Experto afirma que ha encontrado la fuente de las huellas del Yeti

Experto afirma que ha encontrado la fuente de las huellas del Yeti

Paul Seaburn

23 de septiembre de 2017

“El Yeti es un hombre salvaje que vive en las montañas, y esa es su huella”.

Cuando tu abuelo y tu padre te dicen que la foto de la huella en tu pequeña mano es la de una bestia legendaria que vive en el Himalaya, tú les crees, ¿verdad? Daniel Taylor lo hizo y ese incidente fue el primer paso de un viaje de toda la vida para encontrar un Yeti o el creador de la huella. Encontró a uno de ellos.

En la larga lista de logros de Daniel C. Taylor, el “investigador de Yeti” es alta pero no está en la cima. El activista social de 72 años de edad ha estado estrechamente involucrado con Future Generations, una organización que promueve “un cambio global en la práctica que promueve asociaciones más efectivas entre comunidades, gobiernos y organizaciones para lograr el cambio y la conservación de la comunidad”, y el método de UNICEF SEED-SCALE para guiar ideas y proyectos piloto a buen término. El método SEED-SCALE se basa en la idea de que el cambio social requiere la interacción de valores, dinámica económica y condiciones ambientales.

Sí, sí, sí… ¿y el Yeti?

Como detalla en su nuevo libro, Yeti: The Ecology of a Mystery, Taylor nació de padres estadounidenses que viven y trabajan en la India. Esa única fotografía, la famosa imagen tomada en 1951 por Eric Shipton, lo inspiró a explorar el Himalaya durante casi 60 años en busca del Yeti, y finalmente visitó la mayoría de los valles donde era más probable que viviera. Esa exploración llevó a Taylor a fundar The Mountain Institute, una organización sin fines de lucro dedicada a conservar y proteger los ecosistemas de montaña y las personas que viven en ellos.

yeti-footprintOK, Daniel C. Taylor tiene un currículum bastante impresionante. ¿AHORA podemos llegar al Yeti?

“Si quieres ir al lugar más salvaje, donde podría estar el Yeti, es Barun”.

En una entrevista reciente con National Geographic, Taylor describe su viaje para encontrar el pie que hizo la huella. El Rey de Nepal le dijo que buscara en el Valle de Barun, que tiene una jungla húmeda y densa adecuada para vivir un Yeti, pero casi inhóspita para los humanos, excepto a lo largo de los perímetros. Como prometió el rey, Taylor encontró rápidamente huellas frescas similares a la famosa fotografía. Mostró su propia fotografía a otra persona, al igual que su padre y su abuelo lo mostraron.

“Un cazador local con el que trabajé dijo que pensaba que lo que había encontrado era un oso de árbol. Nunca había oído hablar de un oso de árbol en esta región. De repente, tuvimos una explicación de dónde venía el pulgar. Un oso que vive en un árbol fuerza a un dígito interno hacia abajo para que pueda hacer un agarre oponible. Los osos normales no pueden hacer un agarre oponible”.

Reprime tu decepción por un momento. Los osos negros asiáticos (Ursus thibetanus) son una especie antigua que todavía se asemeja a sus antepasados prehistóricos. Es el oso más bípedo y un escalador eficiente debido a ese agarre oponible. Lo que Taylor y Shipton parecen haber encontrado son las huellas frontales de los osos negros asiáticos y estos osos bípedos ascienden en la lista de posibles explicaciones de Yeti.

Ursus_thibetanus_01-640x480¿Es este el final de la búsqueda del Abominable hombre de las nieves? Sin embargo, el activista social, ecologista, docente y cazador David C. Taylor dice que no.

“El profundo misterio en nuestro núcleo es que queremos estar conectados con el gran más allá. Y necesitamos símbolos para ayudarnos a entender la conexión. Es por eso que creemos en Dios o en los ángeles o en el Monstruo de Loch Ness. A lo largo de la historia de la humanidad, y en las culturas humanas, hemos desarrollado mensajeros del más allá. En definitiva, eso es lo que es el Yeti”.

La búsqueda de Yeti salvará a la humanidad. ¡Toma eso, Bigfoot!

http://mysteriousuniverse.org/2017/09/expert-claims-hes-found-the-source-of-yeti-footprints/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *