John W. Dean, el enciclopedista de los contactados

John W. Dean, el enciclopedista de los contactados

Buck Nelson Flying Saucer Convention 06-28-1966Un contactados menor, de segundo nivel, poco conocido, John W. Dean, un profesor jubilado, de Hutchinson, Kansas, – del que se habla en el artículo sobre la Convención de Platos Voladores de Buck Nelson, publicado este mismo día en Marcianitos Verdes[1] – recogió el testimonio de contactados con platillos voladores y la información elaborada transmitida por la gente del espacio para su segundo libro, Flying Saucers Close Up[2].

El proyecto le debe haber tomado años. Él dedica muchas páginas a una lista planetas desconocidos y lejanos en el cosmos (La Lista Maestra de Planetas LMP, como llegaría a ser conocida en el submundo de los contactados), y da datos enciclopédicos sobre cada uno.

He aquí una muestra de una de sus tablas:

Nombre del planeta por sus habitantes Población en miles de millones Día en horas Diámetro en millas Año
Wamovaldam Un 1.2 36.6 9,810 0.95
Tarmandre Col 23.7 10 480 1.88
Muchacho Ophianche 3.62 28 7,188 3.21
Tapa Salumandran 4.23 24.1 9,170 5.66

Dean enlista cientos de planetas desconocidos de esta manera.

El grupo en esta tabla en particular resulta ser del sistema estelar de Alfa Tauri, a 53.6 años luz de distancia. Pero cualquier persona con un conocimiento básico de la mecánica orbital y una calculadora puede comprobar la masa de los planetas y descubrir que muchos de estos supuestos sistemas planetarios son imposibles. El cosmos de los ultraterrestres debe estar lleno de planetas que chocan, tejen e hilan desafiando todas las leyes conocidas de la física.

FlyingSaucersCloseUp1969En Flying Saucers Close Up el Sr. Dean también presenta un vocabulario completo y la lengua escrita de la gente del planeta llamado Korendor (a veces escrito Korender). Es un cuento fantástico, realzado por coloridas fotografías retocadas de platillos voladores. Dean también incluye una gramática completa, sistema de peso y figuras. Las letras son simples y legibles (algunos de los símbolos tienen un parecido sorprendente con figuras rúnicas) en comparación, por ejemplo, con los garabatos de Adamski, pero las ideas de Dean no son más que productos de la mente de un escritor. Su libro es sólo una pequeña muestra de material publicado en privado distribuido a cerca de dos mil creyentes hardcore de platillos voladores por el editor platillista Gray Barker, famoso por haber inventado y diseminado muchos de los actuales mitos ovni.

En esos años los contactados construyeron un cosmos de fantasía que incluye grandes Concilios Intergalácticos (a los que tan pronto y a medida que crezcamos, se nos permitirá unirnos).

UFOInternational-21Gabriel Green[3], famoso por haberse lanzado a la carrera presidencial enarbolando la bandera de los contactados, también era el editor de la revista UFO International. En esta revista publicó la historia de «˜Bob»™, un aficionado de radio estadounidense que en 1961 fue contactado a través de su radio por una raza de «˜Korendianos»™, habitantes del planeta Korendor. Se supone que es una civilización de aspecto humano, que es un poco más corta que los humanos – algunos relatos dicen que sólo tienen de 4 a 5 pies de altura, mientras que otros mencionan 5 a 6 pies. Los Korendianos serían miembros de la Federación Galáctica.

KorenaSu planeta de origen, Korendor, se dice que es el tercer planeta en un sistema solar que consta de 12 planetas que circundan la estrella Korena, que sería una estrella en la constelación de Bootes, muy cerca de Arcturus. Korena estaría a 411 años luz de distancia de nosotros, al Noreste de Arcturus en el cielo de la noche, pero no es visible para los telescopios, según los contactados.

KorendorVol1La contacto principal de Bob se llamaba Lin-Erri, y finalmente llegó a reunirse con ella, así como otros Korendianos. Bob fue posteriormente identificado como Bob Renaud. Su historia fue publicada en el libro «UFO contact from Korendor» por el ufólogo Wendelle Stevens.

En su libro Renaud afirma que los korendianos tienen una gran instalación subterránea en algún lugar de Massachusetts. Los Korendianos afirman estar en alianza con los Arcturianos y forman parte de una alianza colectiva masiva de mundos que se inclinan más al no-intervencionismo que al intervencionismo. Se ven muy parecidos a nosotros para trabajar entre nosotros.

imageEscribe Renaud:

Ellos hicieron el apagón del Noroeste hace más de 10 años para hacer que los EE.UU. modificara el sistema de red de energía eléctrica de tal forma que no pudiera ser eliminado por el disparo de varias empresas de energía al mismo tiempo. Son buenos chicos y chicas.

