Los orígenes de Lineamiento Universal Superior

EXTRATERRESTRES ANTE LAS CÁMARAS, VOL 4[1]

CAPÍTULO 1

LOS ORÍGENES DE LINEAMIENTO UNIVERSAL SUPERIOR

La “misión salvadora” de Valentina en Brasil comenzó en 1981 en la ciudad de Altamira, distante 777 kilómetros de Belém, la capital del estado amazónico de Pará. Ahí Valentina, que era la asistente de un médium, comenzó a recibir algunos mensajes. El médium era poseído por el espíritu de un médico y gracias a él hacía diversas curaciones.

RobertoOliveraEn un momento dado este médium incorporó otra entidad que vaticinó la llegada de una nueva pareja para Valentina (que resultaría ser el sensitivo argentino Roberto Olivera).

Olivera se convertiría en el nuevo sensitivo y esposo de Valentina. A través de él comenzaron a manifestarse entidades de más allá de las galaxias y de más allá de este universo. Pedían que dejaran de rezar y de ayudar al espíritu del médico, pues ambas cosas eran instrumentos del “Nefasto”.

Luego de conocer a Roberto Olivera, Valentina dejó de canalizar al doctor que le ayudaba a hacer sus curaciones milagrosas. En su lugar aparecieron seres de más allá de los mundos físicos (“Individualidades cósmicas”, como ellos mismos se decían), que le avisaron que en el Universo había ocurrido un gran conflicto: un ser al que denominaban “El Nefasto” y que fue identificado como “Dios”, se había apropiado de millones de galaxias.

El Nefasto proviene del “Plasma Madre” que es el mismísimo centro del universo[2]. El Plasma Madre está conformado por un “Centro” (el Creador[3]) y varias capas como en las cebollas. Fuera de ahí y más allá de esas capas están los “Mundos Radiales”, como ruedas de una bicicleta con sus rayos dividiendo sectores, que se encargan de transmitir la información hacia el centro. El Nefasto, en un momento dado, se rebeló y cortó la transmisión de información hacia el “Centro”.

El Plasma Madre se dio cuenta de este problema y ordenó la disgregación de los Mundos Radiales, enviando a los seres que los habitaban hacia nuevos espacios, que fueron rodeados por Individualidades Cósmicas que fungieron como “Seguridad Universal”. Pero de nada sirvió. El Nefasto se subdividió en millones de “Segmentos”, lográndose infiltrar en cada uno de los universos recién formados.

Toco la suerte a nuestro universo de ser regido por la más rica Individualidad Cósmica, llamada Zuita. Entonces El Nefasto puso en la mira a nuestro universo. Pero resultó que el poder del Nefasto era superior al de Zuita, y el Plasma Madre decidió enviar ayuda.

Valentina2Se trataba de la “Energía Amor Materializada” que se convertiría en una simple mujer. Y si usted está sospechando que era la mismísima Valentina de Andrade, dio en el clavo.

A principios de 1981 las Individualidades Cósmicas informaron a Valentina que El Nefasto era el espíritu del doctor que canalizaba. El Nefasto le estaba robando La Luz, que estaba “tan manchada que era irreconocible”. Finalmente la pudieron rescatar y El Nefasto la abandonó en mayo de ese año[4]. Las Individualidades Cósmicas le pidieron que revelara esta historia y que transmitiera los mensajes que le darían.

El Nefasto es el Dios del Antiguo Testamento[5] o el Diablo, es decir, el contrario del “Padre” del que se habla en el Nuevo Testamento: el padre de Jesús[6].

En 1982 Olivera publica el libro El Universo de Zuita. Al año Valentina y Olivera reciben la información cósmica de que Brasil es un país “entregado para el Nefasto”, deciden abandonarlo y se dirigen a la Argentina, luego de quemar casi todos los ejemplares de su libro, como señal de que Brasil se había rendido al Nefasto, y de que no valía la pena seguir difundiendo la información allí.

FabioZerpaAhí son recibidos y entrevistados para la Revista Platense del diario El Día, de La Plata y son presentados con el ufólogo Fabio Zerpa para dar conferencias.

Por aquellos días sólo tenían 5 adeptos, pero luego de las conferencias, como medio centenar de asistentes se unieron al grupo que, al crecer a cientos, llegaría a ser conocido como Lineamiento Universal Superior. En 1987 se inscribieron como asociación civil y años después obtuvieron la personalidad jurídica. En una asamblea efectuada en el Club Atlético Platense, el 13 de diciembre de 1987, se aprobarían los estatutos de la organización.

