La basílica de las tres degradantes tentaciones

ESCRUTINIO

La basílica de las tres degradantes tentaciones[1]

Juan José Morales

Durante su reciente visita a México, el papa Francisco pronunció un discurso sobre lo que llamó las «tres tentaciones que buscan degradar y degradarnos». Ellas son, en primer lugar «”usemos sus palabras»” «la riqueza adueñándonos de bienes que han sido dados para todos y utilizándolos tan sólo para mí o «para los míos». Es tener el «pan» a base del sudor del otro, o hasta de su propia vida.» En segundo término, «la vanidad, esa búsqueda de prestigio», y por último «el orgullo, o sea, ponerse en un plano de superioridad del tipo que fuese, sintiendo que no se comparte la «común vida de los mortales»».

clip_image002Proyecto de la llamada Basílica de Santa María del Mar, que se pretende construir en el malecón Tajamar de Cancún. En un verdadero desplante de soberbia, ostentación y vanidad, ha sido planeada para que hasta los más altos edificios de Cancún parezcan minúsculos en comparación con esta faraónica construcción, de la cual incluso se alardea orgullosamente que tendrá «la cruz más alta de América Latina».

Y añadió: «Vale la pena entonces preguntarnos: ¿Hasta dónde somos conscientes de estas tentaciones en nuestra persona, en nosotros mismos? ¿Hasta dónde nos hemos habituado a un estilo de vida que piensa que en la riqueza, en la vanidad y en el orgullo está la fuente y la fuerza de la vida?»

Pues parece que los Legionarios de Cristo, esa multimillonaria congregación «”fundada por aquel siniestro delincuente llamado Marcial Maciel«” que en Quintana Roo ejercen una especie de monopolio clerical que impide a los sacerdotes de cualquier otra orden o congregación ejercer su ministerio en el estado, ya se han habituado a ese estilo de vida degradante y degradado basado en los despojos de bienes ajenos, la riqueza, el orgullo y la vanidad sin límites.

En efecto, sistemáticamente invaden y se adueñan de valiosos terrenos de propiedad colectiva, despojando así a la comunidad de espacios que podrían y debían ser destinados a parques, jardines, escuelas, campos deportivos y otras áreas de educación, capacitación, recreación y esparcimiento. Y cuando las autoridades intentan recuperar esos inmuebles públicos de los que ilegalmente se han apropiado, los legionarios las amenazan con que si lo intentan tendrán que enfrentarse a grupos de fieles azuzados por los curas.

Lo anterior por cuanto a la primera de las tentaciones. Es decir, el despojo de bienes ajenos sistemáticamente practicado por la (nada) cristiana legión.

En cuanto a la segunda y tercera de las tentaciones a que aludió Francisco «”la vanidad orientada a la búsqueda de prestigio, y el orgullo»”, es suficiente como ejemplo la faraónica iglesia, a la cual han llamado Basílica de Santa María del Mar, que los Legionarios pretenden construir en el malecón Tajamar sobre un terreno de diez mil metros cuadrados del que se adueñaron con la complicidad de Vicente Fox y otros personajes de similar calaña. Orgullosamente anuncian que tendrá la cruz más alta «”112 metros»” de América Latina, y basta ver el fastuoso proyecto del templo para percatarse de que es un verdadero monumento a la soberbia, la vanidad, el orgullo y la arrogancia. Está planeado para empequeñecer a cualquier otro edificio de los alrededores y de todo Cancún en general, como si con él la (nada) cristiana Legión quisiera proclamar a los cuatro vientos su superioridad sobre el común de los mortales.

Es ese templo, por lo demás, un insulto a la pobreza y las necesidades de una ciudad como Cancún, donde los jóvenes son arrojados al pandillerismo, la drogadicción y la delincuencia por falta de espacios culturales, deportivos y recreativos, muchos de los cuales pudieron haberse construido «”como decíamos»” en los terrenos de que vía invasión y despojo se hicieron ilegítimos dueños los legionarios.

Ciertamente, hay clérigos a quienes las prédicas de su máximo dirigente les entran por un oído y les salen por el otro.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 5 de abril de 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.