Contacto con Koldas 16

CAPÍTULO 15

Rescate de la Tierra

Durante el período en que la severa distorsión magnética interfirió con el contacto de la Confederación con las Bases “Q” en la Tierra, se produjo un interludio inesperado. La tormenta magnética dentro de nuestro sistema solar comenzó el 24 de junio de 1975, y terminó nueve meses después. Pero en la noche del 27, en la Base “Q” no nos dimos cuenta de que nada andaba mal y esperábamos una transmisión rutinaria. Después de que Edwin fuera puesto en una condición de recepción, en vez de oír Valdar o uno de los otros, oímos, para nuestro asombro, palabras en un idioma extraño…

“Kasiendo… Katauw, viso, viso… .kiaka, kiaka…

Sianda katauw, sivi kiaka kanando…

Viaka, viaka…”

Estábamos bastante desconcertados por esto, como usualmente oímos el idioma inglés, y una respuesta en inglés no hizo nada para frenar el torrente de palabras extrañas.

“Visio kialda katauw, visia kiaka kasalundo katauw, si… Kialda, kialda…”

Sonaba como un grito de socorro. Las dos últimas palabras eran familiares. Sabíamos que “Ceto Kialda” significa “gente en emergencia”. ¿Cuál era la emergencia?

Como no sabía otras palabras, respondí con “Ceto kial da”. La respuesta fue inmediata.

“Ceto Kialda vasito… lomo saviendo ka katoto gownowloaka soto… Ceto”.

El orador hizo una pausa como si esperara una respuesta, luego continuó,

“Ceto, ceto, kialda, kialda…”

Si sólo tuviéramos una idea de con quién estábamos en contacto. Le dije: “Por favor, díganos su nombre”. La respuesta llegó de inmediato, “Eeso… Eeso”. Yo continué: “Saludos, Eeso, esta es la Confederación ¿Cuál es la emergencia?”

¿Estaba entendiendo lo que yo estaba diciendo? Al parecer no, porque continuó con otra cadena de extrañas palabras.

“Eeso, kialda kariendo kasa isiata pasendo kakau kararando cackaulo Eeso..Liendo Confederación… Confederación Eeso”.

Lo intenté nuevamente, “Eeso de la Confederación, te saludamos desde la Base Q. Intenta de nuevo… en inglés ¿Cuál es la emergencia?”

“Ikaka sidio visa liso kiando… Confederación. Espera, espera…”

Después de unos minutos, escuchamos a Eeso decir, “Hablando… Confederación Planeta… Kialda… hablando… a través de… intérprete. Entender… una computadora está interpretando… estamos… en gran peligro… Emergencia… Hombres de la Tierra, ¡Emergencia!”

“¿Estaba la emergencia conectada con el “proyecto Fireball?”, pregunté. “No… no Proyecto Fireball… Nave… nuestra nave… espera, hombre de la Tierra”.

Hubo otra pausa, luego Eeso continuó: “Ahora la computadora está mejor ajustada para tomar nuestra conversación, hombre de la Tierra, ¿me oyes?… Esta es mi emergencia… Desde hace algún tiempo hemos estado dando vueltas a tu planeta. Hemos sido incapaces de acelerar más allá de tu planeta a causa de la turbulencia magnética… Emergencia, hombre de la Tierra, pronto estaremos condenados”.

“¿Hay algo que podamos hacer?” Pregunté.

“Sí… hay baterías de energía solar en la base ‘A’, tienen también un teléfono, pasa tan pronto como sea posible las letras de código, solo tenemos suficiente energía solar para permanecer en una posición estable con esta nave durante un día y medio de Tierra, nuestros transmisores no tienen poder, todo esto se debe a la perturbación magnética… Si no recibimos ayuda… en dos días pereceremos”.

Le aseguré a Eeso que nos ocuparíamos del asunto inmediatamente. Él respondió: “Yo… gracias, eso es realmente todo lo que se necesita”. En la Base ‘A’, tienen en su posesión una pequeña nave espacial, y si nos traen nuevas baterías solares, podríamos dejar esta orbita”.

Le pregunté a Eeso si sabía dónde estaba Valdar en ese momento.

“Valdar está en Melchor. Las naves koldasianas son incapaces de llegar a este planeta debido a esta perturbación magnética en su sistema solar. En Melchor, que está en el perímetro de su sistema solar, están todas las naves de la Confederación. No podemos aterrizar como esta nave es demasiado grande, tiene ocho kilómetros de longitud, a bordo tenemos 400 estudiantes y personal, venimos de Carmel, un planeta en la Confederación”.

Entonces pregunté cuánto tiempo había estado en ese predicamento y cómo había estado allí con 400 estudiantes.

“Venimos de Cialdar y nos dirigimos a Kopone, y el campo magnético pasa a través de su sistema solar, en este momento estamos varados en esta órbita a 27,000 kilómetros sobre la Tierra. No podemos escapar de la atracción gravitacional de su planeta. Si caemos, el mundo entero lo sabrá, nos verá caer… La última transmisión de la Confederación fue hace cinco días, nada desde entonces… Las transmisiones de radio no son posibles con toda la turbulencia que tenemos ahora. Incluso las transmisiones ‘pensamiento’ son difíciles. Hay un cortocircuito en los canales magnéticos y estamos cortados y en la caída libre. Ninguna nave Astrael puede llegar desde Melchor debido a la turbulencia magnética que causa el amortiguamiento violento a la nave, incluso en aquellos campos que son todavía pasables. La única esperanza que tenemos ahora es la nave en la Base ‘A’ en la Tierra… durante días he tratado de hacer contacto. Hemos visto muchas rotaciones de su planeta. Pero ahora, por fin, tengo la suerte de haber entrado en contacto con una base ‘Q’”.

