75 por ciento de los animales del océano resplandecen

Mar brillante: 75 por ciento de los animales del océano resplandecen

Por Stephanie Pappas

12 de abril de 2017

aHR0cDovL3d3dy5saXZlc2NpZW5jZS5jb20vaW1hZ2VzL2kvMDAwLzA5MS8xNjIvb3JpZ2luYWwvbW9vbi1qZWxseWZpc2guanBnEl mar está lleno de criaturas bioluminiscentes, como esta medusa de luna. Crédito: Richard A McMillin / Shutterstock

El océano es un lugar oscuro. Debajo de unos 656 pies (200 metros), la luz no penetra. Teniendo en cuenta que la profundidad media del océano es de alrededor de 14.000 pies (4.267 m), deja mucho espacio para la negrura de tinta.

La vida marina ha descubierto una manera de hacerle frente. Una nueva investigación encuentra que un total de tres cuartos de los animales marinos hacen su propia luz.

El estudio, publicado el 4 de abril en la revista Scientific Reports, es el primero en cuantificar realmente la bioluminiscencia animal en el océano. Resulta que la capacidad de brillo no es rara en absoluto.

“No estoy seguro de que la gente se dé cuenta de lo común que es la bioluminiscencia”, dijo en un comunicado la investigadora del estudio, Séverine Martini, investigadora postdoctoral del Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterrey (MBARI). “No son sólo algunos peces de aguas profundas, como los peces de pescadores, sus jaleas, gusanos, calamares… todo tipo de cosas”. [Gallery: Images of Glowing Aquatic Life]

Un suave resplandor

La mayoría de los organismos bioluminiscentes son sutiles con su brillo, lo que explica por qué los investigadores no los habían contado como emisores de luz antes: Muchas cámaras ni siquiera pueden detectar el tenue brillo. Para las criaturas del mar que viven en la oscuridad, sin embargo, un poco de iluminación tenue es todo lo que se necesitan – luces brillantes serían excesivas y probablemente sólo atraerían la atención no deseada de los depredadores. Muchas criaturas bioluminiscentes también encienden y apagan su luz para evitar atraer a los transeúntes peligrosos.

Martini y sus colegas emprendieron el primer estudio sistemático y cuantitativo de la bioluminiscencia en la bahía de Monterey, que está en la costa de California. El fondo marino en la bahía de Monterey cae rápidamente en un cañón submarino, por lo que los investigadores tenían mucha profundidad para explorar. Utilizaron video de vehículos operados remotamente en 240 inmersiones en y alrededor del cañón, contando cada animal de más de 0.4 pulgadas (1 centímetro) visto entre la superficie y 13,123 pies (4,000 m) de profundidad.

Los investigadores luego compararon las especies que habían observado con listas de organismos bioluminiscentes conocidos. Hasta el 40 por ciento de los animales más profundos – por debajo de los 6,562 pies (2,000 m) – tuvieron que ser clasificados como “indefinidos”, lo que significa que no hay suficientes datos para asegurarse de que brillan o no, simplemente porque las especies tan profundas son tan poco entendidas.

Detección de luz

A pesar del misterio de las especies de mayor profundidad, los investigadores descubrieron que alrededor del 75 por ciento de los animales en todas las capas del océano eran definitiva o probablemente bioluminiscentes. Esto fue sorprendente, porque esperaban que el número de organismos bioluminiscentes aumentara a mayores profundidades.

En la superficie, los bioluminiscentes más grandes eran medusas y sifonóforos (animales coloniales como la jalea que incluyen el portugués de guerra). Hasta el 99 por ciento de las especies de esos dos grupos podrían producir su propia luz.

Entre 4,920 pies y 7,380 pies (1,500 a 2,250 m), el resplandor del océano es en gran parte gracias a los gusanos marinos, informaron los investigadores. Los larváceos, pequeños alimentadores de filtros de natación libre, constituían alrededor de la mitad de los organismos bioluminiscentes inferiores a 7,380 pies.

La investigación de Martini puede sentar las bases para una nueva forma de estimar el número de animales en el océano profundo. Si los científicos pudieran medir la bioluminiscencia a una profundidad dada y conocieran la proporción de animales a esa profundidad que brillan, podrían estimar teóricamente el número total de animales que viven allí sin contarlos. Martini y sus colegas ahora están trabajando en el desarrollo de instrumentos para hacer ese tipo de medidas posibles.

http://www.livescience.com/58653-75-percent-of-ocean-animals-glow.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.