Las fotografías Rhodes (26)

El 9 de julio de 1947 el Arizona Republic publicó varias historias de platillos voladores. Comenzó con el caso de Roswell:

ArizonaRepublic-9-7-1947El “Disco” capturado de Nuevo México Falsa Prueba[1]

Enorme papalote es causa de rumor

FORT WORTH, Tex. 8 de julio 47. El general Brig.Roger B. Ramey comandante general de la Octava Fuerza Aérea del Ejército, dijo que el supuesto “disco volador” hallado en un rancho de Nuevo México había sido identificado como “restos de una caja de papel de aluminio y un globo de goma”.

Hablando por una estación de radio de Fort Worth para “desinflar” el tormento salvaje, que había iniciado el descubrimiento del dispositivo.

Ramey dijo que el objeto era “un dispositivo de observación del clima a gran altitud, un aparato normal en las operaciones del buró meteorológico”.

Añadió que aunque el papalote de caja originalmente llevaba un instrumento, no se encontró ninguno con los restos.

Se le pidió que comentara sobre los “discos voladores”. Ramey dijo que no sabía nada sobre ellos y que “nunca había visto uno”.

EL MUNDO ESTÁ EMOCIONADO (Por International News Service) Los estadounidenses perdieron la exclusividad de las luces misteriosas del “platillo volante” cuando las personas en la lejana Australia y Sudáfrica, así como en Dinamarca e Inglaterra, informaron haber visto objetos extraños.

La Casa Blanca también se involucró, en un tipo negativo de (ilegible). Se anunció oficialmente que el presidente Truman no ha visto ninguno de los platillos, no sabe nada de ellos, y no ha ordenado ninguna investigación de ellos.

Bromistas misteriosos continuaron confundiendo (ilegible) sacando nuevas versiones de platillos voladores que habían visto, inventado y controlaban.

Y se ofrecieron recompensas por la “captura” de una de las cosas.

LA CASA BLANCA pensó en la historia cuando un malabarista alerta de la costa oeste envió un telegrama al presidente Truman anunciando que se había tomado (ilegible) por el misterio.

El (ilegible) explicó que había estado preparando un nuevo acto con algunos y que estaban a la espera. Mientras se ofrecían nuevas explicaciones científicas, los agentes de prensa y el autodidacta humorista tuvieron un día de campo.

El promotor de las Carreras Aéreas Nacionales en Cleveland anunció que está tratando de subir hasta 12 platillos para volar en formación en el show.

Un piloto de la armada naval había oído que Milton Vevnold estaba planeando utilizar dos platillos como pateadores para el próximo vuelo alrededor del mundo.

Los oficiales de relaciones públicas de las fuerzas terrestres de aviación sonreían a los compañeros hostiles de la fuerza; y (ilegible) que tomaron un poco de mis hamburguesas de las fuerzas aéreas con ellos. Objetivo posterior.

Esa misma edición publicaba en portada unas ampliaciones recortadas de dos fotos del objeto fotografiado por William Rhodes, y una foto del mismo fotógrafo y su cámara.

Este es el texto de la leyenda que acompaña a las fotos:

ArizonaReplubic-9-7-1947”Qué-es” misterioso fotografiado sobre Phoenix

Este objeto volador fue fotografiado dos veces al atardecer el lunes mientras circulaba al Norte de Phoenix. William A. Rhodes, del 4333 North 14th Street, primero tomó la imagen a la izquierda mientras el objeto de vuelo lento se acercaba a él. Cuando se inclinó para hacer un giro cerrado, obtuvo la imagen de arriba, mostrando claramente la forma del objeto. En cuestión de segundos, dijo Rhodes, el “disco” se disparó hacia el Oeste a alta velocidad. Había hecho tres vueltas girando al Norte de la ciudad, después de acercarse desde el Oeste. Los expertos en identificación de aeronaves ayer no pondrían en peligro las opiniones sobre la naturaleza del objeto.

La historia principal decía:

“Platillo” veloz zumba a través del cielo local[2]

Por ROBERT C. HANIKA

La primera fotografía claramente registrada de lo que se cree es un misterioso “disco volador” que tiene 33 estados en Estados Unidos e incluso algunos países extranjeros en el borde con sus actividades peculiares, fue tomada por un fotógrafo aficionado de Phoenix.