Libro1Sin embargo, antes de eso, regresan a Brasil en 1984 debido a diversas amenazas anónimas. Su estancia ahí fue muy fructífera, en Londrina, Estado de Paraná, en 1985, hacen radio, un congreso y publican el libro Deus, a grande farça (Dios, la gran farsa), que sería traducido al español y publicado en Argentina en 1987 con el título La verdad sobre Dios (por consejo de una abogada se evitó el título original, pues “traería problemas”).

Estando en Londrina recibieron un mensaje canalizado de las “Individualidades Cósmicas” quienes les avisaban que en 1986 rescatarían algunos miembros del grupo en sus naves. Comienzan a prepararse para los “Tiempos finales”. Sólo los “salvos” o “elegidos” serán rescatados por las naves espaciales. Varios vendieron sus propiedades y abandonaron sus trabajos para abordar las naves en las que serían transportados a otros planetas.

Pero las naves nunca aparecieron. Las “Individualidades Cósmicas” daban una oportunidad de siete años más para continuar con la purificación. Para ese entonces ya se había formado cierta competencia entre Valentina y Roberto Olivera por el liderazgo del grupo y por la definición de quién de ellos tenía más jerarquía cósmica. Al parecer, Olivera también sospechaba de la infidelidad de Valentina[7]. Deciden separarse en 1987.

ValentinaTeruggiEn 1984 había ingresado al grupo un nuevo miembro, el argentino José Alfredo Teruggi. Éste llegaría a reemplazar a Olivera no sólo como el principal “canal” de la organización, sino como el líder de la misma y como la nueva pareja sentimental de Valentina. Ella anunció a los miembros del grupo que Teruggi era un ser de Luz, de la “Seguridad Universal” que viene a protegerla. Teruggi comparte la codirección y la cama con Valentina.

Tenemos entonces a las tres figuras principales de la historia de LUS: Valentina, Roberto y José Alfredo. Conozcamos un poco más sobre sus vidas.

Roberto Olivera fue un trabajador de la ingeniería argentino nacido en La Plata el 12 de diciembre de 1934. En Brasil conoció a la que sería su esposa y codirectora del grupo místico al que darían el nombre de “Lineamiento Universal Superior” (L.U.S.).

Como dijimos arriba Olivera escribió el libro El Universo de Zuita (1982), y en 1985, colaboró en la confección del libro de Valentina, Dios, la gran farsa. Luego, bajo el pseudónimo de Oliver Robertt editó de manera privada varios otros libros. Estas obras nunca fueron publicadas y sólo fue gracias a la colaboración del llamado Comandante Clomro (del que hablamos en otro capítulo de esta misma obra), que los documentos aparecieron en Internet en 1999 en una página llamada “ORION, A-B-C de la conciencia en busca de la respuesta final”. Entre otros podemos mencionar: El hablar de los pensares, (1993), Los Charlies, hijos de 33 (1993), Los Charlies, después de los sistema solares (1996), y ¿En qué tiempo situarme…? (1996).

Al separarse del grupo, Roberto Olivera, reagruparía a algunos antiguos miembros, disidentes expulsados, para hacerle competencia a Valentina. No tuvo éxito y terminó refugiándose en el sur de Argentina.

DeAndradeTeruggiValentina de Andrade nació en Carazinho, Río Grande do Sul, el 28 de septiembre de 1931. Se convirtió en asistente de un médium brasileño que realizaba “curaciones espirituales”. En 1978 conoció a Olivera, con quien mantuvo una relación hasta 1987, año en que se separó para casarse con el argentino José Teruggi.

Con el tiempo Valentina dijo haber establecido contacto con seres extraterrestres y que incluso ella tenía una procedencia cósmica de muy alta jerarquía.

José Alfredo Teruggi, nacido en Lobería, provincia de Buenos Aires, el 9 de enero de 1954. Era un sodero o repartidor domiciliario de sodas (refrescos o aguas gasificadas). A mediados de 1984 ingresó al grupo contactista liderado por Valentina de Andrade y Roberto Olivera. Tres años después se convirtió en el vehículo físico de las entidades que “incorporaba” o canalizaba Olivera.

Se establecen en La Plata y comienzan a captar adeptos a través de conferencias y charlas. Afirmaban recibir mensajes transmitidos por “individualidades cósmicas”, cuyo contenido versaba sobre “Verdades Universales”. Desde entonces el grupo llego a tener más de 400 miembros con varias sedes[8] en Brasil y la Argentina y su doctrina, de carácter pseudocientífico, platillista y milenarista fue promovida a gran escala.

