of the Flying Saucer Myth, Smithsonian Institution Press, Washington, 1994. 368 s.

Pflock T. Karl, Roswell: Inconvenient Facts and the Will to Believe, Prometheus Books, New York, 2001. 332 s.

Picknett Lynn, The Mammoth Book of UFOs, Carroll and Graf Publishers, Inc., New York, 2001. 512 s.

Quintanilla Héctor, UFOs: An Air Force Dilemma, 1974. Disponible en internet, http://www.nidsci.org/pdf/quintanilla.pdf

Randle D. Kevin & Estes Russ, Spaceships of the Visitors. An Illustrated Guide to Alien Spacecraft, Fireside, New York, 2000. 352 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, The Truth About the UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1994. 314 s.

Randle D. Kevin & Schmitt Donald, UFO Crash At Roswell, Avon Books, New York, 1991. 198 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Case MJ-12: The True Story Behind the Government’s UFO Conspiracies, Harper Torch, New York, 2002. 312 s.

Randle D. Kevin, Conspiracy of Silence, Avon Books, New York, 1997. 368 s.

Randle D. Kevin, Project Bluebook Exposed, Marlowe and Company, New York, 1997. 288 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust: Beyond Roswell – exposing The Government’s Covert Investigations And Cover-Ups, Avon Books, New York, 1998. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, William Morrow Paperbacks, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Randles Jenny & Hough Peter, The Complete Book of UFOs. An Investigation into Alien Contacts & Encounters, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 1994. 364 s.

Randles Jenny & Warrington Peter, Science and the UFOs, Wiley-Blackwell, Oxford, 1985. 224 s.

Randles Jenny, The Little Giant Encyclopedia of UFOs, Sterling Publishing Co. Inc., New York, 2000. 512 s.

Randles Jenny, The UFO Conspiracy. From the Official Case Files of the World’s Leading-Nations, Barnes and Noble, Incorporated, New Jersey, 1987. 224 s.

Randles Jenny, UFO Study, Robert Hale Ltd., Londres, 1981. 208 s.

Ruiz Noguez Luis, ¿Son los platos voladores simples moscas voladoras?, Cuadernos de Ufología, No. 6, 2ª Época, Santander, septiembre de 1989, Págs. 87-90. También apareció en Contacto Ovni, No. 22, El rincón del escéptico, México, octubre de 1996, Págs. 30-32. La versión electrónica se encuentra en el siguiente enlace: http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/%C2%BFson-los-platos-voladores-simples-moscas-voladoras/

Ruiz Noguez Luis, La farsa ovni, sin publicar.

Ruiz Noguez Luis, Ovnis estrellados en México, Corporativo Mina, México, 1996. 112 s.

Ruppelt Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday and Company Inc., New York, 1956. 318 s.

Ruppelt Edward, Rocket and Missile Firings, White Sands Proving Grounds, lista de enero al 30 de Julio de 1947.

Sanderson T. Ivan, Invisible Residents: Startling evidence for the possibility of intelligent life underwater by a distinguished naturalist and scientist, The World Publishing Co., NY and Cleveland, 1970. Págs. 50-51.

Scully Frank, Behind the Flying Saucers, Henry Holt and Company, New York, 1950.

Sellier E. Charles & Meier Joe, UFO, Contemporary Books, New York, 1997. 290 s.

Sheaffer Robert, UFO Sightings: The Evidence, Prometheus Books, New York, 1998. 328 s.

Spencer John & Evans Hilary, Phenomenon. Forty Years of Flying Saucers, Avon Books, New York, 1988. 414 s.

Spencer John & Spencer Anne, Fifty Years of UFOs. From Distant Sightings to Close Encounters, Boxtree Limited, Londres, 1997. 192 s.

Stanton L. Jerome, Flying Saucers: Hoax or Reality?, Belmont Books, New York, 1966. 158 s.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Story Ronald & Greenwell J. Richard, UFOs and the Limits of Science, William Morrow and Co. Inc., New York, 1981. 290 s.

Stringfield H. Leonard, Situation Red: The UFO Siege, Doubleday, New York, 1977. 224 s.

Swords D. Michael, Project Sign And The Estimate Of The Situation, UFO-Science.

Swords D. Michael, The Roswell Report: A Historical Perspective, J. Allen Hynek Center for UFO Studies, 1991. 146 s.

Swords Michael, The summer of 1947: UFOs and the U.S. government at the beginning. In George M. Ebethart (Ed.), The Roswell report. (pp. 9-38). Chicago: Center for UFO Studies.

Tacker Lawrence, Flying Saucers and the U.S. Air Force, D. Van Nostrand Company Inc., New York, 1960. 164 s.

Todd G. Robert, Bill Moore and the Roswell Incident: The True Believers Deceived, The Spot Report, No.7, March 1997.

Trench Brinsley Le Poer, The Flying Saucer Story, Tandem, Londres, 1966. 190 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, New York, 1967. 319 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Moon, Peter Owen Ltd., London, 1954. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

Von Buttlar Johannes, El fenómeno ovni, Plaza Janes, 1983. 254 s.


[1] Y a pesar de lo que cree Swords, la mayoría de los casos ovnis cae justamente en esto.

[2] En realidad el comportamiento no científico fue el que manejó después de su “conversión” a los ovnis.

[3] En realidad fue el avistamiento de un bólido, por lo que todas las elucubraciones de Swords son ociosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *