Mecánica cuántica y alineación de chakras

QUE NO LE DIGAN, QUE NO LE CUENTEN

Mecánica cuántica y alineación de chakras[1]

Juan José Morales

Confieso que el título de estos comentarios proviene del paredón: me lo fusilé, modificándolo, de un artículo titulado «La mecánica cuántica no te alinea los chacras», del Dr. Wilhelm Pablo Karel Zapfe Zaldívar publicado en la revista Hypatia, un excelente órgano de divulgación científica y tecnológica del gobierno de Morelos.

El autor es físico, catedrático en la Facultad de Ciencias de la UNAM, y su artículo está orientado a combatir a los charlatanes que echan mano de esa rama de la física moderna para timar incautos con toda clase de terapias y teorías seudocientíficas.

clip_image001La mecánica cuántica resulta incomprensible para el común de la gente, e incluso difícil de manejar para los propios físicos, porque no se refiere a fenómenos familiares de la vida cotidiana, como el lanzamiento de una pelota o el movimiento de los planetas, sino a fenómenos probabilísticos que ocurren en el nivel de las partículas subatómicas y se describen con matemáticas avanzadas. Por eso cualquier charlatán puede echar mano de ella para timar incautos. La imagen, tomada del artículo de Zapfe Zaldívar, muestra las probabilidades de encontrar una partícula determinada bajo la acción de algunas fuerzas en el plano.

En la primera parte de su artículo, señala lo difícil que resulta, incluso para los mismos físicos, interpretar los fenómenos y conceptos que maneja la mecánica cuántica, ya que se refieren al mundo subatómico y no se ajustan a nuestras nociones intuitivas del mundo macroscópico. Por eso, subraya, existen tantas y tan diversas interpretaciones válidas de la mecánica cuántica.

Pero «”prosigue»” «desgraciadamente esto ha hecho que esta teoría se preste como ninguna otra a su uso pseudo-científico. Incluso los mismos fundadores y especialistas la han usado para justificar sus propios prejuicios o preferencias filosóficas. Un ejemplo reciente es Roger Penrose, quien afirmó que la conciencia era un fenómeno con origen cuántico, a pesar de que sabemos que a nivel neurona los efectos más impresionantes de la Mecánica Cuántica ya no juegan un papel importante. Si gente tan brillante como Penrose hace esto, imagínense qué no hace la gente que no la entiende pero quiere usar su misterio como justificación de sus creencias espirituales.»

Desde luego, hay quienes actúan así de buena fe, porque creen haber interpretado correctamente la teoría. Pero hay también «”añade el Dr. Zapfe Zaldívar»” muchos timadores que «usan esta ciencia para aumentar su capacidad de engaño. No es para menos. Las predicciones que hace la teoría están tan lejos de nuestra experiencia cotidiana, que podrían usarse para sostener cualquier acto sobrenatural, como las auras y las diferentes «˜vibraciones espirituales»™. En muchas partes de México y del mundo existen una cantidad de embaucadores profesionales que abusan genuinamente de nuestra ignorancia al respecto. Como ejemplo voy a mencionar los diversos negocios de terapias alternativas y fotografía de aura que se encuentran en Tepoztlán, Morelos, en México o la sucursal de medicina cuántica en Cuernavaca. La última es especialmente engañosa, ya que la mecánica cuántica si ha dado aportes en medicina, notoriamente, la resonancia magnética es una medida enteramente cuántica de nuestro cuerpo. Sin embargo, lo que estos terapeutas alternativos llaman medicina cuántica se refiere a la nada, palabras sin sentido mezcladas con términos técnicos que dan aire de seriedad.»

«La llamada medicina cuántica «”subraya»” es engaño y fomenta entre la gente una actitud anticientífica, al utilizar modelos desacreditados del funcionamiento del cuerpo y la célula.»

Y señala algo que hemos mencionado frecuentemente en esta columna: la indiferencia y la tolerancia, rayanas con la complicidad, de las autoridades que deberían proteger a la sociedad de este tipo de fraudes. «La ignorancia «”dice»” no sólo es problema del pueblo, sino también de las mismas autoridades».

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Jueves 25 de junio de 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.