Según un informe de la Policía de la provincia de Buenos Aires, el grupo argentino estaba mantenido por 400 miembros de clase media alta, que pagaban un aporte mensual de 500 dólares, ya sea con dinero contante y sonante como con alhajas, autos, departamentos o cualquier otro objeto de valor[9].

Los ingresantes aprendían que el verdadero dios se llama Zuita. Para ser iniciados se les exigía una estricta disciplina, la que incluía, entre otras obligaciones, la entrega de un porcentaje de los ingresos, el abandono del hogar y la abstinencia sexual[10]. Todo se hacía mediante las prácticas típicas de estos grupos “destructivos” (presiones, amenazas, cambio de valores, creencias delirantes).

En un pasaje de su libro “La verdad sobre Dios” que dio a conocer el periodista Alejandro Agostinelli, Valentina advertía:

“Tengan cuidado con los niños, ellos son instrumentos inconscientes de la gran farsa denominada Dios y sus nefastos colaboradores”.

Valentina hablaba de las “energías nefastas” o “energías maléficas”, peligrosas y contaminantes, que llegaban a la Tierra a través de los chicos nacidos a partir de 1981. Concluía que había que re-educarlos ya que no tenían la culpa, si no el mismo dios.

Entre 1987 y 1992 fue la mejor época de LUS. Los miembros iban y venían de Argentina y Brasil. Su economía era robusta y poseían varios inmuebles. Pero en 1992 ocurrió el incidente de Guaratuba en el que se sospechó que habían secuestrado un niño.

Del asunto de los niños de Altamira y Guaratuba nos ocuparemos más adelante. Aquí habría que aclarar que los miembros de LUS hicieron un viaje a Altamira en 1986, al que Valentina llevó unos pocos miembros. El Balneario Camboriú, en la costa norte de Santa Catarina, también fue visitado por los miembros del grupo entre 1986 y 1992. Pero, a diferencia de Altamira, en la ciudad catarinense nunca se confirmaron secuestros ni ejecuciones de niños.

El edificio en el Balneario Camboriú, con vista al mar, está en la esquina de Rua 2000, con la Avenida Atlântica. Una agente de turismo, que pidió no ser identificada, dijo que tres o cuatro autobuses llenos siempre acompañaban a Valentina durante su estancia en la ciudad. La versión fue confirmada por los residentes.

El grupo alquilaba varios de los 264 apartamentos del Edificio Imperatriz. Por lo general los adeptos de la secta venían en marzo y abril, después de la temporada de verano, y se quedaban entre 10 y 15 días. “Era gente muy rica, hombres y mujeres de diversas partes de Brasil”, dijo la corredora.

Según ella, los seguidores de LUS promovían rituales de adoración al sol y las estrellas[11] en la playa durante la mañana. Otra cosa que sorprendió a la corredora: todos veneraban a Valentina cuando ella aparecía en el balcón del edificio. Luego, cuando la jefa de la secta bajaba a la playa, se seguía todo un ritual de adulación bajo una carpa blanca armada en el mar.

“Ella (Valentina) era tratada como una reina”, describió la testigo. “Todo el mundo la llamaba madre”, dijo, agregando que eran llevadas ofrendas a la líder de LUS.

La agente de viajes dijo que no recordaba la presencia de niños o adolescentes en las ceremonias del mar. Sólo dijo que, además de los ritos de la playa, muchas fiestas eran promovidas por Valentina y su comitiva en el edificio[12].

Sigue: Los niños castrados de Altamira


[1] http://www.lulu.com/product/tapa-dura/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-4/10799590

http://www.lulu.com/product/tapa-blanda/extraterrestres-ante-las-c%C3%A1maras-volumen-iv/10799633

[2] No del nuestro, sino de uno anterior, del cual proceden éste y todos los demás, que son millones (nota de Clomro).

[3] Que no es el Absoluto, porque también fue creado, aunque no se sabe por quién, y hasta se dijo que ese creador desconocido también tendría una cadena de creadores anteriores sin poder establecerse un primer eslabón (nota de Clomro).

[4] Incluso se dijo que el día 27 había sido destruido, pero habría que confirmar este dato ya que algunas contradicciones dejaban la duda de si había sido así o si seguía existiendo y operando (nota de Clomro).

[5] Hay una ambigüedad y confusión al respecto de esto debido a que la Biblia habla de un Creador de este mundo y Yahveh como si fueran el mismo, pero sabiendo que no lo son, no podríamos decir que El Nefasto era Yahveh (un simple extraterrestre impostor, usurpador del nombre de Dios), sino el que armó el plan del mundo (nota de Clomro).

