Cien años de soledad

Cien años de soledad

23.03.16

John Harney

TheUFODossierKevin D. Randle. The UFO Dossier: 100 Years of Government Secrets, Conspiracies, and Cover-Ups. Visible Ink, 2016.

Kevin Randle obviamente, considera que es probable que algunos informes ovni sean observaciones de naves extraterrestres, pero trata de no ser demasiado dogmático. Esto se revela en su evidente renuencia a escribir de informes particularmente interesantes como ejemplos de fenómenos naturales u observaciones inexactas.

Algunos lectores quizá darán la bienvenida a la no aparición de Roswell en este libro, junto con algunos otros casos dudosos notoriamente. Una de mis impresiones, sin embargo, es que Randle trata de cubrir demasiado terreno y tiene una desafortunada tendencia a utilizar los resultados de ciertos investigadores notoriamente poco fiables en sus evaluaciones de algunos casos.

Por ejemplo, se ha presentado una explicación bastante distorsionada de los supuestos incidentes ovni en Rendlesham, y la primera frase de su descripción de la relación no inspira confianza en sus conclusiones: “Hay una cierta confusión acerca de las fechas de las vistas, y uno de los testigos que afirma haber participado probablemente no estaba allí para los avistamientos”. Desafortunadamente se ha dejado engañar por Nick Pope y sus amigos, y al parecer toma en serio las fantasías del supuesto testigo Jim Penniston, que afirmó haber tocado un ovni aterrizado en el bosque. No hace mención del trabajo de investigaciones serias por David Clarke, Andy Roberts, Jenny Randles, Ian Ridpath y otros, que hicieron mucho trabajo tratando de averiguar lo que sucedió o no.

randle_kevinEn su Introducción Randle nos dice que él ha tratado de mirar a los ovnis como un fenómeno en todo el mundo y colocarlo en ese contexto. De nuevo, como con Rendlesham, al parecer, no alcanza a ver la importancia de tratar de encontrar investigadores más fiables y basar sus descripciones de los incidentes en su trabajo, lo cual es ciertamente menos entretenido que las historias contadas por los mentirosos del circuito de conferencia.

En el capítulo que considera a los meteoros como generadores de avistamientos ovni obtenemos un relato del incidente del helicóptero Coyne. Cualquiera que haya leído los relatos del incidente, que ocurrió el 18 de octubre de 1973, se dará cuenta de que no era muy simple. Creyentes y escépticos discuten sobre ello y aquí Randle presenta una versión de la opinión del creyente habitual que no podría haber sido un meteoro porque duró demasiado tiempo. Se utiliza este argumento para atacar a los resultados de Philip Klass. Sin embargo, Klass escribió mucho sobre ello. Por ejemplo, en su libro UFOs: The Public Deceived le dedica dos capítulos al mismo, en los que da detalles de las inconsistencias en el testimonio de Coyne, y sugiere que la tripulación del helicóptero se confunde con otras luces.

En el capítulo de los científicos y los ovnis que da los resultados de las entrevistas con los astrónomos por el Dr. J. Allen Hynek. La mayoría de ellos no habían visto nada de interés, unos pocos habían visto brevemente algo un poco desconcertante, y uno había oído un avión de transporte ruidoso y levantó la vista y vio por encima de él “cinco objetos como bolas de rodamiento”. Randle comenta que aunque el astrónomo no sugirió que se trataba de una nave extraterrestre, que “si el avistamiento es precisa y no algún tipo de engaño, entonces no hay mucho más que podría haber sido”.

Un capítulo está dedicado a la descripción de los estudios oficiales de ovnis, que proporciona material para aquellos que les gusta disfrutar de las fantasías paranoides sobre ovnis. Por supuesto, la Fuerza Aérea de Estados Unidos y las agencias de otros gobiernos tenían proyectos de estudio de ovnis que estaban preocupados por la seguridad aérea en lugar de fantasías acerca de los extraterrestres. Una investigación en lo que se llamaban Foo Fighters encontró que “…Aunque los investigadores estaban muy motivados para encontrar una respuesta por temor a las armas secretas enemigas, no pudieron encontrar ninguna solución”. Cuando la aeronave disparó a las luces no hubo resultados. “A veces las rondas parecían pasar a través de las luces, y en otros momentos parecía que estas rondas eran absorbidas por el Foo Fighter”. La solución obvia a este problema por supuesto no se menciona. Es difícil juzgar la distancia de una luz desconocida vista desde un avión por la noche, así que las luces estaban mucho más lejos de lo que parecían estar.

Existen las quejas habituales sobre los secretos del gobierno, ya que los ufólogos tienden a resentir el hecho de que los funcionarios del gobierno no les gusta llevar a cabo sus investigaciones en un resplandor constante de la publicidad.

El último capítulo es “UFOs in the Twenty-first Century”, que consiste en una lista de descripciones de informes, presentados por el autor que se pregunta por qué hay al parecer un menor número de avistamientos de estos días. Obviamente, sin embargo, acaban de pasado de moda, como ocurre con tales manías.

Este libro probablemente será de interés para los que recientemente se han interesado en el tema, y les dará una idea bastante buena de los diferentes tipos de informes generalmente etiquetados como incidentes ovni. Deben tener en cuenta, sin embargo, que muchos investigadores ovni aficionados son lamentablemente ignorantes de las cuestiones científicas y técnicas, y algunos son deshonestos.

http://pelicanist.blogspot.mx/2016/03/a-hundred-years.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.