Reproducido en el Arizona Republic hoy, las fotografías fueron hechas por William A. Rhodes, del 4333 North 14th Street, que estaba en camino a su taller en la parte trasera de su casa cuando escuchó el distintivo “whoosh” de lo que él creía era un avión P-80 Shooting Star propulsado por chorro.

Rhodes sacó una cámara del banco de su taller y cuando llegó a un pequeño montículo en la parte trasera de su casa, el objeto había rodeado una vez y estaba en círculos estrechos hacia el Sur a una altitud de aproximadamente 1,000 pies, dijo.

En el cielo encapotado, el objeto continuó su rápido vuelo de Norte a Sur y directamente al Este de su posición. Rhodes disparó al misil arrojado violentamente observando junto a su cámara de caja.

Rodando rápidamente su última pieza de película, Rhodes esperó el regreso de la nave que continuó en un movimiento en el sentido de las agujas del reloj sobre su casa y mientras desaparecía al Oeste, la segunda foto fue tomada.

Rhodes describió la desaparición del objeto como fenomenal ya que al parecer voló y se disparó hacia el éter. “No creo que fuera un P-80 ya que he observado a muchos de ellos aquí. Además, el hecho de que no hizo ningún otro sonido después del primer paso sobre la casa”, dijo Rhodes, “me hace creer que era algún otro tipo de avión. En sus tres vuelos sobre la casa, no hubo ningún sonido, incluso cuando se acercó al Sudoeste”, dijo.

Hombres experimentados en el reconocimiento de aeronaves estudiaron tanto las huellas como los negativos de las que fueron hechas y se negaron a hacer conjeturas sobre lo que podría ser el objeto volador.

El único acuerdo general parecía ser que “algo” ciertamente había estado volando sobre Phoenix. Las imágenes anteriores tomadas de los llamados “discos voladores” han sido tan pequeñas y distorsionadas que

(Continúa en la página 2, Col. 4)

WILLIAM A. RHODES

Disco Veloz es fotografiado

(Continúa de la página uno)

los objetos fotografiados eran arañazos en los negativos o (ilegible).

El primer disparo de Rhodes fue hecho cuando el objeto se acercó y mostró que era algo en forma de cigarro, pero con líneas de movimiento en la película que indicaba que estaba girando a alta velocidad, ya sea en el borde o en un giro plano.

La segunda, cuando el objeto “banqueaba” en un giro cerrado, mostró un objeto en forma de tacón de un zapato, con un pequeño agujero en el centro. La marca blanca también se mostró en la primera foto.

Rhodes dijo que había dos senderos de vapor arrastrándose desde los puntos o los bordes de la parte trasera del tacón.

Rhodes conduce un laboratorio de investigación en su casa y es ampliamente conocido como un operador de radio aficionado, fabricante de modelos de aviones y automóviles, y es un músico consumado. Recientemente completó su primera versión de un modelo de avión propulsado por jet.

Las autoridades revelaron que el único objeto que se parece al objeto con forma de “tacón” tomado por Rhodes, es el ala panqueque de la Marina, “el XV-173”, pero esa nave nunca ha sido informada fuera de Bridgeport, Connecticut, de acuerdo con los oficiales de la armada.

Rhodes tiene un artículo que apareció en el Model Air plane News del mes pasado, que describe su método más involucrado que una cuestión de control de radio de modelos de aeronaves.

(Ilegible), declarando que el que ha sido descrito por los entusiastas de modelos de aviación como el control por radio más simple de cualquiera hasta ahora producido.

El marcado interés que Rhodes tiene por todos los aviones ha llevado a la mayor parte de la jurisdicción que ya ha tomado. Señaló, también, que el comité de tierras públicas podría decir que otros observadores de los “discos voladores” creen que las fotografías son las primeras fotografías “auténticas” de los misiles, ya que Rhodes fácilmente puede identificar prácticamente cualquier avión.

saucers 2Fate Magazine, Número 1, página 21-22, publica una copia de la portada del Arizona Republic. También publica la historia de las investigaciones de Kenneth Arnold sobre el caso de Isla Maury. Arnold recuerda cómo el Teniente Frank Mercer Brown y el Capitán William Lee Davidson de “inteligencia militar” (aparentemente relacionados con la Cuarta Fuerza Aérea) llegaron a Tacoma – Arnold había solicitado una participación “oficial”. Inmediatamente, Arnold los criticó y les pidió que “se sincerasen” con él. ¿Qué sabían ellos realmente acerca de los discos voladores?

Él explica lo que sucedió a continuación:

TheArizonaRepublicEl Capitán Davidson me pidió que viniera y me sentara en la cama, donde sacó un lápiz y un trozo de papel y me hizo algunos dibujos. Me dijo: “Tenemos varias fotografías[3] en nuestro Departamento de Inteligencia que fueron tomadas por un hombre en su patio delantero en Phoenix, Arizona, que son auténticas. Son fotos y buenas fotos de esos platillos voladores o discos voladores. Te estoy dibujando aquí, Sr. Arnold, las fotografías que tenemos en nuestra posesión”.

Él me dibujó una imagen. Primero, de un objeto casi redondo que tenía un círculo oscuro en el centro del mismo e hizo esta observación: “Aparentemente parece, de acuerdo con el negativo, que este disco volador tenía un agujero en el centro del mismo, o podría ser un agujero en el centro del mismo[4].

Luego dibujó otra imagen. Este dibujo fue realmente un shock para mí. Dibujó una imagen de una media luna que tenía una especie de medio pico en el centro de la misma. Eran todas líneas redondeadas, fluidas, y esta imagen era de otro tipo de disco. Esta es la parte peculiar de esto y la razón por la que me sorprendió. El 24 de junio, cuando hice mi observación de los nueve discos voladores, el segundo desde la parte inferior se parecía exactamente a la imagen que dibujó. La razón por la que nunca lo mencioné o incluso lo señalé o no dije nada a nadie sobre esta forma peculiar de disco fue que pensé que el ángulo desde el que miraba era la razón por la cual el segundo desde abajo en esta formación se parecía al que dibujaron en su imagen, pero al revisar mi observación cuidadosamente, siento que si uno se hubiera parecido a esa imagen, todos habrían tenido el mismo aspecto que, por supuesto, no lo tenían. Tenían un ángulo convexo en la cola en lugar de un ángulo más o menos cóncavo de forma redondeada. El objeto peculiar que dibujaron es cuatro veces más ancho que largo y las puntas de sus alas son parecidas a murciélagos y su centro de fuselaje es exactamente la misma longitud que las puntas de las alas”.

Arnold menciona las dos imágenes tomadas el 7 de julio de 1947 por William Rhodes en Phoenix y, evidentemente, el boceto en forma de media luna dibujado por el Capitán Davidson tenía como objetivo representar la “nave” que Rhodes afirmó haber fotografiado, como presumiblemente era también el perfil circular con un “hoyo en el medio”.

imageArnold hizo unos dibujos de lo que recordó que había dibujado Davidson. Esos dibujos fueron publicados en FATE en la primavera de 1948.

En la mente de Arnold quedó establecido que los dibujos de Davidson representaban el “disco volador” fotografiado por William Rhodes el 9 de julio de 1947, y que ese “disco volador” y las fotografías, eran auténticos. Al parecer Arnold desconocía las fotos publicadas en el Arizona Republic y por lo tanto no sabía del “objeto en forma de tacón”. Pero esos dibujos parecían justificar su propio avistamiento. Además, en ese momento justamente estaba investigando las denuncias de un “disco volador” que supuestamente se había observado detenidamente y había vertido desechos materiales en la “Isla Maury”. Según el supuesto testigo, Harold A. Dahl, sus discos voladores observados, “tenían forma de dona, con un agujero en el centro”.

Lamentablemente, la “prueba de disco volador” de la Isla Maury evidentemente se debió a un engaño. El Teniente Brown y el Capitán Davidson murieron cuando su B-25 se estrelló en camino a la Isla Maury.

El artículo “The Mystery of the Flying Disks” de Ray Palmer, cita un informe del Chicago Sunday Times, fechado el 3 de agosto de 1947:

“Link ‘Sky Metal’ to Mystery Blast”

[…]

Si la caja de “de especímenes de lava fundida” de Maury Island a bordo del avión tuvo algo que ver con el accidente ha causado una considerable especulación.

Las autoridades en el campo (Hamilton) admitieron que el avión había hecho un vuelo al campo McChord, en las afueras de Tacoma.

También dijeron que el avión llevaba una “carga no clasificada” y la describieron como “cosas candentes”.

Cuando se le preguntó si la carga estaba relacionada con el asunto de la isla Maury, un portavoz en el campo dijo que la consulta estaba “muy cerca” de la situación.

En el artículo “The Mystery of the Flying Disks”, Palmer escribe:

“El 7 de julio, William H. Rhodes de Phoenix, Arizona, tomó dos fotografías de un disco volador circundando sobre la ciudad. Él envió estas fotografías a The Arizona Republic, un periódico de Phoenix, que las publicó en la página uno de la edición del 9 de julio. Estas fotografías no eran simples puntos en el negativo, sino que mostraban una forma definida”.

(…)

“La foto número uno también incluía un horizonte de árboles y un cable telefónico, lo que aumentaba su autenticidad”.

Lo que también es aparente (Ray Palmer amablemente incluye una copia del número completo de “Arizona Republic”) es que la primera foto de Rhodes seguramente debe ser aún más grande que la tira larga y relativamente “delgada” publicada.

Además, como la “cámara de caja” declarada por Rhodes no tenía un teleobjetivo, la “segunda” fotografía tal como se publicó seguramente era una ampliación de una imagen que muestra la proverbial imagen más grande.

Martin Shough, en Darklore 5, sostiene que la transformación de la memoria de Arnold de los objetos en “boomerang” puede haber tenido su origen en la reunión con los oficiales militares un mes después de su avistamiento:

El 31 de julio de 1947, oficiales del CIC del Ejército, Brown y Davidson, expusieron a Arnold a lo que llamaron un “ala voladora” fotografiada por William Rhodes en Phoenix, y le dijeron que la AAF la consideraba “genuina” [5]. Entonces, de repente, Arnold recordó un hecho que nunca había mencionado antes: que uno de sus objetos se parecía a eso. Su panfleto de 1950 The Flying Saucer As I Saw It y su libro de 1952 son notables por su renuencia a ser verbalmente explícitos sobre la forma, y ambos permiten que la imagen de un ala creciente de punta afilada sea la única que representa al menos uno y posiblemente, pero solo por implicación tácita en esta etapa, todos los objetos.

Arnold le dijo a la Fuerza Aérea del Ejército que había hablado con ex pilotos de AAF en tiempos de guerra que habían sido alertados sobre los diseños de aviones radiales que podrían encontrar en el teatro europeo, una aparente referencia al avión nazi experimental. Y Arnold fue bastante proactivo en perseguir el misterio de su avistamiento, lo que plantea la posibilidad de que Arnold podría haber tomado conciencia poco después del 24 de junio de los rumores de posibles diseños nazis recuperados. ¿Pudo haber aprendido o adivinado que estos diseños incluían alas voladoras de interés no solo para los ingenieros de los EE. UU., que esperaban construir sobre la promesa inicial del ala volante Northrop XB-35 sino también para los rusos?

La idea alimentaría su creencia de que vio aviones secretos o cohetes de AAF. Bien podría haber llegado a creer que esta era la única explicación razonable para la reticencia de la AAF a investigar.

Arnold escribió: “Eran en forma de medialuna, ovalados en el frente y convexos en la parte posterior. Estaba en una posición hermosa para mirarlos… parecían un gran disco plano”. La frase “gran disco plano” y un borde posterior “convexo” sugieren que Arnold puede haber significado “luna gibosa” en lugar de “medialuna”. Sin embargo, una confluencia descuidada de la frase “medialuna” con el término “luna creciente” puede apuntar a la explicación de dónde se originó la primera imagen creciente, tal vez con la ayuda del ambiguo símil “en forma de murciélago” de Arnold y el asunto de la foto de Rhodes…

31 de julio de 1947. El capitán Davidson dibuja el objeto Rhodes con forma de tacón para Arnold en Seattle, diciéndole que la AAF considera estas fotos como “genuinas”. De acuerdo con su propio testimonio posterior (The Coming of the Saucers, 1952), Arnold luego reconoce explícitamente, por primera vez, que realmente vio solo 8 objetos de la forma descrita anteriormente, y un noveno de forma “casi idéntica” al objeto Rhodes.

Otro detalle del informe sobre la entrevista del FBI a Kenneth Arnold, 19 de agosto de 1947. Arnold le dijo al agente que el teniente Brown le describió la foto de Rhodes como que mostraba “un objeto circular con un agujero en el medio” y “otro objeto que parecía un ala voladora”. Esta declaración indica un contexto para el dibujo de Arnold de la “medialuna” tal como se le proporcionó al agente en esta entrevista.

En 1998 Pierre Lagrange encontró entre los documentos de Palmer, el dibujo de una medialuna que Arnold trazó el 29 de julio de 1947. Palmer le había ofrecido a Arnold 2 centavos por palabra por su artículo y $ 5 por cada dibujo o fotografía que pudiera usarse para ilustrarlo (carta a Arnold, 26 de junio de 1947).