[6] Que vendría a ser Zuita (nota de Clomro).

[7] La rápida sustitución por otro en la vida de ella, demostraría que las sospechas de Olivera tenían asidero (nota de Clomro).

[8] Había una sede central en La Plata terminando los años ’80, trasladada a Buenos Aires a inicios de los ’90, y varias subsedes en localidades del Gran Buenos Aires (área metropolitana de la Capital). No parecen haber funcionado con sedes en Brasil (nota de Clomro).

[9] No obstante lo cual, fuentes confiables (yo) afirman que muchos podrían atestiguar que los miembros eran de clase media común, en general con empleos o negocios que no eran para ninguna abundancia, y que el aporte mensual no era superior al de los socios de cualquier club de fútbol. Las ventas de objetos de valor y de bienes inmuebles habían ocurrido cuando el grupo esperaba la llegada de las naves en 1986 (nota de Clomro).

[10] Todo falso y derivado de la prensa brasileña que lo inventó en 1992: no se exigían porcentajes de ingresos, ni abandono de hogar, ni abstinencia sexual, ni “orgías sexuales cotidianas”, como también, yéndose al otro extremo, tituló un diario brasileño en una nota con mi foto, en cuyo desarrollo no se mencionaba nada de lo dicho en el título, como suele ocurrir en el mal periodismo. Al menos durante mis cinco años allí ni a mí ni a nadie se nos exigió ninguna de esas cosas. Pero siempre se estaban pidiendo aportes, sobre todo a los que más ganaban; los de menos ingresos podían compensar con tareas su falta de contribución monetaria. Algunos que tenían propiedades inmuebles fueron inducidos y hasta presionados a venderlas, y del dinero resultante fueron pagados gastos de viajes, estadías y otros requerimientos de quienes no tenían ingresos para autofinanciarse. Cuando se gestionó la personería jurídica del L.U.S., se implementó lo de la cuota mensual. Lo de abandono de hogar hasta podía ser inaceptable si eso pudiera provocar problemas familiares que incluso llegaran a perjudicar al grupo, por lo que algunos miembros que querían dejar sus casas e irse a vivir juntos, debieron re considerar la idea. Sin embargo, cuando ocurrían los anuncios de que ya venía la fecha del final, de la nave que vendría, y todo eso, dejar casa, familia, trabajo, pertenencias y lo que sea, se tornaba un imperativo para ir al lugar donde se esperarían las instancias finales (unos en Brasil, otros en la sede del grupo en la Argentina o, antes de ella, en el habitual lugar de reunión). No obstante estos eventos, no estaríamos hablando de una constante como la que caracteriza al típico abandono del hogar de ciertas sectas. De todos modos, fue el colmo que algunos padres hayan dejado a sus hijos con sus abuelos para irse del planeta (y algún caso más grave, de una bebé entregada a una familia en Brasil por sus padres procedentes de la Argentina, porque Valentina, que los hospedaba, no la quería por cuestiones de “energía negativa”). En cuanto a lo de la abstinencia sexual, no era un requisito para todos en toda circunstancia, claro está, pero cabe aclarar que supe que, tras mi salida, a inicios de los años ’90 se habría implementado un régimen al respecto, pero sólo en el intervalo entre el final de una relación y el inicio de otra, siendo que la nueva no podría ser antes de ocho meses, tiempo necesario para que se diluyeran las cargas energéticas de la pareja anterior, para no impregnárselas a la nueva. Desconozco si hubo una razonable desobediencia a tan delirante disposición, o si algún fanatizado habrá hecho caso. (nota de Clomro).

[11] Como esto no concuerda en nada con la doctrina del grupo y sus rituales, hay dos posibilidades: o lo que se creyó ver que hacían era otra cosa y no adorar a los astros, o simularon hacerlo para aparentar ser un grupo new age más entre tantos inofensivos. Ya en una ocasión en la playa se había estado manteniendo en voz alta conversaciones sobre supuestas amistades con sacerdotes católicos, para desorientar a una presunta espía que estaba cerca y que venía observando sospechosamente al grupo (nota de Clomro).

[12] ¡Los buenos tiempos que me vine a perder! (nota de Clomro).

3 pensamientos en “Los orígenes de Lineamiento Universal Superior”

  1. Lo último que me enteré fue que ahora «incorpora» un hijo de Filipelli, el cual es el «compañero de vida» en reemplazo de Teruggi que falleció en un accidente de aladelta en Brasil.
    TO MUCH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.