Hacia el peor de los mundos

ESCRUTINIO

Hacia el peor de los mundos[1]

Juan José Morales

Sacar al ejército de sus cuarteles y sacarlo a las calles a librar — como en su momento dijo Felipe Calderón— una guerra contra el crimen organizado y el tráfico de drogas, fue un gravísimo error. Darle un marco jurídico a la actividad de los militares en ese terreno, sería una equivocación todavía peor.

imageEsto es lo que opina la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

Errado fue mandar al ejército a realizar labores policíacas, para las que no está técnicamente preparado ni legalmente autorizado.

La prueba de ello es que tras más de diez años de militarización del combate a la delincuencia, la situación es peor que antes, las bandas criminales se han adueñado de importantes ciudades y extensas zonas del país, y una gran cantidad de soldados rasos y oficiales se encuentran en prisión por violación a los derechos humanos. Nos enviaron, dicen, a cumplir una tarea para la que no estábamos preparados.

Pero lo más grave es que al poner al ejército a cumplir funciones de policía, se le colocó al margen de la ley, y ahora se quiere desfacer el entuerto con leyes ad hoc. Pero —repetimos— eso sería un error peor, pues implicaría la militarización del país, sin que se alcancen los objetivos que todos deseamos, o sea paz, tranquilidad y seguridad.

Como bien dijo Víctor Flores Olea en un reciente artículo en La Jornada, la intención de dar un marco legal a las funciones de policía del ejército, refleja la incapacidad del gobierno para resolver el problema de la manera correcta, o sea mediante la organización de “una fuerza pública no castrense sino rigurosamente policíaca”.

“En los primeros tiempos de su gobierno —añade Flores Olea—, Peña Nieto aseguró que se proponía organizar o construir en su gobierno una ¨gendarmería¨, haciéndonos pensar en la creación tan necesaria en México de un cuerpo policiaco profesional, disciplinado y honesto. Parece que todo se quedó, en el mejor de los casos, en un arranque de buena voluntad que no se ha realizado y que ni siquiera está en serio camino de realizarse.”

En ningún país los militares han tenido buen éxito como policías. Cuando se les asigna esa función, terminan, de grado o por fuerza, convertidos en represores y el remedio resulta peor que la enfermedad. Lo que México necesita en las actuales circunstancias, es una solución civil, una policía eficiente, moderna, bien organizada, con un buen aparato de inteligencia, capaz de combatir al crimen organizado y el tráfico de drogas, no a punta de balazos, sino con métodos realmente efectivos, como el desmantelamiento de sus redes financieras.

Por desgracia, el gobierno parece haberse dado por vencido y, como señala Flores Olea, “el país marcha inevitablemente hacia una militarización que resulta imposible detener. Hemos estado ya y estamos en esa situación, con todos los elementos negativos en que pueda pensarse, el hecho efectivo es que vivimos una militarización impuesta por las circunstancias y que no puede detenerse ni corregirse adecuadamente, como si estuviéramos condenados sin escapatoria a vivir en el peor de los mundos. En el peor de los mundos, como ya lo sabemos incluso estadísticamente, es aquel en que se violan los derechos humanos y los derechos elementales de los hombres y mujeres, convirtiendo a la vida social en una angustia en vez de que sea una felicidad, como debía serlo siempre.”

Comentarios: kixpachoch@yahoo.com.mx


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Miércoles 25 de enero de 2017

La fotografía Laurens Pierce

La fotografía Laurens Pierce

Otra de esas fotografías hechas en estudio y que eran utilizadas para ilustrar las notas sobre platos voladores, se publicó el 8 de julio de 1947 en el Montgomery Advertiser, de Alabama.

Se supone que fue tomada por Laurens Pierce en Brewton, Montgomery, Alabama

No cuento con esta fotografía

Imagen perfecta

IMAGEN PERFECTA

24.3.17

Jack Womack. Flying Saucers Are Real, Edited by Michael P Daley, Johan Kugelberg and Gabriel Mckee. Anthology Editions, 2016.

Peter Rogerson

Jack Womack es un autor estadounidense de ciencia ficción distópica basado en la decadencia urbana que ha tenido una afición de la colección de literatura ovni, mientras más salvaje mejor y su colección es la base de este gran libro de mesa de café de imágenes extrañas y texto más extraño, documentando el folklore de la era espacial.

imageUna gran parte del material ilustrativo de este libro consiste en reproducciones de portadas de libros de una amplia gama de libros, folletos y hojas y es quizás mejor visto como un homenaje al arte de la portada de libros. Estas portadas son obras de arte y colaboradoras del folklore, presentando imágenes de platillos voladores, pero no solo presentándolas, sino estandarizándolas. En el primer folleto ovni de todos, The Flying Saucer as I Saw It de Kenneth Arnold, el platillo volador ha barrido las alas y se parece más bien a un pez raya volador.

imageMás tarde, Fate y Coming of the Saucers de Arnold y Palmer es una especie de óvalo con la parte de atrás cortada

El primer libro comercial de ovnis, Flying Saucers are Real de Donald Keyhoe mostró una especie de disco escorzado, pero las obras posteriores de Scully y Heard presentan discos estandarizados, que son seguidos por ilustradores posteriores.

Las cubiertas de polvo varían desde lo soso hasta lo descarado y sus imágenes son reforzadas por diversas fotografías, obviamente falsas, de ovnis. En su nivel más sofisticado, estas se convierten en piezas de arte muy icónico en sí mismos. Las fotografías de George Adamski, por ejemplo, influyen no sólo en ilustraciones de libros y revistas, sino en “testimonios de testigos oculares” y constituye la base de más ilustraciones de libros, algunas de las cuales dicen detalladamente cómo funcionan los “platillos voladores”.

Los textos de los libros muestran cómo la literatura ovni se extendía desde lo urbano hasta lo poco comprensible y el texto físico de las producciones de libros mesa de café con lujosas ilustraciones, hasta el más básico panfleto grapado o duplicado. Su contenido va desde lo secular científico a lo evangélico. Gran parte de estos últimos parecen estar entre los peores escritos de todo el material. Los temas de un populismo casi tipo trump corren a través de muchos de ellos, y uno puede ver cómo algunos de ellos transmitieron los tropos populistas de la pre-guerra en la edad moderna. Las sociedades retratadas por los contactados de mundos supuestamente altamente técnicos son esencialmente visiones pastorales de la sociedad organizadas de manera muy conservadora y tradicional.

saucers3Otros escritores ovni, particularmente en los turbulentos años sesenta y setenta, presentaron imágenes más inquietantes, desde los temidos invasores de las obras posteriores de Keyhoe, a través de los invasores, colonizadores abductores y mutiladores de ganado. Todo esto aparece aquí. Algunos de los panfletos le dirán a los historiadores sociales del futuro del arte perdido del folleto y la revista duplicados y xerografiados.

El libro de Nigel Watson, Portraits of Alien Encounters obtiene una mención favorable, aunque no ocurre lo mismo con su chaqueta de polvo. Phantoms of the Sky de David Clarke y Andy Roberts también es favorable en contraste con el material producido en los Estados Unidos.

La vasta colección de literatura ovni de Womack ha sido donada a la Universidad de Georgetown y sería agradable verla junta y seguir siendo una colección viva.

http://pelicanist.blogspot.mx/2017/03/picture-perfect.html

Contacto ovni: 1 de abril de 1967, Loco, TX

Contacto ovni: 1 de abril de 1967, Loco, TX

31 de marzo de 2017

CWWWatts fue entrevistado en 1968 por investigadores de ovnis.

Carroll Wayne Watts dijo que tuvo un encuentro cercano con un ovni la noche del 31 de marzo de 1967, pero no fue reportado hasta el día siguiente, el 1 de abril. Watts vivió en la pequeña ciudad de Loco, en el Panhandle de Texas, justo al Sur de Wellington, a unos 100 kilómetros al Este de Amarillo. Su historia se publicó en el servicio de noticias de United Press International, UPI, y se publicó el 2 de marzo, como se reproduce a continuación.

imageLoco, Texas, cerca de la frontera de Oklahoma.

Saucer Speaks

Un granjero de Wellington dijo hoy que habló con un platillo volador anoche. El hombre, Carroll Watts, dijo que regresaba a casa de la residencia de su padre cerca de una milla al Norte de su casa alrededor de las 10:30 de la noche del viernes, cuando vio una luz en donde se encuentra una casa abandonada.

Se apartó del camino de tierra y se dirigió hacia la luz. Dijo que condujo hasta unos 20 pies de un objeto que “parecía tener unos 100 pies de largo y ocho o diez pies de alto”.

