Los establos de Augías y los establos de Borge

ESCRUTINIO

Los establos de Augías y los establos de Borge[1]

Juan José Morales

En la mitología griega se habla de los doce trabajos encomendados a Hércules, como sinónimo de tareas que por su magnitud o alto grado de dificultad se antojan imposibles. Una de tales tareas, la quinta, consistía en limpiar en un solo día los establos del rey Augías, donde por años se había acumulado el estiércol de centenares de toros.

La referencia a este mito es para comparar los establos de Augías con lo que podríamos llamar los establos de Roberto Borge, el ex gobernador de Quintana Roo. Es decir, las diferentes dependencias de su gobierno, donde a lo largo de seis años se fue acumulando tal cantidad de podredumbre derivada de la rampante corrupción característica de su mandato, que limpiar aquel estercolero se antoja misión imposible. Sobre todo porque durante todo ese tiempo Borge gozó de la tolerancia, el encubrimiento o la franca complicidad no sólo de los altos y medianos funcionarios de la administración estatal, sino también de las autoridades federales.

Durante todos esos años, por ejemplo, la Auditoría Superior de la Federación no movió un dedo para constatar la forma en que el gobierno de Quintana Roo aplicaba los recursos económicos federales que se le entregaban, pese a que era público y notorio el catastrófico endeudamiento del estado, sin que hubiera obras públicas o de cualquier otro tipo que lo justificaran y que en los círculos políticos y en los medios de comunicación, menudeaban las denuncias sobre malos manejos y desvío de recursos.

imageEn un solo día, Hércules pudo limpiar los establos de Augías «”cosa que no se había hecho jamás«” gracias a su ingenio: desvió los ríos Alfeo y Peneo de tal modo que su corriente atravesó los establos y barrió con la inmensa cantidad de estiércol acumulado en ellos durante años. Habrá que buscar una solución parecida para barrer la podredumbre en los establos de Borge.

Tampoco hubo autoridad alguna que moviera un dedo a lo largo de esos años para investigar las denuncias «”hechas incluso por cónsules de diferentes países»” sobre los despojos de dinero, empresas y bienes inmuebles que se cometían al amparo de falsas demandas laborales. Sencillamente, se dejó que la descomposición continuara avanzando como la gangrena, sin hacer el menor esfuerzo por detenerla. Se llegó así a un punto en que «”como señalábamos hace poco a propósito de los despojos mencionados «”, ya podía hablarse no de delincuencia organizada, sino institucionalizada. Las propias dependencias gubernamentales y las propias leyes habían sido pervertidas para convertirlas en mecanismos delictuosos.

La complicidad desde lo más alto del poder «”repetimos»” era más que evidente. No debe olvidarse que el propio presidente Peña Nieto se refería a Borge «”al igual que a Javier Duarte, el gobernador de Veracruz»”, como uno de los representantes del nuevo PRI. De ese nuevo PRI que ahora su nuevo secretario general dice que será saneado para evitar la corrupción.

En el mito helénico, Hércules pudo limpiar en un solo día los establos de Augías. Limpiar los establos de Borge no podrá hacerse en tan poco tiempo. La tarea será larga y difícil. La densa red de encubrimiento y complicidades, y el gran número de participantes en el saqueo y los delitos cometidos durante los últimos sexenios, han facilitado la desaparición de documentos comprometedores, y hay tal desorden y confusión en los archivos, que resulta en extremo difícil encontrar puntas de hilos que permitan desenredar madejas.

Difícil, sí, pero no imposible. Sólo está por verse si Borge continuará cobijado bajo el paraguas protector del gobierno de Peña Nieto.

Por desgracia, no soy muy optimista al respecto. Se dice que como primer paso se ha iniciado «”y espero que sea cierto»” una investigación a fondo para anular los falsos juicios laborales con los que se despojó a docenas de empresarios, y que rodarán cabezas. Pero me temo que finalmente las testas que rueden serán de funcionarios menores.

¿Usted, qué opina?

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Miércoles 9 de noviembre de 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.