La estafa amorosa del militar en peligro

QUE NO LE DIGAN, QUE NO LE CUENTEN

La estafa amorosa del militar en peligro

Juan José Morales

Una dama, a quien llamaremos Ana María, me escribe sobre la estafa de que fue víctima, pidiéndome darla a conocer para evitar que otras mujeres caigan en la misma trampa.

Todo comenzó —relata— cuando en un chat entabló comunicación con un militar norteamericano destacado en Afganistán, cuyo anhelo era dejar el ejército. Máxime ahora que había encontrado una mujer “que seguramente Dios puso en su camino” para formar un hogar.

“Coqueteos van y vienen —dice Ana María— y cuando ya estás cautivada por un apuesto caballero, te dice que su jefe piensa mandarlo a él y su grupo de subalternos a una peligrosa misión, que él no quiere ir, menos ahora que te encontró… pero no puede renunciar, porque sus documentos del ejercito así como una cuantiosa suma que ha acumulado, están en una empresa de resguardo. Te propone que mandes una carta a esa empresa ‘como su esposa’, reclames la caja y envíes los papeles del ejército. Así se dará de baja en menos de una semana y estará en tu país planeando la boda.”

Prosigue diciendo que escribió a la compañía en cuestión, el gerente respondió que era necesario hacer un cambio de titular de la cuenta, lo cual tenía un costo de 500 dólares. Tras informar a su enamorado, éste le pidió hacer el pago, pues —le explicó— todo su dinero estaba en la caja de seguridad, y de ese modo ella, en quien confía plenamente, podrá recuperar el millón y medio de dólares guardados, más cierta cantidad de piezas de oro. Además, le pide hacerlo lo más pronto posible, para rescatar sus documentos y poder darse de baja antes de ser enviado a la riesgosa misión en que podría perder la vida.

Continúa la misiva de nuestra lectora: “Y aquí me tiene, confiada, ilusionada —sería necio negarlo— embabucada por un hombre que llora por estar conmigo, casarse y hacer una familia. Acepté y mandé el dinero a una tercera persona por MoneyGram. Sólo un nombre, no una empresa. Sigue el enamoramiento y las cartas de infinitas lágrimas de agradecimiento por parte de quien has salvado de una muerte segura. Luego vendría, según me dijo ‘un pequeño gasto de envío’ y de ahí, la felicidad infinita.”

Finalmente Ana María descubrió la triste verdad: había caído en lo que se conoce como Military Romance Scam o estafa del romance militar. El supuesto soldado norteamericano destacado en Afganistán no era sino un individuo residente en Accra, Ghana, uno de los muchos que se dedican a timar a mujeres solitarias, maduras y sin compromiso.

Muchos miles de mujeres han sido y siguen siendo víctimas de este engaño, que se ha vuelto epidémico y se realiza no sólo desde Ghana sino desde muchos otros países, especialmente africanos. Cada mes, el ejército norteamericano recibe cientos de denuncias de mujeres defraudadas en esta forma, y por supuesto, muchísimas más prefieren callar avergonzadas, o sin saber a quién acudir.

Escribió nuestra lectora a la embajada mexicana en Accra, pero nada pudo ésta hacer en su favor. Y concluye su misiva diciendo: “Está de más decirle que tengo una depresión por no oler un fraude de ese tamaño, que estoy en problemas con el banco —soy persona que trabaja por su cuenta, sin sueldo seguro— y acabo de regalar diez mil pesos a un desconocido. Lamentarse no vale, pero sí prevenir a muchas mujeres que pueden estar en estos momentos en la disyuntiva de mandar dinero o que su enamorado marche a una misión fatal. Fatal, lo mío. Me avergüenzo de mi torpeza. Tengo 50 años y cometo los errores de una de 20. Hipotequé mi futuro inmediato por causa de un farsante.”

Por nuestra parte, unas pocas recomendaciones básicas a nuestras lectoras:

No confíe solo en el intercambio de mensajes electrónicos. Pida al supuesto militar su dirección postal para intercambiar cartas. Todos los soldados norteamericanos en el extranjero pueden enviar y recibir correspondencia a través de una dirección postal militar conocida como APO o FPO. Y no le crea si dice que por alguna razón no puede recibir cartas.

Nunca acepte enviar dinero. Mucho menos a personas o compañías en países africanos.

No confíe en las fotografías. Pueden ser de cualquier soldado.

Esté alerta ante errores ortográficos, de sintaxis o de cualquier tipo en los mensajes. Son indicios de que fueron escritos por personas que no dominan el inglés (o en su caso el español).

Pero, sobre todo, desconfíe de estos romances vía Internet. El amor de su vida puede ser el engaño de su vida.