“Caminé por su borde, y a unos 20 pies por el lado encontré un puerto o una puerta. Llamé tres o cuatro veces y se abrió mecánicamente”, dijo.

“Una voz empezó a hablarme: era una voz sin emoción ni masculina ni femenina. Me preguntó si estaría dispuesto a someterme a un examen físico riguroso.

“Les pregunté por qué querría tomar un examen físico y me dijeron que si lo pasaba, podría hacer un vuelo con ellos. Dijeron que cualquier hombre que pasara el examen físico podría hacer un vuelo, pero no se llevarían mujeres ni niños.

“Señalaron una máquina contra la pared opuesta desde donde yo estaba parado fuera de la puerta. Dijeron que todo lo que tenía que hacer era estar delante de la máquina para tomar un examen físico.

“Aproximadamente dos o tres se sentían adelante de la máquina era un mapa. Era aproximadamente de una yarda cuadrada y comenzado cerca de un pie del suelo. Parecía ser un mapa de la Tierra a gran escala – pero no podía decir de dónde era el mapa”.

“Entonces me informaron que tenían una máquina que, cuando la nave, estaba a 300 yardas de un edificio, podía decir cuántas personas estaban en el edificio y sus edades.

“Ellos (la voz) me pidieron otra vez que tomara el examen físico – y cuando me negué, me dijeron que varias personas habían tomado la prueba y habían hecho los vuelos.

“Ellos, quienesquiera que fueran, dijeron que estaban estacionados en todo el mundo y podían ir y venir cuando quisieran, nadie podía detenerlos.

“Les dije que no quería tomar ese examen físico y volví a mi coche y se encendieron las luces de la nave”.

“Cuando me detuve delante de ella, se levantó ligeramente y se volvió hacia el Sur. Había una luz, de unos 20 centímetros de diámetro, sobre la nariz. Cuando la nave estaba sentada, emitía una luz fluorescente clara, pero cuando la nave comenzó a moverse, la luz tomó un tono rojizo.

“Mientras me alejaba, el objeto se levantó del suelo y tomó un rumbo hacia el Sur. No hacía ruido alguno. Supongo que todo eso duró entre diez y quince minutos.

CWW2Tarjeta del Proyecto Blue Book “Psychological”

Mientras hablaba con UPI por teléfono, Watts tenía dos investigadores de la Fuerza Aérea en su casa. Los investigadores fueron enviados a Wellington desde la Base Aérea de Altus. Okla.

Un hombre de Wellington dijo que Watts era considerado “irreprochable”.

El incidente era el tercero reportado en el área de Wellington en el último mes.

El 21 de marzo, Watts reportó avistar una nave volando a unas 50 millas por hora por un camino de unas ocho millas.

El 23 de marzo, un hombre de la Fuerza Aérea informó que fue perseguido por una nave similar por algún tiempo.

Esto fue sólo el comienzo de la historia de Watts. Durante los meses siguientes tuvo una serie de encuentros con eventos y personajes que se asemejan a la historia de Barney y Betty Hill, regresión hipnótica al estilo Budd Hopkins, fotografía Polaroid de un ovni como Ed Walters y encuentros cercanos de tipo postal y telefónico con el astrónomo Dr J. Allen Hynek, quien dijo:

imageHynek está desconcertado

“Si esto es una broma, es muy, muy inteligente. De hecho, sería una broma tan inteligente que sería casi tan interesante como lo que este agricultor afirma que le ha sucedido”.

Más sobre la increíble saga de Watts.

http://www.blueblurrylines.com/2017/03/ufo-contact-april-1-1967-from-loco-tx.html

 

Ver: http://marcianitosverdes.haaan.com/2007/01/el-ovni-de-loco/

El ovni invasor (1969)

El ovni invasor

Género: Dibujos Animados

Dirigido por Amaro Carretero, 1969

ESPAÑA Cortometraje

Productoras: ESTUDIOS CASTILLA

Intérpretes:

Dibujos animados Fotografía de animación: Victor Rodríguez, José Carretero

Música: José María Morales

Montador: Ramón Saldías

Animación: Mauro Cáceres, Miguel Angel Díez Follente, Julio Díez Miguel

Realización: Vicente Rodríguez

Género: Animación, Aventuras

Tema: Vida animal

35 milímetros. Eastmancolor. Normal.

Duración: 8 minutos