Arnold escribió que no había estado seguro acerca de este noveno objeto diferente hasta que lo motivó el dibujo del “tacón” de Rhodes realizado por el Capitán David Davidson, la noche del 31 de julio en Seattle.

Según el propio relato de Arnold, el 31 de julio le dijo a Brown y Davidson que había visto un objeto que dijo era “casi idéntico” a la forma de “tacón” de William Rhodes o al “Flying Flapjack” (el propio Rhodes comparó su objeto con el Flapjack[6]).

En agosto de 1948 la revista FATE de Palmer vuelve a publicar como The Truth About the Flying Saucers el relato inicial de Arnold (enviado a la AAF el 8 de julio de 1947 y ya ampliamente circulado) describiendo de nuevo solo los 9 discos idénticos, pero con una ilustración de portada que muestra un platillo color cobre con las características de las fotos de Rhodes: un segmento recto separado de un borde y un agujero o burbuja en el centro.

En 1952 Palmer & Arnold escriben conjuntamente The Coming of the Saucers. A Documentary Report on Sky Objects That Have Mystified the World[7], que contiene tanto la imagen del tipo Rhodes de 1948 de la revista FATE (en la portada) como la imagen de la medialuna del folleto de 1950 The Flying Saucer As I Saw It (en la sección de fotos). También describe aquí por primera vez un encuentro aéreo el 29 de julio de 1947, dos días antes de que Brown y Davidson le informaran sobre las fotos de Rhodes en Tacoma, con diez discos de color bronce que tenían una mancha en el medio, que pueden referirse a la ilustración de la portada del FATE de agosto de 1948.

En The Coming of the Saucers, el libro publicado en edición privada por Arnold y Palmer, leemos en la página 160:

“No todas las fotos pueden ser vistas como auténticas, pero cuando tal es el caso, así lo hemos indicado. Sin embargo, hay muchas que afirmamos positivamente que son auténticas. Dos, en particular, son aquellas que Brown y Davidson le dijeron a Kenneth Arnold en Tacoma, la noche de su muerte, que eran auténticas y que luego le fueron mostradas en Hamilton Field cuando sus archivos se abrieron para su inspección. Sin embargo, las fotos reproducidas en este libro son las originales obtenidas por el Sr. Rhodes en Phoenix, Arizona, días antes de que los equipos de Project Saucer llegaran a la escena. Podemos responder por el hecho de que no han sido retocadas”.

En la página 164 se reproducen las fotos (recortadas) con los siguientes pies de fotos:

image“La foto superior en la página 164 muestra el platillo histórico que causó la censura el 10 de julio de 1947, deteniendo su publicación en todos los diarios de la nación justo cuando el público exigía pruebas de platillos voladores. Fue tomada por William A. Rhodes, 4333 N. 14th St. Phoenix, Arizona. Iba camino a su taller en su patio trasero cuando escuchó un “zumbido” y, mientras cogía su cámara, se hizo una foto del objeto a 1,000 pies. Él usó una cámara de caja”.

“La foto en la parte inferior de la página 164 muestra la segunda película expuesta por Rhodes, cuando el disco dio un giro cerrado y regresó sobre su casa. Continuó con un movimiento en el sentido de las agujas del reloj sobre su casa, luego desapareció hacia el Oeste. Cuando desapareció, hizo un fenomenal aleteo y se dirigió hacia el éter a una velocidad increíble, una maniobra que ningún piloto viviente podría haber soportado. En su segundo pase sobre la casa, el objeto no emitió ningún sonido”.

En 1954, Harold Wilkins en Flying Saucers on the Attack afirma que Arnold describió un noveno objeto como “¡una extraña máquina como una medialuna con una cola en ella! O que parece un medio pico en el centro del disco”, añadiendo una cita de Arnold: “El objeto peculiar dibujado por el (teniente) Brown tenía una longitud de un cuarto de su ancho, y parecía como un murciélago en la punta de sus alas”.