Comentarios: [email protected]

157 pensamientos en “La estafa amorosa del militar en peligro”

  1. Es asombroso y decepcionante a la vez como las redes sociales se han convertido en el medio para estafar a las personas. Leo sus comentarios y debo manifestarles mi inquietud porque son muchas las mujeres que buscan en las redes sociales una oportunidad para encontrar el AMOR DE SU VIDA. En mi caso, el fulano llamado THOMAS MARK, su correo es [email protected], me contacta por la red social INSTAGRAM. Dice ser un medico militar americano que se encuentra en una mision de paz en Afganistan. 52 años, viudo y con un hijo de 12 años que segun el es un prodigio que fue seleccionado por sus habilidades y llevado a un campamento petrolero en Surafrica. Aun no me pide dinero y me imagino que los bolivares no le van a servir jajajajaja; no he hablado con el mas de 3 dias y ya me dijo que me quiere y que quiere que sea su esposa e insiste en que le de informacion sobre mi, acerca de mi familia y de mi modus vivendi. De verdad que estos tipos insultan nuestra inteligencia. Es la primera vez que me contactan y relato mi experiencia porque todas las personas de bien en el mundo debemos convertirnos en multiplicadoras de información y evitar que estos delincuentes dejen de estafar a tanta gente incauta. Los buenos somos mas, asi dice una conocida periodista venezolana y por tal razon debemos contribuir y generar conciencia para que las redes sociales dejen de ser uno de los medios empleados por la delincuencia organizada para alcanzar sus fines. Mujeres y hombres de bien: los principes azules y las princesas solo existen en los cuentos de hadas. El amor es una semilla que se siembra y se riega con acciones y no con intenciones…Buenos dias.

  2. Si les sirve de ayuda, me escribió un Ethan Williams (correo [email protected]) de Monte Salvaje Maryland, casi por jubilarse , 56 años, esposa muerta en accidente, hijo de 14 de nombre Barry, en USA, es militar en Kabul “combatiendo talibanes” según esto.
    Se vende diciendo y haciendo alarde de un derroche de virtudes soñadas que cocina, patina, lee, va al cine, hogareño, viajero, etc.
    Según dice “se ha enamorado de mi” (ni en la adolescencia te enamoras así) y me pide datos personales mi situación amorosa y fotos.
    Esto fue con correo electrónico, me encontró por Linkedin, esta super feo ya que esta red yo la utilizo para lo que se creó: Encontrar empleo. (ya ni aquí estas exenta de esto)
    Obviamente no conteste nada por correo y me escribió en Linkedin “que si porfavor leía el correo que me mando y le contestaba su petición”
    Asi que conteste por mail que agradecía su correo halagador, pero lamentablemente no podía corresponderle a un extraño (sin dar datos de mi vida personal), aunando a que en pleno 2018 era difícil dar información a desconocidos, que se cuidara de no enviar información que podría ser “mal empleada” (ya que me agrego fotos según de el) , y le deseaba un buen día.
    Acto seguido el mensaje de Linkedin apareció como cuenta eliminada.
    De esto solo me deja varias reflexiones:
    1.- No podemos tenernos tan poco amor propio como personas para caer en esta situación que a leguas grita por todos lados es falsa: Nadie se enamora con ver una foto, ofrece matrimonio y considera es el amor de su vida… nadie….
    2.- Siempre es bueno investigar, con tanto acceso a la información no nos podemos permitir ser confiadas, por ninguna circunstancia. Bendito sea el Internet.
    3.- Si conociendo a alguien es difícil entablar un lazo… imaginen empezar algo con alguien que no creo exista, mas sentido comun.
    Espero le sirva alguien esta información, lo único que si me hizo reeplanteamr fue mi foto de perfil en Linkedin, considero es una foto donde sonrío pero no como en una red social, sino de forma profesional, entonces… que fue lo que les hizo pensar seria un blanco… en fin. Suerte y no se dejen engañar.

  3. Los mismo me paso ami tengo 2 meses chatiando por mesenger con un supuesto militar estado unidense residente en kabul afganistan y me estafo $2 600 esto fue nobiembre asta enero 12. 218 con cuento gue se encontro una supuesta caja con millones y fue agui gue yo me entere de la estafa me di cuenta gue abian gentes gue se asen pasar por militares

  4. Hola chicas. A mi me contacto un militar llamado “” “Herron John Mike”””. Soltero y sin hijos, Solo dice que su novia murió en Irak hace 3 años, Al principio me dijo que estaba en Texas, pues ahí vive. Y ayer tuvo que ir a Nigeria a una misión pero este no dice que le falta poco por terminarla. Tenemos un mes de estar hablando. Pero hasta hoy no me ha pedido dinero. Quisiera saber si a alguien la ha estafado este militar . Saludos

  5. Hola soy lola hace 9 meses que chateo con un
    Supuesto militar de kandahar Aganistan
    Ya le di 5000 dolares y me amenaza que le mande mas para pagar en ONU por su salida
    Y dice que me manda soldado si no hago
    AYUDEME COMO DEBO HACER POR FABOR
    le bloqueo ygual aparece , gracias
    El nombre:TENIENTE JEFFERY PALMER SCHMIDT

  6. Hola soy Anna, yo he conocido a un militar en Kabul , me pide dinero para salir de allí, se llama Sargento James Scott y bueno creo que lo mismo , viudo , padre de un hijo y mujer fallecida en un accidente hace 5 años.
    Y si es el amor de mi vida … pero creo que me quiere estafar , me pide 4000€ para supuestamente sobornar a su superior y salir de Kabul con vida .
    Me pide realizar el pago por western Unión o por Moneygram a nombre de un tercero y segun dice es un agente , pago que va destinado a Nigeria y a Austria … realizo el pago y supuestamente tiene que salir …
    Pero que extraño sale muy rápido y lo llevan a Austria a una base militar y no puede salir de allí pues debe pasar un tratamiento para salir sin ira , debido a las inyecciones que les ponen en la guerra … claro como no bajo un coste de 10500€ pues si no lo paga volverá a Ķabul y yo seré responsable de su muerte.
    Así pues está es mi historia.
    Me podéis aconsejar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *