La fotografía Dallas

La fotografía Dallas

The Dallas Morning News, de Dallas, Texas, del 7 de julio de 1947, publicó una fotografía tomada el día anterior por los fotógrafos del periódico. Se trataba de una fotografía de un platillo volador fabricado en el diario. Servía como ilustración a los artículos sobre discos voladores de esa edición.

He perdido el recorte de periódico.

Actualización

Vicente Juan Ballester Olmos nos envía el recorte en marras, en donde podemos ver la fotografía de uno de los “plato volador” encontrados en

En el artículo leemos:

¿Auto hipnosis o imágenes entópicas?

Dallas, TX, 6-7-1947bObservadores en dallas ven discos

Por Frank X. Tolbert

Dallas se transformó en una ciudad de observadores del cielo el domingo cuando más y más amigos informaron ver discos voladores.

La descripción más vívida provino de Dexter McEwen, del 4016 McKinney, quien declaró que vio un grupo de tres discos voladores a las 11 p.m., del sábado.

“Se estaban moviendo horizontalmente pero muy alto en el cielo, como estrellas fugases, sólo que no dejaban estelas”, dijo McEwen. “Parecían estar moviéndose en una formación V”.

E. C. Sneed de Edgewood en Van Zandt County llamó a The News para informar que él y diez de sus invitados estaban sentados en su porche frontal la tarde del domingo cuando un objeto que él y otros tomaron por un disco llegó volando a lo largo del horizonte del Norte, justo debajo de un banco de nubes. Sneed juzgó que el platillo, que no era luminoso pero era de un color muy claro, era de unos cuarenta pies de diámetro. Estaba viajando en una dirección Noroeste y pronto desapareció en un banco de nubes. Unos pocos minutos más tarde pasó un avión sobre el lugar del Sneed y Sneed dijo que creía que el disco estaba yendo el doble de rápido que el avión.

 J. A. Reeder del 6112 Glendora dijo que avistó un solo disco moviéndose sobre Preston Road alrededor del ocaso del sábado.

 La Sra. Roy C. Fair del 5909 Marquita encontró cuatro discos delgados de metal, de alrededor del tamaño de un dólar de plata, en su terreno el domingo por la mañana. Ella estaba con una vecina, la Sra. Jim Peckham, cuando se hizo el descubrimiento. No se estaba haciendo ningún trabajo con metales cerca del hogar de la Sra. Fair, dijo ella, y ella no pudo ofrecer explicaciones para la presencia de los discos.

 Discos veloces informados aquí el domingo fue lo que Joe Lovelace, del 1504 Melbourne, dijo que vio a las 8:56 p.m. Lovelace dijo que él y su cuñado, Paul Wiseman de Borger, estaban recostados en el jardín cuando un objeto de forma redonda iluminó los alrededores del borde destellando a través del cielo, de Norte a Sur. Lovelace estimó su altura en 15,000 pies y su velocidad en 2,000 a 3,000 millas por hora.

 Bill Alexander del 4911 Gaston dijo que creía que las ilusiones de los discos eran causadas por destellos de reflectores reflejándose en las nubes en la noche.

 “Toda esta charla sobre los discos me está volviendo loco”, dijo Alexander.

 El Dr. Claude Uhler, un neuropsiquiatra, dijo que la gente estaba observando más los cielos desde la liberación de la bomba atómica.

 “Todos los avances recientes y alarmantes en la guerra científica han estimulado nuestras imaginaciones”, dijo el Dr. Uhler. “Tal vez muchos de nosotros mientras observamos los cielos estamos ponderando sobre el tiempo cuando estos cielos se hagan radiactivos. Con toda esta observación del cielo, las ilusiones temporales son un resultado natural. Y este asunto sobre ver discos voladores puede ser una forma de auto hipnosis que se está ampliando en una psicología popular”.

 El Dr. Harold M. Block, un especialista de los ojos, dijo que la irritación ocular de la luz y otras dolencias pueden causar lo que él llamó imágenes entópicas – esto es, imágenes que ocurren dentro del ojo.

 “Las imágenes entópicas pueden ocurrir con particular facilidad cuando uno está mirando al cielo”, dijo el Dr. Block. “Tengo la sospecha de que algunos de estos discos voladores pueden ser sólo imágenes entópicas”.

 Otra explicación, dijo, puede ser espasmos de las arterias pequeñas de la retina. Estas arterias se contraen y producen pequeñas manchas ciegas. Durante la constricción las arterias pueden ondular y producir una imagen en movimiento.

En la fotografía aparece la Sra. Fair y el pie de foto dice:

¿Estos discos alguna vez fueron aerotransportados?… La Sra. Roy C. Fair muestra los discos delgados de metal plateado que aparecieron en su terreno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.