Serpiente de mar engañosa en 1850

Serpiente de mar engañosa en 1850

En septiembre de 1850, Cork se volvió loca por la serpiente del mar. Fue todo un engaño fabuloso, por supuesto, y comenzó con la siguiente carta [1].

AL EDITOR DE THE CORK CONSTITUTION

Courtmasherry, 29 de agosto de 1850.

 

Señor – Los siguientes detalles, cuya exactitud no necesita ser cuestionada, no dudo que interesará a muchos de sus lectores.

 

Los diferentes establecimientos de pesca de las orillas de esta extensa bahía, que se extiende desde Old Head of Kinsale a Seven Heads, han sido en los últimos días abundantemente abastecidos de peces de todo tipo, y la mayor actividad prevalece en el aprovechamiento de la abundancia que ha sido así enviada a nosotros literalmente en bancos de arena. Se ha observado también que, por ejemplo, se ha capturado una cierta descripción del fish – haak más lejos dentro de los límites del puerto interior de lo que se había sabido siempre antes. De hecho, como he oído observó que los peces estaban literalmente saltando en tierra.

 

Estas apariciones novedosas, sin embargo, fueron con mucho completamente explicadas ayer. A eso de la una de la madrugada, cuando navegaba en mi yate, con una ligera brisa en la orilla, a unas dos millas al sur del faro erigido sobre rocas de “Barrels”, uno de los cuatro caballeros a bordo (Sr. B. de Bandon) llamó la atención hacia la estructura mencionada, con el interrogatorio de “¿ves algo extraño sobre Barrels?” En un instante la atención de todos a bordo fue empujada sobre un objeto que al principio me pareció como el extremo grueso levantado de un gran mástil, pero que, cuando se hizo más claro, demostró ser la cabeza de un enorme pez o monstruo. Al dirigirnos hacia el objeto, pudimos ver claramente, a simple vista, lo que mejor puedo describir como una enorme serpiente sin melena ni pelo, ni ningún apéndice similar. La porción del cuerpo por encima del agua y que parecía estar frotándose o arañándose contra el faro, era de treinta pies de largo y de diámetro debería decir de una braza. Con la ayuda de un catalejo se observó que los ojos eran de un tamaño inmenso, unas nueve pulgadas a través de la bola, y la parte superior de la espalda apareció cubierta con una sustancia con forma de concha surcada. Ahora estábamos a tiro de rifle del animal, y aunque algunos a bordo mostraban nerviosismo perdonable por la sugerencia, se resolvió disparar una bola en la parte inferior del cuerpo, siempre que las evoluciones pesadas de la criatura expusieran su parte vulnerable. En el instante en que la pieza fue descargada, el monstruo se elevó como impulsado por un doloroso impulso a una altura que puede parecer increíble – digamos por lo menos 30 brazas – y culminando con el movimiento más rápido, se zambulló o se precipitó bajo el agua con un chapoteo que detuvo absolutamente nuestras respiraciones con asombro. Al cabo de unos instantes toda la perturbación del agua se calmó y el extraño visitante siguió su camino hacia el mar. Al llegar a la baliza nos sentimos satisfechos al encontrar adheridos a los soportes numerosas masas escamosas conectadas, como se pensaría que serían frotadas de una criatura “recubriendo” o cambiando su piel vieja por una nueva. Estos objetos interesantes se pueden ver en la Horse Rock Coast Guard Station, y pagarán bien una visita.

 

Estos detalles que he narrado de la manera más clara que soy capaz, y si otros, en otros barcos, que no habían tenido la oportunidad tan buena de ver toda la apariencia del animal como los de mi barco, deberían enviarle una cuenta más legible de ella, me comprometo a que ninguna se adhiere más estrictamente a los hechos.

 

Yo soy, señor, su obediente servidor,

 

ROGER W. TRAVERS

Notas:

1. No pude acceder a ninguno de los números de Cork Constitution para 1850. Afortunadamente, la carta fue reproducida en varios periódicos, entre ellos el Cork Examiner.

Fuentes:

Cork Examiner, 2 de septiembre de 1850

http://forteanireland.blogspot.mx/2017/02/sea-serpent-shenanigans-in-1850.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.