La conversación era ahora mucho más fácil y Eeso sonaba muy aliviado. “Es frío aquí, hombre de la Tierra… ¡frío! Los estudiantes están en una gira educativa. Tenemos suficiente comida y agua, pero hace frío. Tengo que racionar la energía que nos queda para la calefacción. Por lo tanto, por favor contacte a la base ‘A’ lo más pronto posible. La base ‘A’ está, según mis registros aquí, a 72 kilómetros de su posición allí, sé que habrá alguien allí ahora, porque en los días pasados todas las Bases ‘A’ han estado en alerta Sólo las naves en estas bases ‘A’ pueden recargar las células de energía solar”.

“Nunca he estado en la Tierra”, continuó Eeso, “he pasado muchas veces, es un hermoso y lndo planeta, un día, espero venir. Los estudiantes que tengo a bordo son de muchos planetas diferentes. Están entrenando para pilotos, comunicadores, navegantes… Esta es la parte final de su período de entrenamiento, son muy jóvenes y estoy muy cansado…”

Logré transmitir el mensaje de la nave afectada a la Base ‘A’ aproximadamente media hora después de que terminamos nuestra comunicación de pensamiento con Eeso. La persona que contestó mi llamada telefónica dio su nombre como Gerry. Me aseguró que actuaría de inmediato en mi mensaje. Con nuestra misión terminada por el momento, esperamos por dos días para hacer contacto de nuevo con la nave enorme. Los disturbios magnéticos son fenómenos naturales según la Confederación, los cuales pueden ocurrir a intervalos de diez a doce años.

El domingo por la noche, 29 de junio de 1975, estábamos listos para entrar en contacto con Eeso a la hora señalada de las ocho. A medida que pasaba, volvió a arrojar un torrente de palabras en la extraña lengua. Sonaba mucho más alegre y confiado y supusimos que debía haber recibido la ayuda que había pedido.

Hubo una breve pausa y luego dijo: “Saludos a la gente de la Tierra, estamos felices de que tú en la base ‘Q’ pusieras mi mensaje en la base ‘A’, salvó la vida de todos estos estudiantes, de mi personal y de mí mismo. Gracias. Las otras bases ‘Q’ fueron alertadas, pero no pudieron ayudar, estas bases ‘Q’ estaban en otros países, muy lejos de la base ‘A’. Atra, de su Base ‘A’ ya no está allí todo el personal de la Confederación ha sido evacuado de allí, están en Melchor en espera de regresar en la primera oportunidad, lo mismo ocurre con todas las otras Bases ‘A’ de su planeta. El personal de la Tierra está ahora a cargo de ellas. El terrícola Gerry llegó a una nave de exploración con las células de energía solar. Ya ha regresado, pero debemos tener cuidado con el suministro de energía magno-solar, que es un modelo antiguo, no como el último tipo de Corynthian que es mucho más eficiente en el uso de la energía. ¡He cometido un gran error! No debería haberme aventurado en este sistema. Melchor me advirtió que no entrara. Ya sabes, los campos magnéticos son muy engañosos. Al principio todo estaba bien. Entonces el campo del frente y el de atrás se volvieron repentinamente muy turbulentos… Entonces, cuando empezamos a quedarnos sin energía, el gran sistema de control de la nave falló y empezamos a caer en el espacio. Pero ahora estamos contentos y pronto esperamos dejar esta órbita. Sólo estamos esperando a que la turbulencia se disipe lo suficiente como para darnos una buena oportunidad de salir. Es la peor tormenta magnético durante mucho tiempo.

“Si no puedo salir dentro de una semana”, continuó Eeso, “tendré que aterrizar en uno de sus mares, debe ser lo suficientemente profundo para permitir que esta nave se asiente en el fondo”. Los compartimientos de escape de emergencia llevarán a los estudiantes y personal a la superficie con cables, entonces las bases ‘Q’ equipadas con naves marítimas llevarán a nuestra gente a la orilla, pero no quiero hacerlo a menos que sea absolutamente necesario”.

A petición nuestra, Eeso nos contó más sobre su enorme nave espacial. “Es redonda como un cilindro largo, ocho kilómetros de longitud y un kilómetro y medio de circunferencia. Esta nave se llama Kalsando, pero este modelo no se utiliza a menudo en estos días. Los Sitonianos tienen una nave muy similar a ésta, pero no tan grande, aunque más poderosa”.

“Durante los últimos dos días hemos observado la tierra desde esta altitud”, dijo Eeso. “Ahora que tenemos el poder nuevamente para operar el equipo e instrumentos para la observación cercana, hemos echado un vistazo más de cerca a su planeta. ¡Debo decir que es un planeta hermoso! No parece posible de aquí que hay una constante lucha por el poder con guerra y derramamiento de sangre teniendo lugar en muchas áreas de esta joya de planeta… ¡pero la evidencia está ahí para todos nosotros! Para los estudiantes ha sido una experiencia más valiosa… les di una conferencia sobre los terrícolas, y les dije de Edwin y todos ustedes en la Base ‘Q’. Los estudiantes están muy interesados y de acuerdo en que esta ha sido una experiencia valiosa. Y les dije cómo Edwin había sido entrenado por los koldasianos desde chico*. (*Esta es la primera indicación en este manuscrito de que Edwin ha sido observado y preparado para estos contactos por más tiempo del que él recuerda). …Quisiera agradecerle por lo que ha hecho por esta compañía. He puesto sus nombres en la bitácora. El nombre de Gerry también…”

“Mis superiores leerán este registro. Me iré ahora. Koran Seka – esto significa, ‘nos reuniremos de nuevo’”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.