Por lo menos dos radioaficionados más tuvieron posteriormente contactos con los Korendianos: John W. Dean y Colin Boyd Cameron.

GreatBendTribuneGreatBend-Kansas-16-2-1967Los relatos publicados por Green, Dean y Cameron eran bastante fantásticos y alejados de la realidad. Por eso algunos ufólogos afirman que ellos estuvieron, obviamente, sujetos de operaciones de «˜desinformación»™ o aparente «˜propaganda»™.

Al igual que el señor Green, John Dean estaba trabajando conmigo. Mi interfaz con él fue re poner información que le envié en formato de libro. Las infames «˜Listas Maestras de Planetas»™ no eran parte de ella. Yo no acordé con los Korendianos enviarle tal lista, ellos lo hicieron. Fue evidentemente interceptada y la que está en el libro fue sustituida. Esto no fue una ocurrencia poco frecuente durante los años cuando estuve en correspondencia con esa gente. Las fuerzas con las que la Alianza y los Korendianos estaban combatiendo eran notorias por su desinformación.

 

La lista le fue entregada por entrega especial, y él la aceptó como auténtica. Era evidentemente una falsificación magistral. Él no hizo ninguna referencia directa a ella en sus cartas, aparte de decir que la recibió y quedó impresionado por la profundidad de la información. Mi primera exposición a eso fue cuando fue publicada, y no tenía ninguna razón para dudar de lo que contenía (y la falta de computadoras dejándonos solo calculadoras, hacía la tarea de verificar los datos una tarea prodigiosa de procesamiento de datos numéricos que yo no estaba interesado en tomar).

 

«Flying Saucers Close-Up» se publicó en 1970, pero no fue hasta mediado de la década de 1970 que mis socios me mostraron el libro. De inmediato me di cuenta de que la LMP era una falsificación, pero para entonces ya era demasiado tarde para cualquier esperanza de correcciones. Decidimos que no iba a ser un éxito de ventas, y que haría un daño mínimo. Por lo tanto, nada más se dijo de ella.

Los ufólogos sugieren que si los Korendianos sí existen pueden ser una sociedad similar a los MIB de la gente «˜Lanolus»™ o la sociedad «˜MIB»™ descrita por John Keel en algunas de sus obras.

FlyingSaucersAndTheScriptures1964Pero el de los korendianos no sería el primer contaco de John W. Dean. Ya antes había establecido contacto mediante cartas con un extraterrestre llamado Zagga. Dean cuenta las vicisitudes de este contacto en su primer libro Flying Saucers and the Scriptures[4].

En resumen, Zagga era oriundo del planeta Zakton al otro lado de la Vía Láctea. Zakton está a unos setenta y cinco mil años luz más allá de Geminis. Zagga es uno de los doce miembros del Concilio Galáctico y fue enviado a Saturno. Desde ahí viajó a la Tierra, entrando en el cuerpo de un niño en el instante de su nacimiento. Zagga afirma que en su planeta de origen los niños son concebidos no por relaciones sexuales sino por pensamiento puro. La gente no tiene nombres. A él se le dio el apelativo de «Zagga» sólo después que se ofreció de voluntario para la misión en la Tierra. En cartas a Dean, Zagga atestigua la autenticidad de las afirmaciones de George Adamski de haber atendido una conferencia intergaláctica en Saturno en marzo de 1962.

Según Dean, Zagga era «un joven fino de alrededor de veinticinco años» en 1961 cuando Dean lo conoció en la convención de contactados de Buck Nelson en Missouri. Zagga le dijo a Dean, «Conocí al que ustedes llaman Jesús antes y después de su encarnación en la Tierra. Lo conocí como un gran amigo». Dean dijo que él conocía el nombre y la dirección en la Tierra de Zagga pero que no los iba a revelar.

 

No sabemos nada más de la vida de John W. Dean, ni la fecha de su nacimiento ni la de su defunción


[1] http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/11/spacecraft-convention-de-buck-nelson/

[2] Dean W. John, Flying Saucers Closeup, Gray Barker (editor), Saucerian Books, Clarksburg, West Virginia, 1969. 224 s.

[3] http://marcianitosverdes.haaan.com/2015/05/gabriel-green-el-contactado-presidencial/

[4] Dean W. John, Flying Saucers and the Scriptures, Vantage Press, Inc., New York, 1964. 173 s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.