Rompiendo el marco

ROMPIENDO EL MARCO

22-2-16

John Rimmer

TheGreysHaveBeenFramedExploitationInTheUFOCommunityJack Brewer. The Greys Have Been Framed: Exploitation in the UFO Community. CreateSpace (The Author), 2016.

Ha pasado un largo tiempo en llegar, pero por fin tenemos la deconstrucción definitiva de la industria de la abducción ovni.

Brewer inicia con una breve reseña sobre los peligros implicados en el intento de recuperar recuerdos por medio hipnótico, citando ejemplos en los que la regresión hipnótica de memorias puede ser descrita con más precisión como manipulación hipnótica de los recuerdos, y de la percepción. Muchos de estos ejemplos se refieren a las operaciones militares y de inteligencia, un tema que se trata con más detalle más adelante en el libro.

Pasando a la discusión de la hipnosis en un contexto biológico, Brewer alaba con razón el trabajo de Jenny Randles y otros en persuadir al BUFORA (British UFO Research Association) a abandonar el uso de estas técnicas en sus investigaciones. Contrasta esto con Estados Unidos, donde la “recuperación hipnótica” y las “técnicas de mejora de la memoria” se convirtieron en una práctica estándar para los investigadores de abducciones hasta el día de hoy. Esto ha llevado a que organizaciones como MUFON (Mutual UFO Network) pierdan la credibilidad como organizaciones de investigación serias.

Brewer examina los resultados de esta aceptación acrítica de la regresión hipnótica, y el problema más amplio de la “ufología terapéutica” con una discusión detallada de un caso concreto que involucra al promotor líder de la abducción David Jacobs.

Jacobs supo acerca de una mujer conocida por el seudónimo “Emma Woods”, que había sufrido una serie de experiencias que se consideran indicativas de “abducción extraterrestre”. Entre 2002 y 2007 Jacobs realizó una serie de las llamadas sesiones hipnóticas con ella a través de llamadas telefónicas internacionales (Woods vivía en “la región del Pacífico”), antes que Woods interrumpiera la comunicación.

El contenido de estas conversaciones es muy preocupante. Jacobs intenta que Woods acepte la sugerencia de que ella está sufriendo de trastorno de personalidad múltiple (MPD). Él explica esto diciendo que los extraterrestres pueden leer la mente de Woods, mientras están abusando de ella, así que sugiriendo que tiene MPD ellos creerán que es la razón para que Jacobs la hipnotice, no para investigar sus experiencias de abducción, ya que si los extraterrestres se dan cuenta de que Jacobs está a punto de revelar su plan de dominación mundial del mal tendrían que matarlo.

Como Brewer dice: “Un hombre empleado en el momento como un profesor de historia de la Universidad de Temple nos quiere hacer creer que, literalmente, se considera en un juego mortal del gato y el ratón con los híbridos ET-humanos que desean matarlo, y el estado de salud mental y el estatus en la comunidad de Emma Woods eran aparentemente prescindibles…”

imageDAVID JACOBS

“Sólo envíame tu ropa interior”

Entre las sugerencias que Jacobs hizo a Woods fue que para evitar abusos por parte de los híbridos ella debería llevar un cinturón de castidad, añadiendo amablemente: “Ellos tienen estas tiendas de sexo ya sabes, y yo fui a una que se especializa en el bondage, dominación, un lugar que frecuentaba muy a menudo”. En una sesión posterior Jacobs pide a Woods que le envíe sus pantaletas usadas: “sólo hay que ponerlas en una bolsa de plástico, ponlas en un sobre y envíamelas… Sólo hazlo automáticamente, Ni siquiera pienses en ello, sin ningún problema, sin despeinarse, y no pienses en ello después”. Leyendo los detalles adicionales de las comunicaciones de Jacobs con Emma es difícil ver estos como los productos de una mente racional.

Con el tiempo Emma Woods se dio cuenta de la naturaleza de lo que le estaba sucediendo y se separó de Jacobs, más adelante presentó una queja en contra de él a la Universidad de Temple, alegando que su tratamiento rompió directrices sobre la investigación en seres humanos. Sorprendentemente, Temple rechazó su queja, diciendo que las actividades de Jacobs involucraban recoger “historia oral” en lugar de llevar a cabo investigación científica.

Brewer sugiere que “el día que la música se detuvo” para el vagón de la abducción fue cuando Carol Rainey comenzó a publicar su relato de vida en la fábrica de la abducción de Budd Hopkins.

Rainey fue una directora de cine que conoció a Hopkins en la playa de Cape Cod, en 1994. Un año más tarde se trasladó a Nueva York con Hopkins, y en 1996 se casaron. En este momento Rainey comenzó un proyecto de película grabando las experiencias de abducción de los sujetos de Hopkins. Sin embargo este punto de vista de primer plano de los métodos de Hopkins empezó a generar problemas para ella y ella comenzó a pensar que muchas de las “experiencias” que grabó eran completamente ficticias y surgían de las prácticas de trabajo del propio Hopkins. La pareja se separó, y finalmente se divorció.