Wilkins se equivoca en cuanto al autor del dibujo, fue Davidson y no Brown. La referencia a “alas de murciélago” al parecer se relaciona con la cita del periódico East Orgonian de junio de 1947 que los describía como “planos como un molde para pasteles y algo de forma de murciélago”.

the-flying-saucer-as-i-saw-it-002En su folleto de 1950 The Flying Saucer As I Saw It hay una sección de fotografías. La primera imagen, del grupo número 2, es una fotografía muy conocida de Emil Smith, Kenneth Arnold y Ralph Stevens. La segunda son impresiones dadas a Arnold por Hamilton AFB de las fotografías de William A. Rhodes del 7 de julio de 1947.

the-flying-saucer-as-i-saw-it-005En el grupo número 5 está la fotografía de Rhodes de la Fuerza Aérea. Este recorte de la foto fue publicado en el Top Secret Analysis of Flying Object Incidents in the US por un grupo combinado de Inteligencia de la Fuerza Aérea y la Armada del 10 de diciembre de 1948. Para la impresión de abril de 1949, el recorte de la foto se cambió para eliminar el poste de teléfono.

En junio de 1950 la revista True publicó un dossier dedicado a los platos voladores, entre los artículos podemos encontrar el primer especial dedicado a las fotografías de discos voladores: The Camera Sees Flying Saucers. Entre fotografías de lens flares y trucos fotográficos podemos encontrar la foto de William Rhodes. El pie de foto dice:

En Tucson, William Rhodes tomó una fotografía de un platillo que, ampliada sobremanera, revela una forma irregular y un centro pálido.

El Dr. James McDonald entrevistó a Rhodes en 1968 y expresó su preocupación en una carta al director en funciones del NICAP, Richard Hall, sobre la credibilidad de Rhodes. McDonald, sin embargo, explicó las circunstancias de las fotografías de Rhodes.

Alfred Loedding también entrevistó a Rhodes en 1948, llegando a ser impresionado por su historia. Y antes de eso, Brown y Davidson del equipo de Inteligencia del Ejército entrevistaron a Rhodes a finales de julio de 1947 al igual que el FBI algo más tarde. Brown y Davidson incluso hablaron confidencialmente con Kenneth Arnold y el capitán Smith sobre el caso del 31 de julio, mostrándoles la foto. Arnold respondió entonces, para su sorpresa, que la imagen en forma de tacón de Rhodes se parecía a uno de los nueve discos que vio. Arnold hizo hincapié en ese punto, ya que sólo uno de los “platillos”, que observó el 24 de junio, se veía claramente diferente – de hecho parecía tener forma de tacón. Hasta ese momento Arnold no había confiado ese detalle a nadie, porque ni siquiera lo había recordado hasta que escuchó la descripción de la observación de Rhodes por parte de Brown y Davidson.

La foto de Rhodes, fue impresa por The Arizona Republic el 9 de julio. Los negativos originales fueron enviados más tarde por Rhodes a los representantes de Inteligencia del Ejército y el FBI. Rhodes afirmó que nunca fue capaz de hacer que se los devolvieran. Irónicamente, a Arnold le dieron una copia de las fotos por un funcionario de Hamilton Field que más tarde la dio al ufólogo James McDonald.

Gracias al Proyecto Libro Azul sabemos que la foto Rhodes tomada en 1947, fue realizada por un fotógrafo y constructor de maquetas que conocía la portada del Mechanix Illustrated y que llegó a sugerir la intervención de los Flying Flapjacks en el misterio[8].


[1] Anonimo, Captured New Mexico “Disc” Proves Dud. Big Kite Is Cause Of Rumor, The Arizona Republic, July 9, 1947.

[2] Hanika C. Robert, Speedy “Saucer” Zips Through Local Sky, The Arizona Republic, July 9, 1947.

[3] En realidad eran sólo dos.

[4] Suena raro, pero así es como lo escribió Arnold.

[5] Arnold, K. & Ray Palmer, The Coming of the Saucers, Amherst Press, Wisconsin 1952, p.17

“Harrassed Saucer-Sighter Would Like to Escape Fuss”, Statesman, Boise, Idaho June 27, 1947

[6] En una entrevista con el agente especial Counter Intelligence Corps George Fugate, Jr. (29 de agosto de 1947) Rhodes describió el objeto que había visto y fotografiado, comparando la forma del avión con el experimental Flying Flapjack de la Marina pero notando la ausencia de propulsores o tren de aterrizaje.

[7] Arnold Kenneth and Palmer Raymond, The Coming of the Saucers, Privately Published by the Authors, Boise, Idaho and Amherst, Wisconsin, Copyright 1952 by Ray Palmer, Amherst, Wisconsin.

[8] Rollo microfilmado nº 1 del Proyecto Libro Azul, Archivos Nacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.