No se vale colgarse medallitas ajenas

ESCRUTINIO

No se vale colgarse medallitas ajenas[1]

Juan José Morales

En los días que corren, Cancún está festejando sus primeros 45 años de vida como ciudad, pues «”un tanto o un mucho arbitrariamente»” hace tiempo se fijó el 20 de abril de 1970 como fecha de inicio de los trabajos de construcción del que sería el primer centro turístico integralmente planeado del país, y se adoptó ese día como el de la fundación de la ciudad.

Las celebraciones han sido muy diversas y animadas, y tienen la especial característica de que gran parte de ellas, si no la mayoría, fueron organizadas por grupos de la sociedad civil, no por las autoridades municipales.

clip_image001Un aspecto del día de campo organizado por la asociación Fundadores de Cancún, en que participaron espontánea y entusiastamente numerosos grupos artísticos, educativos, musicales y de muy diversa naturaleza, así como familias que durante las seis horas que duró el evento ofrecieron o disfrutaron de espectáculos y actividades como la que muestra la gráfica, en la cual se combinaron el conocimiento de las mariposas de la región y la pintura.

En particular, se ha distinguido la asociación Fundadores de Cancún, con un amplio y variado programa de eventos que incluye un ciclo de conferencias sobre la historia y la identidad de la ciudad, la presentación de un libro sobre el tema, una mesa redonda acerca de los primeros años de Cancún, una comida a la que asistieron unas 250 personas, y un animado y concurrido día de campo en el llamado Parque de las Garzas o Parque José Martí «”el más antiguo de la ciudad»”, durante el cual se presentaron bailes folklóricos, una estudiantina, la orquesta sinfónica juvenil, cantantes y conjuntos de rock y música moderna, y hubo talleres de divulgación científica, papiroflexia, liberación e intercambio de libros, pintura, protección y conservación del medio ambiente, juegos educativos, exposiciones pictóricas, el acostumbrado corte de pastel, y otros actos para fomentar la convivencia entre los asistentes.

También, en conjunto con otra agrupación similar, Pioneros de Cancún, Fundadores efectuó una ofrenda floral a antiguos habitantes de la ciudad ya fallecidos, y «”ayer por la tarde»” el tradicional desfile de los pobladores ataviados con los trajes típicos de sus estados y países de origen. Como atractivo especial, en este desfile se tuvo la participación de la organización juvenil internacional Viva la Gente, que presentó canciones y danzas folklóricas de diversas naciones.

La visita de los jóvenes miembros de Viva la Gente «”quienes también estuvieron en Mérida y permanecerán varios días en Cancún para convivir con familias del lugar y realizar actividades de servicio social»” fue un logro de Fundadores de Cancún, que además de haberla gestionado y conseguido, se responsabilizó de conseguir alojamiento para todos esos jóvenes en más de medio centenar de hogares cancunenses.

En suma, los festejos por los 45 años de Cancún demostraron dos cosas: que «”contra lo que algunos dicen»” hay entre los habitantes de esta joven ciudad un sentimiento cada vez más firme y arraigado de identidad y pertenencia a una comunidad, y que la sociedad civil es capaz de planear y organizar sus propios eventos con gran eficiencia. Ciertamente, lo que estos grupos no gubernamentales hicieron, es merecedor de aplauso y reconocimiento.

La otra cara de la moneda, empero, es la de las autoridades municipales, que inicialmente mostraron muy poco interés por los festejos, con el argumento de que no había dinero. Pero al final, presentaron como parte de su programa todo lo que habían organizado las diversas agrupaciones, de las cuales se dijo en declaraciones y boletines de prensa oficiales que «se sumaron» al Ayuntamiento. Incluso, aprovechó la presencia de Viva la Gente en Cancún y su buena disposición a actuar en público, para presentarlo en la Plaza de la Reforma como una actividad del propio ayuntamiento, sin dar el menor crédito a Fundadores de Cancún, que fue la que, como decíamos, gestionó, logró y organizó la visita de ese grupo.

Como se ve, está muy extendida la costumbre de colgarse medallitas ajenas.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 21 de abril de 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.