En un artículo publicado en la revista Paratopia en 2011, se exponen los problemas de los métodos de Hopkins: “Los sacerdotes de Alta Extrañeza: la co-creación del fenómeno de la abducción extraterrestre. La gente como Hopkins y Jacobs, según ella, simplemente estaban utilizando la experiencia de abducción para reflejar sus propios puntos de vista hacia ellos, y cualquier aspecto que no lo hacía sería ignorado o cambiado.

Un ejemplo destacado por Rainey fue la experiencia de una mujer conocida como “Dora”, que decía que había sido objeto de abusos y violada por un híbrido extraterrestre. Rainey descubre una carta enviada a Hopkins, que reveló que “Dora” era un individuo muy perturbado. Ella había sido abusada física y sexualmente repetidamente por su padre y su marido, y había pasado algún tiempo en un refugio de mujeres.

Hopkins ignoró las recomendaciones de que “Dora” debía recibir terapia para hacer frente a sus problemas, y continuó tratándola como una víctima de violación extraterrestre. Con el tiempo, las historias de Dora, con la estimulación activa de Hopkins, se expandieron en un gran teoría de la conspiración con el gobierno y la participación militar, y arrastraron los nombres de figuras públicas de alto perfil tales como Colin Powell y Ralph Nader.

imageMientras Rainey continuó su exposición de los métodos de Hopkins, en lugar de apoyarla y a los “secuestrados” vulnerables, la “comunidad” ovni de Estados Unidos con una o dos excepciones honorables, se volvió contra ella, a menudo de la manera más misógina, denunciándola como una ex-esposa amargada, y se negaron a responder a sus críticas. Fue esta respuesta la que dio lugar a que muchos ufólogos se distanciaran de la escena estadounidense, y causó la caída final del foro de debate en línea UFO UpDates.

Los peligros inherentes en el uso de la hipnosis también eran muy evidentes en el caso icónico de Betty y Barney Hill. Brewer demuestra que la línea de tiempo generalmente aceptada de la investigación de este incidente esconde algunos problemas muy reales, no sólo acerca de los detalles del caso en sí, sino también la manera en que se investigó e informó.

El caso Hill también trae en consideración la posible participación de una serie de servicios de inteligencia de Estados Unidos en el campo ovni y de la abducción. Es probable que a medida que una pareja mixta en la década de 1960, ambos implicados en la política liberal y haciendo campaña, que algunas personas en la comunidad de inteligencia pudieron haberse interesado por sus actividades. Brewer hace la pregunta interesante de por qué los Hill decidieron, aparentemente con muy poca antelación, hacer un viaje apresurado y no muy relajante a Montreal, y por qué Barney sintió la necesidad de llevar una pistola con él a través de la frontera de Estados Unidos/Canadá.

En la década de 1950 y después, a través de proyectos como MKULTRA, elementos en los servicios de inteligencia de Estados Unidos llegaron a estar muy interesado en las posibilidades de la hipnosis y el control mental, probablemente como respuesta a las demandas de “lavado de cerebro” soviéticas en la Guerra de Corea y más tarde. Brewer sugiere que el hipnotizador de los Hill, Benjamin Simon, pudo haber estado conectado, al menos marginalmente, con agentes de inteligencia en Boston. Parece probable que las figuras de las agencias de inteligencia pueden también haber estado interesadas en los datos producidos a través de la hipnosis por algunos de los protagonistas de la investigación sobre abducciones y las formas en que se pueden crear, suprimir o “mejorar” recuerdos de supuestos hechos. Brewer observa con aprobación el trabajo de Mark Pilkington investigando esta área.

Las mismas organizaciones de investigación ovni han estado involucradas en transacciones dudosas en este campo, siendo un ejemplo la complicidad de MUFON en la venta de nombres y detalles de más de un centenar de personas que han sido investigados por ufólogos afiliados a MUFON con una organización de investigación con estrechos vínculos militares y de inteligencia, así como ella misma promoviendo enérgicamente el escenario de abducción extraterrestre a pesar de sus pretensiones de objetividad científica.

Este importante libro es una sorprendente exposición de un lado sórdido de la investigación ovni, y tiene una resonancia más allá de los ovnis y secuestros. Muchas de las críticas se aplican a una amplia gama de investigación paranormal por investigadores aficionados y no calificados. Es fácil olvidar, cuando están rodeados de la parafernalia de la investigación ovni que los sujetos investigados no son vagas luces en el cielo, o de hecho extraterrestres reales, sino seres humanos y familias muy reales, que a menudo están en un estado frágil. Aunque, como Brewer menciona, la principal organización británica UFO en el momento prohibió el uso de la hipnosis hace muchos años, fueron, y son muchos los investigadores en este país que se están apartando a un territorio muy dudoso en su investigación, no sólo de los contactos ovni y las abducciones, sino también de los poltergeist, “casas encantadas” y una amplia gama de otras afirmaciones paranormales.

http://pelicanist.blogspot.mx/2016/02/breaking-out-of-frame.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.